viernes, 19 de enero de 2018

Venezuela se suma al Año Jubilar por los 800 años de los Mercedarios


El cardenal Urosa presidirá una misa este sábado 20 de enero, a las 10:00 am, en la Iglesia de La Merced, para dar inicio al Año Jubilar en la Arquidiócesis de Caracas por el octavo siglo de los mercedarios en el mundo, informaron desde la Orden religiosa

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Caracas, 19 ENERO de 2018

Desde este 17 de enero de 2018 y hasta el 17 de enero de 2019, la Orden de la Bienaventurada Virgen María de la Merced que hace vida en la Vicaría de Venezuela, como en 22 países, inició el Año Jubilar con motivo de los 800 años de la fundación de esta congregación en Barcelona (España) en 1218, y cuyo principal apostolado es la pastoral penitenciaria, los temas vinculados a las cárceles y la redención de los cautivos.

Néstor Burgos, sacerdote mercedario de la provincia venezolana, informó que en Caracas la actividad central será en la Iglesia de la Merced (al lado del ministerio de educación), el sábado 20 de enero, a partir de las 10 de la mañana, con una misa que presidirá el cardenal Jorge Urosa Savino y en la que estarán presentes autoridades de la Orden, religiosos de otras congregaciones y parte del clero arquidiocesano.

Cruzar la Puerta Santa y Ganar indulgencias

Entre las actividades del jubileo estarán la apertura de la Puerta Santa y “la Indulgencia plenaria asociada” que se otorgará a los peregrinos que visiten los templos mercedarios y crucen las puertas establecidas con este fin y participen en las eucaristías.

Para ganar las indulgencias se debe cumplir con la asistencia devota a las celebraciones jubilares; llegar en forma de peregrinación a las iglesias y capillas de la Familia Mercedaria; cruzar la Puerta Santa; orar ante el Santísimo Sacramento, rezar el Padre Nuestro, el Símbolo de la Fe, la Oración Jubilar, las invocaciones de la Bienaventurada Virgen María de la Merced y de San Pedro Nolasco”, y pedir por el Santo Padre Francisco.

En Venezuela el Año Jubilar comenzó el pasado 17 de enero en Maracaibo, con la apertura de la Puerta Santa tanto en la parroquia Nuestra Señora de Fátima como en la parroquia San Ramón Nonato, según refirió el padre Burgos en un mensaje.

Un poco de historia de la Orden

Cuenta la historia de la Orden, que la Santísima Virgen se le apareció a San Pedro Nolasco, en 1218, recomendándole que fundara una comunidad religiosa que se dedicara a auxiliar a los cautivos que eran llevados a sitios lejanos. 

Fue así como nació en Barcelona (España) y se difunde por el resto del mundo.

Su misión inicial era la misericordia para con los cristianos cautivos en manos de los musulmanes ya que en ese momento existía un gran conflicto en España que se intentaba liberar del dominio islamita. Muchos de los miembros de la orden canjeaban sus vidas por la de presos y esclavos. San Pedro Nolasco fue apoyado por el rey Jaime el Conquistador y aconsejado por San Raimundo de Peñafort.

San Pedro Nolasco y sus frailes eran muy devotos de la Virgen María, por eso la tomaron como patrona y guía de su naciente congregación. 

“Su espiritualidad es fundamentada en Jesús el liberador de la humanidad y en la Santísima Virgen, la Madre liberadora e ideal de la persona libre”, citan en varios portales católicos. 

“Los mercedarios querían ser caballeros de la Virgen María al servicio de su obra redentora. Por eso la honran como Madre de la Merced o Virgen Redentora”.

En 1272, tras la muerte del fundador, los frailes toman oficialmente el nombre de La Orden de Santa María de la Merced, de la redención de los cautivos, pero son más conocidos como mercedarios. El Padre Antonio Quexal en 1406, siendo general de la Merced, dice: “María es fundamento y cabeza de nuestra orden”. 

La Orden se ha dedicado por siglos a ayudar a los prisioneros y ha tenido mártires y santos.

Los mercedarios llegaron a Venezuela con los inicios de la Evangelización en el continente americano. La primera misa que se celebró en Venezuela, la presidió un sacerdote mercedario, el Padre Antón Merino a la sombra de un cují el 23 de noviembre de 1527, en La Cruz de San Clemente, estado Falcón, recordó el padre Néstor Burgos. 

Patrona de los Presos. La Virgen de las Mercedes es la patrona de los presos y cada 24 de septiembre la celebran los penales del país. 

Inicialmente la Patrona de Caracas era la Virgen de la Merced pero bajo petición y propuesta del Cardenal Jorge Urosa Savino, el Vaticano autorizó que fuese la Virgen de Coromoto, convirtiéndose en la patrona de Caracas desde el año 2011. 

Presencia mundial. Según el portal de los mercedarios, la Orden de la Merced está estructurada en provincias, vicarías y delegaciones, con presencia en 4 continentes, 22 países y 152 comunidades, contando actualmente con 800 frailes.

En Europa están en dos provincias de España: Aragón y Castilla; y una en Italia: Provincia Romana. En América tienen seis provincias: Perú, Chile, Argentina, Ecuador, México y Brasil. Las vicarías están en Puerto Rico, Venezuela, Centroamérica, y Estados Unidos. Entretanto, las delegaciones están en Mozambique, Camerún, Angola, Bolivia, Colombia, Honduras, USA (Prov. México), India.









miércoles, 17 de enero de 2018

Padre Ramón Vinke: “Las Iglesias Históricas rezaremos por la Unidad de los Cristianos”


El Octavario de Oración está contemplado del 18 al 25 de enero. Es una actividad con más de 60 años a nivel mundial que busca fortalecer lazos de hermandad y ecumenismo entre las iglesias cristianas históricas

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Caracas, 17 ENERO de 2018

Nuevamente, y como se ha venido cumpliendo desde el año 1997, el Consejo de las Iglesias Históricas de Caracas, se reúne desde el 18 al 25 de enero, para celebrar el Octavario de Oración por la Unidad de los Cristianos, un encuentro que esta vez será reflexionado a la luz del poder de Dios, según la propuesta temática contenida en el libro del Éxodo.

El padre Ramón Vinke, director del Secretariado para el Ecumenismo de la Arquidiócesis de Caracas y secretario general del Consejo de Iglesias Históricas de esta ciudad, comentó que será una semana de intensas celebraciones, cultos y oficios religiosos.

"Se buscará fomentar y fortalecer diversos aspectos vinculados al movimiento ecuménico que se impulsa en el mundo desde hace más de seis décadas”, dijo.

En el Octavario de Oración por la Unidad participarán representantes de la Iglesia Apostólica de Armenia, Ortodoxa Antioqueña, Ortodoxa Griega, Ortodoxa Rumana, Anglicana Episcopal Venezolana, Evangélica-Luterana en Venezuela, la Iglesia Presbiteriana, y también la Iglesia Católica con sus ritos Latino, Maronita y Melquita.

“Siempre que llegamos a esta semana oramos por la unidad de los cristianos que es uno de los deseos de Cristo, cuando dijo: ‘Que todos Padre sean uno, como tú en mí y yo en ti. Que todos sean uno para que el mundo crea’. Por eso queremos invitar a la feligresía a estos eventos, en los que compartiremos durante los ocho días en iglesias diferentes”.

El tema será el poder de Dios

Destacó que el lema para este año está fundamentado en el libro del Éxodo y se refiere al poder de Dios. “Fue tu diestra quien lo hizo, Señor, resplandeciente de poder”, dice la cita en el capítulo 16, versículo 6 del Éxodo.

“El tema tiene una gran importancia para unidad de los cristianos ya que ésta no dependerá solamente de nosotros sino del Señor que nos irá marcando el camino con el poder de su brazo. Dios nos irá dando todo lo necesario para que en un momento la unidad se pueda hacer realidad”, reflexionó en torno al tema.

Por otra parte, habló del entusiasmo que se genera en todas las iglesias históricas cuando llega esta fecha. “Esta actividad cuenta con una muy buena participación de los fieles de las diferentes iglesias, y este año no será la excepción a pesar  la situación país. De manera que nuestra intención es motivar a la gente a participar e estos eventos y aunque no se participe, será una buena ocasión para que del 18 al 25 de enero, oremos por la unidad de los cristianos”, indicó Vinke.

Comienza en la Iglesia Ortodoxa de El Paraíso

El padre Ramón Vinke relató que el Octavario inicia el jueves 18 de enero, a partir de las seis de la tarde, en la Iglesia Ortodoxa Antioquena San Antonio Abad, en El Paraíso, muy cerca de la parroquia “San Alfonso María Ligorio”, un templo que es conocido como La Guacamaya. 

Posteriormente, el viernes 19 estarán en la Iglesia Presbiteriana Príncipe de Paz, en la avenida Alma Máter de Los Chaguaramos. Y el 20 de enero, será en el Seminario Santa Rosa de Lima en El Hatillo… Y así, sucesivamente”.

La dinámica del Octavario implica que en cada Iglesia se realizará una ceremonia religiosa de acuerdo con las características que la rigen. Cada día tiene sus lecturas bíblicas específicas y temas de reflexión. 

Por ejemplo: el primer día del Octavario de Oración, la lectura bíblica se fundamentará en el libro del Levítico con el tema: “Amarás al extranjero porque vosotros fuisteis extranjeros en Egipto”.

Octavario de Oración por la Unidad de los Cristianos

Fue tu diestra quien lo hizo, Señor, resplandeciente de poder (Ex 15, 6)

Caracas, 18 al 25 de enero de 2018
Bajo los auspicios del Consejo de Iglesias Históricas de Caracas

PROGRAMA:

Jueves, 18 de enero Iglesia Ortodoxa Antioquena San Antonio Abad. 6:00 p.m. Av. E, Qta. San Antonio Abad, Sector El Pinar, Urb. El Paraíso. Tel. 0212-461.16.67.

Viernes, 19 de enero Iglesia Presbiteriana Príncipe de Paz. 6:00 p.m. Av. Alma Mater, Nº 2713, Urb. Los Chaguaramos. Tel. 0212-693.10.16.

Sábado, 20 de enero Seminario Santa Rosa de Lima (Casa Seminario San José). 6:00 p.m. Prolongación Calle El Progreso (detrás del Supermercado La Muralla), El Hatillo. Tel. 0212-963.17.71 / 0212-963.17.97.

Domingo, 21 de enero Iglesia Ortodoxa Griega La Asunción. 5:00 p.m. Av. Valencia Parpacén (antigua Av. Los Mangos). Urb. La Florida. Tel. 0212-730.47.65 / 0212-730.63.75.

Lunes, 22 de enero Catedral Católica Melquita San Jorge. 6:00 p.m. Av. 3, Urb. Montalbán 2. Tel. 0212-443.30.19.

Martes, 23 de enero Iglesia Apostólica Armenia San Gregorio El Iluminador. 6:00 p.m. Av. Valencia Parpacén (antigua Av. Los Mangos). Urb. La Florida. Tel. 0212-730.08.40 / 0212-731.08.43.

Miércoles, 24 de enero Iglesia Evangélica-Luterana La Resurrección. 6:00 p.m. Prolongación 4ª Av. de Altamira c/3ª Transv. Urb, La Castellana. Tel. 0212-417.77.76.

Jueves, 25 de enero Centro Diocesano de la Iglesia Anglicana Episcopal Venezolana. 6:00 p.m. Av. Caroní, Nº 100 (esquina con Calle Motatán). Urb. Colinas de Bello Monte. Tel. 0212-753.07.23 / 0212-753.17.94.




martes, 16 de enero de 2018

Cardenal Urosa: “Los venezolanos no podemos comprar ni un kilo de leche”



¿Cómo es posible que kilo de leche cueste 900 mil bolívares?”, se preguntó el Arzobispo de Caracas, al concluir la misa por los emigrantes y la jornada mundial de la paz, convocada por el Papa Francisco

 
Ramón Antonio Pérez | Ene 16, 2018

“El problema de la falta de alimentos es terrible en Venezuela. ¿Cómo es posible que un kilo de leche –algo tan esencial para los primeros días y años de vida de los niños- esté costando 900 mil bolívares? Un precio inalcanzable para la mayoría de los venezolanos. Eso tiene que resolverlo el gobierno nacional. Por eso es urgente que se tomen las medidas necesarias para que podamos vivir tranquilos aquí en nuestra tierra”.

De esta manera se expresó el cardenal Jorge Urosa Savino al concluir la misa que presidió este domingo 14 de enero, en la Catedral Metropolitana de Caracas, en el marco de la Jornada Mundial de la Paz convocada por el Papa Francisco a la que asistió parte el cuerpo diplomático acreditado en el país.

El Cardenal Urosa estuvo acompañado del Nuncio Apostólico de Su Santidad en Venezuela, monseñor Aldo Giordano quien ofreció la homilía. 

También asistieron monseñor José Trinidad Fernández, secretario general de la Conferencia Episcopal Venezolana y obispo auxiliar de Caracas, monseñor Enrique José Parravano marino, obispo auxiliar de Caracas y quien a la fecha celebró 25 años de ordenación sacerdotal.

Los asistentes rezaron por la paz del mundo, pero también lo hicieron por la crisis social y política por la que atraviesa Venezuela. “Elevamos nuestras oraciones por los venezolanos que se han visto obligados a salir del país debido a las condiciones y dificultades de todo tipo que hay actualmente en Venezuela”, dijo Urosa. Ojalá que podamos encontrar soluciones a los problemas que tenemos”, acotó.

Elecciones presidenciales no viciadas

Respecto a las conversaciones sostenidas este fin de semana en Santo Domingo (República Dominicana) entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición, Urosa sostuvo que “deben resolver los asuntos que atañen directamente a los venezolanos”, aunque “evidentemente un acuerdo político no se logra de la noche a la mañana”.

“Hago un llamado al gobierno para que tenga en cuenta las necesidades que hay con respecto a la emergencia social, el problema del hambre, de la falta de medicamentos”.

Urosa pidió que se resuelva “la inhabilitación de los partidos”; además “del problema de los presos políticos”. También exigió cumplir con las elecciones presidenciales previstas este año, “en condiciones razonables y no con procesos viciados”.

Los saqueos no resuelven nada

En relación con los saqueos que se han producido en los últimos días en Venezuela, el cardenal Urosa propuso a los líderes políticos y sociales, a los medios de comunicación y al gobierno, que se haga un llamado para revertir estas acciones. 

“Los saqueos traen hambre, desabastecimiento y más problemas. Eso no es ninguna solución”, expresó.

Una vez más, Urosa Savino insistió al Gobierno: “Que el control de los saqueos no se haga con armas mortales, con armas de fuego (…) para que no hayan muertos”.  


Solidaridad con los náufragos. Inspirado en el mensaje de solidaridad al que llama la última exhortación de la Conferencia Episcopal Venezolana, motivó a “ayudar a los más necesitados, dando un plato de comida o las medicinas que se puedan tener a mano, porque todos tenemos que ser solidarios en estos momentos tan trágicos que vive el pueblo venezolano”.

Envió un mensaje de aliento a los familiares de los venezolanos que fallecieron como consecuencia de un naufragio en las costas de Curazao, buscando una mejor calidad de vida. “Yo deploro esas muertes y me parece que es algo terrible porque, precisamente, el país no ofrece soluciones, y casos como este es lo que el gobierno tiene que resolver”.

Describió los hechos como “un grito de dolor que se eleva al Gobierno nacional para que resuelva los problemas que llevaron a estas personas a buscar otros horizontes. Pedimos a Dios por el alma de quienes fallecieron y queremos darle el consuelo y el pésame a sus familiares que en estos momentos están desconsolados”, concluyó.

No es una carga, es mi hermano

Por su parte, monseñor Aldo Giordano recordó que con esta jornada mundial por la paz, el Santo Padre quiere ser voz de los más de 200 millones de migrantes en el mundo, de los cuales precisó,  22 millones y medio son refugiados.

“Son hombres y mujeres; niños y ancianos, -que dice el Papa-, buscan un lugar donde vivir en paz. Para encontrar este lugar muchos de ellos están dispuestos a arriesgar sus vidas a través de un viaje que en la mayoría de los casos es largo y peligroso”, dijo.

Elevó durante su intervención el retrato de un niño de 10 años con su hermano pequeño en sus hombros quien murió en el bombardeo atómico de Nagasaki en 1945.

Explicó que el Papa quiso reproducir la foto en una tarjeta acompañada del comentario: “El fruto de la guerra”, a la cual anexó su firma. “Es una foto simbólica de la locura y la tragedia de la guerra y la violencia”. El nuncio entregó una tarjeta a los embajadores.


Al concluir la ceremonia, cada uno de los embajadores se fue acercando para presentar sus saludos al cardenal Urosa Savino, al Nuncio Apostólico y al resto de autoridades de la Iglesia presentes en la Catedral de Caracas. Igual lo hizo la feligresía regocijada de compartir con sus pastores.









sábado, 13 de enero de 2018

Conferencia Episcopal Venezolana: “Venezuela necesita un cambio de rumbo”


Para respetar la voluntad del pueblo de cara a las elecciones presidenciales, los obispos exigen la reestructuración del CNE y la presencia de observadores internacionales
Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Foto: @CEVmedios
Caracas, 13 ENERO 2018
La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) dio a conocer este 12 de enero, la exhortación pastoral denominada: “Dios consolará a su pueblo”, surgida de la centésima novena asamblea, cuya lectura fue hecha por el cardenal Baltazar Enrique Porras Cardozo, arzobispo de Mérida; Ulises Antonio Gutiérrez Reyes, arzobispo de Ciudad Guayana; y Fernando José Castro Aguayo, obispo de Margarita.
Aunque abordaron varios temas propios de la crisis que se vive en el país, el llamado de la CEV se puede resumir en una sola frase contenida en la exhortación: Venezuela necesita un cambio de rumbo”.
Los prelados argumentan que el “Ejecutivo ha fracasado en su tarea de garantizar el bienestar de la población: ni los servicios públicos, ni la industria petrolera, ni los cuerpos de seguridad, ni la sanidad pública, ni otros organismos han sabido responder a las necesidades de la gente”.
Consideran que las elecciones son el medio democrático para resolver en paz el conflicto nacional pero con la reestructuración del Consejo Nacional Electoral y la supervisión de organismos internacionales para los comicios presidenciales de este año.
Mencionaron la grave crisis económica y social, y exigieron nuevamente la creación de un canal humanitario. “El Ejecutivo ha fracasado en su tarea de garantizar el bienestar de la población”, y no tenido la capacidad “para dar alimento al pueblo son insuficientes y tienden a crear mendicidad y dependencia”, sostiene la CEV.
A continuación, el mensaje íntegro de la Conferencia Episcopal Venezolana:
 EXHORTACIÓN DE LOS OBISPOS VENEZOLANOS EN OCASIÓN DE CELEBRAR SU CIX ASAMBLEA ORDINARIA PLENARIA

"Dios consolará a su pueblo" (Isaías 49, 13)

INTRODUCCIÓN

1. Al comenzar el nuevo año, nosotros, los Obispos de Venezuela, reunidos en la CIX Asamblea Ordinaria enviamos a todos los venezolanos, dentro y fuera del país, un fraterno y caluroso saludo. Con la elección de una nueva Junta Directiva iniciamos un nuevo trienio de trabajo. Como pastores, en continuo acompañamiento a nuestro pueblo, experimentamos las graves y tristes situaciones que dibujan un panorama negativo y desolador. Nos hacemos eco de las palabras del Santo Padre Francisco ante el Cuerpo Diplomático acreditado en la Santa Sede el pasado 8 de enero: "Pienso especialmente en la querida Venezuela, que está atravesando una crisis política y humanitaria, cada vez más dramática y sin precedentes...". Creemos profundamente que Dios no abandona a su pueblo.

II. REALIDAD DE TRAGEDIA Y SUFRIMIENTO

2. Las políticas del gobierno han llevado a los ciudadanos a una gran dependencia de los organismos del Estado. Esto ha generado una contracción de la libre iniciativa, del emprendimiento, de la capacidad de las personas y las empresas para crear empleo y del estímulo para una mejor formación profesional. Las medidas que el gobierno implementa para dar alimento al pueblo son insuficientes y tienden a crear mendicidad y mayor dependencia. Por otra parte, las políticas sociales y económicas están infectadas del morbo de la corrupción. Además, el férreo y prolongado control de divisas es un freno injusto al desarrollo de la empresa privada. Estas políticas han dado como resultado aumento de la pobreza, desempleo, carencia de bienes básicos, descontento y desesperanza general.

3. El éxodo de millones de venezolanos que buscan nuevos horizontes nos duele profundamente, así como las fórmulas desesperadas para huir del país. Cabe mencionar aquí el drama reciente del naufragio de una embarcación con un número importante de venezolanos que concluyó con la trágica muerte de un grupo significativo de ellos. Presagio, Dios no lo permita, del inicio, en nuestro entorno, de la múltiple y dolorosa experiencia de nuestros vecinos, en particular, cubanos y haitianos. Como ya hemos advertido los Obispos: "La raíz de los problemas (del país) está en la implantación de un proyecto político totalitario, empobrecedor, rentista y centralizado que el gobierno se empeña en mantener" (CEV, "El Señor ama el que busca la justicia", 12-07-2016).

4. La Asamblea Nacional Constituyente es inconstitucional e ilegítima en su origen y en su desempeño. En vez de limitarse a redactar una nueva Constitución pretende erigirse en un supra poder con funciones ejecutivas y judiciales. El gobierno, con la "Ley contra el Odio y la Intolerancia", nacida de la misma Asamblea, criminaliza toda manifestación en su contra y propicia la multiplicación y difusión de toda clase de rumores y especulaciones, cuyo efecto es consolidar un control absoluto de actividades y provocar el miedo y la autocensura.

5. Con la suspensión del referéndum revocatorio y la creación de la Asamblea Nacional Constituyente, el Gobierno usurpó al pueblo su poder originario. Los resultados los está padeciendo el mismo pueblo que ve empeorar día tras día su situación. No habrá una verdadera solución de los problemas del país hasta tanto el pueblo no recupere totalmente el ejercicio de su poder.

6. Las dificultades de entendimiento cada vez más graves entre el gobierno y la oposición política, a falta de un punto de apoyo común que se respete en la realidad, como debería ser la Constitución vigente, exigen al pueblo que asuma su vocación de ser sujeto social con sus capacidades de realizar iniciativas como, por ejemplo, que la sociedad civil lleve adelante una consulta para señalar el rumbo que quiere dar a la nación como prevé nuestra Carta Magna (Cfr. Art. 71). Si se negara este derecho o se entorpecieran las iniciativas para concretarlo, sólo quedarían dos posibilidades: pérdida definitiva de la libertad, con todas sus consecuencias, o acciones de resistencia y rebeldía contra el poder usurpador. Es el pueblo organizado quien tiene la última palabra. En unión con la mayoría de los venezolanos anhelamos que la dirigencia política y la sociedad civil presenten un proyecto de país creíble y realizable.

7. El Consejo Nacional Electoral tiene que ser reestructurado para que cumpla con la imparcialidad que le pide la Constitución vigente. Solo así actuará con transparencia y equidad en sus funciones y garantizará el respeto a las decisiones del pueblo. Ante las próximas elecciones debe contarse con la presencia y supervisión de Observadores por parte de reconocidos Organismos Internacionales.

8. Ante la dramática situación que afecta a todos, especialmente a los más pobres, hay dos actitudes: la conformista y resignada, de quienes quieren vivir de las dádivas, regalos y asistencialismo populista del gobierno y otra, la de quienes, conscientes de la gravedad de los problemas, buscan instaurar unas condiciones de verdad, justicia e inclusión, aún a riesgo del rechazo y la persecución. La actitud de resignación es paralizante y en nada contribuye al mejoramiento de la situación. Lo positivo y lo eficaz es el compromiso, la esperanza y la solidaridad. ¡Despierta y reacciona, es el momento!, lema de la segunda visita de san Juan Pablo II a Venezuela (1996), resuena en esta hora aciaga de la vida nacional. Despertar y reaccionar es percatarse de que el poder del pueblo supera cualquier otro poder.

III. CAMINOS PARA LA RECUPERACIÓN

9. Este momento requiere de una gran dosis de esperanza junto a acciones concretas que contribuyan a mejorar las condiciones de vida, a dignificar a las personas, y a fortalecer a las familias y comunidades a las que pertenecemos.

10. La emergencia económica y social hace indispensable que el Gobierno permita un Canal Humanitario. La desnutrición ha sido verificada científicamente, las muertes por inanición conmueven, las protestas por el hambre cunden en todo el país. Las diócesis, parroquias, Caritas y otras instituciones y ONGs están haciendo lo posible, para ayudar con alimento y medicinas a quienes los necesiten. Por sensibilidad humana abogan por el derecho de los más necesitados. Además, por nuestra condición de cristianos, el amor de Cristo nos urge a socorrer al prójimo (cf. 2 Co 5,14). Promovamos y mantengamos en nuestras parroquias, comunidades, centros de pastoral y colegios las iniciativas de solidaridad que están dando respuesta inmediata y fraterna a necesidades concretas. En esta dirección se desarrollará la próxima Campaña Compartir durante la Cuaresma.

11. Venezuela necesita un cambio de rumbo. El Ejecutivo ha fracasado en su tarea de garantizar el bienestar de la población: ni los servicios públicos, ni la industria petrolera, ni los cuerpos de seguridad, ni la sanidad pública, ni otros organismos han sabido responder a las necesidades de la gente. Las elecciones son el medio democrático para lograr ese cambio de rumbo. Exigimos la publicación de un cronograma electoral. El Papa Francisco, en el citado discurso al Cuerpo Diplomático, añadió: "La Santa Sede, mientras exhorta a responder sin demora a las necesidades primarias de la población, desea que se creen las condiciones para que las elecciones previstas para el año en curso logren dar inicio a la solución de los conflictos existentes, y se pueda mirar al futuro con renovada serenidad".

12. La libertad es un derecho humano inalienable, no negociable, y una exigencia de la democracia. Manifestamos nuestra solidaridad con los centenares de presos políticos, exiliados y detenidos por cualquier causa, muchos en situaciones infrahumanas, enfermos, privados de visitas familiares, a los cuales se les niega el derecho a un debido proceso. Deben gozar de libertad plena. Los organismos del Estado tienen que investigar las denuncias sobre las torturas y castigar a los responsables según las leyes.

13. El diálogo y la negociación entre Gobierno y representantes de la Oposición, en principio, son inobjetables y necesarios. Sin embargo, deben darse en condiciones distintas de las que hasta ahora se han establecido. Es indispensable un reconocimiento y respeto institucional. Toda negociación ha de fundamentarse en la integridad de los negociadores, en objetivos claros y en una agenda preestablecida y conocida, para que pueda gozar de la confianza y credibilidad de la población.

IV. CONCLUSIÓN

14. La Virgen María acompaña nuestro sufrimiento. Ella peregrina con nosotros en esta hora de nuestra historia. En el rostro indígena de nuestra Madre de Coromoto vemos reflejado el sufrimiento, los trabajos y los anhelos de nuestro pueblo. En el Niño que ella nos entrega descubrimos la cercanía de Dios y su infinito amor, que nos garantiza el destino glorioso del pueblo en libertad, justicia y paz.

Con nuestra afectuosa bendición,
Los Arzobispos y Obispos de Venezuela,


viernes, 12 de enero de 2018

Obispos denuncian: El hambre causó el naufragio de 30 venezolanos en Curazao


Las autoridades de Curazao rescataron a 16 sobrevivientes de una embarcación que naufragó con treinta venezolanos que huían de la crisis humanitaria

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Fotos: @CEVmedios / Redes Sociales
Caracas, 12 ENERO 2018

“El éxodo de millones de venezolanos que buscan nuevos horizontes nos duele profundamente, así como las fórmulas desesperadas para huir del país. Cabe mencionar aquí el drama reciente del naufragio de una embarcación con un número importante de venezolanos que concluyó con la trágica muerte de un grupo significativo de ellos”.

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) refirió el hecho en la exhortación pastoral denominada: “Dios consolará a su pueblo”, surgida luego de la centésima novena asamblea plenaria ordinaria, cuyo contenido se dio a conocer que este 12 de enero.

Se trata del trágico accidente en el que perdieron la vida cinco personas, que iban a bordo de una lancha que partió el martes en la noche desde la población de San José de la Costa (estado Falcón), y naufragó el miércoles luego de chocar contra unas rocas cerca de la entrada de una laguna, en la región Koraal Tabak, al norte de Curazao.

Para los prelados este hecho es un augurio del futuro que les pudiera tocar vivir a los venezolanos de continuar con “la implantación de un proyecto político totalitario, empobrecedor, rentista y centralizado” que el Gobierno  de Nicolás Maduro “se empeña en mantener”, según la exhortación.

“Presagio, Dios no lo permita, del inicio, en nuestro entorno, de la múltiple y dolorosa experiencia de nuestros vecinos, en particular, cubanos y haitianos”, dijeron.

“Esto es consecuencia del hambre”

Por su parte, monseñor Mariano José Parra, arzobispo de Coro, catalogó este hecho como consecuencia de la crisis y del hambre que se está pasando en Venezuela. 

“Da dolor que la desesperación por falta de alimentos y medicinas esté haciendo que la gente se lance en frágiles embarcaciones hacia el mar, desafiando inimaginables peligros y hasta exponiéndose a perder la vida como ha ocurrido en las costas de Curazao”.

Denunció que con el cierre de comunicaciones decretado por el Gobierno de Venezuela con Aruba, Bonaire y Curazao, “el problema de la falta de alimentos se agrava todavía más en Falcón, porque muchos de los alimentos nos llegaban de esas islas”.

Sostiene que a esa dificultad “se agrega que lo poquito que hay para comer está muy caro y, en consecuencia, se hace imposible que la gente pobre lo pueda comprar”. 

5 fallecidos y 16 sobrevivientes 
La identificación de algunas de las víctimas se logró gracias a algunas fotografías que circularon en las redes sociales.
***********
A pesar de que la denuncia del accidente se conoció el miércoles, no ha sido sino hasta este viernes 12 de enero cuando Protección Civil Venezuela ha podido verificar parte de los hechos, al tener información procedente de las autoridades de Curazao, quienes reportaron el rescate de al menos 16 personas que lograron sobrevivir al naufragio.

“Tenemos 11 personas que ya los familiares nos confirmaron que están resguardados" tras el naufragio del miércoles, dijo Gregorio Montaño, director regional de Protección Civil”, aunque sin precisar el lugar donde se encuentran los sobrevivientes.

Añadió que las autoridades de Curazao mantienen detenidos a otros cinco sobrevivientes, de los cuales dos permanecen internados en un centro de salud debido a las lesiones que sufrieron en medio del hundimiento de la embarcación de motor.

Los obispos en coherencia con las posturas asumidas a lo largo del gobierno socialista, sostienen en la exhortación que Venezuela necesita un cambio de rumbo, porque el “Ejecutivo ha fracasado en su tarea de garantizar el bienestar de la población”.






VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.