domingo, 31 de agosto de 2014

Alerta Mundial: ¿Realmente el Estado Islámico intentará “algo” contra el Papa Francisco?



Es necesario encender las alarmas contra las actuaciones del Estado Islámico no sólo en Oriente, sino en Europa, además de prevenir su presencia en Estados Unidos y América Latina.

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic 

A pesar de que el vocero oficial de la Santa Sede, padre Federico Lombardi, ha declarado que “no hay razón para preocuparse” sobre la noticia de que el Papa Francisco está en “el punto de mira de los milicianos del Estado Islámico”, no obstante, las alarmas han saltado y recorren el mundo en previsión de una locura como las tantas que ha cometido el grupo yihaidista en regiones de Irak y Siria, bajo el liderazgo del autoproclamado Califa Ibrahím, Abu Bakr al Baghdadi.

La noticia no dejó de sorprender a los católicos este 25 de agosto, cuando el periódico italiano, Il Tempo dio a conocer la espantosa información: el Papa Francisco “se encuentra en el punto de mira del grupo yihadista Estado Islámico (IS en sus siglas en inglés)”, responsables de la decapitación del periodista estadounidense James Foley, por ser “portador de la verdad falsa”, noticia que se replicó en los portales católicos dada la seriedad del rotativo de tendencia conservadora.

Uno de estos medios fue Religión En Libertad, que informó al mundo la malsana intención que se escondería detrás del grupo terrorista – religioso que actualmente azota Oriente Próximo. Y es que dadas las actuaciones (de EI o ISIL, como se le conoce al Estado Islámico) contra grupos étnicos minoritarios y cristianos de Irak y Siria; y conociendo lo influyente que es el liderazgo del Papa Francisco, esto lo convertiría en un apetecible trofeo para colocarlo en el listado de sus horribles crímenes.

En el artículo citado por ReL del rotativo italiano, se indica: “fuentes israelíes creen que en el punto de mira del IS se encuentra el Papa Francisco, el máximo exponente de la religión cristina, por ser portador de la verdad falsa.

La noticia también cita “fuentes de la inteligencia italiana” para poner el acento en que “Italia es un trampolín de lanzamiento para los muyahidines (combatientes de la guerra santa)” y que “las llegadas continuas de inmigrantes sirven de base para la entrada de los yihadistas en Occidente”.

El rotativo italiano advierte que el autoproclamado califa del Estado Islámico, Abu Bakr Al Baghdadi, “quiere superar a Al Qaeda y las hazañas del ´jefe del terror´ (Osama Bin Laden)”, con lo cual esta malsana intención no es para dejarla descartada. Además, asegura que el líder del ISIL, “según fuentes israelíes, presume en su entorno más cercano de contar con la presencia de conversos occidentales, pero también de jóvenes de segunda generación, hijos de inmigrantes nacidos en países europeos, y que ahora han optado por abrazar el fundamentalismo islámico”.

Francisco hace constantes llamados a la paz, y ello políticamente, es contrario a la actuación de ISIL. Precisamente, el domingo 24 de agosto el Papa pidió oraciones para que termine “la violencia insensata”, y para que haya “un amanecer de paz y reconciliación entre los hombres”, recordó ReL. Su mensaje fue leído durante una misa en honor al periodista James Foley, y que tuvo lugar en la iglesia de Rochester, en New Hampshire, en Estados Unidos. Es de recordar que Foley es hasta ahora la víctima más visible, dada su condición de periodista norteamericano, y su vivido cautiverio por estos grupos violentos.

Más allá de las veracidades del diario Il Tempo, para el mundo católico laico es necesario multiplicar las alarmas de seguridad contra las actuaciones del Estado Islámico no sólo en Oriente y el mundo árabe, sino también en Europa, y por qué no, para prevenir su presencia en Estados Unidos y América Latina.

De allí la inquietud de precisar respuestas acerca de la seguridad del Santo Padre, mandatarios y ciudadanos occidentales. Aun cuando se supone que en Occidente la cristiandad goza de un mayor apoyo y tolerancia que donde predomina el Islam, no es descartable que el monstruo de las mil cabezas que es la violencia, pueda trasplantar su cultura de muerte debido al relativismo religioso e ideológico de algunos líderes políticos, coincidentes con gobiernos denominados “revolucionarios”.

Desde América Latina, valen entonces las siguientes preguntas: ¿Realmente están preparados los cuerpos de seguridad que custodian al Santo Padre para evitar un posible atentado o magnicidio? ¿Qué preparación e información tiene Occidente para evitar que durante los desplazamientos del Papa, muy dado a la cercanía con la feligresía, pueda ser víctima de actos terroristas?

Viniendo la información presuntamente de la Inteligencia oficial de Israel e Italia, sería prudente preguntarse: ¿hasta dónde han manejado esta posibilidad, y qué medidas han tomado los mandatarios de Occidente para evitarla? Organismos de Inteligencia de Estados Unidos, Inglaterra, Francia, España, Argentina… y organizaciones como la ONU, deben asumir con entereza acciones que conlleven a impedir situaciones apetecidas por los yihaidistas.

Para muchas organizaciones el asesinato del periodista James Foley ha significado un llamado a la “conciencia de occidente”. Tal es la consideración de CitizenGO, una comunidad de ciudadanos que se reúne con la finalidad de facultar e impulsar su participación en la vida pública de sus países y en el ámbito internacional.

Finalmente, dadas las presuntas amenazas contra la integridad física del Papa Francisco, es obligatorio releer las palabras del arzobispo de Mosul, Emil Shimoun, también difundidas por la prensa italiana, y no quedar como simples desprevenidos:

Por favor, tenéis que entendernos. Vuestros principios liberales y democráticos no tienen ningún valor aquí. De nuevo, debéis de considerar la realidad de Oriente Medio, pues estáis dando la bienvenida a un buen número de musulmanes. También vosotros estáis en peligro. Debéis de tomar decisiones valientes y duras. Incluso al coste de contradecir vuestros principios. Creéis que todos los hombres son iguales, pero no es cierto. El Islam no dice que todos los hombres sean iguales. Vuestros valores no son sus valores. Si no entendéis esto, seréis víctimas de un enemigo al que habéis dado la bienvenida en vuestra casa”, dijo el Arzobispo de Mosul.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.