lunes, 9 de marzo de 2009

Padre José Joaquín: "Hay que superar el pecado durante la Cuaresma"

Explicó que la Cuaresma es el tiempo litúrgico de conversión, en el que la Iglesia Católica llama a prepararnos para la gran fiesta de la Pascua
************************************
Ramón Antonio Pérez

Guarenas, 25 de febrero de 2009. Con la expresión: “del polvo eres y al polvo volverás”, al tiempo que colocaba una cruz de ceniza en la frente de los feligreses, el padre José Joaquín Duque Ramírez, párroco del “Sagrado Corazón de Jesús”, dio inicio en esta fecha al tiempo de Cuaresma con un claro llamado a superar los problemas personales, familiares y sociales para tener una verdadera conversión.

Superar los pecados de hoy
Las instalaciones de esta parroquia se vieron muy concurridas por los habitantes del sector, especialmente en horas de la tarde, cuando se efectuó la celebración eucarística. El sacerdote aprovechó esta situación para predicar sobre los problemas concretos que atacan al hombre de hoy: delincuencia, miedo, peleas, desempleo, prostitución, drogadicción, materialismo, alejamiento de Dios, santería, entre otros.
El padre José Joaquín llamó a superar el pecado a partir de la puesta en práctica de los Diez Mandamientos de la Ley de Dios. En su predica escenificó la rotura del pecado, desprendiendo papeles que están colocados en la Cruz, en los que las distintas formas de maldad eran mencionados.

Envío misionero
De igual manera, el padre José Joaquín Duque Ramírez realizó la presentación y envío de los misioneros de la Parroquia, quienes salieron a impartir en las distintas comunidades la señal de la Cruz y predicar el Evangelio como parte de las actividades del lanzamiento de la Gran Misión Continental y del Plan de Renovación de la Diócesis de Guarenas.
Finalizó indicando que "es tiempo para arrepentirnos de nuestros pecados y de cambiar para ser mejores y poder vivir más cerca la Plabra de Dios a semejanza de Jesucristo".
Tiempo de Penitencia
La Cuaresma es un tiempo liturgico que dura 40 días; prevalece el color morado en las celebraciones y la participación de los fieles tiene temndencia a pedir perdón por los pecados cometidos. Se inicia con la celebración del Miércoles de Ceniza y termina antes de la Misa de la Cena del Señor del Jueves Santo. A lo largo de este tiempo, sobre todo en la liturgia del domingo, se hacen esfuerzos por ser verdaderos creyentes con prácticas de perdón, arrepentimiento y solidaridad propiuas de los hijos de Dios.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.