viernes, 24 de febrero de 2017

Venezuela: ¿Quién dijo que en carnaval y en la playa no se habla de Dios?





El servicio juvenil de la Renovación Carismática Católica de Venezuela, por décimo año consecutivo, realizará la “Misión Evangelizadora Jesús”, consistente en un conjunto de actividades misioneras esta vez en las playas de Ocumare de la Costa, en el estado Aragua, del 24 al 28 de febrero, es decir durante la temporada de carnavales.

Angélica “Yusma” Azuaje, responsable del servicio juvenil de la RCC en la diócesis de Maracay (Aragua) y coordinadora de las actividades, habló con Aleteia y explicó que este tipo de evangelización se realiza en Venezuela desde el año 2007.

“La Misión Jesús se ha realizado en las playas de Carenero (estado Miranda); en la Isla de Margarita, donde hasta hicimos un Flashmob en un centro comercial; y en el Litoral Central del estado Vargas, entre otras regiones de Venezuela que, por la extensión de sus costas marinas son visitadas por muchos temporadistas en carnavales”, añadió.

La idea surgió en Brasil


Comentó que el proyecto nació en un encuentro latinoamericano donde se les presentó la idea a los líderes de la RCC de Venezuela. “Nos dijeron que por contar Venezuela con muchas playas podíamos repetir las experiencias que realizan en Brasil”, añadió.

El objetivo es llevar la Buena Noticia de Jesús, dar la bienvenida y entregar un mensaje de amor y paz a los temporadistas. “Una sonrisa, una palabra de aliento, un gestos de hermandad y consuelo nadie la desprecia”, dijo la joven carismática venezolana.

Durante la Misión Jesús 2017, más de trescientos jóvenes de todo el país recorrerán las playas de Cata y El Playón del estado Aragua; además visitarán caseríos, centros médicos, hogares y centros comerciales cercanos a Ocumare de la Costa y Cumboto.

Llevaremos un mensaje de evangelización persona a persona, casa por casa, pero también los jóvenes misioneros visitarán y rezarán junto a los enfermos”, detalló.

Las actividades de los carismáticos estarán vinculadas a las “nuevas expresiones” que se usan en la iglesia latinoamericana como “la música, las danzas, pantomimas, el teatro, la recreación a los niños, bailoterapias y enseñanzas cortas a orillas de la playa”.

En las evangelizaciones anteriores “se han generado testimonios de personas que se han sentido sanadas y liberadas, acercándose más al amor de Dios”, indicó Azuaje.

Con apoyo del Episcopado

Por su parte, María José Rojas, directora nacional de la pastoral juvenil de la Conferencia Episcopal, dijo que desde este organismo apoyarán “la evangelización playera”, considerándola “una experiencia gratificante en estos espacios turísticos”.

Desde el año 2016 se ha venido dando un acercamiento más profundo entre la Renovación Carismática y la Pastoral Juvenil de Venezuela en el proyecto de la Misión Evangelizadora Jesús. “Queremos realizar un trabajo en comunión y de acercamiento porque, incluso, la RCC forma parte de la red juvenil de la iglesia en el país”, dijo.

“Son lazos que queremos se sigan fortaleciendo desde la CEV no solo con los jóvenes de la RCC sino con todos los movimientos juveniles del país, y por eso motivamos a involucrarnos de manera conjunta en actividades como la Misión Jesús 2017”.

Rumbo a la JMJ convocada por Francisco


Comentó que todas estas actividades sirven de motivación a la Jornada Mundial de la Juventud convocada por el papa Francisco en Panamá 2019, aunque la pastoral juvenil organiza sus propias jornadas locales, diocesanas y nacionales.

“Uno de nuestros retos es el Encuentro Nacional de Jóvenes, ENAJÓ, que será en agosto de 2018 en la provincia eclesiástica de Cumaná que agrupa las diócesis de Cumaná, Barcelona, Margarita, Ciudad Guayana y la arquidiócesis de Ciudad Bolívar”.


¡Noticias de la Diócesis de Apure! Pastoral Juvenil celebró IV Asamblea Diocesana



La Diócesis de San Fernando de Apure continúa realizando sus actividades pastorales con impulso de su nuevo Obispo, monseñor Alfredo Enrique Torres Rondón en casi todas las actividades

Ramón Antonio Pérez //@GuardianCatolic

Padre Ender R. Moissant Ugarte // Infodiócesis


San Fernando de Apure. - Los días del 17 al 19 de febrero de 2017 y con una participación de 65 Jóvenes provenientes de las 5 zonas pastorales, tuvo lugar la 4ta. Asamblea Diocesana de Pastoral Juvenil en las instalaciones del Colegio San Fernando, este año con el lema “fulano de tal”.

En un clima de alegría y fraternidad, los presentas acompañados por algunos de sus asesores, reflexionaron en torno a las instancias de Comunión del Pueblo de Dios para la Misión, se profundizó en los contenidos del Plan Nacional de Pastoral Juvenil 2017 -2020 y del Plan Operativo de Pastoral Juvenil en la Diócesis, además de aspectos como la evangelización nuevas expresiones y a través de las redes sociales, teniendo presente además momentos de oración y recogimiento.


Para Inés María Polanco Maldonado, coordinadora diocesana de Pastoral Juvenil, esta IV Asamblea “viene a dar continuidad al trabajo que venimos realizando, para impulsarlo con nuevo entusiasmo, nuevas estrategias e iluminados por el Plan Nacional y la palabra del Obispo Diocesano que estuvo presente en muchos momentos”.

En efecto, monseñor Alfredo Enrique Torres Rondón, presidió la Eucaristía de Inicio y de Clausura, dirigió un tema de reflexión, el momento de Adoración Eucarística y confesó algunos de los jóvenes durante el Acto Penitencial. Explicó además que esta Asamblea Diocesana vino preparada por las Asambleas zonales de Pastoral Juvenil, encuentros de animación y la vivencia en cada Parroquia y colegio AVEC de la Jornada Nacional de la Juventud.

El Obispo de Apure manifestó su alegría catalogando la Pastoral Juvenil, como “una acción muy importante en la vida de la Iglesia, a la que debemos darle todo el apoyo”. Agradeció al Pbro. Freddy García por su acompañamiento como asesor Diocesano, “a todos los que ha colaborado en el devenir histórico de la Pastoral Juvenil y específicamente los que colaboraron en la realización de esta 4ta. Asamblea Diocesana”.

Jornada de formación laico - sacerdotal sobre procesos de nulidad matrimonial

El sábado 18 de febrero se realizó en el centro teresiano de Biruaca, el encuentro de formación para sacerdotes y laicos, organizado piel departamento de formación diocesano junto con la vicaría judicial de la diócesis.


El evento que contó con un importante número de participantes, giró en torno al tema de los procesos judiciales ordinario y breve, a la luz de la carta apostólica con motu proprio Mitis Iudex Dominum Iesus del Papa Francisco, disertación que estuvo a cargo del Pbro. Álvaro Meneses, Vicario Judicial, y los impedimentos dirimentes del matrimonio y el tema del Matrimonio rato no consumado, dirigido por el Pbro. Gaspar Carrero, Canciller de la Diócesis.

 El Obispo Diocesano, monseñor Alfredo Torres, indicó que “la finalidad de este encuentro es organizar el servicio pastoral jurídico en cada una de las parroquias, tan necesario para el inicio de los procesos”, al mismo tiempo que animó a los Sacerdotes y agentes de Pastoral a “asumir este servicio con caridad y misericordia”.

AVEC Apure realiza IV Encuentro Pedagógico Pastoral

El viernes 17 de febrero se realizó en el Centro Teresiano el IV encuentro formativo pedagógico y espiritual para los docentes de los colegios AVEC, seccional Apure.

El encuentro se inició con la Eucaristía presidida por monseñor Alfredo Enrique Torres, Obispo de San Fernando de Apure, donde invitó a todos los participantes a “ser sembradores del evangelio y ser testigos de la fe como educadores en medio de los niños y jóvenes”.


Posterior a la entrega de reconocimientos a los docentes que han cumplido 5, 10, 15, 20, 25 y 30 años de servicio en colegios AVEC, se desarrolló el primer tema de reflexión titulado “la respuesta de la pastoral educativa ante la realidad y desafíos de la familia hoy, a la luz de la exhortación apostólica Amoris Laetitia del Papa Francisco”, presentado por el padre Álvaro Meneses, Vicario Judicial y Director de la Pastoral Educativa de la diócesis.

Acto seguido se reflexionó sobre el Proyecto Educativo Pastoral AVEC 2016 – 2021, presentado por la Hna. Molly Castillo, primera vicepresidenta Nacional de AVEC, y Ana Repole.


Finalmente, la Dra. Zuleima Amaro, presidenta de la seccional AVEC Apure, agradeció a todos los participantes por su colaboración y apoyo, dando paso a la elección de la nueva directiva de la seccional Apure con la que concluyó el encuentro.





jueves, 23 de febrero de 2017

Arzobispado de Caracas organiza el evento: “Desafíos a la Familia Hoy”



La actividad de la Iglesia de Caracas en favor de la familia será el 17 de marzo, de 8 de la mañana a la 1 de la tarde la Escuela Técnica “Don Bosco”,  de Boleíta

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic

Caracas, 23 de febrero de 2017.-Dados los grandes desafíos que a la familia presenta hoy la ideología de género a nivel mundial y en Venezuela, el Arzobispado de Caracas está organizando un gran encuentro de información y organización”, dice una invitación firmada por el cardenal Jorge Urosa Savino y distribuida en esta fecha.

La jornada estudiará la Ideología de Género (la corriente LGBTI), su naturaleza y su alcance, su actuación y logros en Venezuela. “Sobre todo veremos cuál deba ser nuestra respuesta pastoral a favor de la familia cristiana”, añade el arzobispo de Caracas.

El evento está dirigido especialmente a todos los presbíteros, diáconos y a los religiosos y religiosas que viven y trabajan pastoralmente en la Arquidiócesis de Caracas, “especialmente en el campo de la educación”. 

Pero “también invitaremos a los directores y coordinadores de pastoral de las Escuelas católicas de Caracas”, dice la misiva; además, estarán presentes las directivas del Consejo Nacional de Laicos de Venezuela y del Consejo Arquidiocesano de Laicos.

Ponentes en “Desafíos de la familia hoy”

La periodista María Denisse de Capriles, directora de Ciudadanos por la familia, será una de las ponentes.

Se conoció que entre los ponentes se contará con el doctor Néstor Luis Álvarez, abogado y profesor de la Universidad Metropolitana; así como las periodistas Mercedes Malavé y María Denisse de Capriles, de la asociación Ciudadanos por la Familia, “muy activas en este campo”.

Además, según la invitación: “Contaremos con la participación de S.E. Mons. Fernando Castro, presidente de la Comisión de Familia de la Conferencia Episcopal Venezolana”. 

El arzobispado de Caracas recordó que “Un evento parecido fue realizado con gran éxito para los sacerdotes de la Diócesis de San Cristóbal hace unos tres meses”.

El programa detallado del evento será comunicado próximamente; no obstante, agradecen “confirmar” la participación de los interesados a través del correo electrónico: despachoarzobispado@gmail.com”.

La invitación finaliza con los cordiales saludos y bendiciones del cardenal Jorge Urosa Savino.


Concejal Fernando Albán: “El cambio se inicia en las aulas”


El periodista Ramón Antonio Pérez recibió el Premio Buen Ciudadano 2017, de manos del concejal Fernando Albán; aquí, el comunicador está acompañado de su hijo Alvaro José, su esposa Edith Jiménez y la diputada a la Asamblea Nacional Dinorah Figuera.
En el marco de la presentación de su Memoria y Cuenta como concejal del Municipio Bolivariano Libertador, entregó el Premio Buen Ciudadano reconociendo el trabajo de comunidades religiosas y personalidades en favor de la concordia y convivencia 

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Con Nota de Prensa

Caracas, 23 de febrero de 2017.- El presidente de la comisión de Culto, Fomento e Impulso del Buen Vivir del municipio Bolivariano Libertador, Fernando Albán, aseguró este jueves que seguirá apostando por la formación de los docentes, “porque ellos son los constructores de país, porque el cambio se inicia en las aulas de clase”.

Durante la presentación ante los caraqueños, de los resultados de su memoria y cuenta correspondiente al año 2016, acto celebrado en las instalaciones del Colegio de Ingenieros de Venezuela, el concejal Albán parafraseó a Su Santidad Papa Francisco al referirse a los educadores como “los artesanos del alma”.

La actividad se cumplió en el auditorio del Colegio de Ingenieros de Venezuela, en el que se dieron cita diversas personalidades del mundo académico, profesional y vecinal para escuchar al dirigente de Primero Justicia que dio a conocer no solo lo que ha sido su gestión sino también sus puntos de vista de la realidad nacional.

“Nosotros creemos en la educación como arma de liberación. Más del 60% de la formación de nuestros hijos está en manos de los educadores. Hoy estamos viviendo en una sociedad en la cual los valores y principios fundamentales no son importantes”, señaló el edil de Caracas, al citar algunas cifras y casos que, confesó, lo han impactado.

“Vivimos en un país donde el centro de la organización no es Dios ni el hombre ni los valores, sino el miedo y la necesidad", aseguró Albán. 

"En un país así, la educación tiende a convertirse en algo elitista, nominalista e individualista, prácticamente en un sálvese quien pueda. Ustedes (educadores), han estado allí para evitar que lo que acabo de decir se convierta en una realidad”.

De acuerdo con cifras que maneja el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) la tasa de muertes violentas durante 2016 fue de 91.8 por cada 100 mil habitantes, pero lo más desgarrador es que casi 10 mil fallecidos por la misma causa eran menores de 21 años.

“Nos impacta el hecho de que la inseguridad le arrebató la vida a más de 9 mil adolescentes en 2016 y el gobierno no haga algo al respecto; nos impacta que el propio gobierno anuncie que desarticuló una banda delictiva que utilizada a 11 niños menores de edad en Caracas para delinquir; nos impacta saber que 7 niños han muerto en Caracas esperando una intervención en el hospital Cardiológico Infantil; nos impacta saber que una adolescente, estudiante, con cuatro meses de embarazo, haya fallecido como resultado de los golpes propinados por tres compañeras de clases”, refirió el abogado de profesión.

Albán agregó que lo más preocupante es que el gobierno se niega rotundamente a cambiar el modelo económico que ha llevado al país a situaciones nunca antes vistas y que se traducen en una pobreza extrema que arropa a más del 50% de la población.

“En todos mis años jamás había escuchado casos de personas fallecidas por consumir yuca amarga y desde el año pasado hasta la fecha, más de 60 venezolanos han perdido la vida por comer ese tubérculo. El hambre y la necesidad es tal que obliga a la gente a comer cualquier cosa, ignorante de si le producirá algún daño”.

Presentando la Memoria y cuenta

Durante la presentación de su memoria y cuenta, Albán estuvo acompañado de los diputados a la Asamblea Nacional, Tomás Guanipa y Dinorah Figuera, así como de la concejal metropolitana, Alicia Figueroa y el también concejal de Caracas, Jesús Armas.

La actividad fue propicia para otorgar el Premio del Buen Ciudadano a más de 120 docentes municipales que han asistido a por lo menos nueve talleres de cultura de paz y defensa de los DDHH del programa “El Concejo va a la Escuela“, que adelanta la comisión que preside.

Durante 2016 se realizaron 695 actividades de distinta índole, que beneficiaron a más de 5 mil 700 caraqueños. “Este año nos enfocamos en acompañar a las comunidades y a fomentar la actualización profesional de los maestros del municipio dentro del programa El Concejo va a la Escuela, porque creemos en la formación de los jóvenes para un futuro mejor”.

Premio Buen Ciudadano

Padre Raúlñ Herrea, de la Parroquia Universitaria de la UCV en Caracas..


También resaltó la importancia de las comunidades religiosas y el trabajo diario que hacen a favor de la concordia y convivencia de todos los venezolanos. 

“En este duro momento de nuestra historia, su sabia guía sin duda alguna, ha sido una píldora de fe y esperanza entregada a su feligresía y a los vecinos de sus comunidades”.


Entre los premiados estuvo el periodista Ramón Antonio Pérez que le ha sido reconocido su trabajo como periodista católico recogiendo el día a día de las actividades religiosas en Caracas y otros lugares de Venezuela. También fueron dignos de este premio:






Diócesis de Puerto Cabello impulsa Cáritas Parroquiales



Con motivo de la Campaña Compartir 2017, Cáritas de Venezuela donó a la Diócesis de Puerto Cabello una olla para los alimentos, así como varios medicamentos para crear el Banco de Medicinas

Sandra Marulanda // Diócesis Puerto Cabello
23 FEBRERO 2017

Caritas de Venezuela realizó la Segunda Jornada de Formación de Caritas Parroquiales en la Diócesis de Puerto Cabello, durante los días 17 y 18 de febrero, en los espacios del salón parroquial de “Nuestra Señora de Coromoto” en la urbanización Rancho Grande.

La información fue dada a conocer por la directora ejecutiva de Caritas Puerto Cabello, Nallibir Rivero, quien destacó que el objetivo principal de esta jornada fue dar a conocer bases y herramientas necesarias a los encargados para crear Caritas Parroquiales.

“Queremos dar una mano al necesitado, reactivando el trabajo social de la Iglesia Católica, la idea es que cada  comunidad sea capaz de salir adelante, dar respuesta en las diferentes situaciones sociales o emergencias naturales que se presenten en el Municipio”.

El coordinador en el área de formación en Doctrina Social de la Iglesia, Sergio Salvador, fue el facilitador enviado por Caritas Venezuela para dictar el “Taller de fortalecimiento para las Caritas Parroquiales”.

Destacó la buena participación de los representantes de 17 parroquias de 19 invitadas. “Queremos desde Caritas reimpulsar la Caridad, porque siempre la Iglesia se ha distinguido por el amor y servicio hacia los pobres, sin politizar la situación real del país, tratando de cambiar la estructura de pensamiento de los más vulnerados, llevándoles el mensaje de amor de Jesús, reivindicando así el modelo de Iglesia Samaritana”.

Campaña Compartir 2017 y Otros Proyectos



Durante la actividad se dio a conocer la Campaña Compartir que este año tiene como centro las “Ollas Comunitarias, aún queda mucho por hacer”, programa que se desarrolla en todo el país. Caritas Venezuela donó una Olla y varios medicamentos a la Diócesis.

En Puerto Cabello este proyecto de la “Olla Comunitaria ya se está realizando en los sectores más necesitados”, informó Rivero, quien además anunció que este año tendrá más fuerza, como segundo proyecto está la creación del “Banco de medicamentos”, para ayudar a quienes no tienen como comprarlo o no lo consiguen, que se inaugurará el próximo sábado 4 de marzo, en el Centro de Atención Integral “Mons. Ramón Linares” de Caritas en la parroquia “San Esteban Mártir”.

Como tercer proyecto se realizará “la potabilización de las aguas” a través de los filtros artesanales donde una familia abastecerá a diez personas. “Esperamos y confiamos en Dios que mediante la formación que recibimos de Caritas Venezuela que es la que está patrocinando estos proyectos los podamos aplicar en totalmente en nuestra Diócesis”, enfatizó la Directora de Caritas Puerto Cabello.





miércoles, 22 de febrero de 2017

Carismáticos de Caracas recordaron inicios de esta “corriente de gracia”




#JubileoDeOro - La RCC de Caracas desarrolló en sus zonas y grupos de oración diversas actividades para celebrar sus cincuenta años de inicio en el mundo entero

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic

Caracas, 22 de febrero de 2017.- El comité arquidiocesano de la Renovación Carismática Católica de Caracas, no se quedó atrás en la celebración del “Jubileo de Oro” de esta “corriente de gracia que el pasado 19 de febrero recordó sus inicios a nivel mundial, y convocaron a una misa en la iglesia parroquial “Nuestra Señora de Altagracia” de esta ciudad, la cual fue presidida por el padre Aly Villegas en compañía del también sacerdote Gerardo Tardif.


La celebración contó con la nutrida concurrencia de carismáticos procedentes de varios grupos de oración. Adicional a esto se conoció que en las distintas zonas de Caracas en las que están organizados los carismáticos se realizaron asambleas de oración, retiros y encuentros locales para recordar esos inicios de la RCC.

Respecto a la celebración de la Iglesia Altagracia, según los testimonios de los presentes, “se derramó con fuerza y poder del Espíritu Santo”. Luego se cantó el cumpleaños feliz en recuerdo del acontecimiento que marcó el inicio de la Renovación Carismática Católica y que ese 19 de febrero arribó a  medio siglo.

Estuvieron en el ECODISER de Yaracal









Por su parte, Marcos Oropeza, responsable del servicio de medios de comunicación de la RCC Caracas, informó que del 10 al 12 de febrero, los integrante del Comité Arquidiocesano, participaron en el ECODISER - Encuentro Nacional de responsables de Áreas de Servicio de la RCC Venezuela que se realiza en la parroquia "Jesús Obrero" de Yaracal, estado Falcón, donde se afinaron algunos trabajos para este año.

Realizarán "Misión Jesús 2017" en Playas de Ocumare

También se conoció que el servicio juvenil de la RCC de Venezuela, por décimo año consecutivo, realizará la “Misión Evangelizadora Jesús”, consistente en un conjunto de actividades misioneras esta vez en las playas de Ocumare de la Costa, en el estado Aragua, del 24 al 28 de febrero, durante la temporada de carnavales.

La Arquidiócesis de Caracas estará presente con un estimado de 50 jóvenes que evangelizaran en las playas de Ocumare y Cata, visitarán las casas de los caseríos aledaños y llevarán palabras de aliento a las personas enfermas.  

Resaltó Oropeza que estos encuentros y celebraciones se realizan en el marco del Jubileo de Oro de la RCC, recordando así el retiro de unos veinte estudiantes universitarios en febrero de 1967. El crecimiento de la Renovación ha sido muy importante para la Iglesia atrayendo muchas personas a la Iglesia. Actualmente la Renovación Carismática cuenta con más de 100 millones de personas en el mundo.


¿Qué es la Renovación Carismática Católica?

De 20 estudiantes a 100 millones de personas en 50 años


Un retiro estudiantil en febrero de 1967 daría fruto en la Iglesia de forma insospechada.
En la oración carismática se ora con todo el cuerpo, se alzan las manos, se arrodilla uno, se llora, se emociona…
Hace 50 años, el fin de semana del 17 al 19 de febrero de 1967, una veintena de estudiantes católicos norteamericanos, en la Universidad de Duquesne, se fueron de convivencia a la casa de retiros El Arca y la Paloma, cerca de Pittsburgh (EEUU). Allí rezaron para pedir el bautismo en el Espíritu, una acción potente del Espíritu Santo que transformase sus vidas.
Al principio, no pareció pasar gran cosa. Hicieron un descanso, empezaron a preparar una fiesta de cumpleaños… pero poco después se encontraron con que cada uno por su cuenta acudía a la capilla y allí no podían dejar de rezar. Muchos alababan a Dios en voz alta, con entusiasmo. Otros sentían un gozo que les llevaba a bailar. Otros lloraban de alegría. Algunos cayeron como fulminados ante el Sagrario de la capilla, en un sentimiento de adoración abrumador.
Cuando volvieron a su campus universitario de Duquesne, se lo contaron a sus compañeros de habitación, de alojamiento, sus amigos, parientes, hermanos, novias y novios.

  Comida final del retiro, el 19 de febrero del 67; la mayoría habían vivido una experiencia transformadora de Dios; varios de ellos, 50 años después, siguen explicándola
Aunque la universidad era católica, nadie del clero local lo apoyó de ninguna manera, el desinterés era completo. Fueron los jóvenes y algunos profesores quienes lo contagiaron de campus en campus, de ciudad en ciudad. Cada semana necesitaban juntarse y rezar, en voz alta y con mucha música.
A través de gente activa en Cursillos de Cristiandad y en otras redes católicas se extendió por Estados Unidos y por el mundo. Les llamaban “pentecostales católicos” o “católicos carismáticos”. Así nació la Renovación Carismática Católica.
Grupos espontáneos, sin planificación
En 1969 se celebró un encuentro con 500 representantes de grupos católicos de oración carismática, que nacían espontáneamente, como setas, sin planificación ni organización centralizada. En 1970 había 200 grupos en EEUU; en 1972 se contaban 12.000 carismáticos católicos en el país. En 1973 se hablaba de 1.200 grupos y 200.000 carismáticos. La chispa saltó de EEUU a Francia, a América Latina. De México y Colombia, a través de un matrimonio misionero laico llegó a Barcelona en 1973, y enseguida a Madrid, donde había un grupo “contagiado” por americanos de la base de Torrejón de Ardoz.
Contar carismáticos es difícil
¿Cuántos católicos carismáticos hay actualmente? Imposible contarlos pero es la corriente espiritual más grande dentro de la Iglesia. Se calcula que hay entre 100 y 130 millones de católicos que se definirían como carismáticos o que se han nutrido espiritualmente en grupos carismáticos. Solo en Brasil hay censados (vagamente) más de 20.000 grupos de oración con unos 13 millones de carismáticos implicados. Hay que tener en cuenta que el resto de movimientos grandes en la iglesia tienes solo algunos cientos de miles de integrantes, y solo un par cuentan con algo más de un millón de personas.

  Este gráfico es un cálculo a la baja basado en datos del año 2000, que distingue entre los asistentes regulares, que acuden a su grupo cada semana, y las otras personas  que acuden solo a encuentros de vez en cuando 

La Renovación Carismática Católica está extendida, sobre todo, en Estados Unidos, Sudamérica, Caribe, India y África. En Europa cuenta con una presencia importante en Francia y en Italia, y en años recientes se va extendiendo por países de Europa Oriental.
Muchos sacerdotes y obispos la acogieron con frialdad, desinterés o incluso hostilidad, sobre todo en Europa. Para la jerarquía más interesada en los temas sociales, los carismáticos eran demasiado místicos, desencarnados o conservadores. Pero para la jerarquía más conservadora, los carismáticos, con su música, sus maneras exhuberantes y desinhibidas y “todo ese alboroto”, eran demasiado desordenados e impredecibles.
Uno de esos jerarcas hostiles era un tal Jorge Bergoglio. Lo explicó así en 2015 en el III retiro mundial de sacerdotes.
“Cuando yo comencé a conocer el movimiento carismático, esta corriente de gracia, era curita joven. Y me daba mucha rabia, mucha rabia… me parecía que todos tenían algo mal en la cabeza. Y una vez en un sermón, hablando del Espíritu Santo, dije que hoy día algunos cristianos convierten el Espíritu Santo en una escola do samba. Pasaron los años y me di cuenta cuán equivocado estaba: una gracia, ¡una gracia!”.
Una presencia consolidada


Después de 50 años, la Renovación ha generado una multitud de conversiones, una multitud de vocaciones y sus comunidades y sacerdotes ya han contado con numerosos obispos, sobre todo en América del Norte y del Sur. La Renovación cuenta con un despacho en Roma para coordinarse con el Papa y la curia, llamado ICCRS (Servicios Internacionales de Renovación Carismática Católica, www.iccrs.org), pero “manda poco” y millones de carismáticos no saben ni que existe.
Normalmente, el carismático de a pie, en España, Colombia o Nigeria, lo que conoce es su grupo de oración carismático (al que va con otras 5, 20, 50 o 100 personas), su parroquia y algún servicio más en el que colabora en la Iglesia. Cada país suele tener una coordinadora nacional de grupos carismáticos. A veces, hay dos, como es el caso de España o Italia, debido a conflictos internos, pero no a una pelea por posesiones materiales porque no suele haber tales posesiones: apenas hay locales, ni estructuras. En los grupos más grandes, suelen crearse pequeños grupos “de crecimiento” o “maduración”, de 5 o 6 personas, que a menudo quedan en casas. Pero no siempre es así.
En España y otros países suele darse una estructura peculiar: cada grupo elige 3 o más servidores o responsables, quienes a su vez votarán a los coordinadores diocesanos, que votan coordinadores regionales, que votan la Coordinadora nacional. Casi siempre son laicos y ejercen su cargo uno o dos mandatos, no más. Cada pocos años hay elecciones. Pocas realidades eclesiales hay más democráticas.
Las comunidades: más compromiso y normativa
Hay ocasiones en que se organizan comunidades de espiritualidad carismática más o menos autónomas: algún obispo aprueba sus estatutos, empiezan a cobrar diezmos o donativos, asumen funciones a largo plazo, crean servicios y ministerios y fomentan más las vocaciones consagradas. Estas comunidades sí tienen recursos, edificios y estructuras.
Esta fórmula ha funcionado especialmente en Francia, con grandes comunidades con miles de miembros como Emmanuel, Verbo de Vida o Camino Nuevo, y también en Brasil, con Cançao Nova o Shalom. En Inglaterra, comunidades como Sion Community, Open Doors o Cor et Lumen Christi aportan estabilidad, veteranía y liderazgo. La más grande, con más de un millón de miembros, es la comunidad Shalom de Filipinas. En cualquier sitio con inmigrantes llegados de la India están los grupos de jóvenes de Jesus Youth (incluyendo los países del Golfo Pérsico).
En España esta fórmula de comunidades casi no se da o son muy pequeñas. Quizá la más grande es Fe y Vida, la impulsora de los Encuentros ENE de Nueva Evangelización.
Doble militancia: ser carismático… y varias cosas más
La Renovación permite, e incluso fomenta, la “doble y triple” militancia. Es muy común ser carismático y, a la vez, pertenecer a una orden religiosa. En España, durante un tiempo, los pocos sacerdotes carismáticos solían ser o jesuitas o dominicos. En Colombia son famosos los religiosos eudistas, que sirven en los ministerios carismáticos de Minuto de Dios. En Canadá los jóvenes de espiritualidad carismática que quieren ser sacerdotes suelen apuntarse a Companions of the Cross (www.companionscross.org), una sociedad de vida apostólica que ya cuenta con 40 sacerdotes, 20 seminaristas y dos obispos en un país muy descristianizado. La experiencia de los religiosos carismáticos es que se refuerza su carisma propio: las clarisas se hacen más clarisas, los capuchinos, más capuchinos.


Espacios de espiritualidad carismática

Los carismáticos extienden su espiritualidad en 4 ambientes:
– Con el grupo semanal: abierto a todo el mundo, incluso a no cristianos; en él se reza, se canta, se alaba, se agradece a Dios su bondad, se le piden cosas;  los hermanos rezan unos por otros; se comenta algo de la Biblia, se da alguna charla corta. Dura entre una y dos horas.
 Con los retiros: los hay de dos o tres días, de una semana entera. Pueden tratar temas concretos (sanación, liberación, vocación, liderazgo, alabanza, biblia, formación, etc…) o ir dirigidos a colectivos: niños, adolescentes, jóvenes, familias, músicos, profesionales, sanitarios, religiosos…
– Con encuentros de oración “especial”: misas de sanación o de liberación, oraciones para pedir curaciones, milagros, oraciones de rechazo del mal, de sanación física o espiritual o emocional… También pueden ser “especiales” los encuentros de adoración y alabanza, con música de alabanza, a veces con el Santísimo expuesto.
– Con los seminarios de vida en el Espíritu, también llamados “Siete Semanas”: inspirados en parte en los cursillos de Cristiandad, pero con contenidos kerigmáticos (anuncio de la Salvación y conversión) y del Espíritu Santo. Se anuncian e imparten en las parroquias, e incluyen una “oración de efusión del Espíritu”, que con frecuencia es la llave a la conversión de muchas personas o a un crecimiento en la fe.
El Papa Francisco, en ese encuentro de 2015, exhortó: “Les pido a todos y cada uno que, como parte de la corriente de gracia de la Renovación Carismática, organicen seminarios de vida en el Espíritu en sus parroquias, seminarios, escuelas, en los barrios, para compartir el bautismo en el Espíritu. En la catequesis para que se produzca, por obra del Espíritu Santo, el encuentro personal con Jesús que nos cambia la vida”.
El Papa Francisco habla a sacerdotes acerca de la época en que la estaba en contra de la Renovación pensando que “tenían algo mal en la cabeza”.


La efusión del Espíritu

En el protestantismo de estilo pentecostal, además de doctrinas comunes protestantes como “Sola Scriptura” y “Sola Fide”, hay muchos grupos que propugnan que sólo tiene el Espíritu Santo quien “ora en lenguas”. Para la doctrina católica (y eso incluye a los católicos carismáticos) esto es inadmisible: tiene el Espíritu Santo todo aquel que haya sido válidamente bautizado en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.
Otra cosa distinta, dicen los carismáticos católicos, es que los dones del Espíritu estén adormecidos por falta de fe, ansia y práctica, y necesiten un “derramamiento o efusión” para manifestarse. Por eso, cuando los protestantes hablan de “bautizo en el Espíritu” los católicos prefieren decir “efusión del Espíritu”.
La oración en lenguas
La oración en lenguas rara vez es xenoglosia (hablar milagrosamente lenguas extranjeras que no se han aprendido) sino que casi siempre se trata de oración de glosolalia: emitir sonidos articulados, bien pronunciados, con fervor, reverencia, voluntad de oración, que San Pablo llama “orar en lenguas” o “gemidos inefables”. Se consideran un don de Dios, no algo forzado o provocado.
En algunos países, como en la India, la Renovación fomenta que la oración en lenguas sea, sobre todo, cantada. Sirve para hacer oración verbal no intelectual, no es imprescindible tener el don para ser carismático católico y no expresa mayor santidad o espiritualidad, pero quienes rezan en lenguas declaran que les ayuda mucho en su vida de oración y les da mayor libertad y cercanía a Dios.
Muchos consideran la oración en lenguas la puerta a otros carismas: la palabra de conocimiento (saber cosas útiles reveladas por el Espíritu Santo), el don de consejo, la profecía (que no es hablar del futuro sino exhortar y edificar con palabras o imágenes que inspira el Espíritu)… Siempre se insiste en que es Dios quien actúa a través de los hermanos, y que estos dones se ejercen, sobre todo, en el contexto del grupo que ora, para beneficio de la comunidad y edificación de la Iglesia.

Lloros y emotividad

En cuanto a la emotividad, lloros, temblores y otras manifestaciones, los carismáticos católicos tienen la experiencia (ya de medio siglo) de que esas cosas forman parte del ser humano y de que Dios también actúa sobre la emotividad de los hombres. Cuando un cristiano dice que Jesús es su Señor, lo reconoce también como Señor de su emotividad, igual que lo es de su su intelecto, su espiritualidad o su vida familiar, económica, laboral y solidaria. Además, las lágrimas suelen verse como signos externos de transformación interna, y forman parte del proceso de sanación, o conversión.
Otro fenómeno que se da a veces es el llamado “descanso en el Espíritu”: el mismo cuerpo parece entregarse en contemplación o adoración y cae (al suelo, si nadie lo recoge). Es una experiencia relativamente común, que quienes la experimentan constatan que les aporta paz, cercanía a Dios y docilidad al Espíritu Santo. A menudo también se constata que tras un descanso en el Espíritu desaparecen problemas emocionales, o espirituales, heridas, obsesiones o incluso enfermedades físicas. En algunos grupos o países es más frecuente que en otros.
Por otra parte, las emociones no son iguales en un ambiente carismático del África negra que en un grupo de oración carismática en Noruega. La expresividad y emotividad es distinta. Los grupos españoles, llenos de hermanos llegados de Hispanoamérica, suelen encontrar un punto medio que acomode las distintas sensibilidades con libertad. A los más expresivos se les pide un poco de contención, y a todos se les pide empatía y respeto por los sentimientos y los procesos de los hermanos. Hay que tener en cuenta que en el mismo grupo alaban y rezan juntos personas recién llegadas a la fe y cristianos maduros de muchos años.
La conexión protestante

Los estudiantes de Duquesne hace 50 años habían estudiado algo la experiencia de los protestantes pentecostales y de los carismáticos baptistas, metodistas o episcopalianos, y habían leído sus libros-testimonio clásicos “La Cruz y el puñal y “Hablan otras lenguas“.
Una protestante carismática acudió a su retiro a contar su experiencia del Espíritu, y oró con ellos. Desde el principio, los carismáticos, en EEUU y en el resto del mundo, sintieron un llamado a trabajar con la unidad de los cristianos y a confiar en que el Espíritu Santo encontraría las vías para suscitar esa unidad.
En 2006 se celebró el centenario del nacimiento del pentecostalismo, que empezó en una destartalada iglesia de la calle Azusa de Los Ángeles en 1906. Junto con docenas de congregaciones pentecostales y carismáticas católicas, estaba Charles Whitehead, veterano líder de la Renovación Carismática Católica, y miembro del gabinete organizador del evento.
El predicador pobre y negro… bautizado católico

El hombre que encendió la llama en 1906 (avivada por el Espíritu) fue el pastor negro William Joseph Seymour, un predicador pobre, tuerto, hijo de esclavos. De bebé en Lousiana fue bautizado católico, detalle importante que las crónicas protestantes no siempre reseñan. Fue educado como baptista, se afilió al movimiento de holiness (santidad) del que surgirían muchos pentecostales, y en 1905 acababa de descubrir la doctrina del “bautismo en el Espíritu Santo” en un curso bíblico del pastor metodista Charles Parham.
Seymour predicó en Los Ángeles la necesidad de ser santo, como muchos otros. Pero añadía la necesidad de recibir el poder de Dios para evangelizar y hacer milagros, el “bautismo en el Espíritu Santo”, distinto e independiente del bautizo en agua. Este poder se obtendría entregándose a Dios, pidiendo ser bautizado en el Espíritu; a menudo, se obtendría si otros hermanos rezan imponiendo las manos sobre quien lo pidiese.
Los feligreses de Seymour en Los Ángeles recibieron a partir de abril de 1906 el don de orar y hablar en lenguas; muchos pensaban que hablaban lenguas extranjeras por gracia divina, para poder ir a evangelizar a países lejanos, y se publicaron  testimonios de extranjeros (judíos, indios) que oían a pentecostales negros o blancos hablar en sus idiomas en aquel deteriorado edificio vacante en el número 321 de la Calle Azusa. Hombres fornidos de todas las razas caían al suelo llorando, abrazándose, rezaban unos por otros, se pedían perdón mutuamente y a Dios. Unos rezaban en lenguas, otros anunciaban mensajes divinos, profecías. El fervor sincero y las conversiones auténticas se mezclaban a veces con timadores o aprovechados.
Durante años, alguien que experimentaba el “bautismo en el Espíritu” y necesitaba orar en lenguas, bailar, alabar a voz en grito, profetizar, etc… difícilmente tenía cabida en las denominaciones protestantes tradicionales (baptistas, metodistas, presbiterianos, anglicanos). Las cosas cambiaron hacia 1960. Se calcula que había entonces unos 10 millones de pentecostales y empezaba a haber protestantes que rezaban y vivían “a la manera pentecostal”. En 1958 los episcopalianos aprobaron su rama pentecostal. Los luteranos y los presbiterianos, en 1962.
Y en 1967 llegó el retiro de Duquesne y la experiencia carismática se extendió entre los católicos. Hay quien considera que fue un movimiento providencial del Espíritu Santo: una ola de experiencia mística para contrarrestar la mezcla de sensualidad y racionalismo cínico que llegarían con la revolución sexual del 68, la tecnológica y el materialismo marxista.
En el siglo XXI

Ahora, medio siglo después, la Renovación Carismática ha crecido y está perfectamente integrada en la Iglesia, aunque hay quien dice que es la estrcutura eclesial la que no consigue dejarse “renovar”. Pero los desajustes son mínimos y tienen que ver, a menudo, con la escasez de clero y la abundancia de fieles. En los cientos de miles de grupos surgen líderes laicos, y ya hay nietos que aprenden de la experiencia carismática de sus abuelos. Eso no siempre es bueno, porque la tentación de repetir lo de antaño casa mal con el Espíritu que “hace nuevas todas las cosas”.
Empieza a darse un clero que ha vivido y entiende la experiencia carismática. Y hay muchos elementos carismáticos que empiezan a establecerse en la vida parroquial con la normalidad de la cotidianidad: canciones, expresiones, grupos, formas de evangelizar, formas de rezar… Pero en la Renovación insisten: siempre será necesario pedir, una y otra vez, que el Espíritu Santo se derrame con su fuerza y su poder, y ver el mundo desde el señorío de Cristo. Los carismáticos, como toda la Iglesia, cantan con insistencia: “Maranathá, ven, Señor Jesús”.

En El Arca y la Paloma, el 17 y 18 de febrero, 50 años después, en el mismo lugar donde se inició la RCC, se emite un encuentro especial de oración en streaming: hay que registrarse (gratis) en www.thearkandthedoveworldwide.org

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.