jueves, 14 de enero de 2016

PUBLICA @AleteiaES: ¿Llegaron las “ollas solidarias” a Venezuela?



 La escasez de alimentos y medicinas podría generar “una crisis humanitaria”, la Iglesia exhorta al gobierno y a la oposición “al diálogo, la reconciliación y la paz”


La tarde del miércoles 13 de enero, el cansancio era notorio en el rostro de Carmen Luisa Aponte. La mujer llevaba más de 24 horas sin dormir ni comer bien. Descansó a la intemperie, frente a los Abastos Bicentenario de Plaza Venezuela, en Caracas, lugar al que llegó desde un caserío cercano a la población de Cúpira, estado Miranda.

Fueron más de 170 kilómetros que hizo para recorrer con mediano éxito varios expendios de alimentos antes de llegar al Bicentenario.

Aprovechó que el miércoles es su turno de comprar en el supermercado del Gobierno, según lo establecen los terminales 4 y 5 en la cédula de identidad de cada ciudadano para este día.

Antes, yo compraba mi comida en cualquier lugar de Cúpira pero ahora obligatoriamente debo ir a Guarenas y Guatire, en esta ocasión tuve que venir a Caracas.  Es un calvario; en los pueblos no hay comida y tenemos que salir a las grandes ciudades”, comentó mientras esperaba el bus que la regresaría a su casa.

Es la historia que se repite en Venezuela desde hace más de año y medio, cuando la escasez de alimentos tocó el estómago de los venezolanos.

La crisis ha generado un desplazamiento forzado desde las zonas más alejadas y periféricas, por eso tienen que ir hacia las capitales de los estados y municipios a comprar los alimentos.

La Iglesia asume la realidad de Venezuela

Este 13 de enero, Diego Padrón Sánchez, presidente de la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV), a través de la exhortación pastoral Asumir la realidad de la Patria, que leyó junto al arzobispo de Mérida, Baltazar Porras Cardozo, llamó al Gobierno y a la oposición al diálogo.

El problema alimentario y la insuficiencia de medicamentos e insumos para atender la salud, pueden provocar una crisis humanitaria de amplias proporciones y gravísimas consecuencias a la que tenemos la obligación de dar solución a tiempo y de manera decidida”, alertaba en uno de los apartados del mensaje.

Ollas solidarias y comunitarias


Los obispos indicaron que como ciudadanos no pueden ser indiferentes ante los problemas de Venezuela. Por tanto, invitaron a todas las instituciones públicas y privadas “a implementar, con creatividad y coraje, gestos y acciones que nos hagan vivir y gustar con alegría y sacrificio, los frutos de la solidaridad y la fraternidad”.

Recomendaron una “mayor atención a los pobres, a los enfermos, a suscitar con creatividad iniciativas para la paz y para llenar los vacíos ante la escasez de alimentos y medicinas, tales como “las ollas solidarias” o cualquier otra forma de atención a las necesidades de la comunidad”.

Padrón comentó a los periodistas que “si en Caracas cuesta conseguir comida y medicamentos, muchos más cuesta obtenerlos en Cumaná, Chacopata o en Cariaco, en el estado Sucre, de manera que la situación es sumamente grave”.

Por su parte, Baltazar Porras dijo que algunos países de América Latina vivieron situaciones parecidas a las que se viven en Venezuela.

Allí se implementaron olas comunitarias”, dijo. Acotó que “en muchas parroquias de nuestro país se están implementado con el apoyo de Caritas y de grupos de apostolado fundamentados en la generosidad de la gente, especialmente de los lo que menos tienen”.

Una tregua en los desencuentros

Los últimos días en Venezuela han sido de mucha tensión entre el Ejecutivo, la Asamblea Nacional (AN) y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

El oficialismo solicitó el desconocimiento de tres diputados luego que estos fueran juramentados en el seno de la AN a pesar de la impugnación que cursaba en el TSJ, que le dio la razón al Gobierno.

Sin embargo, la mañana de miércoles, para facilitar el diálogo y el ejercicio propio de cada instancia de poder, la oposición aprobó la “separación temporal” de los tres diputados indígenas del estado Amazonas, “admitiendo la sentencia del TSJ”.

La tregua permitirá al presidente Nicolás Maduro presentar este viernes 15 de enero la Memoria y Cuenta ante los diputados, y no ante el TSJ como había amenazado.

Igualmente, en teoría, debería facilitar la presentación y discusión de una Ley de Emergencia Económica que el Gobierno necesita para dar respuestas a las necesidades del país, y en la cual se deben tomar en cuenta los aportes de la oposición.


“El pueblo espera que realmente sea un proyecto incluyente de todos los actores económicos del país, que mire al bienestar de la población, y no un instrumento político que favorezca intereses parciales o ideológicos y exija al pueblo más sacrificios”, dice la exhortación de la CEV en relación a esta propuesta del gobierno.


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.