martes, 21 de marzo de 2017

Laicado de Caracas rezó por las necesidades materiales y espirituales de Venezuela


Católicos procedentes de distintos movimientos de apostolado se congregaron en la Iglesia de Chacao para pedir por Venezuela, especialmente por los más necesitados


Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic


Más Fotos en Facebook


Caracas, 21 de marzo de 2017.- “Cualquier bautizado, sea sacerdote, religioso o laico, debe comprender que sólo unido íntimamente a Jesucristo, como los sarmientos a la vid, puede producir frutos”, dijo monseñor Tulio Luis Ramírez Padilla, el pasado 18 de marzo en la Iglesia “San José” de Chacao, durante la jornada de oración por la paz y las necesidades materiales y espirituales de Venezuela, convocada por el Consejo Arquidiocesano de Laicos –CAL- de Caracas.


Monseñor Tulio Ramírez con base en el decreto Apostolicam actuositatem, sobre el Apostolado de los laicos, y recogido en el Concilio Vaticano II, dijo que “Cristo es la fuente y origen de todo el apostolado de la Iglesia, es evidente que la fecundidad del apostolado de los laicos depende de su unión vital con Cristo” (AA 4).


El obispo auxiliar de Caracas, agregó en su mensaje: “Los medios técnicos y los recursos económicos, aunque pueden ser útiles para el apostolado, son completamente insuficientes si los que anuncian a Cristo no viven unidos a Él”. 


De igual manera, retrató la realidad venezolana considerándola como “otra exigencia del anuncio de la fe”, vinculada a la caridad. 

Donde haya hombres que carecen de comida y bebida, de vestidos, de hogar, de medicinas, de trabajo, de instrucción, de los medios necesarios para llevar una vida verdaderamente humana, que se ven afligidos por las calamidades o por a falta de salud, que sufren en el destierro o en la cárcel, allí debe buscarlos y encontrarlos la caridad cristiana”, dijo el Prelado.

Rezando por las necesidades de Venezuela

Padre Juan cxarlos Benitez, párroco de la Iglesia San José de Chacao, en la Arquidiócesis de Caracas.


  El padre Juan Carlos Benítez, párroco de San José de Chacao, dio la bienvenida a los asistentes, acompañándolos a lo largo de la jornada y dirigiendo algunas actividades. 

A las 9 de la mañana se hizo el Rezo de la Coronilla de la Misericordia para dar inició a la jornada, intercalando varias actividades para extenderse hasta las 12 del mediodía.


José Manuel López, presidente de la CAL, también pronunció unas breves palabras de bienvenida en compañía de los líderes laicales: Iraima de Meneses, vice presidenta y representante de Proyecto Sembradores; Carlos Yépez Muñoz, secretario y miembro de los Cursillistas y Margarita Alfaro, tesorera y delegada de la Comunidad los Samaritanos. Así así como sus directores: Tibisay Landaeta, delegada del Arciprestazgo de Chacao y Juan Leonardo Bueno, de Lazos de Amor Mariano.

Renovación de las promesas bautismales



Desde las 9:35, aproximadamente, con base en la lectura del Libro de Isaías (58, 1-9), se comenzó a dirigir la reflexión del día, convertida posteriormente en la puesta en común propia de la Lectio Divina, una metodología de reflexión y oración a partir del texto bíblico utilizado y que los católicos practican desde los primeros años del cristianismo.  


Se produjo un intercambio de reflexiones en la que algunos de los asistentes expresaron también sus testimonios y experiencias, encaminadas al afianzamiento del compromiso cristiano, especialmente, para llevar el mensaje de amor y solidaridad hacia los venezolanos más necesitados.


El padre Juan Carlos Benítez, también habló del amor maternal de la Virgen de Coromoto, y ese mandato que le dio a los indígenas de la tribu Corpes de “ir a donde los hombres blancos para recibir el bautismo”. Con ello, el sacerdote bendijo el agua y procedió a renovar las promesas bautismales de los asistentes. Recorrió el templo y asperjó con el agua bendita a los asistentes que, con piedad, se santiguaban. 


Exposición del Santísimo Sacramento





A partir de las 11 de la mañana, se cumplió una Hora Santa en la que fue expuesto Jesús Sacramentado para su adoración. En este lapso fueron presentadas ante Dios, las necesidades de los enfermos, los niños, jóvenes, mujeres y demás sectores del país. 


Aproximadamente, a las 11 y 50 de la mañana, monseñor Tulio Ramírez encabezó la Oración de Consagración de Venezuela al Santísimo Sacramento. La animación de esta jornada correspondió al ministerio de música de la Renovación Carismática Católica de Caracas, a cargo de su directivo Marcos Oropeza.









VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.