miércoles, 15 de agosto de 2018

Un venezolano “venido de lejos”, tercero en línea en la Secretaría de Estado vaticana


Apenas 7 años lleva en el episcopado, pero Edgar Peña Parra ha sido nuncio apostólico en las tierras más hostiles a la Iglesia

Macky Arenas | Ago 15, 2018
El papa Francisco ha tenido otro gesto con Venezuela. El primer latino sustituto de la Secretaría de Estado viene de nuestro problemático país.  Un venezolano, hasta ahora Nuncio en Mozambique, va de tercero en línea en la Secretaría de Estado del Vaticano. Oriundo de Maracaibo, la capital petrolera de Venezuela, será el sustituto de sucesor del neo-cardenal Angelo Becciu. Su nombre es  monseñor Edgar Peña Parra, arzobispo titular de Telepte.
Recibió la ordenación episcopal en febrero de 2011. A Tan solo días, recibe el nombramiento papal como nuncio apostólico en Paquistán  (2001- 2014). A partir del 21 de febrero de 2015, fue llamado a ocuparse de la representación diplomática pontificia en Mozambique.
Experiencia en Africa, dilatado servicio en países hostiles a la Iglesia, dominio de varios idiomas, entre ellos el español –su lengua materna-, es el perfil perfecto que el Papa iba a buscar para designarlo como el primer latinoamericano sustituto en la Secretaría de Estado.
Cuando le preguntaron, en pasada visita a su Zulia natal, cómo era la vida de un saladillero en un país asiático, respondió: “Es un gran reto. Pero el día a día es el que se tiene en cualquier nunciatura del mundo. Se comienza con la oración y la celebración de la misa, para luego comer el desayuno. Me voy a la oficina hasta la 1.00 de la tarde, luego tomamos el almuerzo y volvemos a la oficina hasta las 6.30 de la tarde. En las noches hay recepciones diplomáticas, encuentros y conferencias que mantienen la agenda apretada”.
Es de hacer notar que El Saladillo es una de las zonas más emblemáticas de la capital zuliana, un barrio famosos por sus casas con techos de teja roja, uno de los sitios históricos de referencia, un lugar tremendamente típico que constituye una de las más añoradas querencias para quien debe dejarlo. El nombre de El Saladillo se originó por su ubicación al lado de una salina cercana a la ciudad de Maracaibo. Allí nació el nuevo funcionario vaticano.
El sacerdote Edgar Doria dijo de él: “Conozco a Édgar desde hace 40 años cuando estaba en el seminario y era un joven legionario en la parroquia Chiquinquirá. Era un muchacho alegre con mucha inteligencia, sabiduría y fidelidad a la Iglesia”. Su hermano, Eddy Peña, también opinó en vísperas de su ordenación episcopal: “Siempre fue brillante y ya desde los seis años se le veía la inclinación para las cosas religiosas. Que mayor alegría y orgullo para una familia que ver a uno de sus integrantes cumplir sus metas”.
Y Mons Ubaldo Santana, entonces Arzobispo de Maracaibo: “Que el Papa le regale un obispo a una comunidad siempre es un gran don, por eso la ordenación episcopal de Monseñor Peña es una gran bendición para el Zulia y para Venezuela”.
Sobre Venezuela, Mons Peña fue claro cuando expresó en 2012: “La mejoría de Venezuela no depende de una persona, sino de todos los venezolanos. Hay que ser más honestos, más justos, más trabajadores, más líderes y proactivos”. Lo que sigue vigente.


martes, 14 de agosto de 2018

¡Hermana Juanita! Religiosa pide “bombona de oxígeno” para su madre en Venezuela


La CEV denuncia que los venezolanos necesitan comida y medicamentos, pero el Gobierno mira hacia otro lado e impone “la violencia represiva”

Ago 14, 2018
“Tengo a mamá. Hoy le dieron de alta porque el seguro no daba para más. Se necesita una bombona de oxígeno para la casa, estoy tocando las puertas a ver quién me la pueda alquilar, facilitar, por favor, y mucha oración implorando al Señor le calme el dolor del pecho”, imploraba muy temprano, este lunes 13 de agosto, la hermana Juana Bautista López (Siervas del Santísimo Sacramento), de la Iglesia Santa Capilla en Caracas.
El inaudito hecho llamó la atención por tratarse de la madre de una religiosa muy querida en Venezuela, aunque no es el único que ocurre en el país marcado por una profunda crisis de salud no reconocida por el Gobierno de Nicolás Maduro.
El 24 de julio pasado, un episodio peor al de la Hermana Juanita, llamó la atención de quienes todavía tienen capacidad de asombro: la muerte de Gerson Enrique Fiallo, por la falta de medicamentos para mejorar en su adaptación a un órgano trasplantado.
El señor Fiallo tenía seis meses que el Seguro Social, no le entregaba los medicamentos, según explicó, días antes de fallecer, en un video también colgado en Twitter. Posteriormente, ocurrieron otras 11 muertes de trasplantados, informó la ong Codevida.

Caminarán hacia Miraflores

El tema de la salud es delicado porque el gremio lleva más de cincuenta días “paralizado” exigiéndole al gobierno nacional respuestas adecuadas ya que sus salarios nos les alcanza para nada. 
Los servicio médicos son insuficientes y en los hospitales la escasez de medicamentos e insumos llega al noventa por ciento”, denunció este 13 agosto el médico Carlos Prósperi.
Junto a enfermeras y técnicos hospitalarios, Prósperi anunció que el próximo jueves 16, el gremio de la salud realizará una caminata y concentración frente al Palacio de Miraflores (sede del poder venezolano) “para ser escuchados por el presidente Maduro”.

CEV denuncia la violencia represiva

@CEVmedios
El  tema social busca ser visible ante hechos políticos que los intentan opacar. Por ejemplo, las inundaciones en varios estados al sur de Venezuela con su secuela de damnificados y la imposibilidad de acceder, solo por la vía fluvial y el aire.  Al menos 20 mil familias están afectadas por las inundaciones de los ríos Meta (Colombia) y los venezolanos, Orinoco y Caroní. Para el Gobierno importa más la agenda política.
Es así como como el supuesto atentado a Nicolás Maduro, ocurrido el 4 de agosto en Caracas, todavía desde la información oficial, busca ocultar los demás hechos sociales, nacional e internacionalmente. A pesar de las detenciones y la violencia que conllevaron, este episodio no termina de tener credibilidad en la población venezolana, y les comenzó a jugar en contrario, reclamando su propio espacio.
Por ello, la Conferencia Episcopal Venezolana, ante lo que considera “el deterioro de la justicia”, sin mencionar, habló este 13 de agosto, de la detención y circulación de videos, en los que el Gobierno denigra de la dignidad humana del diputado opositor Juan Requesens, uno de los señalados y detenidos por el supuesto atentado a Maduro.
 Lamentaron que “quienes se sienten con poder están usando la única arma de los que no tienen razón: la violencia represiva”.
Perseguir, someter y enjuiciar arbitrariamente, es el componente que se observa, mientras hay una multitud de pueblo que pide alimentos, medicamentos, luz eléctrica, transporte público, gas, sueldos dignos, detener la inflación. Pero nada de esto está ocurriendo”, se lamentan desde la CEV, añadiendo: “por el contrario, se quiere ejercer un control social y se promueve el quiebre de la disidencia”.
A pesar de toda esta realidad dolorosa, el Episcopado pide a los venezolanos que “no podemos sucumbir ni como ciudadanos con derechos ni como sociedad en búsqueda de bienestar”. 
Y enumeran algunas acciones como “La protesta cívica, la organización comunitaria, la unidad como pueblo, el reclamo legítimo del buen funcionamiento de los servicios públicos que les pertenecen al pueblo, son acciones que están avanzando”.
No obstante, desde su condición de pastores y hombres consagrados a Dios, los obispos piden “seguir fomentando la reconciliación y la paz, la búsqueda de la verdad y un discernimiento espiritual que nos permita saber valorar toda información o hechos que puedan ocurrir en el país”; porque, “buscar la verdad es tarea de todos”.


sábado, 11 de agosto de 2018

Marinellys, una periodista que desde el Vaticano, busca “llenar las ollas” en Venezuela


“¿Por qué no activarme para ayudar a mis compatriotas venezolanos que no la están pasando bien?”, se preguntó en 2017; luego, creo una ONG para recoger fondos y socorrer a los más necesitados de su país

Ramón Antonio Pérez | Ago 11, 2018
La solidaridad de quienes han emigrado desde Venezuela, huyéndole a la crisis política y social que se vive en el país suramericano, es la respuesta inmediata y necesaria para que buena parte de quienes se quedaron, puedan contrarrestar el drama que enfrentan día a día, concretado en la falta de medicamentos y una alimentación adecuada. 
Marinellys Tremamunno, una periodista venezolana acreditada en El Vaticano, a la par de su profesión y de la realidad que vive desde hace nueve años cuando emigró a Italia al avizorar la triste situación en que ahora está sumergida Venezuela, es de estas personas que no olvidan sus orígenes e intentan apoyar desde la diáspora. 
Fotos autorizadas Cortesía Facebook
Nació en Caracas, de padre italiano y madre venezolana. Sus abuelos paternos le inculcaron los valores familiares y la fe cristiana que confiesa, con la solidaridad, el respeto y el amor al prójimo que la caracterizan. A su paso por Caracas, Marinellys narró para Aleteia cómo surgieron y se concretan esos gestos de solidaridad con sus compatriotas, cuyo objetivo es darle respuesta a uno de los aspectos más visibles: la falta de alimentos en muchos sectores de la población. 
Argumenta que miles de venezolanos encuentran en las ollas comunitarias de la iglesia y demás organizaciones sociales, la única manera de alimentarse correctamente. Sea a diario; una o dos o veces a la semana; cada quince días o mensualmente, según cada realidad, “estas ollas son la única manera que muchos tienen de consumir proteínas”, dice la comunicadora social, surgida de la Universidad Central de Venezuela en 2002.
Fotos autorizadas Cortesía Facebook
Narró que al culminar sus estudios universitarios laboró en varios medios impresos, emisoras de radio y televisoras de Venezuela, cumpliendo, incluso, el rol de animadora en concursos de belleza y en otros eventos de interés social. Desde Caracas, pasó a vivir con sus familiares en San Antonio de los Altos (estado Miranda) donde mostró sus cualidades de emprendedora y empresaria, fundando su propio periódico: “Tras la noticia”, que se mantuvo durante seis años y cerró en 2009. 
Sin embargo, la crisis de Venezuela comenzó a asomarse con fuerzas en esa época y su visión la llevó a tomar una dura decisión: emigrar del país. Detrás de ella han salido más de cuatro millones de venezolanos. “En 2009 decidí irme de Venezuela porque percibí que esto iba a suceder, que las cosas iban para peor”. Reconoce que “la emigración ha sido un proceso difícil pero luego de la fase de adaptación, gracias a Dios y al esfuerzo, retomé la profesión del periodismo”. Con ella, contactos y amigos.

¿Qué hacer por los más necesitados?

Luego de estar en Italia por casi 8 años, Marinellys Tremamunno, se peguntó: “¿Por qué no activarme para ayudar a mis compatriotas venezolanos que no la están pasando bien?”, refirió en conversación con Aleteia. 
“En 2017 sentía que debía ir más allá de las denuncias desde mi profesión en favor de Venezuela, y decidí crear la asociación Venezuela: la Piccola Venezia, para obtener ayudas concretas y llevarlas a mi país”, según explicó esta singular emigrante italo-venezolana. 
El proyecto fue diseñado en julio de 2017 y se comenzó a realizar en febrero del 2018.  Por ejemplo, la olla que se realiza en la sede de la Conferencia Episcopal Venezolana, a través de Cáritas y en la Casa de la Misericordia, cuenta con su colaboración, la cual también tiene alcance a otras organizaciones que trabajan con la Iglesia. 

¿Cómo colaborar con Llenemos las ollas?

“Paralelo a lo que está funcionando también hemos activado una campaña de comunicación para sensibilizar entre los ciudadanos de Italia y otros países, sobre el tema de la crisis humanitaria que se vive en Venezuela. Es la campaña “Llenemos las ollas”, que se hace vía on line, para llegar a más personas e instituciones, “con la idea de obtener más recursos para duplicar los aportes que se le están entregando a Cáritas”.
Fotos autorizadas Cortesía Facebook
Marinellys Tremamunno ratificó a Aleteia que con esta campaña de recaudación de fondos, se intentará “financiar 300 Ollas comunitarias de Cáritas de Venezuela, para brindar 30.000 platos de comida”. Por ello resaltó la importancia de visitar el portal Llenemos las Ollas, donde los interesados obtendrán más información sobre esta iniciativa; así como a la plataforma digital Gofundme, para realizar las donaciones.  
Recordó que el lanzamiento del proyecto fue el 31 de mayo pasado, en la sede de la fundación pontificia “Ayuda a la Iglesia que Sufre” de Roma, con el apoyo del Centro Italo Venezolano de Corato. 
Finalmente, agradeció la confianza y el apoyo del presidente de la CEV, monseñor José Luis Azuaje; el respaldo del cardenal Baltazar Porras, administrador apostólico de la Arquidiócesis de Caracas; y la solidaridad y apertura de la directora nacional de Cáritas Venezuela, socióloga Janeth Márquez.


jueves, 9 de agosto de 2018

¡INMENSA! - ASÍ FUE la Procesión del Santo Cristo de La Grita, estado Táchira




“Sí a la vida, no al aborto”, fue la consigna que un niño vestido de ángel, colocó a los pies del Santo Cristo de La Grita

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic 
NdP Diócesis de San Cristóbal
Más fotos en: Facebook


“Una multitudinaria procesión de fieles devotos acompañó la imagen milagrosa del Santo Cristo de La Grita luego de la misa pontifical, del 6 de agosto. En el peregrinar los cantos, la oración y las alabanzas al Protector de Venezuela, hicieron un camino de espiritualidad y religiosidad”, reportó la Diócesis de San Cristóbal a través de una nota que hizo llegar a los medios de comunicación.

Al inicio de la procesión, el presbítero Jesús Duque, rector del Santuario Diocesano, elevó una súplica por Venezuela para “que sea guiada por el Cristo milagroso por las sendas de la paz, la justicia, la libertad y la paz”.

Durante el recorrido por las calles de la población (La Grita, estado Táchira), los fieles animaban con cantos, rezaban el rosario, participan de las meditaciones guiadas por los sacerdotes. 

Al pasar por la parroquia Nuestra Señora de los Ángeles, quienes llevaban en hombros la imagen del Santo Cristo lo acercaron a la imagen de la Virgen, y monseñor Mario Moronta, el obispo de San Cristóbal, elevó una oración por la vida.

Los cargadores de la imagen del Santo Cristo, hombres y mujeres, ofrecían sus sacrificios pidiendo algún favor o agradeciendo milagros recibidos.

La procesión concluyó con la eucaristía frente a la Basílica del Espíritu Santo entronizando nuevamente al Santo Cristo en el templo, luego de esta celebración de los 408 años de la milagrosa talla de su imagen.





Venezuela y el “secuestro” del diputado opositor Juan Requesens


Comparte este artículo para tener la oportunidad de ganar una peregrinación a Roma

“Hoy puedo hablar desde aquí, mañana, no sé”, dijo el parlamentario, horas antes de ser “secuestrado” junto a su hermana por funcionarios de la policía política adscrita al régimen socialista de Venezuela

Ago 09, 2018
“Yo no puedo decir que esto se lo llevó quien lo trajo. Yo me niego a rendirme. Yo me niego a arrodillarme frente a quienes hoy pretenden quebrarnos la moral (…) Muchos hermanos están hoy fuera de nuestro país y muchos están bajo tierra porque los mataron, porque los mataste, Nicolás. Y los que todavía podemos estar aquí, vamos a seguir poniéndoles el pecho. Hoy, yo puedo hablar desde aquí, mañana, no sé”.
De esta manera se pronunciaba el diputado Juan Requesens, a las 13:30 horas, del martes 7 de agosto, desde la Asamblea Nacional, en una sesión convocada en apoyo de su colega José Manuel Olivares, quien tuvo que salir de Venezuela, ante las amenazas de captura a su esposa por parte del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, Sebin. “José Manuel Olivares hizo lo que tenía que hacer: sacar a su familia de Venezuela”, decía con vehemencia, el joven diputado electo por el estado Táchira.
Requesens, consciente de lo que podrían representar sus palabras, dijo: “Lo que yo si quiero reafirmar hoy, y lo que yo sí le quiero decir a este pueblo es que nosotros vamos a seguir haciendo todo lo que podamos hacer para lograr lo que hoy toda Venezuela: sacar a Nicolás Maduro del poder”.
Cinco horas más tarde, Requesens era “secuestrado” por 14 funcionarios del Sebin, que abruptamente ingresaron a su residencia al este de Caracas, para llevárselo junto a su hermana Rafaela Requesens, presidenta de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Central de Venezuela.
Simultáneo al arresto de los hermanos Requesens, Nicolás Maduro acusó a Juan de participar en la “conspiración” del 4 de agosto que atentó contra su vida e incriminó también al diputado Julio Borges, ex presidente de la Asamblea Nacional. Los diputados habrían contactado en Colombia al militar retirado Juan Carlos Monasterios, alias “Bons”, para participar en el atentado a Maduro con drones contentivos de cargas explosivas durante un acto en la avenida Bolívar de Caracas, según la versión oficial.

VENEZUELA
Juan Requesens - Twitter

En un video de contenido borroso que fue presentado por Maduro en la cadena televisiva, alias “Bons”, dijo: “Recibí un mensaje de texto del diputado Juan Requesens diciéndome que él era el encargado de pasarme hasta el otro (frontera) lado por medio de Julio Borges que lo había mandado a hacer eso”.
La versión oficial, una vez más, no encuentra credibilidad. A Gabriela Ramírez, ex defensora del pueblo, le recuerda otros hechos. “Recuerdo al capitán Caguaripano hinchado, con los ojos inyectados de sangre por la golpiza y conteniendo las lágrimas del dolor. Luego veo al terrorista cooperante, en posición relajada, fresquito narrando cómo matarían al presidente. Algo no cuadra”, dijo en su cuenta de Twitter.

Lo declaran desaparecido

Tras el “secuestro” de los hermanos Requesens, el partido Voluntad Popular denunció los hechos y exigió “la inmediata liberación”, alegando violación a la inmunidad parlamentaria, “lo cual es una grave arremetida contra la Constitución de la República”.
“En lugar de amenazar con muerte y violencia, y preocuparse solo por su seguridad personal, la dictadura de Nicolás Maduro debe permitir la urgente apertura de un canal humanitario para que se detenga el mayor atentado contra la vida de los venezolanos”. También alertaron en el comunicado “sobre una posible ola de represión para incriminar a otros dirigentes políticos en este hecho”.
Por su parte, el partido Primero Justicia informó que estuvieron en contacto con los familiares de los hermanos Requesens que no tenían conocimiento de su paradero. “Esta es una nueva muestra de cómo la persecución política del régimen se acrecienta”.


VENEZUELA
Juan Requesens - Twitter

Juan a Rafaela: “¡Mucha fuerza!”

Los hermanos Requesens fueron trasladados en vehículos separados hasta la sede del Sebin en El Helicoide, Caracas, y antes de la medianoche, se conoció la libertad de Rafaela. “Hago responsable al régimen de Nicolás Maduro por lo que pueda suceder a mi hermano y a toda mi familia, dijo Rafaela al salir de El Helicoide.
La mañana del miércoles 8 de agosto, la joven volvió a conversar con los medios y explicó que dejó a su hermano Juan en buenas condiciones físicas. “Mucha fuerza, Rafaela”, fue la petición de este a su hermana, cuando se despedía de ella.
Sin embargo, los demás familiares y abogados no han podido establecer contacto con Juan Requesens, ante lo cual, directivos de la Asamblea Nacional exigen al Gobierno de Nicolás Maduro respetar su condición de ciudadano y su fuero parlamentario.

¡Vale Toda Vida!: Los senadores argentinos rechazaron el proyecto de aborto libre


Con el proyecto de ley rechazado, no se debiera poder presentar uno nuevo hasta el año que viene. El país del papa Francisco sigue consagrando el derecho a la vida desde el momento de la concepción.

Ago 09, 2018
Tras una maratónica sesión de más de 16 horas el Senado argentino rechazó el proyecto de ley que contaba con media sanción de la Cámara de Diputados y hubiese legalizado el aborto en la Argentina. Fue por 38 votos a 31, con dos abstenciones, y una ausencia.
No hubo sorpresas con respecto a lo que los senadores ya habían anunciado votarían. No hubo giros repentinos, como sí había ocurrido en la Cámara de Diputados. Desde todas las plataformas, hubo votos a favor y en contra, confirmando la transversalidad de las opiniones en todos los partidos. Oficialistas, peronistas, radicales, desde todos los frentes, hubo rechazos a un proyecto que los senadores juzgaron, más de uno, como “malo”.
El Proyecto, expresaron varios, pasaba de considerar al aborto un delito a consagrarlo un derecho; de penalizar al médico que hiciese un aborto, a penalizar al profesional que no lo hiciese. Muchos hicieron referencia a la inconstitucionalidad y a las consideraciones que hay en la carta magna y los tratados internacionales suscriptos sobre el cuidado de la vida desde el momento de la concepción. También a la arbitrariedad de considerar el aborto libre hasta la semana 14, entre muchos otros argumentos.
Durante la discusión, algunos senadores sostuvieron que hubiesen apoyado un proyecto de despenalización del aborto en algunas condiciones, como actualmente habilita un fallo de la Corte Suprema de Justicia a partir de un artículo del código penal. En la insistencia de los promotores del proyeto por sostener un texto que iba hacia una legalización más allá de una despenalización, y que previsiblemente hubiese sido judicializado, se encuentran algunas de las claves que explican el resultado.
PROLIFE
Marko Vombergar-ALETEIA
Fue conmovedora la presencia de ciudadanos pidiendo por la vida en las calles frente al Congreso de la Nación. Estoicamente enfrentando a la lluvia, el frío, el viento. Los medios de comunicación incluso reconocieron que entre los grupos a favor de la legalización del aborto y los grupos a favor del cuidado de las dos vidas había más paridad en cuanto a cantidad de asistentes de lo que había sido la sesión en la Cámara de Diputados.
La vigilia complementó lo que fue una serie de manifestaciones públicas en todo el país, muchas de ellas con decenas de miles en las calles, con consignas como Vale Toda Vida o Cuidemos las Dos Vidas. Muchos senadores argumentaron su postura en contra del aborto a partir de lo que habían percibido era la voluntad mayoritaria de los ciudadanos en sus provincias. Pudieron ver más allá de lo que los medios nacionales expresaron, medios que en muchos casos omitieron por completo informar de la contundencia de las manifestaciones en el interior, dando más prioridad informativa a expresiones de algunos referentes artísticos. Como algunos senadores señalaron, se subestimó la voz de los argentinos alejados de las grandes urbes.
Fue igualmente conmovedora la Misa en la Catedral de Buenos Aires, celebrada por obispos de todo el país y el Nuncio Apostólico, mientras los senadores discutían el proyecto. No cabía en el templo un alfiler. En su homilía, el cardenal Poli elogió el ejercicio democrático del debate, en el que confluyeron voces a favor y en contra del proyecto. “Pero los únicos que no tuvieron la oportunidad de hacerse escuchar son los niños que luchan por nacer y entrar al banquete de la vida”, recordó, y completó: “El corazón y la razón se revelan ante tamaña injusticia, porque los no nacidos tienen derecho de participar de nuestra historia, de pertenecer a una Nación –suelo en que se nace–, donde hay lugar para todos y nadie sobra”.
“Nos tenemos que hacer cargo de que debemos multiplicar espacios solidarios, de contención y ayuda concreta: que haya casas donde las jóvenes mamás embarazadas sean recibidas con el abrazo materno de mujeres que tuvieron la alegría de concebir, a pesar de todo”, instó el Arzobispo de Buenos Aires, a la vez que lamentó que la discusión, “ha sido causa de nuevas divisiones en la comunidad nacional y una vez más, se debilita el equilibrio para mantener la deseada paz y amistad social”.
Como hicieron saber muchos senadores en sus exposiciones, abundaron durante estos meses muchas expresiones de odio y violencia. A quienes se han opuesto al aborto se los ha llamado retrógrados y medievales, entre otros calificativos. Se ha fustigado a quienes han hablado desde sus convicciones personales, y comentarios despectivos hacia quienes profesan religiones incluso en el recinto. Se han realizado pintadas a templos y proferido blasfemias. “Se ha denostado como nunca en la historia a los católicos”, clamó la senadora Silvia Elías de Pérez sobre el final de la sesión. También hubo injustificables agresiones a quienes han promovido el aborto. Más allá del ejercicio democrático del diálogo, se vivió en la Argentina un clima de mucha tensión.
Con el proyecto rechazado, no se debiera poder presentar el proyecto de ley hasta el año que viene. Medios periodísticos aseguran que por ser el 2019 un año electoral no habría oportunidades de que el proyecto llegue al recinto. Por lo que recién en 2020, y con un nuevo período presidencial y una renovación parcial del senado, podría volver a ser tratado.
Mientras tanto, la Argentina sigue consagrando el derecho a la vida desde el momento de la concepción. Gracias a 38 senadores que oyeron el clamor de argentinos de todo el país, argentinos que contra el desprecio de muchos rezaron, caminaron, marcharon, escucharon, hablaron, innovaron, pusieron muchos recursos que de por sí escasean, y renovaron y asumieron compromisos ante dramas ante los que no se puede pasar de largo.


lunes, 6 de agosto de 2018

Cayito Aponte, el humorista que le pone rostro a la crisis de salud en Venezuela


Familiares del comediante de 80 años, acuden a las redes sociales porque los medicamentos para combatir el cáncer son de alto costo, y no se consiguen en Venezuela

“De todas las cosas malas se sacan cosas buenas. Con esto he recibido en carne propia, al propio venezolano, ese venezolano que siempre está pendiente de tender la mano amiga”, dijo el humorista José Rafael Aponte Álvarez, mejor conocido como “Cayito Aponte”, agradeciendo así los gestos solidarios dentro y fuera de Venezuela, luego de conocerse la solicitud de apoyo económico colgada en las redes sociales para superar la recaída de un cáncer diagnosticado por primera vez en el año 2014.
Sus hijos, familiares y amigos emprendieron una campaña en la plataforma Gofundme  para recaudar los fondos necesarios que le ayuden a superar la terrible enfermedad, porque en Venezuela el alto costo de los medicamentos oncológicos los hacen inalcanzables. “En abril de 2017 fue detectado en un chequeo anual de oncología, que el cáncer de vejiga previamente tratado 3 años antes, estaba de vuelta”, dice en el mensaje.
Añaden que en esta ocasión, Cayito “no recibió muy bien la noticia, y lamentablemente se tuvo que retirar de los escenarios de forma indefinida, para así poder enfrentar los tratamientos que traía esta reaparición del cáncer”. Los familiares están esperando el suministro de unos medicamentos e insumos que deberían durar un año.
El problema de esto es el alto costo de los catéteres y de las operaciones para ser colocados”, expresan en el mensaje de la plataforma digital. Cuentan que “en la última hospitalización se detectó un trombo en una pierna, cosa de mucho cuidado y que ha requerido de medicamentos que no se consiguen en Venezuela”.
Debido a todo esto nosotros, sus hijos, ahora sí nos vemos en la necesidad de solicitar ayuda en su nombre, porque hasta ahora habíamos podido enfrentar económicamente las intervenciones, medicamentos, tratamientos y terapias, pero el alto costo (…) ya sobrepasa y afecta el presupuesto de nosotros y nuestras familias”.
Los familiares reconocen que hay mucha gente dentro y fuera del país que quieren ayudarlo, “bien sea por admiración, agradecimiento o por ser humanitarios, cualquiera sea su motivo todo aporte es una paso más cerca para seguir tratando a nuestro viejo y que pueda levantarse de nuevo y con suerte volver a esos escenarios donde pertenece”.
CAYITO APONTE
Fair use

Cayito Aponte quería ser cura

La historiografía del actor señala que “Cayito Aponte” quería ser cura desde niño pero Dios le tenía reservado otro destino: cantante lírico y pioneros del humorismo en la televisión venezolana. 
Desde el 16 de septiembre de 1959 comienza a trabajar en Radio Caracas Radio, RCTV. Al poco tiempo, es la figura del programa “Radio Rochela”, que por cincuenta años, durante todos los lunes, batía récord de audiencia en Venezuela.
RCTV fue sacada del aire el 27 de mayo de 2007, por el presidente Hugo Chávez. El cierre definitivo ocurrió en 2010 y “Cayito Aponte” puso nuevamente su voz de barítono para despedir el espacio humorístico como se hacía regularmente. “Se va la audición, que les vaya bien…”interpretó Aponte, terminando así el programa que “apenas había llegado a los 40 años al aire”, alcanzó el Récord Guinness de duración.
Pero ahora la lucha de “Cayito Aponte”, que cuenta con 80 años de edad, se centra en superar el regreso del cáncer. El actor, que de niño se encariñó con el oficio de monaguillo en La Victoria, estado Aragua, su ciudad natal, todavía no quiere poner la nota definitiva como lo hizo con “Radio Rochela” y lucha por superar la enfermedad.
El Imitador de CAP. “Cayito Aponte” ha contado que durante el segundo día de su debut en la televisión venezolana, imitó al cantante Nat King Cole. Además, entre sus famosas caracterizaciones está la del ex presidente venezolano Carlos Andrés Pérez, quien en dos ocasiones y por 72 horas, sacó del aire a RCTV, en 1976 y 1989, aunque por razones distintas al uso del humorismo al parodiarlo.
Otros personajes imitados por Cayito Aponte fueron Pedro Vargas, Lucho Gatica y Fernando Albuerne. Todavía está esperanzado realizar la última ópera de Giuseppe Verdi, Falstaff. “Ese personaje es una maravilla”, asegura. Dios permita que su sueño sea realidad y vuelva a escucharse al ronco barítono del humor venezolano.


viernes, 3 de agosto de 2018

Venezuela: “Pacientes con cáncer son hijos de Dios y merecen morir dignamente”


“En los hospitales no se consigue morfina ni otros medicamentos para que los enfermos terminales, al menos, tengan una muerte digna”, denuncian organizaciones no gubernamentales


“La situación de los pacientes oncológicos, como el resto de los enfermos crónicos en Venezuela, es horrible. No tienen medicamentos y ni siquiera tienen un buen morir. Pareciera que la esperanza de encontrar medicamentos que calmen el dolor físico que genera el cáncer, se desvanece ante la indolencia del Gobierno de Nicolás Maduro. Como hijos de Dios que somos, todos merecemos morir con un poquito de dignidad”.
Así lo dice Mildred Varela, sobreviviente de cáncer de mamas, dedicada a través de la Asociación Civil Con la Vida (Aconvida), a ayudar a niños y adultos que sufren esta enfermedad, ya que al menos 55 mil están sin medicamentos en el país bolivariano.
Varela realiza junto a sus compañeras una intensa labor social en el Hospital “JM de los Ríos” de Caracas; además, siempre acompaña en sus exigencias ante las autoridades sanitarias a los pacientes de Parkinson, Acromegalia, VIH Sida y Trasplantados, entre otros. 
En esta ocasión habló con Aleteia, durante una protesta que los pacientes crónicos realizaron junto a los médicos y enfermeras, frente a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), en Caracas.
 “Nosotros recibimos más de cien llamadas al día de gente pidiendo desesperadamente que les ayudemos con los medicamentos, inclusive la Morfina, porque muchos han recaído y otros están haciendo metástasis”, indicó esta mujer que alterna sus responsabilidades del hogar con esta lucha social que se vive por la salud en Venezuela.
Es horrible esperar que una persona fallezca para que sus familiares donen sus medicamentos y entonces podamos entregárselos a  otros pacientes. Los venezolanos no nos merecemos esto”, dijo repudiando la indolencia oficial. No obstante, indicó la necesidad de “insistir en esta lucha por una calidad de vida para todos los venezolanos”.

El gobierno es responsable del círculo fatal

Indicó que el Instituto Venezolanos de los Seguros Sociales, IVSS, es el responsable de traer a Venezuela estos medicamentos de alto costo. 
“Los medicamentos de cáncer y de los demás pacientes crónicos, no se compran en cualquier sitio. ¿Qué ha sucedido en lo que va de este año? Han traído algunos escasos medicamentos. Pero esto no sirve”.
Explicó que un solo tratamiento no es suficiente para los pacientes. “Si la persona se pone una sola quimioterapia, el tratamiento no es efectivo y recae, o en el peor de los casos, no le surte ningún efecto; por el contrario, le daña los órganos sanos”.

“¿Dónde están los medicamentos?”

Francisco Valencia quien es trasplantado y director de la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y la Vida (Codevida), convocante de la actividad, indicó que esta situación se viene presentando hace más de 4 o 5 años atrás. 
“La cantidad de personas con daños a su salud es incontable, igual que la asistencia a su muerte. La magnitud del daño no se puede ya cuantificar”, expresó frente a la OMS/OPS.
De igual manera, denunció que esas organizaciones de los pacientes crónicos y otras condiciones no han tenido contacto con los responsables del ministerio del Poder Popular para la Salud (Carlos Alvarado) y la presidente del IVSS (Magaly Gutiérrez Viña). El IVSS tiene una escasez de medicamentos que ronda el 90 por ciento.
“Desconocemos cuáles son los planes de ejecución inmediatos para la compra de medicamentos e insumos para abastecer los hospitales (…) El presidente de la República anunció la aprobación de recursos para la compra de medicamentos e insumos para Parkinson, trasplantados, cáncer y otras enfermedades, y hasta el día de hoy ninguna persona tiene acceso a estos medicamentos.”
“¿Dónde están los medicamentos?”, se preguntó Valencia, añadiendo que “esta emergencia humanitaria está acabando con la población venezolana”. “Así nos quede poco tiempo de vida y de salud, nosotros no vamos a callar porque es nuestro derecho”.
Refirió que en Venezuela hay 88 mil personas con VIH y más de 55 mil sufren cáncer. “En los últimos meses han muerto 11 trasplantados, 32 personas con hemofilia y 3 mil personas con VIH han perdido la vida”, aseguró ante los medios de comunicación.

KARLA ALMARZA. Mientras los directivos de gremios y pacientes entregaban el pliego de peticiones ante las oficinas de la OPS/OMS, se presentó Daniela Jiménez con su hija Karla Almazara de 5 años en brazos. La niña es paciente oncológica del “J. M. de los Ríos” y su madre dijo que “tiene más de dos meses sin recibir la quimioterapia”.

En el Seguro Social nos dicen que no tienen quimioterapias”, recordó la señora Daniela. El alto costo de estos medicamentos resulta inalcanzable para ella.