martes, 29 de marzo de 2016

¡ÚLTIMA HORA! Monseñor Lückert envió saludo: “Estoy recuperándome, seguimos en la lucha”



El arzobispo de Coro ingresó este lunes 28 al Hospital Clínico de Maracaibo, presentando un “cuadro clínico producto, con casi toda seguridad, de traumatismo craneano sufrido por caída en los días de Semana Santa”

Palabras de Monseñor Lückert AQUÍ 

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic
Con información Red de Medios CEV

Maracaibo, 29 de marzo de 2016.- “Quiero agradecerle a los amigos por la atención y la preocupación por mi salud. Gracias a Dios he salido bien, estoy recuperándome”. Son las palabras del arzobispo de Coro, monseñor Roberto Lückert León dadas a conocer la periodista Ana María Pérez Fonseca, a través de la Red de Medios de la Conferencia Episcopal (WhatSapp), este martes 29 de marzo, en horas de la tarde.

Mañana me suben al piso, y próximamente me iré a mi casa”, agregó el prelado, indicando: “Que Dios les pague por su preocupación y atención, y seguimos en la lucha”, se escucha en el sonido dado a conocer.

Que Dios les bendiga. Yo los bendigo, y por supuesto, el Señor nos ayude a salir de esto. Saludos”, concluye el corto mensaje del arzobispo de Coro.

Sufrió caída en Semana Santa

Más temprano, la misma Red informativa, –integrada por periodistas y comunicadores de la Iglesia católica venezolana-, dio a conocer un reporte de la salud del prelado de origen zuliano. 

Lückert ingresó el lunes 28 de marzo al Hospital Clínico de Maracaibo. Según la información presentó un “cuadro clínico producto, con casi toda seguridad, de traumatismo craneano sufrido por caída en los días de Semana Santa”.

“Le fue diagnosticado 2 hematomas sub durales, pasando casi de inmediato a pabellón, drenándose dichos hematomas sin problemas, y sin presentar signos de sangrado activo post drenaje”, dice el mensaje publicado en la red social.

En la mañana de este martes se encontraba estable, “en pleno uso de sus facultades mentales, extubado y con un muy pequeño déficit motor en pierna derecha”. Sin embargo, “continuará en UCI como lógica medida de precaución”, durante unas 48 horas.

La red de medios de la CEV resaltó que el “terco empeño” del arzobispo de Coro, “de no abandonar las actividades de Semana Santa, agravó su situación, soportando estoicamente hasta el lunes, cuando se efectuó su traslado”.

Confiamos en Dios que su evolución continúe bien, y pronto esté como siempre.



VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.