jueves, 21 de agosto de 2014

El Cardenal Urosa ordenará cuatro nuevos sacerdotes para iglesia caraqueña



El Arzobispo de Caracas mediante la imposición de sus manos y la oración consecratoria, les conferirá el sacramento del Orden Sacerdotal a estos cuatro jóvenes, lo cual les dará poder para perdonar los pecados, convertir el pan y el vino en el Cuerpo y en la Sangre de Jesucristo.

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic 

Caracas, 21 de agosto de 2014.- Este domingo 24 de agosto, el Cardenal Jorge Urosa Savino presidirá una eucaristía, a partir de las 12 del mediodía, en la Catedral Metropolitana de Caracas, en la que ordenará a cuatro nuevos sacerdotes quienes de esta manera consagrarán su vida al servicio de Dios y de los más necesitados. 

Durante la ceremonia religiosa en la que estará acompañado de sus obispos auxiliares y el clero capitalino, el Arzobispo de Caracas impondrá las manos sobre las cabezas de los diáconos: Jesús Marrero y Robín Zambrano; Jhon Miller Garnica y Jean Carlos López Orihuela quienes recibieron su formación sacerdotal en los Seminarios “Santa Rosa de Lima” y “Redemptoris Mater”, respectivamente.

Los futuros sacerdotes fueron ordenados diáconos el 30 de marzo pasado por el mismo Cardenal Urosa, ocasión en la que los exhortó a estar cercanos a los más pobres “para evangelizarlos; abrazarlos con el amor generoso y desprendido de Cristo; ayudarlos mediante la acción social de la asistencia, la promoción humana, la denuncia valiente de la injusticia, y la defensa de los derechos humanos”.

Uno de los aspectos que caracteriza al sacerdote es la condición célibe, es decir, estar consagrado únicamente a Dios. El Cardenal Urosa explicó en su momento que “el celibato es la vivencia del amor sagrado a Dios y a nuestros hermanos”. Refirió, además, que los consagrados “estamos llamados a vivir el consejo evangélico de la castidad y consagrar nuestro corazón al Señor durante toda la vida, por amor a Dios para ser testigos de Jesucristo que se consagró completamente a sus hermanos”.

Testimonio de Robin Zambrano


Robin José Zambrano López es uno de los cuatro jóvenes venezolanos que será ordenado sacerdote este 24 de agosto en la Catedral de Caracas. Es natural de la parroquia Humocaro Bajo, municipio Morán del estado Lara, donde nació el 27 de diciembre de 1986. Cuenta que sus progenitores son dos personas muy sencillas como la misma tierra larense: “Pedro Zambrano y Esperanza López”.

Desde muy joven sintió el llamado al sacerdocio, viendo que en su familia un tío consagró su vida al Señor: el presbítero Manuel Sánchez, de feliz memoria, pero especialmente apreciando los testimonios de servicio, entrega y amor a la gente de parte de estos hombres de vida consagrada.

Comentó que se inició en el Centro Vocacional en la Arquidiócesis de Caracas a los 18 años. “Fui orientado por mi padrino, el Ilustrísimo Monseñor Dr. Alfonso Alfonzo Vaz (73 años de vida sacerdotal), y por mi párroco, el padre Ángel Infante”, de quienes ha “tomado muy buenos ejemplos dignos de imitar”.   
Narró que “el 25 de Septiembre de 2006, con 19 años, ingresó al Seminario Arquidiocesano “Santa Rosa de Lima” y lo finalizó en el año 2013, a la edad de 26 años, egresando de la Pontificia Universidad Javeriana como Bachiller en Teología”. Su experiencia indica que fue admitido a las Sagradas Órdenes, el 16 de diciembre de 2010; Instituido Lector, el 07 de julio de 2011; y Acólito, el 18 de marzo de 2012.

A lo largo de su formación realizó pastoral y labor de evangelización en las siguientes parroquias: San Juan Bautista (2007-2009), Sagrado Corazón de Jesús de las Vegas de Petare e Instituto Radiofónico Fe y Alegría (2009-2010), Secretariado de Pastoral Vocacional (2010-2012) y Basílica Santa Teresa (2012-2013). Actualmente se encuentra en la Parroquia Nuestra Señora de el Carmen en Catia, donde dice que se siente muy identificado con las comunidades de ese sector caraqueño.

Robin Zambrano indicó que su “primera misa será en la parroquia San Benito, antigua Abadía San José, a las 5 de la tarde”, a la que espera asistan todos su familiares, amigos y parroquianos que esperaban este momento tan especial.

Es de resaltar que la Iglesia católica tiene 7 sacramentos: bautizo, confirmación, comunión o eucaristía, matrimonio, unción de los enfermos, confesión y órdenes sagradas. En este último se inscribe la ordenación sacerdotal del venidero domingo 24 de agosto, siendo el sacramento que da la potestad de ejercitar los sagrados ministerios e imprime en el alma del que lo recibe el carácter de ministro de Dios. Se llama así porque hay tres órdenes: diácono, sacerdote y obispo.

Desde temprano los futuros sacerdotes estarán recibiendo a familiares y amigos. Y como ya es costumbre en este tipo de ceremonias, la feligresía llenará totalmente la Catedral de Caracas, convirtiendo la actividad en una verdadera fiesta religiosa.




VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.