viernes, 26 de septiembre de 2014

Nuncio Aldo Giordano: “En Venezuela debemos tener el coraje de dialogar y buscar la paz”


 Durante encuentro convocado por el Consejo Nacional de Laicos de Venezuela, hizo un llamado a los católicos venezolanos a participar en la política y en otros sectores de la vida nacional, para que se generen los cambios que el país necesita.


Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic 


Caracas, 26 de septiembre de 2014.- “En Venezuela necesitamos mucha oración, pero también a personas que tengan una visión política y social para ir más allá de las tensiones que se experimentan en el país (…) pido al Señor que los venezolanos sean instrumentos de paz y que crean en la paz. Como creyentes cristianos y católicos, tenemos posibilidades enormes para buscar esa paz que tanto se necesita”.

De esta manera se expresó el Nuncio Apostólico, Monseñor Aldo Giordano, durante un encuentro que se realizó en el Colegio Cristo Rey de Caracas, al cual fue invitado por el Consejo Nacional de Laicos de Venezuela, para disertar sobre una variedad de temas desde la perspectiva de la exhortación Evangelli Gaudium del Papa Francisco.

En el panel estuvo acompañado por Monseñor Luis Armando Tineo Rivera, obispo de la Diócesis de Carora y miembro de la comisión de laicos de la Conferencia Episcopal Venezolana, además de Monseñor Ovidio Pérez Morales, obispo emérito de Los Teques. Por parte del CNL estuvieron su presidente, doctor Manuel Arcaya; la vice presidenta, doctora María Elena Febres-Cordero; y el directivo Juan Lam, entre otros.

La Iglesia siempre estará dispuesta al diálogo


Inicialmente emitió un saludo del Papa a los venezolanos.Quiero expresarles la cercanía del Papa Francisco, a quien represento desde hace siete meses en este hermoso país y entre el pueblo de Venezuela. Sientan el amor paternal del Papa, Pastor Universal de la Iglesia. En su nombre deseo transmitirles su saludo y sus bendiciones”.

El Nuncio habló del pensamiento del Sumo Pontífice, pero también abordó desde su experiencia diplomática, temas de la coyuntura nacional e internacional con incidencia sobre Venezuela, aspectos de la fe, la importancia de la familia y la nueva evangelización que desarrolla la Iglesia con el empuje de Francisco.

En torno a la situación de Venezuela explicó que desde el seno de la Iglesia se cree en la vía del diálogo y se descarta cualquier otro camino que no sea en función de la paz. “No creemos en vías que vayan acompañadas de violencia. Esperamos que todos los venezolanos tengan el coraje para dialogar porque entre todos debemos buscar una solución pacífica al problema del desencuentro e intolerancia que tiene el país”, dijo.

Reiteró, además, que “la Iglesia siempre estará disponible para favorecer el diálogo, superar las tensiones que existen y buscar el bien de todos en el país”.

En su ponencia centró cada tema y palabra en la exhortación del Papa Francisco, la Evangelii Gaudium. Dijo que con esta exhortación el Papa ha confirmado las ideas que desde hace meses está difundiendo en el pueblo cristiano. “Desea que la Iglesia retorne a lo esencial de la experiencia cristiana. Es el horizonte de la fe, en el encuentro con Jesucristo que genera una iglesia en salida”, dijo Monseñor Giordano.

Cuatro principios aplicables a Venezuela


Una de las claves en la lectura de fondo del texto la relacionó con los acontecimientos políticos y sociales que se viven en Venezuela, explicándolo que está vinculada a principios contenidos en la Doctrina Social de la Iglesia. Reiteró que esta metodología la ha compartido en otras ocasiones con el episcopado venezolano. 

Como primer principio mencionó que “El tiempo es superior al espacio”. En palabras del Papa dijo: “…a veces me pregunto quiénes son los que en el mundo actual se preocupan realmente por generar procesos que construyan pueblo, más que obtener resultados inmediatos que producen un rédito político fácil, rápido, y efímero, pero que no contribuyen la plenitud humana”.

El segundo principio que compartió en el encuentro con los laicos: “La unidad prevalece sobre el conflicto”, es decir, ante una situación de desencuentro y de contrariedad, el conflicto no puede ser “ignorado o disimulado”, sino “asumido”.

El tercer principio: “La realidad es más importante que la idea”, porque “entre “las dos se debe instaurar un diálogo constante, evitando que la idea termine separándose de la realidad”.

Finalmente mencionó que “El todo es superior a las partes” como cuarto principio. Según esta visión explicada por Monseñor Aldo Giordano, “la totalidad es más que la mera suma de ellos”. Por tanto, “no hay que obsesionarse demasiado por cuestiones limitadas y particulares”.

El Nuncio realizó un breve intercambio con miembros de los consejos diocesanos presentes quienes agradecieron su presencia y plantearon variadas interrogantes no solo en el aspecto de la fe, sino en el campo social y político. Con el tino propio del diplomático de carrera que se mezcla con el pastor al servicio de la Iglesia, fue dando las respuestas adecuadas, apoyado en los obispos que le acompañaron.


Finalmente, con la bendición apostólica y una oración a María de Coromoto, cerró el encuentro con los laicos de Venezuela, prometiendo continuar recorriendo el país para llevar el mensaje de paz como Jesucristo quiere que sea entregado.

Fotos del Encuentro de Laicos con el Nuncio Apostólico, Monseñor Aldo Giordano:












VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.