martes, 11 de abril de 2017

Obispo de Guarenas pide “tender puentes" a los alejados de la Iglesia




Durante la Misa Crismal habló de la importancia de ser solidarios con los alejados de la fe y con quienes viven en las periferias de la sociedad

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Guarenas, 11 de abril 2017


El Obispo de la Diócesis de Guarenas, Monseñor Gustavo García Naranjo, presidió este Martes Santo la Misa Crismal en la Parroquia “Santa Cruz de Pacairigua”, en Guatire, estado Miranda, en la que integrantes del clero diocesano renovaron sus promesas sacerdotales y fueron bendecidos los santos óleos, además de rezar por Venezuela.

“Debemos recordar que como sacerdotes, el Señor nos ha enviado para anunciar el Evangelio a los pobres, a los cautivos la libertad; dar vista a los ciegos la vista y libertad a los oprimidos; y también, anunciar el año de gracia del Señor”, dijo en la homilía.

Igualmente exhortó a los hombres consagrados a “dar testimonio con palabras y obras afianzados en Aquél que nos ama, mostrando quién es Dios realmente ante nuestros hermanos”. 

“Debemos construir y tender puentes para acercarnos a quienes se han alejado o nunca han estado cercanos a la Iglesia, no muros que nos separen”, acotó.

Agradeció a los sacerdotes que trabajan en la Diócesis de Guarenas y que son “misioneros procedentes de otras partes del mundo”: Polonia, Guatemala, Perú y España, así como a los venezolanos que vienen de otras regiones del país.

Les motivó a continua con ahínco con el trabajo sacerdotal porque “es una acción misionera” que se debe hacer con mucha misericordia. “Estamos llamados a promover la cultura del encuentro, eliminando la exclusión o el descarte entre nosotros”.

Venezuela encontrará la libertad

Monseñor García Naranjo no dejó de tocar el tema de la realidad nacional convocando a la paz entre los ciudadanos, “porque todos, de alguna manera, hemos sido sugestionados por algunos ídolos que quieren ocupar el lugar de Dios”.

En ese sentido, exhortó a no perder nunca la esperanza porque el que tiene más fuerza es Dios. “Pidamos que Venezuela encuentre el camino para que los ciudadanos puedan reencontrase en el paz y en la libertad de los hijos de Dios”, dijo arrancando plausos.

El Obispo denunció que varias parroquias y los mismos sacerdotes y diáconos de la Diócesis han sufrido robo de equipos en sus iglesias, sustos y sobresaltos. “Pero eso no nos va a desanimar y mucho menos nos apartará del amor de Jesucristo el cual seguiremos llevando al prójimo, al pueblo, porque son nuestras ovejas”, añadió.


Durante la misa, Cáritas Diocesana, la organización social de la Iglesia católica, recibió el correspondiente apoyo para la Campaña Compartir por parte de las 24 parroquias, vicarias y de varios colegios diocesanos, cuyos recursos serán destinados a ayudar en las diversas obras sociales emprendidas, entre estas el programa de “Ollas Comunitarias”.


Finalmente, junto a un grupo de niños con trajes folclóricos de Portugal, recordó la visita que próximamente hará en la Diócesis de Guarenas la imagen peregrina procedente de ese país, con motivo de los cien años de aparición de la Virgen de Fátima.






VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.