viernes, 23 de octubre de 2020

Sugerencias del Cardenal Porras ante la exhumación del Doctor José Gregorio Hernández

El Cardenal Porras Cardozo dio a conocer algunas sugerencias para este lunes 26 de octubre, con motivo de la exhumación de los restos del Doctor José Gregorio Hernández

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Caracas, 23 de octubre 2020

Las expectativas por la exhumación de los restos del Doctor José Gregorio Hernández, prevista para el próximo lunes 26 de octubre, van creciendo. Es la antesala a la ceremonia de beatificación que, según las autoridades eclesiásticas de Caracas, será en el primer trimestre del año 2021, si las circunstancias así lo permiten.

Con motivo de la ceremonia religiosa de exhumación, el Cardenal Baltazar Enrique Porras Cardozo, administrador apostólico de Caracas, dio a conocer algunas sugerencias para este lunes 26 de octubre, con motivo de la exhumación de los restos del Doctor José Gregorio Hernández:

1.- No se trata de un acto cualquiera, ni de un programa para seguir por los medios. Se trata de una celebración religiosa, por lo tanto, poner en marcha la creatividad. La pandemia no nos permite concentraciones. Cómo convertir el seguimiento del acto entre 10 y 11 am. en una participación activa, litúrgica, comunitaria…

2.- Invitar a conectarse en vivo, si posible, ofreciendo la posibilidad de seguirlo a otra hora a quienes no puedan por diversas ocupaciones seguirlo en vivo.

3.- Aprovechar este fin de semana para animar a la gente a estar pendiente de la exhumación.

4.- La exhumación tiene dos momentos, el lunes 26 y el sábado 31, que será la clausura del tribunal y de la exhumación. Será trasmitido en vivo como lo del lunes 26 según el protocolo vaticano.

5.- Cualquier duda o sugerencia, favor comunicarse con la comisión nacional.

6.- Hoy viernes en la mañana será la preapertura de la tumba, para que la ceremonia del lunes sea más breve. Quedará registro gráfico de ello. Hoy se tuvo el ensayo de toda la ceremonia con los participantes a la misma.

7.- Que JGH guíe el camino de la Venezuela que soñamos y debemos construir.

Oremos los unos por los otros. Fraternalmente,

+ Cardenal Baltazar E. Porras Cardozo
Arzobispo Metropolitano de Mérida
Administrador Apostólico de Caracas 





jueves, 22 de octubre de 2020

¿Quién era José Manuel, el cura asesinado en Venezuela? (ACTUALIZACIÓN)

Se formó con los Dehonianos y fue un gran devoto del Santísimo y de la Virgen. El obispo de San Carlos dijo que encontró la muerte cuando ayudaba a una mujer que estaba siendo robada. Este 22 de octubre será sepultado en su parroquia “donde hizo una labor extraordinaria

Ramón Antonio Pérez/Aleteia Venezuela
publicado el 22/10/20

Escuchar que la vida de una persona ha sido arrebatada a causa de la violencia y la delincuencia en Venezuela, lamentablemente se ha convertido en una cosa común”, dice el padre Manuel Lagos, miembro de la congregación Sagrado Corazón de Jesús (Dehonianos), la misma a la que perteneció José Manuel De Jesús Ferreira, el sacerdote venezolano asesinado la noche del 20 de octubre frente a su residencia en San Carlos (Cojedes), unos de los cinco estados llaneros del país suramericano.

Escuchar los testimonios de quienes le conocieron, permite tener una mayor claridad y semblanza del sacerdote cuya vida quedó sesgada por la bala de un asesino la noche del 20 de octubre. Es el terrible contexto de la violencia que se vive en el país bolivariano que, inmerso en una crisis humanitaria compleja también sufre la falta de valores y del respeto a la vida. En ese escenario, el padre José Manuel, fue un verdadero mensajero de Dios, aunque desconocido para el gran público, los medios y parte de la misma iglesia.

Este sacerdote no es una estadística más

“En 2019, Venezuela se mantenía como uno de los países con mayor número de muertes violentas en la región y en el mundo, con un saldo estimado de 16.505 homicidios”, publica el padre Manuel Lagos en el portal de congregación, agregando que este tipo de informaciones pueden parecer simplemente datos o estadísticas.

“Pero si nos detenemos a escuchar las historias concretas de familias venezolanas, simplemente nos conmueven, nos indignan, nos llevan a la reflexión y nos hace preguntarnos por el sentido mismo nuestra vida y de nuestros seres queridos”, escribió.

“En estas situaciones como religiosos y sacerdotes, desde nuestra fe, intentamos ser cercanos, vivir y elaborar el luto, dar esperanza, conforto y soporte a los familiares y a los más afectados”, agrega sin dejar al margen sus emociones ante la muerte del sacerdote.

“Hoy nos ha tocado a nosotros, Dehonianos de Venezuela. La noche del 20 de octubre del 2020, mientras el padre José Manuel conversaba y despedía a unos feligreses en la puerta de la casa parroquial, entraron unos hombres armados que los sometieron y les hicieron entrar en la vivienda para robarlos. Aparentemente José Manuel se resistió al asalto, por lo que le dispararon letalmente, causándole la muerte”.

¿Pero, quién era el padre José Manuel…?

El padre José Manuel nace en Caracas (Venezuela) el 25 de noviembre de 1980. Hijo de Isabel y Juan, migrantes portugueses en Venezuela, expone Manuel Lagos. Era el tercero de cuatro hermanos. Como muchas familias venezolanas eran comerciantes y emprendedores, han trabajado y esforzado por sacar a su familia adelante no sin dificultades. Por la inestable situación del país, su madre regresa a Madeira (Portugal) mientras su padre padre permanecía en “El Cementerio”, donde crecieron sus hijos.

“José Manuel entra en la congregación de los sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús en el año 2000. Hacía vida en nuestra parroquia “San Miguel Arcángel” del Cementerio. Hace sus primeros votos en esta parroquia el 29 de septiembre del 2004 y posteriormente es ordenado sacerdote el 19 de diciembre del 2009”, relata.

Durante su ministerio diaconal y luego como sacerdote, fue encargado de la pastoral en la parroquia de “Nuestra Señora del Carmen” en Mariara, estado Carabobo. “Participó por un tiempo al curso de formadores en Roma y posteriormente regresa a Venezuela”, para ser designado “administrador parroquial en la iglesia “Santo Domingo de Guzmán” en la diócesis de San Carlos, donde actualmente reside nuestra comunidad dehoniana”.

Lagos dice que después de “un tiempo de discernimiento, deja la comunidad y se pone a disposición del obispo local”, el cual le confía el templo dedicado a la patrona de la diócesis, “La Divina Pastora”, en Lagunitas. “En este templo ha promovido en modo creativo y dedicado la devoción a la Virgen y ha desarrollado muchas actividades de promoción social en la zona campesina”, publica el portal dehoniano.

Devoto del Santísimo y de la Virgen

Al momento de encontrar la muerte el padre José Manuel desempeñaba su servicio como párroco en el santuario eucarístico “San Juan” de San Carlos, donde entre otras actividades comenzó “la restauración del templo que data de la época colonial y ha promovido diversas actividades de carácter social en favor de los más desfavorecidos”.

Además, era el responsable de la pastoral misionera de la diócesis de San Carlos. “Quienes conocieron a José Manuel saben de su espíritu carismático y dinámico, interesado siempre a desarrollar actividades innovadoras. Su carácter afable y relajado, encajaba perfectamente con la pastoral”, indica.

“Recuerdo personalmente, cuán disponible era cuando se trataba de ayudar a los hermanos. A pesar que estaba inmerso de lleno en la pastoral de su parroquia, nunca dejó de tener un corazón dehoniano”, expresa Lagos. El religioso agrega un detalle que marcó significativamente el apostolado del padre José Manuel: “un devoto ferviente de la Virgen y al Santísimo Sacramento, pero principalmente lo recordamos como un hombre inquieto, en movimiento y en constante búsqueda, como un buen hermano”.

Polito: “Hasta el último momento José Manuel ha hecho el bien”

Con tristeza, pero a la vez con esperanzas, los cojedeños asistieron a la Iglesia Inmaculada Concepción Catedral de San Carlos. La urna fue recibida la tarde del 21 de octubre por monseñor Polito Rodríguez, acompañado de los familiares, clero, seminaristas, religiosas y el pueblo de Dios que se dio cita en esta Iglesia luego de la inesperada y dolorosa noticia.

No se por quién entristecerme más, por el padre (José Manuel) o por los delincuentes que le quitaron la vida, pero sabemos que él está en buenas manos de ahora en adelante”, dijo monseñor Polito Rodríguez ratificando la forma en que fue asesinado el padre José Manuel: “el sacerdote celebró la misa y compartió con un grupo reducido de fieles el banquete eucarístico”.

El comunicado, también divulgado por La Conferencia Episcopal Venezolana, agregó un detalle no conocido en las primeras informaciones: El padre José Manuel De Jesús Ferreira “salió a ayudar a la dama que iban a robar e infortunadamente recibió el disparo, por tanto, hasta el último momento José Manuel ha hecho el bien, y su muerte no es para siempre, porque sabemos que vamos a resucitar por el bautismo”.

Finalmente, se conoció que el cuerpo del religioso estará en capilla ardiente hasta este miércoles 22 de octubre, cuando en horas del mediodía será sepultado en su última parroquia donde hizo una labor extraordinaria. La población demanda celeridad en las investigaciones que sobre este asesinato inició el Estado Venezolano.

MENSAJE DE MONSEÑOR LUIS ARMANDO TINEO ANTE EL ASESINATO DEL PADRE JOSÉ MANUEL DE JESÚS FERREIRA

(22-10-2020)







ENTIERRO DEL PADRE JOSÉ MANUEL EN SAN CARLOS






























Cardenal Porras: “Paralizar la formación integral de la juventud es un pecado que clama al cielo”

Durante la presentación de Lectio Brevis, las autoridades de la UCAB se declaran en “modo presencia, lucha y creación” y dieron a conocer el plan estratégico 2023

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Con Nota de Prensa y Fotos UCAB

El rector, Francisco José Virtuoso, ofreció la Lectio Brevis por el inicio del año lectivo 2020-2021, anunciado que la institución intensificará la diversificación, la innovación y la conexión con otros sectores como parte de sus acciones para los próximos tres años, dice una nota de prensa enviada por Efraín Castillo desde la coordinación de información de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB). 

Durante el acto, cardenal Baltazar Enrique Porras Cardozo, canciller de la UCAB, advirtió: “paralizar la formación integral de la juventud es un pecado que clama al cielo, porque los sumiría en un retroceso social y anímico, generador de inequidad y de conflictos insalvables”.

En atención a las restricciones que impone la emergencia sanitaria por la COVID-19 y como antesala a la celebración de su 67 aniversario, este 21 de octubre la UCAB fusionó en un mismo evento dos importantes actos de la vida académica. Se trata de la Lectio Brevis 2020-2021 –el mensaje de bienvenida al año lectivo– y la entrega de diplomas a varias decenas de graduandos de las carreras de Administración de Empresas, Psicología y Comunicación Social, indica la reseña enviada a El Guardián Católico.

Reunidos en el Aula Magna con aforo restringido y medidas de bioseguridad, los graduandos -y una presencia mínima de familiares- escucharon el mensaje central del reverendo padre, Francisco José Virtuoso (sj), quien destacó los aprendizajes obtenidos de estas circunstancias sobrevenidas, a nivel mundial y local y señaló que la innovación constituye la regla básica para el futuro, “para responder ante la multitud de cambios acelerados que impone la sociedad del conocimiento, que a su vez es global y telemática”.

“Nosotros no queremos ser parte de la profecía que Yolanda Pantin declara en una de sus poesías: ‘Ustedes perdieron un país dentro de ustedes’. Nosotros, los ucabistas, por el contrario, llevamos dentro de nosotros un gran sueño de país, de universidad, de planeta, que no vamos dejar perder”. El acto, además de las autoridades rectorales, contó con la presencia del cardenal Porras, en su condición de canciller de la UCAB; y del vice canciller, el provincial de la Compañía de Jesús, Rafael Garrido.

El cardenal Porras dirigió una oración y destacó el papel de la UCAB como “vanguardia del mensaje cristiano en el mundo universitario”. Invitó a vivir la COVID 19 y la crisis estructural que padece la sociedad venezolana, “más que (como) un obstáculo paralizante, como una oportunidad para la revisión, la búsqueda de nuevos caminos, la creatividad y la profunda convicción de que no existe mayor tarea que la de servir al crecimiento, al bien personal y comunitario”.

En materia de educación universitaria, señaló: “paralizar la formación integral de la juventud es un pecado que clama al cielo porque los sumiría en un retroceso social y anímico, generador de inequidad y de conflictos insalvables”. “Hoy, más que nunca, las palabras de San Pablo que bordean el escudo de la universidad cobran vigencia: Para que se manifieste la multiforme sabiduría de Dios (Ut innotescat multiformis sapientia Dei)”.

UCAB 2023: conectar, diversificar y consolidar la calidad

Entre tanto, en las reflexiones que compartió con el claustro universitario, el rector de la UCAB ratificó que Venezuela “clama por un cambio en las condiciones de vida, que garanticen su dignidad humana y el derecho a vivir en libertad y democracia”, a la vez que encomió “el gran coraje para no quedarse inmovilizado ante las circunstancias”.

“Juntos, imaginamos el futuro y mejoramos el planeta”, fue el título de la Lectio Brevis, en la que Virtuoso recordó que la UCAB se declaró “en rebeldía desde hace muchos años” y aseguró que eso se ha expresado “trabajando muy duro, con tesón, creatividad y dinamismo”. Puso como ejemplo reciente, el diseño, desarrollo y ejecución del mecanismo de “presencialidad remota”, que permitió empezar y culminar un semestre completo (abril-agosto 2020) bajo el signo de la distancia social.

“Nos tocó amanecer de golpe y enfrentarnos a los retos de la masificación de procesos de educación a distancia que para nada teníamos previstos. La experiencia vivida supuso muchos aprendizajes para todos. Al día de hoy podemos dar un balance muy positivo. Ese balance también cubre nuestras tareas de investigación y extensión que no se han detenido. Las claves han sido: innovación, organización, comunicación y evaluación”.

Detalló los lineamientos del Plan Estratégico de la UCAB 2023, aprobado por el Consejo Universitario. En él se prefigura la institución que se espera alcanzar para ese año, cuando se cumplirá el 70 aniversario de fundación de la casa de estudios.

Virtuoso indicó que el documento contempla tres ejes estratégicos: “conectar, diversificar y consolidar calidad con sustentabilidad”. Asimismo, plantea tres habilitadores o “palancas”: desarrollar los procesos de comunicación corporativa, continuar desarrollando los procesos de soporte tecnológico en todos los niveles y fortalecer los procesos de planificación operativa, control y seguimiento de la gestión bajo elevados estándares de calidad. “Partimos de una aguda evaluación de los impactos del contexto país sobre la educación universitaria en general y sobre nuestra UCAB en particular”.

De acuerdo con el plan, conectar significa fortalecer las capacidades de la universidad para la interrelación y el trabajo conjunto con otras instituciones de educación superior, con el sector productivo, con las comunidades y nuestros egresados, a nivel nacional e internacional, ampliando así el alcance y la profundidad de los procesos de generación e intercambio de conocimiento.  Para hacer posible este objetivo, Virtuoso explicó que el Consejo Universitario contempla varias tareas: internacionalizar, virtualizar, profundizar los procesos de investigación y transferencia de conocimiento aplicado a terceros, profundizar los vínculos con el sector productivo, consolidar estrategias para promover el emprendimiento, consolidar estrategias para facilitar la transición al primer empleo de los  estudiantes recién egresados, profundizar los vínculos con las comunidades y el llamado tercer sector y profundizar los vínculos con los egresados.

En cuanto a la diversificación, explicó que la UCAB trabajará en “transversalizar y flexibilizar el currículo, innovar para diversificar la oferta, generando múltiples opciones de formación complementarias; exportar servicios, diversificando los mercados, y ampliar las opciones de financiamiento y promoción”.

Por último, mencionó que el eje de la consolidación de la calidad con sustentabilidad se hará posible a través del fortalecimiento de la excelencia académica de la institución y su modelo de formación integral, el desarrollo y retención del talento con el que cuenta la universidad, el mejoramiento de la calidad de los servicios prestados, la consolidación de un campus ambientalmente sustentable y la profundización de la eficiencia como clave para garantizar la sostenibilidad.

“Esta es la tarea que queremos soñar juntos, diseñar juntos, construir juntos, para más amar y servir a este país, a sus jóvenes y al planeta entero. Nosotros llevamos un país dentro, que luchamos por mantener vivo. El presente con el que lidiamos es muy duro, vamos a enfrentarlo luchando por el futuro que nada ni nadie nos puede arrebatar. No estamos en modo exilio, estamos en modo de presencia, lucha y creación”, dijo el rector Francisco José Virtuoso al cierre de su discurso. La Lectio Brevis 2020-2021 del rector de la UCAB está disponible, para su lectura completa, haciendo clic en El Ucabista.






miércoles, 21 de octubre de 2020

Venezuela: Delincuentes disparan y asesinan a joven sacerdote apasionado del Santísimo


José Manuel De Jesús Ferreira fue abordado por unos antisociales quienes lo asesinaron frente a su residencia, al concluir una actividad en la que participaba junto a varios feligreses

Ramón Antonio Pérez/Aleteia Venezuela
publicado el 21/10/20

Descansa en paz José Manuel. Un hombre bueno al servicio de sus feligreses y su iglesia. Consuelo a tus padres y hermanos. Te extrañaremos”, dice el mensaje colocado en las redes sociales por una feligresa que conoció de cerca al padre José Manuel de Jesús Ferreira (39). 

Su asesinato, ocurrido en la noche del 20 de octubre, mantiene conmocionada no solo a la Diócesis de Carlos (estado Cojedes) y a la congregación de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús (Dehonianos), sino a toda Venezuela.

Un comunicado de la Diócesis de San Carlos dio cuenta de esta desagradable noticia, igual que la congregación de los Dehonianos, quienes desde Caracas se expresaron en los siguientes términos: 

Cumplimos con el penoso deber de informar a nuestra comunidad, que la noche de ayer 20 de octubre fue asesinado en la ciudad de San Carlos (COJEDES) el padre José Manuel De Jesús Ferreira SCJ”.

Monseñor Polito Rodríguez, obispo de la diócesis de San Carlos, expresó que el padre José Manuel se desempeñaba como párroco del Santuario Eucarístico Diocesano San Juan Bautista. De acuerdo con el prelado, el hecho ocurrió el día de ayer (20 de octubre en la noche) “en las afueras de su residencia, después de oficiar la eucaristía en privado con unos fieles por razones de la situación Covid-19”.

Al despedir a los fieles frente a su casa, los delincuentes “le arrebatan la vida, siendo testigos presenciales quienes compartieron minutos antes el Santo Sacrificio Eucarístico”. “Dejamos en manos de Cristo Juez y Señor, este acontecimiento”, expresa Polito Rodríguez. “Del mismo modo las autoridades competentes ya están realizando su trabajo”, agrega el dolido obispo de la diócesis llanera.

Comunidad consternada por asesinato del sacerdote

De acuerdo con las primeras informaciones dadas a conocer en portales y emisora locales, el sacerdote fue interceptado por unos asaltantes al salir de la eucaristía privada; y al resistirse a que lo robaran, los maleantes le dispararon acabando con su vida. La indignación y consternación reinan en la mañana de este miércoles en la capital del estado Cojedes ya que el presbítero Ferreira era bien apreciado por la comunidad cojedeña.

Los ciudadanos manifiestan que este estado llanero ha estado sacudido en los últimos tiempos por hechos de inseguridad y cuestionan la ineficiencia de la PNB y otros cuerpos de seguridad”, asegura Radio Fe y Alegría. “También rechazan la gran impunidad existente ante este tipo de crímenes” en toda Venezuela.

Se conoció que el padre José Manuel de Jesús Ferreira, debido a la pandemia del coronavirus, celebraba con frecuencia la eucaristía desde la emisora Pastoreña 89.7 FM y otras emisoras locales, con un consecuente mensaje en el expresaba: “Jesús quiere que todos nos impliquemos en el amor hacia el necesitado y no pasar como indiferentes”.


El comunicado del obispo de San Carlos motiva a su feligresía en este momento de dolor: “Hermanos, la fe en estos momentos nos sostiene, es cierto que nos embarga la tristeza y el dolor, pero ante todo confiemos en el Señor, porque de Él venimos y hacia él nos dirigimos, expresa. 

Agrega que en el momento preciso será dada a conocer la información sobre los oficios religiosos, cuyos restos están siendo velados en la ciudad de San Carlos según confirmaron desde la congregación de los Dehonianos en Venezuela.

ACN se une en oración

Desde la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada, ACN, también se expresó tristeza y consternación por el asesinato del padre José Manuel, quien era socio de sus proyectos.

“ACN se une a sus oraciones por el eterno descanso del joven presbítero de 39 años y manda su más sentido pésame por esta gran pérdida al obispo de la diócesis Mons. Polito Rodríguez, a los padres y hermanos del sacerdote, así como a todos los feligreses de la parroquia”, recuerda el comunicado difundido este 21 de octubre.

ACN también indica que José Manuel “dejó una huella imborrable como sacerdote entregado a su pueblo, profundamente misionero y de un gran amor a la Eucaristía”.

“Hasta el final de su vida, vemos en él un ejemplo de amor a la Eucaristía y entrega a los demás. Sin embargo, nos duele que en estos momentos en los que Venezuela necesita tanto a sus sacerdotes, este joven sacerdote de 39 años haya sido víctima de la violencia que afecta al país desde hace años”, concluye.






martes, 20 de octubre de 2020

El obispo que desde una “barca” ofrece ayuda tras inundaciones

Diócesis de Maracay

El sur de Maracay, en Venezuela, se mantiene bajo las aguas. La forma en que ha socorrido el obispo Enrique José Parravano Marino a la gente, evoca imágenes del Evangelio, llamando a “seguir vigilantes en la caridad y a ser solidarios”

Ramón Antonio Pérez/Aleteia Venezuela
publicado el 20/10/20

Gracias Señor por el pastor que nos enviaste. Bello gesto de humildad, solidaridad y generosidad. Muchas bendiciones para usted y los sacerdotes de Aragua”, publica en las redes sociales Ligia Rafaela Salillo de Sotillo, agradeciendo a monseñor Enrique José Parravano Marino, quien el domingo 18 de octubre, a bordo de una pequeña embarcación, recorrió las calles de Maracay (estado Aragua), llevando ayuda a los afectados de una nueva tragedia que mantiene bajo las aguas la parte sur de esta ciudad.

Como lo leen. El prelado recorrió varias zonas de su jurisdicción eclesiástica, montado en un pequeño bote. Posiblemente, recordando a aquellos personajes de los evangelios que, ante el llamado de Jesús luego se convirtieron en apóstoles y “pescadores de hombres”, antecesores del trabajo que ahora realiza Parravano, en nombre de la iglesia.

Esta vez, sin embargo, no se trataba del trabajo de “predicar”. El obispo de Maracay no llamaba a “convertirse” como en la primigenia iglesia de aquellos pescadores. El motivo fundamental era llevarles ayuda, además de un mensaje de esperanza y solidaridad, a quienes quedaron afectados por esta nueva tragedia que sufre Venezuela. Sin dudas, “una forma de enseñar haciendo” que la iglesia también ha practicado desde siempre.

Segunda tragedia ocurrida en un mes

Cortesía

Desde el 13 de octubre, la parte sur de Maracay quedó bajo las aguas debido a los torrenciales aguaceros que conllevaron a nuevos desbordamientos de los ríos Madre Vieja, Turmero, Güey y El Limón, entre otras quebradas y caños que circundan la capital de Aragua. 

Estas crecidas dejaron en evidencia, otra vez, la falta de un eficiente mantenimiento en los sistemas de drenaje, fundamentalmente en los sectores de Guanarito (Turmero), Ciudad Bendita (El Mácaro), Punta, Esmeralda, Mata Redonda y Paraparal.

Hay gente que lleva tres días durmiendo en los techos, no disponen de comida, agua, ropa, ni enseres. Perdieron todo, pues las aguas alcanzaron los dos metros de altura”, expresaba el día 15 la señora Gladys Reyes, vecina de Mata Redonda, según publicó Crónica Uno, revelando la magnitud de esta nueva tragedia por causa de las lluvias.

“Nos tocó darles refugio a varios vecinos hasta que bajaran las aguas del río Madre Vieja. Yo perdí muchas cosas, pero otros perdieron todo y aún hay sectores donde la gente sigue sin poder salir porque están inundados”, explicó por otra parte Mildred Rojas.

Vale recordar que el estado Aragua viene de una tragedia similar ocurrida el 9 de septiembre, cuando el río El Limón se desbordó y sus torrentes causaron destrozos, como publicó Aleteia en sendos reportajes los días 11 15 de septiembre; así como el 12 de octubre, justamente, el día en que se produjeron las nuevas inundaciones. 

Ayudando en el día mundial de las misiones

Diócesis de Maracay

De manera, que la inédita imagen del obispo repartiendo envases de comida preparada o en bolsas para su elaboración, desde una barcaza, canoa, bote, “peñero” o “chalana” como también se le conoce en Venezuela, recordó las veces que este tipo de transporte fue usado por Jesús antes de saciar el hambre a los necesitados de su tiempo, quienes le seguían para escuchar sus mensajes, misión fue encargada a sus apóstoles.

No es para menos. Enrique Parravano es salesiano, una congregación que contempla la atención pastoral en zonas de misión, donde no sólo llevan el mensaje de salvación de las almas sino también la solidaridad y la cercanía, especialmente entre indígenas y sectores que viven en pobreza extrema. 

Esta vez, sin embargo, la misión no ha sido en las selvas del sur de Venezuela –donde los salesianos atienden los vicariatos apostólicos de Puerto Ayacucho (Amazonas) y Tucupita (Delta Amacuro)- sino en las inundadas calles de la capital del estado Aragua: Maracay, llamada también “La ciudad Jardín de Venezuela”.

Inundado el templo de Santo Tomás Apóstol

Parroquia Santo Tomás Apóstol


Un dramático video publicado el 14 de octubre en la página de la Parroquia Santo Tomás Apóstol, da cuenta de la magnitud de las lluvias y de lo ocurrido en Maracay. Esta iglesia parroquial se encuentra en Paraparal, municipio Linares Alcántara, una de las zonas más afectadas. Allí, el diácono permanente, Raimundo Marante, con el agua hasta las rodillas, procedió al traslado del Santísimo Sacramento hacia otra parroquia, “para no correr riesgos”, decía mientras caminaba en penumbras dentro del inundado templo.

Luego, mostrando a las cámaras las hostias, dijo: “preferiblemente lo vamos a consumir para no correr más riesgos, y nuevamente cuando tengamos la posibilidad se consagrarán nuevas hostias y se traerán para acá nuevamente”.



La Conferencia Episcopal dio a conocer a Aleteia, un comunicado del obispo de Maracay en relación con estos hechos. “Los efectos devastadores de las lluvias en medio de la Pandemia actual que estamos viviendo, han dejado lecciones muy duras que tenemos que aprender con el fin de que se reduzcan los desastres mediante medidas preventivas, con el constante monitoreo de las comunidades y los organismos de protección civil para evitar consecuencias peores. No debemos bajar la guardia”, expresó Parravano.

De igual manera, nuestra solidaridad como Iglesia debe seguir presente”, acotó el obispo. “Han sido muchos los feligreses, hombres y mujeres de buena voluntad, que han colaborado desde lo material y haciéndose presente en los lugares afectados”, añadió, invitando “a seguir vigilantes en la caridad y a ser solidarios, mediante el trabajo de Cáritas diocesana y las Cáritas parroquiales a través de los distintos centros de acopio para seguir haciéndonos presente acompañando a las familias que sufren”.

OBISPO MISIONERO: El señor Simón González Caraballo, habitante de Maracay y usuario de Facebook, tras conocer la actividad emprendida por monseñor Enrique Parravano, lo describió como “un verdadero pastor”. Comentó lo siguiente en la página de la diócesis: “Así deben hacer todos los sacerdotes y obispos ante la tragedia de un pueblo, felicito a la iglesia aragüeña por tener un obispo así, humano, humilde. Dios lo cuide y proteja”. Entretanto, Jorge Mercado lo definía como un “obispo misionero”.

“Es importante destacar que la diócesis de Maracay ha habilitado una cuenta bancaria y distintos centros de acopio para apoyar a las familias afectadas. Los datos pertinentes son los siguientes: Banco BNC Cuenta Corriente: 0191-0080-49-218000-1290, a nombre de Diócesis de Maracay; Rif: J07528630-8. Motivo: Ayuda a damnificados”, indica la Conferencia Episcopal Venezolana en el comunicado conocido por Aleteia. 

 


lunes, 19 de octubre de 2020

Chile: Iglesias vuelven a ser vandalizadas e incendiadas

Captura Twitter | @Cami_FloresO

A un año del estallido social en Chile, una vez más la Iglesia es víctima de ataques. Otra tarde de furia que vuelve a generar pronunciamientos de repudio y rechazo por lo sucedido

Macarena Gayangos/Redacción de Aleteia
Aleteia Chile - publicado el 19/10/20

A las 3 de la tarde Bomberos de Santiago recibió el primer llamado de incendio desde la Parroquia San Borja, iglesia oficial de Carabineros (Policía) a un año del 18 de octubre del estallido social en Chile.

La Iglesia San Borja es por segunda vez vandalizada, en esta oportunidad se robaron imágenes de santos y de la Virgen, las que fueron utilizadas para instalar barricadas; para posteriormente prender fuego al interior del templo y en el frontis. Más tarde Carabineros informaría la detención de cinco personas por este hecho.

Sin embargo, la imagen más brutal que se vio fue la caída del campanario de la Parroquia de la Asunción. Esta iglesia ya había sido saqueada e incendiada el 8 de noviembre del 2019. Sin embargo, en esta oportunidad el fuego comenzó en la puerta y se extendió rápidamente a la torre y cúpula, terminando finalmente con su derrumbe.

La iglesia de La Asunción data de 1876 un edificio patrimonial, uno más que es destruido por un grupo de encapuchados en el contexto de manifestaciones violentas.

Recordemos que en el contexto del estallido social diversas iglesias y catedrales fueron violentadas e incendiadas en distintas ciudades, muchas de ellas históricas y con un valor incalculable.

Chile vivirá el próximo 25 de octubre un acontecimiento histórico, más de 14 millones de personas concurrirán a las urnas para manifestar su aprobación o rechazo por una nueva Constitución. Que a estas alturas, difícilmente, pondrá fin a la violencia.

La Iglesia de Chile y su repudio a los ataques

Desde la Conferencia Episcopal de Chile de manera inmediata se publicó un comunicado este 18 de octubre ante los hechos ocurridos en dos iglesias.

“Los sucesos de las últimas horas en Santiago y otras ciudades de Chile demuestran que no hay límites para quienes exacerban la violencia. Hemos contemplado con tristeza las agresiones, saqueos y el ataque a lugares de oración, espacios sagrados dedicados a Dios y al servicio solidario de las personas. Nos duele ver un templo patrimonial de Santiago destruido y que se festeje la destrucción”, manifiestan los obispos de Chile.

“La inmensa mayoría de Chile anhela justicia y medidas eficaces que contribuyan a superar las brechas de desigualdad; no quiere más corrupción ni abusos, espera un trato digno, respetuoso y justo. Creemos que esa mayoría no apoya ni justifica las acciones violentas que causan dolor a personas y familias, dañando a comunidades que no pueden vivir tranquilas en sus hogares ni trabajar, atemorizados por quienes no buscan construir nada, sino más bien destruirlo todo”, indican.

Lo propio hizo el arzobispo de Santiago, monseñor Celestino Aós, quien expresó lo siguiente: “La violencia es mala, y quien siembra violencia cosecha destrucción, dolor y muerte. Nunca justifiquemos ninguna violencia”.

“Los pobres son los más perjudicados. Esperábamos que no se repitieran esas acciones y esas imágenes. Las acciones violentistas y las imágenes vandálicas las padecemos de nuevo hoy. Sentimos la destrucción de nuestros templos y otros bienes públicos; pero sentimos sobre todo el dolor de tantas personas chilenas de paz y generosidad. Esas imágenes no solo impactan y duelen en Chile, sino que impactan y duelen en otros países y otras gentes del mundo, especialmente hermanos cristianos”, dice en otro pasaje de su comunicado.

“En estos momentos sé el dolor tremendo de los feligreses de la parroquia de la Asunción de la Virgen María, y de la parroquia de Carabineros. Sepan y sientan que estamos unidos a ustedes: no perdamos la fe ni la esperanza: el amor es más fuerte, el amor es más fuerte”, añade.

ACN también condena ataques violentos

Thomas Heine-Geldern, presidente ejecutivo de la fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN), emitió el siguiente pronunciamiento:

“Estamos consternados por las agresiones, saqueos y ataques a iglesias en Santiago de Chile: los sucesos de ayer (domingo) demuestran a donde llega la violencia y el odio promovido por algunos grupos”.

Desde ACN se señala que “nada justifica el uso de violencia, ni los ataques a espacios sagrados”, además de considerar que esto no contribuirá a defender la justicia social, racial o económica”.

“Creemos que, si bien es legítimo manifestarse y pedir cambios sociales, el odio desenfrenado contra grupos religiosos genera violencia y destrucción y debe ser condenado abiertamente a nivel mundial como se ha hecho en el pasado con otros delitos similares. Además, pedimos al gobierno chileno que garantice la protección de los edificios religiosos contra delitos de odio de este tipo”, prosigue.

“Expresamos nuestra cercanía y apoyo al párroco de la Iglesia de la Asunción, Pedro Narbona, quien desde hace muchos años apoya directamente la labor de la sección chilena de la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN), a favor de los cristianos perseguidos. Estamos consternados que tenga que sufrir en primera persona un nivel de violencia contra la Iglesia que hasta ahora solo conocíamos de otras partes del mundo”, afirma.

“La fundación ACN reitera su apoyo a todos los cristianos de Chile, cuyos templos y edificios se han visto sistemáticamente amenazados por grupos violentos. Desde octubre de 2019 más de 57 han sido atacados o quemados en este país”, concluye.