domingo, 5 de abril de 2020

Cardenal Urosa: "La Semana Santa alienta nuestra esperanza en tiempos de peste"


El arzobispo emérito de Caracas reflexiona acerca de la realidad que sufre la humanidad e invita a fortalecer la fe motivando a seguir “adelante con esperanza”. "¡Unidos a Cristo podemos vencer todas las dificultades!", dice Urosa

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Caracas, 5 de abril 2020 
(Actualizado)

El cardenal Jorge Urosa Savino, arzobispo emérito de Caracas (Venezuela) desde una reflexión netamente religiosa, que difundió difundida este viernes 3 de abril 2020, busca responder a las preguntas que desde lo espiritual se están haciendo muchas personas sobre la pandemia del coronavirus, la cual ha cobrado la vida a casi 60 mil e infectado a más de un millón de seres humanos de acuerdo con los datos oficiales de la Organización Mundial de la Salud.

“¿Por qué la muerte de las víctimas y la angustia de millones de personas? ¿Por qué permite Dios esta trágica pandemia? (…) ¿Por qué el sufrimiento? ¿Por qué esta peste?, se pregunta Urosa en estas reflexiones acerca del episodio que marca la Semana Santa 2020, “trágicamente histórica, en tiempos de peste, y peste global”.

En el trabajo titulado “Afirmación de vida y felicidad a pesar de la peste”, la primera respuesta del Purpurado venezolano precisa que “es un misterio”. Pese a ello, argumenta que “el enigma del dolor se esclarece un poco, se entiende algo –no totalmente- a la luz de la fe cristiana en Cristo, Hijo de Dios hecho hombre para nuestra redención, nuestra salvación, y felicidad eternas”.

Consecuencia del pecado cometido por los hombres


“El mal físico y, entre otras cosas, la muerte, son efecto del pecado original y del pecado del mundo, los pecados de los seres humanos”, dice el cardenal, afianzado su reflexión en las enseñanzas de San Pablo en su carta a los romanos. También expone que el “mal moral ha introducido en el mundo el desequilibrio, las pasiones y vicios, la tristeza y la angustia”.

El cardenal Urosa está convencido de que el sufrimiento se debe al pecado, “al pecado de Adán en primer lugar y al pecado del mundo, de los seres humanos a través de la historia y hoy, de nuestros pecados que hacen tanto daño a los demás”.

A continuación el mensaje del Cardenal Urosa:

SEMANA  SANTA
Afirmación de esperanza a pesar de la peste


+Cardenal Jorge Urosa Savino, Arzobispo Emérito de Caracas


Sin duda esta del año 2020 es una Semana Santa trágicamente histórica.  En tiempos de peste, y peste global… Desde fines de la segunda Guerra Mundial no estuvo la humanidad entera sometida como ahora a una situación tan grave, mortal, como esta. Pues bien: a pesar de esta inexorable realidad, la Semana Santa cristiana providencialmente viene a darnos aliento, fortaleza y esperanza de vida y de felicidad.

Todos sentimos temor y tristeza por la amenaza que esta pandemia encarna, por el dolor y sufrimiento que ya ha producido. No solamente por las muertes causadas, sino por las exigencias y consecuencias de la necesaria cuarentena. En estas circunstancias se nos plantea a todos y cada uno de nosotros el enigma, el misterio sobrecogedor del sufrimiento humano. ¿Por qué la muerte de tantos y la angustia de millones de personas? ¿Por qué permite Dios esta trágica pandemia?

Nosotros los cristianos afirmamos con fe viva y firme que “Dios es amor” (1 Jn 4,8). A pesar de la realidad del dolor, de la muerte, del mal físico y moral, nosotros proclamamos que Dios nos ama, y que nos ha creado para que seamos felices. Pero entonces: ¿Por qué el sufrimiento? ¿Por qué esta peste? Es sin duda un misterio. Pero el enigma del dolor se esclarece un poco, se entiende algo –no totalmente -a la luz de la fe cristiana en Cristo, Hijo de Dios hecho hombre  para nuestra redención, nuestra salvación, y felicidad eternas. Él, siendo Dios, asumió la realidad humana en todo, menos en el pecado  (He 4,15), para acompañarnos, para darnos el ejemplo de fortaleza ante el sufrimiento y convertirlo en fuente de redención, y para darnos la esperanza de la resurrección con su propia resurrección.

El mal físico y, entre otras cosas, la muerte, son efecto del pecado original y del pecado del mundo, los pecados de los seres humanos. Eso nos lo enseña San Pablo en su carta a los romanos 5, 12-17. El mal moral, la maldad, ha introducido en el mundo el desorden, las pasiones y los vicios, la tristeza y la angustia. El sufrimiento se debe al pecado, al pecado de Adán en primer lugar y al pecado del mundo, de los seres humanos a través de la historia y hoy; de nuestros pecados, que hacen tanto daño a los demás.

Nuestra fe cristiana nos enseña que el misterio del dolor se esclarece y se hace llevadero a la luz de Cristo crucificado, de Cristo Nazareno, que lleva su cruz, la carga del sufrimiento como nosotros; que muere ofreciendo su vida a Dios en expiación de los pecados de la humanidad. Y que resucitó gloriosamente. ¡Sí! Él resucitó y derrotó así al mal, al  pecado, al demonio y a la muerte.

Sin duda la entrega de Jesús a la muerte, y su posterior resurrección, si bien no logren explicar todo y dar respuestas a todas las preguntas sobre el sufrimiento, especialmente el de los inocentes, nos confortan y alientan. El, que es Dios, se hizo uno de nosotros, compartió con nosotros el sufrimiento, y lo venció y superó con la resurrección.

Por eso la Semana Santa católica, celebración litúrgica de la Pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, nos conforta, nos consuela, nos fortalece, nos llena de esperanza. Estamos llamados a la vida, a la salvación, a la felicidad. Cristo en la cruz y luego resucitado, victorioso del sepulcro, así nos los reitera y asegura. Por eso, aun en medio de esta cruel peste mundial, podemos fortalecer nuestra fe -como nos exhortó el Papa Francisco el 27 de marzo en San Pedro-, e ir adelante con esperanza. ¡Unidos a Cristo podemos vencer todas las dificultades!

Aprovechemos entonces esta cuarentena colectiva para leer con calma el Nuevo Testamento, y sobre todo los relatos de la pasión muerte y resurrección del Señor. Yo les recomiendo, en especial, los relatos de San Mateo, capítulos 26 al 28. Y de San Juan, 18 al 20.

Si, es cierto: no tenemos las respuestas a todos los interrogantes que nos plantea el sufrimiento humano, en especial de los inocentes. Pero tenemos la afirmación del amor de Dios a cada uno de nosotros en Jesús, el Nazareno. Él, siendo Dios se abajó a nuestra humilde condición humana, afrontó la muerte en la cruz, pero luego, resucitó, gloriosamente (Cfr. Fil. 2, 5-11). El nos acompaña y nos enseña el camino hacia la paz, la salvación y la felicidad: por la cruz de las contrariedades, de las dificultades de la existencia, del dolor y de la muerte, vamos hacia la felicidad de la resurrección y la vida eterna.

Aprovechemos bien esta Semana Santa. Con la lectura del Evangelio, con más oración en familia, siguiendo las celebraciones litúrgicas por TV, radio e internet. E invoquemos confiadamente a nuestra madre amorosa, María, reina y madre de misericordia. ¡DIOS ES AMOR, Y EL ESTÁ CON NOSOTROS!

Caracas, 3 de abril de 2020



sábado, 4 de abril de 2020

Venezuela: ¿Por qué el Santísimo recorre las calles en medio de la pandemia?


 Venezuela es el único país consagrado al Santísimo Sacramento. La Iglesia quiere estar cerca de la gente confinada por la pandemia del coronavirus, llevándoles esperanzas con las “Misas en casa” a través de las redes sociales y recorriendo las calles con Jesús Sacramentado


Abr 04, 2020

“¡Despertaron a los Curas! Ahora, sus celebraciones han llegado a cientos de personas y a todo el mundo. ¡El templo está vacío, pero la iglesia está despierta!”, dice el religioso franciscano Ángel Cacheda Lamas, en reflexiones difundidas desde El Tigre (estado Anzoátegui), intentando dar respuesta al dinamismo de calle emprendidos por muchos sacerdotes en medio de la pandemia del Covid-19 que también se vive Venezuela.

Fray Ángel, quien ha sido superior de los franciscanos y ahora está radicado en Cagua (estado Aragua), lanza varias preguntas que motivan a conocer las razones de estos sacerdotes para seguir trabajando a pesar del momento, doloroso y lleno de incertidumbres: “¿Se tomaron unas vacaciones? ¡No! ¿Se fueron a dormir? ¡No! ¿Un sabático? Absolutamente, ¡No! Pues entonces, ¿qué hicieron?”, pregunta el franciscano.

Han invadido las redes sociales celebrando misas, exponiendo el Santísimo, compartiendo Laudes, vísperas y completas con su pueblo. Rezan el rosario, meditan el Vía Crucis y hasta la coronilla de la Divina Misericordia. Y como si fuera poco, también celebran distintos triduos”, expresa él mismo, a modo de respuesta.  

Venezuela consagrada al Santísimo Sacramento

El padre Wilfredo Corniel (dehoniano) eleva el Santísimo sobre Caracas, al fondo El Helicoide el temido centro de reclusión de los presos políticosa de Venezuela. Vía @ccsvamosamisa
Pudiera decirse que estas iniciativas implementadas a los largo de las últimas tres semanas para llevarle esperanza y mostrar su cercanía a la gente, son la continuidad del trabajo que han venido haciendo, aunque en circunstancias “normales”, desde sus diferentes realidades. Porque la Iglesia siempre ha estado acompañando a los venezolanos, ayudándoles a sortear la dura realidad socio política experimentada desde hace poco más de cuatro lustros.

A ese panorama se suma la pandemia del Covid-19, una variante del coronavirus que desde finales del año 2019 toca las cimientes de poder en el mundo, consiguiendo a Venezuela, con un sistema sanitario devastado y sin rumbo. Aquí, solo la fe en Dios parece vislumbrar un camino de esperanza en medio de la incertidumbre reinante. Así lo entiende la Iglesia.

Por eso se hace pertinente reflexionar en ese camino de esperanza: “¿Qué ha pasado?” - No es fácil saberlo sin recurrir al hecho espiritual para encontrar las razones de lo que está pasando con los sacerdotes en Venezuela. Pero con la llegada de la pandemia, la iglesia venezolana asumió nuevas estrategias pastorales para darle respuestas a una feligresía que se quedaba sin misas y, posiblemente, sin la Semana Santa, igual que el mundo entero.

Desde el 19 de marzo, con la Jornada Nacional de Oración, convocada por la Conferencia Episcopal Venezolana, han variado muchos aspectos tradicionalmente vinculados al periodo cuaresmal; no obstante, la Iglesia enfatiza el trabajo que históricamente ha hecho en las comunidades: motivar la Fe, la Esperanza y la Caridad entre las personas.

Además, Venezuela es el único país del mundo consagrado al Santísimo Sacramento, hecho ocurrido el 2 de julio de 1899 por parte del presbítero Juan Bautista Castro quien más tarde se convirtió en el 8º arzobispo de Caracas. Por eso, sus sacerdotes buscan en Jesús Sacramentado el auxilio necesario ante esta calamidad que se presenta con signos catastróficos. Hasta ahora las cifras no se presentan en Venezuela como en otros países.

Con esa fe, muchos sacerdotes salieron y están saliendo de los templos para recorrer las calles de los caseríos, poblados y grandes ciudades, mostrando la misericordia de un Jesús que se hizo hombre y padeció por la redención de la humanidad. Los sacerdotes saben que con el Santísimo Sacramento están llevando esperanza; además, dejan ver el rostro de un Dios misericordioso en medio de esta pandemia. Contradictoriamente, la lógica de un mundo que desprecia a Dios, ahora lo necesita y lo busca para refugiarse en él.

Misa en casa y curas en la calle


A la par de estas experiencias de “iglesia en salida”, celebran ceremonias de carácter privado (misas) que son transmitidas por los medios tradicionales (radio y televisión) y las redes sociales. “Desde ahora no tenemos misas para el público pero los Sacerdotes sí pueden celebrar Misa en privado por la salud de todos”, dijo a mediados de marzo el cardenal Baltazar Porras Cardozo. Él mismo invitó a seguir la Santa Misa desde los hogares a través de esos instrumentos. 

Los espero todos los días para orar juntos por Venezuela en la Santa Misa. Hora 11am, por mi cuenta en Instagram”, expresó el 23 de marzo.

En la diócesis de San Cristóbal comenzaron a impartir la bendición con el Santísimo Sacramento a los fieles que permanecen en sus hogares. Monseñor Mario Moronta, salió a la vía pública luego de impartir la bendición desde la Catedral de San Cristóbal. “Realizó una breve procesión hasta el Viaducto Viejo para desde allí bendecir hacia los cuatro puntos cardinales”, dijo para Aleteia el padre Johan Pacheco.
¡Las campanas suenan desde los templos como signo de la comunión en la oración y la presencia de Dios en medio de su pueblo!”, indicó Pacheco. Algo nunca visto.

Experiencias similares se están viviendo en otras localidades venezolanas, con gran eco en las redes sociales y en portales electrónicos. Los prelados, responsables de las diócesis y arquidiócesis, dieron “luz verde” a sus sacerdotes para que las iniciativas fluyan.

De esta manera -la Iglesia venezolana afianzada en Jesús Sacramento, el centro de la fe cristiana- se adapta a un mundo necesitado de apoyo, orientación y acompañamiento, en medio de un confinamiento que no se sabe cuándo terminará, pero que ha permitido reunir a familias como “las verdaderas iglesias domésticas” que nunca dejaron de ser.



Venezuela: ¿De dónde venimos, dónde estamos, a dónde vamos?


Padre Vicente Mancini saluda a un anciano en el hospicio Madre Teresa de Calcuta en Caracas - @GuardianCatolic
Hoy, Viernes de Concilio, se reúne el Sanedrín para planificar la condena a Jesús de Nazaret, hijo de Dios y hermano de la humanidad. Jesús, el justo inocente, es condenado a la tortura y muerte en la cruz después de un juicio amañado, sin el debido proceso, por parte de los poderes de su tiempo.

Por Alfredo Infante S.J.

En esta atmósfera espiritual y en el contexto de la pandemia del Covid-19, es oportuno que nos preguntemos: ¿de dónde venimos, dónde estamos y a dónde vamos? ¿Somos los venezolanos el justo inocente sacrificado por quienes sustentan el poder?

Antes de la llegada del coronavirus, el país ya se encontraba inmerso en una emergencia humanitaria compleja, es decir, en un contexto donde la vida y los derechos fundamentales de las mayorías no estaban garantizados

Basta con leer el informe de la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, en su visita de 2019, para tener una fotografía aproximada de nuestra situación. Son útiles también los diversos reportes producidos por la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) o la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) sobre el éxodo masivo de connacionales, expulsados de su nación debido a las condiciones de pobreza y carencia de oportunidades; podemos echar una mirada a los informes que han producido en los últimos tres años ONG de DD.HH. y acción humanitaria sobre ejecuciones extrajudiciales, protestas, crisis de servicios públicos (agua, electricidad, recolección de basura, transporte), acceso a la alimentación, a la educación y a la salud, especialmente, el drama de los enfermos crónicos.

Todos ellos nos recuerdan que esa emergencia no ha pasado. Es un grito que se pretende acallar en medio de la pandemia, pero que hace más grave nuestra tragedia.

La violencia del virus azota a la humanidad y mata a miles de personas en el mundo; ningún país escapa, ninguna clase social, la única medida preventiva es el aislamiento o cuarentena, pero nuestro país no está preparado porque los hospitales no reúnen las condiciones adecuadas, los servicios públicos están colapsados y, por el quiebre de la economía, la mayoría vive de la informalidad y el rebusque diario. 

En medio de esta situación, justo las personas más vulnerables como son los enfermos crónicos (pacientes renales, diabéticos, tuberculosos, seropositivos, hemofílicos) y los adultos mayores se han visto en la necesidad, como siempre, de alzar la voz para denunciar el riesgo de muerte y exigir sus derechos(1), y junto a ellos, los trabajadores de la salud (médicos, enfermeras, empleados y obreros de hospitales) quienes no cuentan con los insumos mínimos necesarios para un ejercicio seguro de la solidaridad.

¿A dónde vamos? La Iglesia y varios sectores de la sociedad civil vienen proponiendo un «acuerdo social humanitario» que construya un marco político, jurídico y operativo que permita poner en marcha un plan concertado de acción integral ante la pandemia. El llamado sigue siendo al liderazgo. Si no actuamos de esta manera, y los políticos se mantienen de espaldas a la emergencia humanitaria, pasaremos a una catástrofe humanitaria, una desgracia de consecuencias inimaginables donde todos perderemos. Hoy, los venezolanos, como Jesús, el justo inocente, somos condenados a muerte.
Boletín del Centro Arquidiocesano Monseñor Arias Blanco

27 de marzo al 02 de abril de 2020/ N° 53

ASCENDIÓ A CINCO EL NÚMERO DE FALLECIDOS POR CORONAVIRUS EN VENEZUELA. LA OPS ADVIRTIÓ QUE CONTAGIOS EN AMÉRICA ALCANZARÁN SU PICO EN UNO O DOS MESES. Delcy Rodríguez reportó este jueves que otras dos personas murieron por Covid-19, una en el estado Trujillo y otra en Miranda. La funcionaria detalló que el paciente de la entidad andina tenía una enfermedad broncopulmonar obstructiva previa. Agregó que presentó síntomas a partir del 22 de marzo y el día 30 de marzo decidió ir a un hospital, falleciendo la noche del 1 de abril. El otro fallecido era un hombre de 63 años de edad, recluido en terapia intensiva de una clínica privada, quien fue uno de los primeros casos conocidos. Rodríguez también informó que la cifra de contagiados llegó a 146. Agregó que el número de recuperados asciende a un 29% y que cinco personas se encuentran en terapia intensiva. La Organización Panamericana de la Salud pidió a los gobiernos de América aumentar las medidas de prevención y contención de la pandemia, incluyendo el distanciamiento social y la cuarentena. Señaló que la situación va a “escalar y empeorar” hasta llegar al pico de contagios, probablemente, en “uno o dos meses”.
Viernes 27. CLIVER ALCALÁ SE ENTREGÓ A LA DEA EN COLOMBIA. El general retirado es uno de los 15  acusados de narcotráfico, por el Departamento de Justicia de EE.UU., de una lista encabezada por Nicolás Maduro y Diosdado Cabello. Alcalá se puso en manos de los funcionarios de la Agencia Antidroga de Estados Unidos, en la ciudad de Barranquilla, donde residía desde hace dos años, y voló en un avión de la DEA hacia Nueva York, donde sería imputado ante los tribunales y se espera colabore con las autoridades. El fiscal general designado por la Asamblea Constituyente, Tarek William Saab, anunció que abrió una investigación penal contra Juan Guaidó, Alcalá Cordones y otras personas por "traición a la patria, tráfico ilícito de armas de guerra, terrorismo, intento de magnicidio y asociación (para delinquir)", luego de que el militar retirado afirmara en un video que Guaidó firmó un contrato de compra de armas para concretar un golpe de Estado contra Maduro. Alcalá formó parte del grupo golpista encabezado por Hugo Chávez, en 1992, y estuvo activo durante sus gobiernos; ya en 2011, Washington lo había acusado de narcotraficante, lo cual fue ratificado por el exmagistrado venezolano Eladio Aponte Aponte, en 2012. En su reciente acusación, Washington había ofrecido 10 millones de dólares por su captura.
Domingo 29. ESCASEZ DE GASOLINA AFECTA A TODOS LOS SECTORES DEL PAÍS. 

Por la crisis provocada por el Covid-19 y la cuarenta social decretada por el Gobierno, desde el 18 de marzo entró en vigencia una restricción que limita el suministro y venta de gasolina y gasoil a vehículos oficiales, transporte público, de alimentos, relacionado con los servicios públicos, de comunicación y de salud. El presidente de Fedeagro, Aquiles Hopkins, alertó que las cosechas de tomate, pimentón y cebolla estaban comprometidas por la escasez de la gasolina en los estados Táchira, Mérida, Lara y Trujillo. Por otro lado, el presidente de Conindustria, Adán Celis, señaló que la escasez afecta “desde la producción de envases, químicos y hasta de tinta para las etiquetas”. La Red de Derechos Humanos de Lara denunció que las vidas de 900 pacientes renales están en riesgo porque “no pueden abastecer sus carros con gasolina para llegar a las unidades” de diálisis, y tampoco hay transporte público, situación que se repite en otros estados como Anzoátegui, Bolívar, Carabobo y Zulia. En Barinas, enfermeras, médicos y otros trabajadores de la salud protestaron, por la falta de combustible, luego de pasar todo un día en la estación de servicio para surtir. Según informó El Nacional, 78,67% de las estaciones de servicio del país no tiene suministro en absoluto; 17,26% tiene fallas en el suministro, y de 3,11% no se tiene información.
Martes 31. EE.UU. LEVANTARÁ SANCIONES SI ACEPTAN GOBIERNO DE TRANSICIÓN EN VENEZUELA SIN MADURO NI GUAIDÓ. 

Este martes, el secretario de Estado estadounidense., Mike Pompeo, presentó la propuesta 'Marco Democrático para Venezuela', donde plantea la formación de un Consejo de Estado, en el que no estarían incluidos ni Juan Guaidó ni Nicolás Maduro, que gobernaría hasta finales de 2020 cuando se realizarían las elecciones presidenciales y legislativas. El Consejo estaría integrado por cinco miembros, incluyendo militantes del partido de gobierno y opositores liderados por Guaidó. "El presidente del gobierno de transición no debe contender a presidente en las elecciones", explicó Pompeo. Juan Guaidó se mantendría como presidente de la AN mientras dure el período de transición, como también el Alto Mando Militar. “Si se cumplen las condiciones del marco, incluida la partida de todas las fuerzas de seguridad extranjeras se levantarían todas las sanciones estadounidenses restantes”, dijo Pompeo a periodistas. En respuesta a esta propuesta, la cancillería del Gobierno de Maduro publicó un comunicado donde expresó que Venezuela “es un país libre, soberano, independiente y democrático” el cual no aceptará “tutelaje alguno, de ningún gobierno extranjero”. Horas después, Maduro en un acto desde el Palacio de Miraflores declaró en sesión permanente y de emergencia un Consejo de Estado que ya existe en las leyes venezolanas, que sirve como órgano de consulta al Ejecutivo y está integrado por representantes del poder Judicial, Legislativo y del mismo gobierno. La Unión Europea anunció que estudiaría la propuesta presentada por la Casa Blanca "muy cuidadosamente”, señaló la vocera Virginie Battu.



Jueves 02. ORGANIZACIONES ACADÉMICAS Y GREMIALES DE LA PSICOLOGÍA PROPUSIERON UNIR ESFUERZOS PARA GARANTIZAR SALUD MENTAL DE LA POBLACIÓN ANTE EL COVID-19. 
En un comunicado conjunto, la Federación de Psicólogos de Venezuela, los colegios de psicólogos de ocho entidades y las escuelas de psicología y centros de investigación de seis universidades, advirtieron que la crisis del coronavirus está afectando profundamente la salud física y mental de los ciudadanos, debido no solo a la pandemia sino a las consecuencias de la emergencia humanitaria compleja
. Ante esta situación, las organizaciones llamaron a los profesionales de la salud y otras áreas afines a unirse "para establecer, organizar y ejecutar las acciones de prevención, atención, contención y seguimiento del impacto del coronavirus Covid-19 en la población", y exhortaron "a los profesionales y estudiantes de psicología del país a ponerse a la disposición -a través de sus instituciones académicas, profesionales o gremiales- para brindar iniciativas de acompañamiento y apoyo psicológico que alivien y protejan la salud mental y psico-emocional de la población en riesgo, tomando en cuenta sus posibilidades y recursos". También instaron a los actores políticos a conformar equipos multidisciplinarios "capacitados en emergencia sanitaria y comunicación, que ofrezcan atención, información confiable y garanticen las condiciones de seguridad y protección requeridas en este complejo contexto". 





Sábado 28. GUAIDÓ PROPUSO GOBIERNO DE EMERGENCIA NACIONAL PARA ENFRENTAR PANDEMIA. En su carácter de mandatario interino, Juan Guaidó hizo un llamado a todos los sectores políticos del país a conformar un gobierno unitario que afronte la grave crisis provocada por el Covid-19. Aseguró que la iniciativa contará con el reconocimiento de la comunidad internacional, lo cual permitiría acceder a financiamiento por más de 1.200 millones de dólares y ayuda humanitaria para poner en marcha el Plan José María Vargas, con expertos y especialistas. El gobierno de emergencia delegaría en un Consejo de Estado paritario las competencias ejecutivas “para la gobernabilidad, estabilidad, seguridad nacional, atención a la emergencia y reconciliación del país”, así como también las decisiones para abonar el camino hacia las elecciones libres, cuando las condiciones tras la pandemia lo permitan. “Esto no es político, ni de pugna por el poder. Esto es un tema humanitario”, sentenció, aunque recalcó que su propuesta supone la salida de Nicolás Maduro del poder, porque “si Maduro, quien no es reconocido por el mundo ni multilaterales, continúa usurpando funciones y negando la realidad en la que se encuentra producto de sus errores y soberbia”.


Lunes 30. COVID-19 NO SE TRANSMITE A TRAVÉS DEL AIRE, INFORMÓ LA OMS

La Organización Mundial de la Salud publicó, este fin de semana, un estudio donde concluye que el Covid-19 se transmite únicamente por contacto con las gotitas respiratorias que una persona contagiada proyecta al estornudar o al toser, y no hay ninguna evidencia de transmisión por el aire. “El contagio puede producirse por contacto directo con una persona infectada o por contacto con una superficie o un objeto que ésta haya utilizado", afirma el organismo. La transmisión aérea solo se podría producir en circunstancias concretas asociadas a tratamientos médicos como en una intubación o en una respiración asistida. La OMS reiteró que debe hacerse un “uso racional de los equipos de protección individual, no sólo las mascarillas”, para que estén disponibles para el personal sanitario. En Venezuela es obligatorio su uso para salir a la calle, viajar en metro o en transporte público. La Sociedad Venezolana de Infectología expresó su preocupación por el uso obligatorio del tapabocas, ya que “podría poner en riesgo el suministro a los centros asistenciales, donde verdaderamente son necesarias. La disponibilidad de este recurso es limitada mundialmente”. La organización también exigió la dotación inmediata de equipos de protección personal en los hospitales centinela y en todos los centros de salud. 


Miércoles 01. TRUMP ACTIVÓ OPERACIÓN NAVAL ANTINARCÓTICOS CERCA DE VENEZUELA. 

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció que Estados Unidos está desplegando barcos de la Armada cerca de las aguas territoriales de Venezuela, como parte de una operación para combatir el tráfico de drogas en el este del océano Pacífico y el mar Caribe. Acompañado del secretario de Defensa, Mark Esper, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, Mark Milley, Trump dijo que la medida era necesaria porque existe una “creciente amenaza” de que los carteles y los delincuentes intenten aprovecharse de la pandemia (del Covid-19). El consejero de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Robert O’Brien, explicó que con la operación antinarcóticos «esperan limitar aún más los fondos que ingresan al régimen de Maduro provenientes del narcotráfico». El ministro de información de Maduro, Jorge Rodríguez, leyó un comunicado donde señaló que la decisión pretende “agredir a Venezuela con infamias y amenazas” y constituye “un intento desesperado por intentar desviar la atención de la trágica crisis humanitaria que experimenta ese país (Estados Unidos) como consecuencia del errático manejo de sus autoridades ante el Covid-19”. La Embajada de Venezuela en Washington calificó la decisión estadounidense como una "una acción positiva para frenar las redes narcoterroristas que ha impulsado el régimen de Nicolás Maduro, con sus aliados del ELN, la disidencia de las FARC y otros grupos". Por su parte, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, amenazó en su programa de TV con activar lo que han llamado la “furia bolivariana” contra quienes apoyen esta medida en Venezuela. “Hagan fiesta, pero todos los que han pedido invasión contra nuestro país, apenas ocurra algo parecido, vamos por ustedes. Furia bolivariana en alerta”.   
El presidente de la ONG Acción Solidaria ofreció una entrevista al portal informativo Cinco8.com, en la que alertó sobre la gravedad del impacto que tendrá la pandemia del Covid-19 en Venezuela, debido a la emergencia humanitaria, y se unió a las voces que claman por un acuerdo nacional. "Esta es una oportunidad para que los acuerdos contribuyan a las salidas políticas necesarias y podamos resolver lo que nos afecta de una manera pacífica, democrática...No hacer esto es como aspirar a ejercer el poder sobre ruinas, sobre cenizas, y creo que eso no es lo que queremos".

 

ACNUR y OIM piden no abandonar a migrantes venezolanos en medio de pandemia

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Oficina Internacional para Migraciones (OIM) solicitaron a los gobiernos de América Latina medidas de auxilio humanitario para los migrantes venezolanos frente a la crisis del Covid-19. "En un momento en que la atención mundial se centra en el Covid-19, y a medida que los gobiernos y las comunidades (…) se unen heroicamente para combatir este virus, no debemos perder de vista las necesidades de los millones de refugiados y migrantes venezolanos”, dijo en un comunicado Eduardo Stein, representante especial conjunto de ACNUR y OIM para los refugiados y migrantes de Venezuela. Las organizaciones manifestaron preocupación porque "ante un aumento del miedo y de los disturbios sociales, los refugiados y migrantes de Venezuela también corren el riesgo de ser estigmatizados".