miércoles, 24 de septiembre de 2014

Madre Carmen Rendiles rumbo a la beatificación: El Vaticano estudiará milagro atribuido a la religiosa venezolana



La congregación de la causa de los santos del Vaticano, pudiera resultar con una doble beatificación para Venezuela: la del Doctor José Gregorio Hernández y la Madre Carmen Rendiles. Trabajo publicado inicialmente en Aleteia

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic 

Caracas, 24 de septiembre de 2014.- Ambiente de felicidad, esperanza y mucha oración, se respiran en la congregación venezolana las Siervas de Jesús. El motivo: el 18 de septiembre pasado culminó la atapa diocesana de investigación de un milagro que se le atribuye a su fundadora, Madre Carmen Rendiles Martínez, y ahora podrá ser estudiado por la congregación de la causa de los santos en El Vaticano.

La información la suministró el Padre Gerardino Barracchini, integrante de la comisión que lleva adelante el proceso de beatificación de la Madre Carmen Rendiles, y que además conforman la actual postuladora de la causa, doctora Silvia Correale y la vice postuladora, Hermana Rosa María Ríos (SdJ).

El sacerdote informó que el Cardenal Jorge Urosa Savino, clausuró el pasado 18 de septiembre, en el Colegio Belén, ubicado en la urbanización Los Palos Grandes de Caracas, la sesión solemne del Tribunal Diocesano que estudió el milagro.

El evento fue “emotivo, austero y con mucha profundidad”, dijo el sacerdote. Allí, el Cardenal Urosa “felicitó por el impecable trabajo que calificó de ´excelente´ y de gran precisión metodológica”. Llamó a estar esperanzados en el proceso que se lleva para la causa de beatificación de la Madre Carmen Rendiles. “Estemos esperanzados de que hay que esperar y hay que seguir trabajando”, fueron las palabras del Purpurado.

Aunque no se trascendió el milagro que se estudió, los hechos en que se produjo y las personas involucradas, sí se pudo conocer que el proceso de investigación comenzó en febrero de 2014, fecha desde la que han trabajado con mucho tesón. 

Con el cierre diocesano se dio el mandato a la Hermana Rosa María Ríos, para que sea la portavoz de las actas, y “se reconocieron los fascículos que fueron embalados y sellados con cera lacra para ser entregados en Roma”, dijo el padre Barrachini.

El sacerdote que actualmente labora en la sede de la Nunciatura Apostólica en Caracas, dijo sentirse muy emocionado por la culminación de esta investigación. “Puedo decir que ha sido un trabajo arduo, de seriedad y bueno, pasamos ya un escalón, ahora nos falta el escalón romano”.

También tuvo palabras de agradecimiento para la doctora Silvia Correale, debido a “su profesionalidad, don de gente y fe inquebrantable. Nos ha hecho posible esta realidad”. Sus palabras de gratitud fueron extensivas al “Cardenal Urosa por su apoyo y entusiasmo. Dios le pague”. Igualmente emitió muchas “felicidades a toda la Familia de las Siervas de Jesús”, acotó en su información.

Madre Carmen Rendiles Martínez

Carmen Rendiles fue una monja venezolana que nació en Caracas el 11 de agosto 1903, y falleció el 9 de mayo de 1977. Desde pequeña se sintió atraída por la vida religiosa, y el 25 de febrero de 1927, entró a una comunidad de origen francés conocida como Congregación Siervas de Jesús en el Santísimo Sacramento.

Tenía 33 años de edad cuando fue nombrada maestra de novicias de la Casa de Caracas, por lo que regresa al país para encargarse de la formación inicial de las aspirantes y novicias”. Posteriormente ocupó otras responsabilidades que le llevaron fuera del país en diversas oportunidades.

En 1947, fue nombrada Superiora de la Casa de Caracas; y en 1951, Superiora Provincial. Bajo su responsabilidad provincial, la congregación experimentó una notable expansión de 1950 a 1960. En el año 1950 fundó una casa en San Cristóbal para que funcionara como colegio, y en 1951 sus hermanas comienzan a trabajar en el Seminario Diocesano de San Cristóbal. 

Para el año 1952, las Siervas de Jesús inician labores en Cúcuta; y en 1954, a petición del Arzobispo de Caracas, Monseñor Rafael Arias Blanco, se ocuparon del Palacio Arzobispal y de la Catedral de Caracas.

En 1955, se pone en funcionamiento el Colegio Belén de Caracas en un terreno donado por un cuñado a Madre Carmen cuatro años antes; y en ese mismo año, en La Punta, Estado Mérida, comienzan las actividades del Colegio Nuestra Señora del Rosario. En 1959, la Sierva de Dios donará a la Congregación su casa paterna ubicada en El Paraíso, Caracas, para atender la educación de niñas de escasos recursos.

Las religiosas relatan en la página web: “en tiempos en que estaba Madre Carmen a la cabeza de la Congregación en América, se suscitaron en Francia importantes cambios que no fueron compartidos por las hermanas de Venezuela y Colombia”.

La Madre Carmen consultó a todas sus hermanas religiosas y a las autoridades eclesiásticas del momento, y procedió a guiar el proceso de separación de la comunidad francesa hasta su culminación, así como la creación de la nueva comunidad religiosa: Congregación de Siervas de Jesús, en el año 1966. De esta manera fue nombrada superiora General, cargo que desempeñó con dedicación y esmero hasta su fallecimiento, el 9 de mayo de 1977.

La causa por su santidad fue abierta en marzo de 1995, durante el papado de Juan Pablo II. El 5 de julio de 2012, el Papa Francisco reconoció las “virtudes cristianas en grado heroico”, declarándola “Venerable” de la Iglesia. “Un paso muy importante en el camino hacia la beatificación”, comentó en su momento el Cardenal Urosa. 



Los restos de la Madre Carmen Rendiles, se encuentran en un mausoleo ubicado en el lateral izquierdo en la entrada de la Capilla de “Jesús Hostia” del Colegio Belén, lugar al que acuden los devotos desde las 7 de la mañana hasta las 12 del mediodía para pedirle a Dios por su pronta beatificación. 


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.