lunes, 17 de febrero de 2020

Cardenal Urosa resalta enseñanzas del Papa sobre evangelización y celibato en la Exhortación “Querida Amazonia”


El Arzobispo Emérito de Caracas revela en un análisis que la Exhortación del Papa Francisco, ha recibido ataques por parte de algunos sectores, debido a la omisión de acoger la ordenación de hombres casados y el hipotético diaconado femenino

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Caracas, 17 de febrero 2020

Algunos lamentan que el Santo Padre no haya aprobado explícitamente el documento final del Sínodo. Él lo “presenta” pero omite aprobarlo. Probablemente la razón de esto hayan sido las controversiales exigencias de la ordenación de hombres casados y la del posible diaconado femenino”. Así lo ha dicho el Cardenal Jorge Urosa Savino, luego de analizar la exhortación apostólica postsinodal “Querida Amazonia”, dada a conocer por el Papa Francisco, el domingo 2 de febrero del año 2020.

Las reflexiones del arzobispo emérito de Caracas están recogidas en un análisis de cuatro páginas titulado “Los sueños del Papa Francisco: La exhortación Querida Amazonía”, que este 17 de febrero publicó el portal Aciprensa. 

“En este contexto llama poderosamente la atención que la Exhortación, por la omisión de acoger la ordenación de hombres casados y el hipotético diaconado femenino, ha recibido fuertes ataques por parte de algunos sectores de la Iglesia, especialmente en otras partes, no en los países amazónicos, que yo sepa”, dijo Urosa en una parte del análisis nombrada como “exigencias no complacidas”, aunque sin mencionar a los autores de estos ataques.

Lo que sí resaltó el Purpurado venezolano fueron las enseñanzas del Papa Francisco sobre la pastoral vocacional, el celibato, la evangelización y el sacerdocio en la exhortación que ya antes de su publicación había generado expectativas dentro y fuera de la Iglesia.

“En primer lugar deseo destacar especialmente las enseñanzas del Papa sobre la necesidad de una predicación más intensa, de la enseñanza explícita del evangelio, el anuncio del Kerygma”, dijo Urosa. Agregó que en el trabajo eclesial “no se puede dar preeminencia al aspecto social” porque “debe ser enmarcado dentro de la acción de la Iglesia para anunciar a Jesucristo, suscitar la fe en él, y llevarlo al corazón de los habitantes de la Amazonía”.

En segundo lugar, señaló lo que considera “algo muy importante”, pero “poco mencionado en el Instrumentum Laboris” o documento de trabajo del Sínodo de la Amazonía realizado en octubre de 2019: “la centralidad e importancia de Jesucristo, nuestro Señor, en el cual y para el cual fueron creadas todas las cosas, en quien tiene su origen y culminación la Creación, el Señor de la historia y de la humanidad”.

También destacó en el análisis la importancia del sacerdocio católico del cual “Jesucristo es la fuente y la causa de su importancia en la Iglesia, y el por qué solo el sacerdote puede celebrar la Eucaristía”. Al respecto, el Cardenal Urosa recuerda que “el Papa Francisco no ve la necesidad de romper con la disciplina general de la Iglesia latina de ordenar sacerdotes solo a hombres célibes por el Reino de los Cielos”, cita El Guardián Católico

Considera que el reto más importante de la Iglesia en la Amazonía es “la tarea inmensa y la hermosísima misión de evangelizar e inculturizar el Evangelio y la Iglesia en esos pueblos, respetando sus culturas”. 

En tal sentido se preguntó: “¿Por qué, en otras épocas la evangelización de América Latina transformó y convirtió a pueblos enteros, y produjo vocaciones en los pueblos indígenas y no ahora?". 

"Es una pregunta que con humildad y valentía debemos plantearnos los obispos de las Iglesias particulares amazónicas”, escribió en su análisis.

El Cardenal Jorge Urosa Savino agradeció al papa Francisco “por las enseñanzas que nos da en esta Exhortación, y pedimos a Dios y a nuestra amorosa Madre celestial, la Santísima. Virgen María, que nos ayude a recorrer con fuerza nuevos, válidos y efectivos caminos para la evangelización de los pueblos, en Amazonia y en el mundo entero”.

A continuación el análisis completo:

“LOS SUEÑOS DEL PAPA FRANCISCO: LA EXHORTACIÓN QUERIDA AMAZONÍA”
Cardenal Jorge Urosa Savino, Arzobispo Emérito de Caracas
En seguimiento del Sínodo amazónico celebrado en octubre pasado, el 12 de febrero el Papa Francisco publicó su Exhortación apostólica post sinodal, llamada “Querida Amazonía! Este documento viene a llenar las expectativas del mundo católico, especialmente de quienes vivimos en los países amazónicos. No es muy larga y por su estilo sencillo y directo se lee con facilidad.
SUEÑOS DEL PAPA FRANCISCO
Teniendo como referencia las labores sinodales y en especial el documento final del Sínodo que él presenta con interés en este mensaje –aunque no da su explicita aprobación a ese texto–, el Papa desarrolla su exposición en cuatro grandes capítulos, que nos ofrecen sus diversos “sueños” para la Amazonía. El sueño social, el cultural, el ecológico y el eclesial.
En los tres primeros capítulos (8-60) él nos ofrece los sueños o aspiraciones que tienen que ver con la realidad social, cultural y ecológica, del territorio amazónico, que abarca 9 países de América del Sur. Estos sueños manifiestan la loable inquietud del Santo Padre por los gravísimos problemas sociales y de otra índole que sufren los habitantes de esa extensa región, tan importante también para el mundo entero por su exuberante, rico y extenso territorio
Son inquietudes y exigencias morales que nos plantea el Papa a los católicos y a todos los hombres de buena voluntad de esos países, pero también del resto del mundo, pues los problemas sociales de la injusticia, de los derechos humanos, y de la promoción de la paz, son problemas globales de la humanidad. Y también el cuidado del ambiente, de la naturaleza o ecología, el cambio climático, es algo que atañe a los ciudadanos y habitantes de todo el orbe. Allí expresa Francisco requerimientos morales que van en la línea de la escucha y defensa de los pobres, del medio ambiente, de la mujer, de los niños, en fin de los débiles y oprimidos, que constituyen buena parte de los habitantes de la Amazonía.
Entre los comentaristas católicos estos capítulos han encontrado una aceptación generalizada, pues reflejan las enseñanzas de la doctrina social de la Iglesia, puesta al día por las encíclicas y varios documentos de los Papas Paulo VI, San Juan Pablo II, y Benedicto XVI... No entraré a analizarlos detalladamente. En el aula sinodal estos temas fueron tratados todos con gran aceptación por parte de la asamblea, dada la conciencia social y humanitaria de los Padres sinodales. Simplemente indico aquí la necesidad y nuestra perentoria obligación de prestarles mucha atención, y trabajar fuertemente por su aplicación.
EL SUEÑO ECLESIAL
Dedicaré mis comentarios sobre todo al cuarto capítulo, el más largo del texto, que desarrolla el gran sueño eclesial del Papa, sus enseñanzas con respecto a la acción pastoral específicamente religiosa (61-110).Y me centraré concretamente en algunos puntos de gran importancia.
1.       Una más intensa evangelización (61-65)
En primer lugar deseo destacar especialmente las enseñanzas del Papa sobre la necesidad de una predicación más intensa, de la enseñanza explícita del evangelio, el anuncio del Kerygma. No se puede dar preeminencia al aspecto social. Este, que es muy importante, debe ser enmarcado dentro de la acción de la Iglesia para anunciar a Jesucristo, suscitar la fe en él, y llevarlo al corazón de los habitantes de la Amazonía. Muy importante esto, para superar una especie de descuido de la acción propiamente evangelizadora, santificadora y de atención pastoral y religiosa de las comunidades, por una dedicación mayor o prioritaria al asunto socio económico. Muy loable la labor social, pero no puede reducir la Iglesia su acción a este campo, como si fuéramos una ONG cualquiera, nos dice el Papa. Él nos llama a “integrar mejor la social con lo espiritual” (76).
2.- La centralidad de Jesucristo (62-65; 74)
En segundo lugar, algo muy importante, poco mencionado en el Instrumentum Laboris: la centralidad e importancia de Jesucristo, nuestro Señor, en el cual y para el cual fueron creadas todas las cosas, en quien tiene su origen y culminación la Creación, el Señor de la historia y de la humanidad. Esta puesta de relieve de Jesucristo en la Exhortación es sumamente importante, y muy valiosa en una época de secularismo y de descuido de la presentación de Jesús como el Señor de la historia, la vida misma de la Iglesia, el salvador de la humanidad, el único que puede darnos la salvación y el perdón de los pecados.
3.- El sacerdote configurado a Cristo (87-88)
Muy valiosa sin duda la doctrina que expone el Santo Padre sobre el sacerdocio católico, la configuración también sacramental de Jesús en el sacerdote. Este es importante en la comunidad eclesial precisamente porque representa a Jesús que es la cabeza de la Iglesia, la fuente de la nueva vida y de la salvación. Esta configuración del sacerdote a Jesucristo es la fuente y la causa de su importancia en la Iglesia, y el porqué sólo el sacerdote puede celebrar la Eucaristía.
4.- Suscitar vocaciones amazónicas, sin admitir sacerdotes casados (89-94)
Y otro tema sumamente importante es el de la atención pastoral, sacerdotal y específicamente sacramental a los fieles de la Amazonía. En este punto el Papa se aparta del documento final del Sínodo y no acoge la propuesta de la ordenación sacerdotal de los diáconos permanentes casados, de los así llamados “viri probati”. Aquí el Papa Francisco no ve la necesidad de romper con la disciplina general de la Iglesia latina de ordenar sacerdotes solo a hombres célibes por el Reino de los Cielos. El Santo Padre tiene la convicción de que con una buena acción pastoral por parte de los Obispos, con la oración por las vocaciones, y con el envío de más sacerdotes de las Iglesias de la Amazonía a esas regiones, se solucionará ese grave problema.
De hecho en Venezuela, muy concretamente, una intensa pastoral vocacional –oración en las comunidades, atención religiosa a los jóvenes, y llamados concretos al servicio sacerdotal– ha dado buen resultado. Gracias a Dios, Diócesis que hace 50 o 60 años tenían poquísimas vocaciones, hoy tienen bastantes. Todo ello debido a una exitosa pastoral vocacional intensa y continúa. Por esto, ordenar sacerdotes a buenos hombres casados no es necesario. Hay otros caminos. Y el Papa nos hace un llamado a que las Iglesias de la Amazonia dediquen sacerdotes de sus Diócesis a la labor pastoral en las zonas donde hacen falta más sacerdotes.
De esta manera, indicando la vía de una acción pastoral específica, evita prudentemente Francisco tomar una medida que, sin duda, crearía una gran cantidad de problemas, especialmente dada la importancia real, teológica, espiritual y concreta del celibato actualmente en la Iglesia latina. Con la fisura del celibato se introduciría una inestabilidad e inseguridad indeseables, y problemas de diverso tipo en las filas de los actuales sacerdotes. Podemos dar gracias al Papa Francisco por haber dejado a un lado esa propuesta novedosa e innecesaria. Por otra parte hubiera sido muy conveniente en este documento tener también una valoración positiva del celibato sacerdotal.
5.- La fuerza y el don de la mujer, pero sin ordenación sacramental (99-103)
Por la identificación y configuración sacramental y ontológica del sacerdote con Cristo, la mujer, que es muy importante en la Iglesia, no puede acceder a la ordenación sacramental. Sin duda es de destacar el gran valor que el Papa atribuye a la mujer en la Iglesia, y su labor histórica en la vida e historia de la Iglesia en la Amazonía, antes y ahora. Pero no se puede pasar de esa gran valía a algo estructural, sacramental, como las así llamadas “diaconisas”.
Esta acertada enseñanza papal, que no satisface la aspiración del documento final del Sínodo con respecto a un ministerio femenino ordenado, es una de las fuentes de disgusto y fuertes críticas a la Exhortación en algunos sectores de la Iglesia, especialmente en Europa, y América del Norte.
6.- Mayor participación de los laicos (93-94)
Dadas las exigencias pastorales de la Amazonía y la actual escasez de sacerdotes en esa región, el Papa da mayor importancia a la necesaria y legítima participación de los laicos en la vida apostólica de las comunidades eclesiales. “Necesitamos promover el encuentro con la Palabra y la maduración en la santidad a través de variados servicios laicales, que suponen un proceso de preparación —bíblica, doctrinal, espiritual y práctica— y diversos caminos de formación permanente”, nos dice el Papa. (93) Es preciso que aumente la participación de laicos maduros y dotados de autoridad (94).
EXIGENCIAS NO COMPLACIDAS
Algunos lamentan que el Santo Padre no haya aprobado explícitamente el documento final del Sínodo. Él lo “presenta” pero omite aprobarlo. Probablemente la razón de esto hayan sido las controversiales exigencias de la ordenación de hombres casados y la del posible diaconado femenino.
En este contexto llama poderosamente la atención que la Exhortación, por la omisión de acoger la ordenación de hombres casados y el hipotético diaconado femenino, ha recibido fuertes ataques por parte de algunos sectores de la Iglesia, especialmente en otras partes, no en los países amazónicos, que yo sepa.
Por otro lado sorprendentemente algunos obispos y sacerdotes opinan que la discusión y propuesta de los sacerdotes casados y las diaconisas, siguen en pie; que el silencio del Papa deja el asunto abierto. Es decir, no importa lo que haya dicho el Papa, ni que haya expresamente omitido acoger esas propuestas del Sínodo.
Esa es una actitud extraña, y poco prudente. Se plantea así mantener sobre la vida sacerdotal del clero diocesano una incertidumbre, inseguridad y controversia nociva, inclusive en regiones muy distantes de la Amazonia y sin la razón de la carencia de vocaciones.
UN TEMA QUE REQUIERE DISCERNIMIENTO
La Exhortación hace algunas reflexiones sobre el respeto de la cultura indígena, incluso de sus ritos. En este último aspecto habrá entonces que discernir cuáles gestos religiosos indígenas puedan ser valorados, y que no sean realmente idolátricos y paganos (79). Ese discernimiento es obligatorio, para mantener la pureza de la fe, y llevar por la ruta de la verdad y de la auténtica religión sin elementos de sincretismo, a nuestros hermanos de los pueblos originarios.
CONCLUSIÓN
Tenemos en las Iglesias amazónicas grandes retos que nos plantea el Papa: el desafío de la defensa del medio ambiente amazónico, y, sobre todo, de las personas que allí viven, especialmente de los pueblos originarios. Son retos que debemos afrontar con decisión.
Y hay un reto más importante todavía que solo la Iglesia puede abordar: la tarea inmensa y la hermosísima misión de evangelizar e inculturizar el Evangelio y la Iglesia en esos pueblos, respetando sus culturas.
Por supuesto, tenemos el reto de defender los derechos de esa gente, especialmente de los indígenas, a su territorio y a su forma de vida. Debemos hacerlo. Pero sobre todo, repito, tenemos el reto de evangelizar. ¿Por qué, en otras épocas la evangelización de América Latina transformó y convirtió a pueblos enteros, y produjo vocaciones en los pueblos indígenas y no ahora? Es una pregunta que con humildad y valentía debemos plantearnos los obispos de las Iglesias particulares amazónicas.
Si en otras épocas se implantó firmemente la fe, el evangelio y la Iglesia Católica en la América del pasado, si hubo vocaciones indígenas entonces, ¿por qué no podemos lograrlo ahora?
Damos gracias al Papa por las enseñanzas que nos da en esta Exhortación, y pedimos a Dios y a nuestra amorosa Madre celestial, la Santísima. Virgen María, que nos ayude a recorrer con fuerza nuevos, válidos y efectivos caminos para la evangelización de los pueblos, en Amazonia y en el mundo entero. Amén.
Caracas, 16 de febrero de 2020



viernes, 14 de febrero de 2020

Venezuela: “Una cruzada por la vida” llegó a la Diócesis de Guarenas


Con un recorrido que les llevará por 11 diócesis de Venezuela, la organización Vida Humana Internacional, alerta contra la “cultura de la muerte” desde la visión de la Iglesia


Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Guarenas, 14 de febrero 2020

La Iglesia a través de toda su historia ha mantenido siempre la convicción de que la vida es lo más importante; que los seres humanos somos para la vida y no para la muerte. Incluso, la misma presencia de Jesucristo en medio de nosotros es un ejemplo patente de que nuestro Dios es un Dios de la Vida”. 

Así decía monseñor Gustavo García Naranjo, el 12 de febrero al dar la bienvenida a esta ciudad, a Vida Humana Internacional (VHI), que desde el 9 recorre a Venezuela con la actividad denominada “Una Cruzada por la Vida”.

La Diócesis de Guarenas ha sido una de las 11 iglesias particulares que recibe a los integrantes de VHI y la redes provida allí constituidas. “Cristo nace y tenía una función que cumplir en medio de la humanidad”, decía el prelado a los participantes que asistieron al encuentro convocado por la Red Provida Guarenas, en el Centro Comercial Vista Place.

Nosotros también tenemos una función por cumplir gracias a que nuestros padres quisieron que naciésemos para que la humanidad sea un lugar de vida y no donde reine la cultura de la muerte”, indicó el obispo de Guarenas. 

“No solamente los allegados a la Red Provida debemos conocer algunas nuevas ideas sino que también las llevemos a los lugares, grupos y personas con quienes compartimos. Por tanto, tenemos que hacer todo el esfuerzo posible de ser constructores de la vida y de la Civilización el Amor”, expresó.


Durante la jornada del 12 de febrero en la mañana, VHI estuvo representada por su coordinadora para América Latina, Nancy Tosi quien denunció aquellas ideologías que proponen “la reproducción sistemática y controlada” de quienes consideran “superiores” y a eliminación de quienes suponen “seres inferiores”.

Esa misma mañana, el padre Gerónimo Sifontes abordó la visión antropológica de la persona humana. Explicó que esta ciencia busca darle respuesta a las tres preguntas esenciales del hombre: “¿Quién soy, de dónde vengo y hacia dónde voy?”. Cuestionó el desarrollo de la biomédica en las últimas décadas porque se genera “en la base del poder descomunal que estamos adquiriendo sobre nosotros mismos y nuestra propia especie”.


Estas situaciones, de acuerdo a su ponencia, conllevan a preguntas nuevas y difíciles, por ejemplo, “¿hasta dónde puede avanzarse en el creciente dominio del hombre sobre el hombre? ¿Puede hacerse  o debe hacerse, todo lo que resulta técnicamente posible?”.

Durante el encuentro las ponencias se conocieron potros temas favorables a la vida como “Cultura de la vida”; “Cultura de la muerte”; “Bioética de la anticoncepción”; “Inicio de la vida versus anticoncepción”; “Daños que causa el aborto”; “Ideologías y sexo e ideología de género”, entre otros. Durante la jornada del 13 de febrero, fueron certificados 56 agentes en el Curso de Capacitación Pro Vida para el Mundo Hispano que otorga VHI.

Eduardo Ottamendi, de la Red Provida Guarenas, expresó que “con estos eventos se espera crear un cambio de conciencia con respecto a los distintos actos de violencia, como también vivir una verdadera experiencia frente a la concepción de la vida como derecho natural”.




jueves, 13 de febrero de 2020

Venezuela: La impactante agresión a voluntaria de comedor de iglesia


Feb 13, 2020
Todos los días el comedor de la Casa Padre Torres en la diócesis de Los Teques (Venezuela) entrega más de trescientas cincuenta comidas. Los desayunos son de lunes a domingo, mientras los almuerzos de lunes a viernes y son destinados a beneficiar personas en situación de vulnerabilidad. Sin embargo, desde este 12 de febrero, el servicio ha sido interrumpido hasta nuevo aviso debido a la brutal agresión que recibió una de las voluntarias, Martina Natera, de 68 años, por delincuentes presuntamente allegados al gobierno de Nicolás Maduro.
Testigos cuentan que casi al terminar la jornada del 11 de febrero, después del mediodía, dos personas llegaron al comedor ubicado en el sector Los Lagos de Los Teques. Portaban armas recortadas y tenían los rostros cubiertos con capuchas. Mientras uno apuntaba desde la puerta a los últimos comensales, el otro arremetió sin piedad contra la anciana voluntaria, causándoles severas heridas especialmente en el rostro, dejándola irreconocible.
Lamentamos comunicar que se suspende el servicio del comedor (desayuno y almuerzo) de la Casa Padre Torres debido a la grave agresión sufrida por nuestra muy querida hermana Martina, quien está hospitalizada”, dice el anuncio publicado en las redes sociales, y ratificado por el doctor Alejandro Gómez, coordinador de la Comunidad Carismática María Auxiliadora Madre de Dios, en Los Teques donde funciona el comedor popular.
Los hechos ocurrieron después del mediodía de este martes 11 de febrero, casi al culminar el servicio de alimentación destinado a niños, jóvenes  y adultos vulnerables de este sector”, dijo Gómez en conversación con Aleteia.
Diversas fotografías de la brutal agresión sufrida por Martina Natera, quien es docente jubilada y coordinadora de este comedor humanitario, fueron difundidas en Twitter, responsabilizando a personas presuntamente allegadas al régimen de Maduro; sin embargo, esa versión no fue confirmada por el doctor Gómez ni por Carmen Zambrano, también integrante de esta comunidad carismática.
Lo que los agresores le dijeron a la hermana Natera todavía no lo conocemos porque ella fue la que habló directamente con los delincuentes. Ella no ha podido conversar con nadie como consecuencia de las graves lesiones sufridas, incluso, dentro de la boca”, contó Gómez.
Tras la agresión sufrida fue auxiliada y llevada a varios centros médicos que no la pudieron atender debido a la situación de precariedad de los mismos. Primero la llevaron al “Pronto Socorro” y al hospital “Victorino Santaella” de Los Teques, y luego al Hospital “Pérez Carreño” de Caracas, pero no estaba en condiciones.
Finalmente fue internada en el Hospital de Lídice, en Caracas, donde el médico tratante emitió el diagnóstico respectivo: “Traumatismo facial contuso con fractura nasal y traumatismo cráneo facial”. Además, el galeno solicitó “realizar TAC de cara con cortes axiales y coronales de 3 mm y estudio de imagen tipo TAC de cráneo con ventana ósea con cortes milimétrica axiales coronales y sagitales”, contó Zambrano.

Iglesia muestra solidaridad

El caso ha ocasionado el inmediato repudio por parte de importantes miembros de la Iglesia venezolana y de la comunidad en general, al tratarse de un hecho que ocurre directamente en un comedor donde se cumple una de las obras de misericordia del cristianismo: saciar el hambre de los más necesitados, y aupadas para socorrer a los venezolanos en medio de la crisis humanitaria.
Monseñor Freddy Fuenmayor, obispo de Los Teques, expresó a través de los grupos diocesanos su solidaridad con la comunidad carismática María Auxiliadora Madre de Dios. “Sus palabras nos llenan de aliento y mucha esperanza porque en infinidades de oportunidades ha compartido con nosotros y mensualmente celebra misa en nuestra sede”, indicó Carmen Zambrano a Aleteia.
Cáritas Venezuela también hizo llegar su mensaje de cercanía por intermedio de la hermana María José González, responsable de la organización social a nivel de esta iglesia diocesana. “Querido Doctor Alejandro Gómez y toda la Comunidad María Madre de Dios, la Comunidad Cristiana  Jesús es Señor expresa su apoyo fraterno y solidaridad ante el dolor y sufrimiento por los lamentables  hechos violentos que han  padecido”, expresó la consagrada.
APOYO PARA MARTINA. Para la operación de Martina Natera, los grupos allegados a la comunidad carismática han solicitado el siguiente medicamento: Cuticel. También han difundido la cuenta de  Banesco Número: 0134-0035-1703-5206-6389, a nombre de Martina Natera, cédula de identidad: V- 3.588.280.
La comunidad carismática “María Auxiliadora, Madre de Dios”, fue fundada por el padre Rafael Benito Torres Araujo en Los Teques, en el año 1974. Fue constituida en asociación privada de fieles por decreto de monseñor Mario Moronta, siendo obispo de la Diócesis para 1999. Tiene por finalidad “servir de instrumento al Señor para la expansión del Reino de Dios, colaborando con la edificación de la Iglesia con el ejercicio de los dones y carismas espirituales y con el testimonio de vida en Cristo Resucitado”, puntualizó Alejandro Gómez.
FOTO REFERENCIAL del trabajo que realiza la Comunidad Carismática Católica "María Auxiliadora Madre de Dios" en el sector Los Lago de Los Teques, Venezuela.

martes, 11 de febrero de 2020

Venezuela: “Tengo un año comiendo en la Iglesia y me tratan muy bien”



Los ancianos solos, tristes y en situación de calle que acuden a la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe de Caracas, reciben comida, ropa, medicamentos y aprenden a valorarse como personas

 Feb 11, 2020

La respuesta de la Iglesia a la crisis humanitaria que se vive en Venezuela, se deja ver por todos lados, incluso, en sectores considerados “pudientes” como la urbanización Las Mercedes en el “Este de Caracas”, una especie de “burbuja” donde supuestamente no se plasma el sufrimiento de la población, sin embargo, aquí también llega gente necesitada.

Uno de estos testimonios corresponde a la señora Herlgar Buzeck, de 71 años, quien vive en La Pastora (al noroeste de Caracas) y tiene un año recibiendo comida, ropa y medicamentos en esta iglesia. Ella elogió la labor evangelizadora y social que cumple los integrantes del programa de atención en estos tiempos de abundantes necesidades.

Tengo un año comiendo en la Iglesia La Guadalupe y me han tratado muy bien. Yo me siento muy agradecida hacia ellos, por eso pido a Dios que bendiga a estos religiosos y a las mujeres que les acompañan porque son muy buenos”, dijo la anciana venezolana.

Efectivamente, la parroquia “Nuestra Señora de Guadalupe”, cumple desde hace 28 años un programa de atención al anciano a nombre de “Santo Tomás de Villanueva”, motivado por un grupo de mujeres que decidieron ser solidarias con los de la tercera edad, “porque no tienen un pan con qué alimentarse o un vestido para cubrir su cuerpo, además, necesitan palabras de aliento, un poco de calor humano y mucho respeto”.

Desde entonces se reúnen todos los viernes buscando entregarles el alimento para el alma y también para sus agotados cuerpos. Muchos comensales son de la zona y otros llegan de comunidades necesitadas de Caracas. La olla solidaria se distribuye a las 2 de la tarde, y regularmente acuden 60 personas, de acuerdo con las cifras de los organizadores.

Irma Morán de Herrera, de 94 años de edad, es una de las pioneras de esta causa en favor de sus congéneres ancianos. “Mientras viva continuaré ofreciendo mi apoyo al hermano que lo requiera”, dijo en conversación con Aleteia el pasado 7 de febrero. 

Me siento muy feliz de poder servir a las personas que lo necesitan”, repetía entusiasmada la noble mujer.

Explicó que con la crisis del país, “éstos hermanos ancianos en mayor cantidad se encuentran en situación de calle, viven solos o fueron abandonados por sus familiares. Pero hay algo positivo: muchos han logrado transformar sus vidas y ahora se valoran mucho más como seres humanos”, indicó durante la entrega de alimentos en la Iglesia.

El milagro de Dios en los pobres


María de Los Ángeles, una de las evangelizadoras, les habló a los ancianos de “la necesidad de tener fe en Dios nuestro salvador, si queremos lograr milagros en nuestras vidas, y dar testimonio de ello al mundo que nos rodea”. Luego, los invitó a narrar sus experiencias.

Ramón Landaeta, de 69 años de edad, levantó sus manos para agradecer al padre José Alejandro y los hombres y mujeres que colaboran con la obra evangelizadora porque tiene 6 meses acudiendo a los almuerzos que ofrece la parroquia debido a que no tiene empleo fijo. “Esto es un verdadero milagro porque vivo solo a pesar de tener 15 hijos. Ninguno se ocupa de mí, en cambio ustedes sí lo hacen y me reciben como si fuera un familiar más”.

Por su parte, José Pullas, de 55 años de edad, contó que estuvo a punto de perder la vida en una barrida de Caracas al ser confundido con otra persona “pero Dios obró el milagro” y sigue con vida. “El atacante colocó su arma sobre mi cabeza y me amenazó con acabar con mi vida si no le decía donde se encontraba el sujeto que él andaba buscando. Le clamé a Dios para que no me dejara morir allí. El delincuente se dio cuenta que estaba equivocado, me  retiró el arma de mi cabeza y se alejó del lugar sin hacerme daño”.

Puyas confesó que hace 25 años era un adicto a las drogas, alcohol y cigarrillo. Agradeció profundamente a Dios y a las personas de la parroquia La Guadalupe por haberlo rescatado del abismo en que se encontraba, a través de los retiros de Emaús que ha realizado, lo cual lo han orientado a cambiar de vida y a ser un hombre de bien.

“Tengo siete años desvinculado de los vicios que estaban acabando con mi existencia ya que asisto a las sesiones de alcohólicos y narcóticos anónimos de Venezuela y gracias a Dios me siento un ser humano nuevo”. Contó que lleva 16 años saboreando los manjares que preparan en la parroquia dirigida por los Agustinos Recoletos.

Agradecidos con “Corazones Solidarios”

Fray José Alejandro Martínez (Orden Agustinos Recoletos) agradeció la colaboración que recibe de la feligresía, de los movimientos de apostolado y empresas que donan alimentos, medicinas, ropa y artículos de higiene personal para poder atender las necesidades de este grupo humano urgido de solidaridad. Su congregación recibe ayuda a través de la Red Corazones Solidarios (Arcores) creada para dar respuesta a la situación venezolana.

Igualmente reciben colaboración extranjera de parroquias administradas por los Agustinos Recoletos, especialmente provenientes de España. Cada semana la feligresía se reúne con los integrantes del programa para coordinar todo lo referente a la confección de los alimentos que entregarán el viernes y visitan otras parroquias para resolver su alimento.

“Además de proveerles bienes materiales, se comparte la palabra de Dios con el fin de que no se sientan solos y tristes por su situación de vida. Cada tres a seis meses se les invita a que se conviertan a través de la confesión para que vivan en paz”, explicó el párroco.