jueves, 31 de marzo de 2016

Obispo de Puerto Cabello realizó la Bendición del Mar


La Santa Misa estuvo presidida por el Obispo de la Diócesis de Puerto Cabello; Monseñor Saúl Figueroa y concelebrada por el párroco de Catedral Alexander Chacón
Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic
NP: Sandra Marulanda / Fotos: Andis Osney Silva
El pasado Domingo de Resurrección se llevó a cabo la Santa Misa de la Bendición del Mar en el malecón de Puerto Cabello, donde autoridades municipales, militares y cientos de feligreses se dieron cita desde muy temprano para presenciar la Eucaristía, tradición que arribó a 154 años.
Durante la celebración eucarística los feligreses tuvieron la oportunidad de realizar el Sacramento de la Reconciliación con los sacerdotes diocesanos que se dispusieron a confesar a cientos de fieles.
Antes de concluir la Misa Monseñor Saúl Figueroa, realizó la solemne bendición de las aguas porteñas con el Santísimo Sacramento, mientras un helicóptero lanzaba desde el cielo pétalos de rosas y las sirenas de los buques sonaban, este fue el momento más esperado por los asistentes.


A continuación:
HOMILIA DE MONS. SAÚL FIGUEROA, OBISPO DE PUERTO CABELLO EN OCASIÓN DE LA MISA DE BENDICION DEL MAR, PUERTO CABELLO 27 DE MARZO DE 2016
1. En este año santo de la misericordia promulgado por el papa Francisco, proclamamos por todas partes el Evangelio de la Misericordia: “Yo tampoco te condeno, vete en paz y no vuelvas a pecar”. Jesucristo es el rostro de la misericordia del Padre. Ella ha alcanzado su culmen en Jesús de Nazaret. El Padre, « rico en misericordia » (Ef. 2,4), después de haber revelado su nombre a Moisés como « Dios compasivo y misericordioso, lento a la ira» (Ex34, 6), nos envió a su Hijo nacido de la Virgen María para revelarnos de manera definitiva su amor. Quien lo ve a Él ve al Padre (cfr. Jn 14,9). Jesús de Nazaret con su palabra, con sus gestos y con toda su persona revela la misericordia de Dios.
2. Hoy es el domingo de Resurrección del Señor y celebramos la Misa de la bendición del mar. Pues bien la Resurrección de Cristo es la expresión más contundente de la misericordia de Dios. El segundo domingo de pascua se llama también domingo de la misericordia. La oración colecta de ese domingo dice así: “Dios de eterna misericordia, que reanimas la fe de este pueblo a ti consagrado con la celebración anual de las fiestas pascuales, aumenta en nosotros los dones de tu gracia, para que todos comprendamos mejor la excelencia del bautismo que nos ha purificado, la grandeza del Espíritu que nos ha regenerado y el precio de la sangre de Cristo que nos ha redimido”. Por tanto hermanos la misericordia es el centro de la Resurrección.
3. Y La Resurrección de Cristo es la principal creencia de nosotros los cristianos. San Pablo afirmó: “Si Cristo no hubiese resucitado, vana sería nuestra fe” (1Co15, 14). Todo sería absurdo. Si Cristo no hubiera resucitado, el puente entre la tierra y el cielo se habría caído para siempre. Por consiguiente hermanos ante este imponente mar Caribe, afirmamos como San Pedro en Jerusalén lo siguiente: “Lo mataron colgándolo de un madero. Pero Dios lo resucitó al tercer día y nos lo hizo ver (…) a nosotros, que hemos comido y bebido con él después de su resurrección” (He 10,34-37). El nos ha abierto nuevamente el camino al cielo. Y por eso hoy no debemos anteponerlo a ninguna criatura o energía o fuerza extraña.
4. Debemos destacar la confianza que hoy nos trae la Resurrección. Sé que vivimos momentos difíciles por problemas personales o comunitarios. Quién de nosotros no tiene problemas de cualquier índole: angustias, enfermedades, problemas para educar nuestros hijos, problemas en nuestro hogar. Tampoco podemos ocultar la gran crisis que tiene el país. Sin embargo, después de la Resurrección de Cristo, tenemos una respuesta para nuestra existencia, tenemos una solución para nuestra vida y para nuestro país. El país se salvará si ponemos nuestra confianza en Cristo no solamente en nosotros mismos. Recordemos las palabras de
Jesús: “Yo soy la luz del mundo”. “Yo he venido para que tengan vida y vida en abundancia”. “Yo soy el camino la verdad y la vida”. Por tanto hermanos. Ánimo a pesar de todo, nadie nos separará del amor de Dios quien ha vencido a la muerte y el mal.
5. La bendición del mar también es una expresión de la Resurrección de Cristo en nosotros. En efecto, al bendecir el mar, hacemos que él se convierta en una gran pila bautismal que nos recuerda que estamos resucitados en Cristo, pues “Por el bautismo fuimos incorporados a Cristo por su muerte y fuimos resucitados con él, porque si nuestra existencia está unida a él en una muerte como la suya, lo estarán también en una resurrección como la suya” (Rom 6, 1-4). Con el bautismo, nosotros también resucitamos. El bautismo es, por tanto, la muerte del hombre viejo y el resurgimiento del hombre nuevo.
6. Pero no es suficiente que sepamos que nuestro mar está bendito y que llevemos agua bendita a nuestras casas y que ambas cosas nos recuerden nuestro bautismo. Es necesario confirmar esto con hechos en nuestras vidas. Es lo que dice San Pablo hoy en la segunda lectura a los Colosenses: Hermanos: Ya que habéis resucitado con Cristo, buscad los bienes de allá arriba, donde está Cristo, sentado a la derecha de Dios; aspirad a los bienes de arriba, no a los de la tierra.
Por tanto, es necesario que demos testimonio de la resurrección que hemos recibido en el bautismo. Dar testimonio de la resurrección por nuestro comportamiento. San Pablo en su Carta a los Gálatas habla de los frutos que tenemos que manifestar como resucitados. “Los frutos del espíritu son el amor, la alegría, la paz, la paciencia, afabilidad, bondad, fidelidad, modestia, dominio de sí”. Venezuela está hoy necesitada de respeto mutuo, de paz y de comprensión de unos con otros. Por tanto, queridos hermanos, roguemos al resucitado que nos otorgue el don de la paz y todos nos pongamos a trabajar fuertemente para resolver los grandes problemas que confrontamos. Unidos todos. Aportando soluciones. Por favor ruego a Dios que no nos quedemos en la crítica destructiva o mirando el pasado o inventando enemigos, aportemos soluciones y trabajemos con iniciativa e imaginación.
7. Pero también al bendecir el mar, le pedimos e imploramos a Dios por este importante recurso y por todas las personas e instituciones que dependen de él.
Pedimos porque siga produciendo su flora y su fauna tan necesaria para nosotros. Que abunden todo tipo de peces y demás especies marinas.
Pedimos por todos nuestros hombres y mujeres que dependen del mar para su subsistencia, particularmente los pescadores.
Pedimos por sus guardianes. Los distintos componentes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, particularmente, la Armada y la Guardia Nacional. También pedimos por La Capitanía de Puertos.
Pedimos por las empresas públicas y privadas que están vinculadas al mar para que sus planes y proyectos se consoliden. Pedimos por nuestro Puerto, por Bolipuerto, por las aduanas, las navieras, las almacenadoras, los transportistas. Por todos los directivos, empleados de estas empresas.
Pedimos por todo el eje costero del Estado Carabobo, Puerto Cabello y Juan José Mora, para que sus ciudades y localidades se consoliden y sus proyectos se puedan efectuar y desarrollar con gran éxito hacia nuestro pueblo.
8. Por último hago una exhortación para que como ciudadanos cuidemos nuestro mar, lo mantengamos limpio. Recojamos la basura, cuidemos nuestras playas y balnearios, no pesquemos aquellas especies que estén prohibidas y cuidemos su flora.
9. Y nunca olvidemos que el mar y el agua son un signos de la presencia salvífica de Dios. El famoso cantico de los tres jóvenes del Libro de Daniel, exalta a todas las criaturas, entre ellas el mar:
“Criaturas todas del Señor, bendecid al Señor, ensalzadlo con himnos por los siglos.
60Aguas del espacio, bendecid al Señor; 61ejércitos del Señor, bendecid al Señor.
62Sol y luna, bendecid al Señor; 63astros del cielo, bendecid al Señor.
64Lluvia y rocío, bendecid al Señor; 65vientos todos, bendecid al Señor.
75Montes y cumbres, bendecid al Señor 78MARES y ríos, bendecid al Señor.
79Cetáceos y peces, bendecid al Señor; 80aves del cielo, bendecid al Señor.
10. Para finalizar quiero agradecer a las autoridades nacionales, regionales y locales, a los cuerpos de seguridad del Estado. Las autoridades militares, a los empresarios privados (Venecia Ship) y particularmente al Sr. Alcalde encargado y su equipo de gobierno por el interés y apoyo a esta actividad de la Bendición del mar. Así mismo por el apoyo brindado a las actividades de la semana santa de nuestra diócesis. Que Dios les bendiga y les siga fortaleciendo para que puedan seguir trabajando en beneficio nuestro pueblo.

A TODOS UNAS FELICES PASCUAS DE RESURRECCIÓN.





miércoles, 30 de marzo de 2016

Como en Cuba, ¿Papa Francisco influirá también en Venezuela?





 En el mensaje Urbi et orbi, el papa Francisco pidió, este domingo 27 de marzo, por las “difíciles condiciones en las que vive” Venezuela, motivando además, a “los que tienen en sus manos el destino del país, para que se trabaje en pos del bien común, buscando formas de diálogo y colaboración entre todos”.

Ahora los tiempos de la política en el país sudamericano parecen haberse acelerado.

El mensaje de diálogo y conciliación que emitió el Papa era el único punto a tratar el martes 29 de marzo en la Asamblea Nacional.

No obstante, aunque el nombre de Francisco estuvo en boca de los diputados oficialistas y opositores de Venezuela, tal debate quedó pospuesto para el jueves 31 de marzo.




 Lo que si se discutió, y se aprobó, fue la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional, al incorporarse como parte de una solicitud realizada por la diputada opositora Delsa Solórzano. Esta ley tenía el primer visto bueno a mediados de febrero pasado.

“Nuestro país quiere hoy reconciliación, nuestro país anhela hoy saber que amnistía es reconciliación”, dijo al presentar el proyecto de 29 artículos.

Todos nuestros presos políticos están incluidos en el proyecto de ley de amnistía que hoy presentamos, así como también nuestros perseguidos y nuestros exiliados políticos”, explicó Solórzano.


Por su parte, el parlamentario oficialista Pedro Carreño dijo que “la derecha que habla de reconciliación nacional todavía utiliza en su discurso violento que van a salir del presidente Nicolás Maduro”.

Varios diputados socialistas, en uso de su “profunda convicción católica”, acusaron a la oposición de “utilizar el nombre del Papa”.

Pasadas las 10 de la noche, los parlamentarios de la Mesa de Unidad Democrática, aprobaron por “mayoría evidente” la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional que pretende otorgar la libertad a los casi 80 presos políticos del país.

En las gradas se abrazaron de alegría integrantes del Foro Penal y otras organizaciones defensoras de los derechos humanos. Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López, hacía lo propio con familiares de víctimas del gobierno de Maduro.


Sin embargo, a pesar de esta alegría que apenas asoma en el horizonte venezolano, es importante destacar que el jueves pasado, el presidente de la AN, Henry Ramos Allup, dijo que el gobierno de Maduro “cocina” una sentencia para declarar inconstitucional la ley de amnistía, “valiéndose del Tribunal Supremo de Justicia, hecho a su medida”.

Debatirán palabras de Francisco

En ese contexto, la reciente alusión del Papa al conflicto venezolano es considerada por algunos analistas como una posibilidad real de alterar el escenario político, mientras otros lo consideran una nota trascendental para la acción moral.

Carlos Luna, profesor de la Universidad Central de Venezuela, opinó que el pronunciamiento de Francisco “no podemos verlo de forma aislada”, cuando ha sido el gran constructor y fabricador del acuerdo del 17 de diciembre de 2014 entre el presidente de Cuba, Raúl Castro, y el de Estados Unidos, Barack Obama.

Creo que tiene una significación el hecho de que la crisis venezolana incremente su importancia dentro de la agenda internacional”, dijo. Considera que “el Papa sí es un actor influyente”, según reveló.

Lo cierto es que este 29 de marzo quedó claro que tanto el chavismo como la oposición desean vincularse a la imagen intermediadora del Papa Francisco.

De allí que debatir su mensaje el 31 de marzo “mantiene una singular expectativa que pudiera conducir a escenarios más positivos para la población venezolana”, sostiene.




martes, 29 de marzo de 2016

¡ÚLTIMA HORA! Monseñor Lückert envió saludo: “Estoy recuperándome, seguimos en la lucha”



El arzobispo de Coro ingresó este lunes 28 al Hospital Clínico de Maracaibo, presentando un “cuadro clínico producto, con casi toda seguridad, de traumatismo craneano sufrido por caída en los días de Semana Santa”

Palabras de Monseñor Lückert AQUÍ 

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic
Con información Red de Medios CEV

Maracaibo, 29 de marzo de 2016.- “Quiero agradecerle a los amigos por la atención y la preocupación por mi salud. Gracias a Dios he salido bien, estoy recuperándome”. Son las palabras del arzobispo de Coro, monseñor Roberto Lückert León dadas a conocer la periodista Ana María Pérez Fonseca, a través de la Red de Medios de la Conferencia Episcopal (WhatSapp), este martes 29 de marzo, en horas de la tarde.

Mañana me suben al piso, y próximamente me iré a mi casa”, agregó el prelado, indicando: “Que Dios les pague por su preocupación y atención, y seguimos en la lucha”, se escucha en el sonido dado a conocer.

Que Dios les bendiga. Yo los bendigo, y por supuesto, el Señor nos ayude a salir de esto. Saludos”, concluye el corto mensaje del arzobispo de Coro.

Sufrió caída en Semana Santa

Más temprano, la misma Red informativa, –integrada por periodistas y comunicadores de la Iglesia católica venezolana-, dio a conocer un reporte de la salud del prelado de origen zuliano. 

Lückert ingresó el lunes 28 de marzo al Hospital Clínico de Maracaibo. Según la información presentó un “cuadro clínico producto, con casi toda seguridad, de traumatismo craneano sufrido por caída en los días de Semana Santa”.

“Le fue diagnosticado 2 hematomas sub durales, pasando casi de inmediato a pabellón, drenándose dichos hematomas sin problemas, y sin presentar signos de sangrado activo post drenaje”, dice el mensaje publicado en la red social.

En la mañana de este martes se encontraba estable, “en pleno uso de sus facultades mentales, extubado y con un muy pequeño déficit motor en pierna derecha”. Sin embargo, “continuará en UCI como lógica medida de precaución”, durante unas 48 horas.

La red de medios de la CEV resaltó que el “terco empeño” del arzobispo de Coro, “de no abandonar las actividades de Semana Santa, agravó su situación, soportando estoicamente hasta el lunes, cuando se efectuó su traslado”.

Confiamos en Dios que su evolución continúe bien, y pronto esté como siempre.



¡ANÁLISIS de EL PITAZO! El Papa habló de la crisis venezolana por séptima vez y todos prestaron atención


Misa de Pascua desde el balcón de la Basílica de San Pedro | Foto: Getty
La reciente aparición del conflicto venezolano en palabras del Santo Padre es considerado por algunos internacionalistas como una posibilidad real de alterar el escenario político, pero por otros como una no trascendental acción moral. Lo cierto es que tanto chavismo como oposición buscan vincularse a su imagen. Este martes la AN debate sobre su mensaje

Por Oriana Vielma / El Pitazo

Por séptima ocasión el papa Francisco recuerda públicamente a Venezuela en uno de sus multitudinarios discursos y, esta vez, su mensaje de Pascua desde el balcón del Palacio Apostólico en la basílica de San Pedro del Vaticano, será debatido como único punto a tratar en la sesión de la Asamblea Nacional este martes.

Desde su elección en marzo de 2013, el Sumo Pontífice se ha pronunciado sobre las “dificultades” del país latinoamericano, especialmente en momentos considerados de alta tensión. La primera mención ocurrió posterior a las elecciones presidenciales donde resultó electo Nicolás Maduro con un estrecho margen de 1,8%, lo que llevó a la oposición a pedir un reconteo de voto.

Medió durante las protestas en febrero de 2014. En marzo de 2015 lamentó la muerte del estudiante Kluiverth Roa en San Cristóbal y envió un telegrama a Maduro en julio al sobrevolar territorio venezolano en su gira por Sudamérica. Además se pronunció sobre el cierre de la frontera colombo-venezolana en septiembre de ese año. Cabe entonces preguntarse: ¿tienen sus palabras influencia real en la política venezolana?

Para el internacionalista Carlos Luna, director y profesor de la Escuela de Estudios Políticos y Administrativos de la Universidad Central de Venezuela (UCV), el más reciente pronunciamiento de Francisco está relacionado con las visitas del presidente de Estados Unidos a Cuba y Argentina.

“No podemos verlo de forma aislada cuando él ha sido el gran constructor y fabricador del acuerdo del 17 de diciembre de 2014, entre Raúl Castro y Barack Obama; por eso sí creo que tiene una significación el hecho de que la crisis venezolana incremente su importancia dentro de la agenda internacional. El Papa sí es un actor influyente”, explicó en entrevista a El Pitazo.

Según el analista, el conocimiento “de primera mano” que posee Jorge Mario Bergoglio sobre el populismo, el personalismo político y la influencia del socialismo del siglo XXI en la transformación geopolítica de América Latina, pudiese contribuir en la implementación de la carta democrática interamericana; significando la salida temporal de Venezuela de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Es decir, mientras más ojos globales se detengan sobre Venezuela, mejor; “como mecanismo de presión para la transición pacífica y constitucional”. En este sentido, Luna observó en Francisco “la misma habilidad política que tuvo Juan Pablo II, quien contribuyó tras bastidores a la caída del Muro de Berlín y la disolución de la Unión Soviética”; con cierta capacidad en la consolidación de estos procesos.
La Venezuela bolivariana busca salirse del modelo occidental, opinó Luna, por representar una serie de compromisos democráticos y valores que el Gobierno “no quiere cumplir”. Por ello, “esa relación con el Papa implica una camisa de fuerza desde el punto de vista moral” y, a su vez, el agravamiento de esa situación “lo mantienen alarmadísimo”; analizó.
Pero no todos están de acuerdo con esta postura. El también internacionalista y profesor universitario Sergio Rodríguez Gerlfenstein considera que por tratarse de una “autoridad moral” la opinión del Papa tendrá múltiples interpretaciones sin mayor afectación. “Algunos lo interpretarán como un llamado de apoyo gubernamental o una reconciliación, mientras otros lo harán como una crítica al Gobierno. Son mensajes genéricos que sólo dan cuenta que es un tema en el tapete”, sostuvo.

Por ser el Jefe del Estado Vaticano, que mantiene relaciones diplomáticas con Venezuela, Rodríguez descartó que el máximo representante de la Iglesia Católica pueda tomar parte en el conflicto asociándose con algún bando político; sin embargo, distingue entre la cabeza de la Santa Sede y lo que denomina la “cúpula eclesiástica venezolana”, que asegura sí persigue intereses específicos.

Luna, en cambio, aunque considera que “la Iglesia ha asumido que la fe está por encima de las ideologías”, asegura que la institución comprende el importante rol político que juega, sobre todo en Venezuela donde siete de cada 10 personas manifiestan confiar en el ente religioso por encima de la Fuerza Armada Nacional, los partidos políticos y los Poderes Públicos; según revelan sondeos de opinión.
“Todos se quieren asociar a la imagen del Papa porque el mundo actual se mueve por percepciones. En Venezuela a la Iglesia no le extraña jugar un papel protagónico en la política, basta tan solo recordar el documento de Monseñor Arias Blanco en 1957 previo al golpe que derrocó a Marcos Pérez Jiménez. Con eso te digo que ambos sectores comprenden la magnitud que juega la Iglesia Católica en la credibilidad venezolana”, expresó Luna.
Tanto el chavismo como la oposición han buscado retratarse con el Sumo Pontífice. En tres años, fue visitado por el mandatario Nicolás Maduro; los gobernadores de Miranda y Lara, Henrique Capriles Radonski y Henri Falcón; dos veces por Lilian Tintori, Antonieta Mendoza de López y Leopoldo López Gil –esposa, madre y padre del dirigente Leopoldo López respectivamente–; por el también miembro de Voluntad Popular Carlos Vecchio, el exdiputado Edgar Zambrano (AD) –quien le entregó el proyecto de Ley de Amnistía– y Mitzi Capriles, esposa de Antonio Ledezma, actualmente detenido bajo la medida casa por cárcel.


Una mirada hacia el pasado

El presidente venezolano ha manifestado sentir respeto por la figura de Francisco. Tras el fallecimiento del líder socialista Hugo Chávez, Maduro y el papa Francisco se reunieron por primera vez en junio de 2013; dos años después, planificaron un segundo encuentro que fue cancelado por Maduro 24 horas antes por una supuesta otitis. Pese a que el Jefe de Estado solicitó entonces al nuncio apostólico Aldo Giordano una nueva fecha, la cita no volvió a concretarse.

Previamente, la oposición venezolana junto a organismos internacionales como Human Rights Watch pidieron al Papa que durante la reunión intercediera por los presos políticos y exigiera su liberación inmediata e incondicional. No se descartó que esto haya influido en la suspensión de la reunión, tesis que posteriormente fue respaldada por el arzobispo de Coro Roberto Lückert al relatar su encuentro con el Santo Padre.

A finales de agosto de 2015, estalló la crisis en la frontera entre Colombia y Venezuela que arrancó otro pronunciamiento del Sumo Pontífice. Transcurridos seis días del cierre fronterizo, Francisco describió la situación como “dolorosa” y se mostró de acuerdo con la reunión del 3 de septiembre entre los obispos de ambos países.

Al día siguiente, si bien Maduro agradeció su “equilibrio y recomendaciones”, expresó malestar con el encuentro entre los obispos respaldado por el Pontífice, calificándolos como “obispos del odio”. Esta postura ha puesto en evidencia una contradicción gubernamental sobre la Iglesia Católica, que acoge con armonía a la figura de su máximo representante pero simultáneamente rechaza a sus comisionados regionales.

<iframe width="560" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/aGs4PL00SNw" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>






Monseñor Roberto Lückert fue intervenido de emergencia y se recupera en Maracaibo


¡Oramos por su Recuperación! 

La noche de este lunes 28 de marzo, la Oficina de Prensa  de la CEV había confirmado la Operación a la que fue sometido el arzobispo de Coro, pidiendo a los periodistas de la Red de Medios de la Iglesia y a otros colegas, pedir a Dios y la Virgen por su pronta recuperación... 

Sacerdotes de La Guaira renovaron sus Promesas Sacerdotales



 ¡DIÓCESIS DE LA GUAIRA en SEMANA SANTA!  

Monseñor Raúl Biord Castillo presidió una de las misas el Miércoles Santo en la Basílica Santa Teresa de Caracas, donde pidió al Nazareno de San Pablo por las necesidades de los venezolanos 

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic
Notas de Prensa: Laura Beatriz De Stefano

La Guaira, 29 de marzo de 2016.- Ser fieles ministros de nuestro Señor Jesucristo, enseñar en su nombre y conducir a otros a Él, fue el compromiso asumido por los sacerdotes de las 25 parroquias eclesiásticas, quienes renovaron sus promesas sacerdotales en la Misa Crismal que ofició el obispo de La Guaira, monseñor Raúl Biord, junto al obispo emérito de Machique, monseñor Ramiro Díaz, en la Catedral San Pedro Apóstol.


“Estoy contento de celebrar esta misa con mis hermanos sacerdotes que fueron llamados por el Señor para cumplir una misión. No sabían si estarían en este presbiterio de La Guaira. Unos vienen de Colombia, otros de África y España. Pero el Señor los llamó y están aquí, en ese camino sacerdotal que pone su vida al servicio de los demás,” manifestó monseñor Biord.

Recordó que nadie es perfecto ni digno, ni siquiera los propios sacerdotes. Es Jesucristo que los hace dignos al ungirlos y consagrarlos para dar consuelo a los más necesitados. Dijo que todos somos discípulos y misioneros, y nos instó a ser cirineos para cargar con nuestra cruz. Pidió a los feligreses una oración por los sacerdotes del mundo y de esta Diócesis para cumplir con ese llamado de llevar la buena noticia del Evangelio. “Gracias Señor por este don”.


El obispo agradeció a monseñor Ramiro Díaz por estar de misionero en Vargas y a los párrocos que asistieron a la ceremonia eucarística. Felicitó a los padres Robert Cardona de Carayaca, Emilio Galán de Playa Grande y José Manuel Cuenca de la Soublette por sus 25 años de sacerdocio.

También al padre Ronald por sus cuatro años de ordenación, a los sacerdotes misioneros, a los diáconos, en especial a Rafael Carpio, a los seminaristas, y a las religiosas por su extraordinario trabajo con los niños y enfermos. Igualmente agradeció a la Policía Municipal y del estado Vargas por custodiar los templos.



Los encargados de presentar el Santo Crisma y los óleos de los enfermos y catecúmenos, para su consagración, fueron los párrocos que estaban celebrando sus bodas de plata sacerdotales. El crisma es la materia sacramental con la cual son ungidos los nuevos bautizados, signados los confirmantes, y ordenados los obispos y sacerdotes.

Mientras que las religiosas de las comunidades Hermanas María Teresa de Calcuta y Hermanas Eucarísticas de Nazaret fueron las encomendadas de presentar las ofrendas ante el altar, porque este año canonizarán a sus santos fundadores.

Fuerza de voluntad:- Al finalizar la ceremonia litúrgica, se entregaron reconocimientos a los grupos juveniles de Las Tunitas, Playa Grande, Zamora, Guaracarumbo y Tanaguarena por los murales alusivos al Año de la Misericordia.

La sorpresa del día fue la visita del corredor de larga distancia, Maickel Melamed, a quien el obispo de La Guaira lo calificó como un ejemplo viviente de fortaleza y voluntad que debemos imitar, especialmente los jóvenes.

******************
Monseñor Biord invitó al pueblo a ser pescadores de hombres

Cientos de fieles participaron en la misa y bendición del mar

Más de 700 personas acudieron al paseo La Marina en el estado Vargas para participar en la ceremonia eucarística del Domingo de Resurrección y en la tradicional bendición del mar que, por primera vez en 14 años, fue organizada por las diez parroquias eclesiásticas de la Zona Pastoral de Catia la Mar.



“Nos encontramos reunidos aquí, al aire libre, para celebrar la resurrección del Señor. El pueblo sabe que la Semana Mayor no termina el Viernes Santo, el último capítulo es el Domingo de Pascua. Jesús, como nos relata el Evangelio según San Juan, se les apareció a sus discípulos en el cenáculo para infundirles fe de vida y concederles el poder de perdonar los pecados,” expresó monseñor Raúl Biord, obispo de La Guaira, en su homilía.

Invitó a los feligreses a ser pescadores de hombres y mujeres, a echar las redes del Evangelio y a vivir como Jesús, curando a los enfermos con los óleos del consuelo. Dio como ejemplo el trabajo misionero de las Hermanas Madre Teresa de Calcuta con los niños de Mirabal y el de las Hermanas Eucarísticas de Nazaret, cuyo santo fundador, José Manuel González, será canonizado este año.

Igualmente elogió la labor de las religiosas y evangelizadores de La Esperanza, en Carayaca. Agradeció a Dios por bendecirnos con el obispo emérito de Machique, monseñor Ramiro Díaz, quien se encuentra de misionero en la Soublette.  Destacó las obras que realizó monseñor Mario Lizarazo en la Parroquia Nuestra Señor del Carmen y felicitó a la Zona Pastoral de Catia la Mar, por su activación.

Fuente de vida y trabajo


El boulevard se desbordó en un mar de fe y alegría por parte de los feligreses que, animados por los cantos del Ministerio de la Música, celebraron la Resurrección del Señor.  “Que el mar sea fuente de vida para Vargas y de trabajo para todos,” puntualizó.

Después de celebrada la santa eucaristía, el obispo llevó en procesión la custodia con Jesús Sacramentado hasta el malecón para la bendición del mar. Desde allí lanchas de Protección Civil y de la Guardia Nacional, y el patrullero Pagalo PG 51 de Guardacostas rindieron honores al Santísimo con el encendido de sus faros. En tierra, los bomberos activaron las sirenas de sus unidades.


Monseñor Raúl Biord agradeció al alcalde Alberto Alcalá y a sus directores por colaborar con la logística del sonido, tarima y sillas. También agradeció al gobernador Jorge Luis Carneiro por la reconstrucción de la iglesia Nuestra Señora del Carmen en la Soublette y a los cuerpos de seguridad por haber garantizado el orden.



******************************


Monseñor Raúl Biord pidió al Nazareno de San Pablo por Venezuela

El obispo de La Guaira celebró una misa el Miércoles Santo, en homenaje al Nazareno de San Pablo, imagen ante la que rezó e imploró por las necesidades de Venezuela

“Nuestro pueblo no termina hoy la cuaresma, hace años que sufre pobreza, vejación y abandono. Particularmente en estos días sufrimos un verdadero viacrucis para conseguir la comida, el agua, las medicinas, los productos de limpieza, los repuestos e instrumentos de trabajo”.

Son las palabras de Monseñor Raúl Biord Castillo, obispo de La Guaira, durante la celebración de la eucaristía que presidió en honor del Nazareno de San Pablo, el pasado Miércoles Santo, en la Basílica Santa Teresa de Caracas.  

A continuación la homilía completa:


PETICIÓN AL NAZARENO

EL BIEN VENCE AL MAL, EL AMOR AL ODIO, LA INDULGENCIA A LA VIOLENCIA Homilía de Mons. Raúl Biord en el Nazareno de San Pablo (23-3-16) 

Hoy venimos con devoción a acompañar al Nazareno de San Pablo. Como Obispo de La Guaira le quiero agradecer al Nazareno, a esta arquidiócesis de Caracas y al Rector de la Basílica de Santa Teresa, Mons. Henry Padilla, la deferencia para conmigo al invitarme a presidir esta misa y sobre todo el cariño hacia la Diócesis de La Guaira. El Nazareno de San Pablo, por un gesto del recordado Cardenal Ignacio Velasco, en el año jubilar 2000 y a pocos meses de la tragedia de Vargas fue en procesión hasta La Guaira. El Nazareno fue a compadecerse de su pueblo derruido, a caminar sobre los escombros, a darnos esperanza para la reconstrucción de nuestro pueblo y nuestra diócesis.
Durante la cuaresma de este año 2016, recibimos la visita de su cruz. La recibimos con mucho cariño y devoción en La Plaza Mayor de Catia la Mar, luego recorrió todas las parroquias de esa zona pastoral llevando consuelo e invitando a la reconciliación y al perdón.
Gracias Jesús Nazareno por caminar por las calles de nuestra gente, especialmente con los más pobres que hoy te acompañan con agradecimiento. La tradición nos habla de unos limones caídos al paso de la procesión del Nazareno, le pedimos hoy al Nazareno que nos ayude a derribar nuestros pecados personales y sociales.
Que derribe el odio y el orgullo. Que derribe la indiferencia de muchos frente a los que sufren, frente a los hambrientos y sedientos, frente a los enfermos y presos, frente a inmigrantes y a los perseguidos, frente a la escasez de alimentos y de medicinas. Que derribe la corrupción de quienes roban el dinero público. Que derribe la injusticia de los privados que se enriquecen con el dinero mal habido. Que derribe la sed de venganza, el egoísmo y la apatía frente al sufrimiento de los pobres y frente a lo que pasa en el país.
 Como dice el profeta, que quite nuestro corazón de piedra y lo sustituya con un corazón de carne (Ez 36,36) como el de Dios, como el del Sagrado Corazón o el de Jesús de la Misericordia. Un corazón que se alegre con lo bueno y que se aparte del mal. Que el Nazareno cure nuestras heridas con el aceite del consuelo y el vino de la esperanza, que entre oración y oración quedemos sanados al paso nazareno de la procesión.  

EN EL AÑO DE LA MISERICORDIA

El Papa Francisco ha convocado un Año Jubilar de la Misericordia. Nos invita a todos a vivir la ex­periencia de entrar en la entraña de nuestro Dios para poder ser en medio del mundo y de la Iglesia signos vivos de su misericordia. Estamos llamados a hacer nuestro el programa de Jesús: «Sean misericordiosos, como su Padre es misericordioso» (Lc 6,36), pues el misterio de la fe cristiana encuentra su síntesis en esta palabra y ahí, en la misericordia, se nos revela el corazón de la vida cristiana: Misericordia: es la palabra que revela el misterio de la Dios. «La misericordia de Dios no es una idea abstracta, sino una realidad concreta con la cual Él revela su amor, que es como el de un padre o una madre que se conmueven en lo más profundo de sus entrañas por el propio hijo… Es un amor que proviene desde lo más íntimo como un sentimiento profundo, natural, hecho de ternura y compasión, de indulgencia y de perdón» (MV 6). La cualidad central del Dios de la Biblia es la misericordia. He aquí el autorretrato que Dios nos hace de sí mismo: El Señor «es un Dios compasivo y misericordioso, lento a la ira y rico en misericordia y fidelidad. Mantiene su misericordia hasta la milésima generación» (Éx 34,6-7).                
Ser misericordiosos nos lleva a vivir como vivió Jesús: hacernos cercano al hermano, entrar en contacto con su sufrimiento, vivir atentos a las situaciones de los que nos rodean, ir más allá de las apariencias, mirar a los demás con ojos de amigos de la vida, con miradas que no juzgan ni condenan, capaces de ver las posibilidades escondidas, de romper las cadenas que atan al pecado y al pasado, especialistas en abrir puertas y en construir puentes, derribando candados y cadenas.                
La misericordia que viene de Dios nos devuelve la dignidad que perdemos por el pecado, porque Dios nos ofrece sanación y salvación, particularmente en el sacramento de la reconciliación. El Kerigma del Evangelio, nos comunica la misericordia del Padre, y su expresión es la solidaridad con los más pobres y necesitados. La Semana Santa es para todos, un tiempo favorable para escuchar la Palabra y vivir las obras de misericordia. Mediante las corporales servimos al cuerpo de Cristo en los hermanos y hermanas que necesitan ser alimentados, vestidos, alojados, visitados y ayudados; mientras que las espirituales nos piden: aconsejar, enseñar, perdonar, consolar, educar, amonestar, rezar. En el pobre la carne de Cristo «se hace de nuevo visible como cuerpo martirizado, llagado, flagelado, desnutrido… para que nosotros lo reconozcamos, lo toquemos y lo asistamos con cuidado» (Papa Francisco).
No perdamos este tiempo santo propicio para la conversión.  

CIRENEOS PARA AYUDAR A CARGAR TANTAS CRUCES

En el camino hacia el calvario, un hombre llamado Simón de Cirene, ayudó a Jesús a llevar la cruz. Jesús cayó tres veces al suelo, golpeado y desfigurado, es ayudado por este hombre que pasará a la historia por este gesto caritativo (Mc 15,21). El Nazareno sigue recorriendo las calles de nuestros barrios y comunidades. Aquí en Caracas, en Achaguas, en Vargas y en todo el país. Es la procesión más sentida y acompañada de nuestro pueblo venezolano. Muchos se visten de morado para indicar que comparten la suerte del Nazareno. Todos nos acercamos y nos identificamos con ese rostro sufriente de Jesús que carga con su cruz. Le pedimos que nos ayude a cada uno de nosotros a llevar su propia cruz y a ser cirineos de las cruces de los demás.
Necesitamos hoy más que nunca muchos cirineos que ayuden a cargar las cruces de los demás, de los que sufren física o espiritualmente, de los que no pueden con su cruz. Estamos todos llamados a la solidaridad del Cirineo que se debe manifestar en gestos de misericordia y de justicia hacia los más pobres.
Nuestro pueblo no termina hoy la cuaresma, hace años que sufre pobreza, vejación y abandono. Particularmente en estos días sufrimos un verdadero viacrucis para conseguir la comida, el agua, las medicinas, los productos de limpieza, los repuestos e instrumentos de trabajo.
Jesús Nazareno de San Pablo, hoy al recibir tu cruz, sentimos que no eres un extraño, que caminas con nosotros en este valle de lágrimas, te pedimos fortaleza para seguir caminando en la esperanza cierta de la resurrección, porque estamos convencidos que el bien vence al mal, el amor al odio, el perdón a la venganza, la indulgencia a la violencia. 







VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.