lunes, 21 de marzo de 2016

Leocenis García a Diosdado Cabello: No olvides que el mundo gira


El preso político Leocenis García, le presentó vía Periscope un mensaje a Diosdado Cabello:

Cuando Jesús era el gran líder vinieron a hablarle lo que decían de él, Jesús no preguntó nada,  solo dijo ¿Quién dice la gente que soy yo? y los apóstoles se quedaron perplejos, Ya Jesús había dicho que era el Mesías, y no entendían  por qué preguntaba.

Quien dice la gente que soy yo, preguntó Jesús.  Un verdadero  líder está interesado en lo que la gente piensa u opina de él y hoy Sr Cabello usted que ha forjado todo su poder para que yo esté preso y quitarme los bienes materiales, que a mí no me interesan. Usted que ha invertido su dinero a difamarme. Cuando Leocenis se pregunta ¿Quién dice la gente que soy yo? Habrá gente que no me quiere, pero la mayoría sabe que soy un preso político.

En cambio Sr Cabello cuando usted se pregunta ¿Quién dice la gente que soy yo? Yo no quiero contestarle le dejo el ejercicio para que lo haga y le pregunte a la gente y le digan lo que piensan. Usted me ha quitado dinero, me ha quitado propiedades, me ha quitado libertad, pero no me ha quitado en compromiso, el compromiso nace del amor. Y yo amo y estoy comprometido con la libertad de conciencia, con la libertad de decidir el futuro que queremos para nuestros hijos y nosotros mismos, la libertad de pensar hacia dónde queremos ir. Eso usted, ni ningún gobierno me lo va a quitar.

Me han puesto todas las trabas posibles para que no pueda hablar, y he seguido hablando, pero yo sigo gritando y recordando aquel pasaje de la biblia, cuando le dicen a Jesús manda a callar a esos apóstoles que andan alborotando al pueblo, y Jesús le contesta, si ellos no hablan, hablarán las piedras.

Yo soy una piedra hablando, expresando el compromiso y el amor que tengo por mi país. Señor Diosdado, usted tiene que tener más miedo que yo. Yo no lo tengo, lo tengo son heridas y grietas en mi corazón, por supuesto, mi hija acaba de cumplir dos años. No pude estar en la fiesta de mi hija porque usted me tiene detenido. La ilusión de los padres es compartir con sus hijas, mi otra hija cumplió doce años y tampoco pude estar con ella. Estas cosas llenan de grietas el corazón.

Pero yo prefiero no odiarlo usted por varias cosas, mis hijas van a pasar por la calle y van a reconocer que son las hijas de Leocenis García, las van aplaudir y les van a dar ánimo. Pero estoy seguro que sus hijos no podrán hacer lo mismo, no podrán pasar por un centro comercial.

Lo único que no se le puede quitar a un ser humando en su vida es la dignidad. Señor Diosdado ponga las esposas que quiera, mande sus funcionarios y sus esbirros, pero seguiremos haciendo lo que tenemos que hacer.

Usted vio la investigación que publicamos sobre PDVSA, no hay manera de acabar con las ideas, usted puede poner una bala en mi cabeza, pero no va acabar los millones de años de pensamientos, conocimientos y libertades para los que vienen.

Cuando vinieron a amenazar a Jesús, como me han dicho a mí, al mandarme el Sebin a mi casa, pero yo contesto lo mismo que Jesús a los esbirros de la época: Vayan y díganle a ese zorro que yo seguiré hablando y diciendo. El tesoro más grande de una nación es su pueblo. El pueblo es superior a sus dirigentes. Es la suma de lo bueno y cuando sacamos la suma, Sr Cabello, los buenos somos más. Los malos son poquitos, pero tienen un poder provisional. Sr Cabello, el mundo gira, pero el poder va y viene. Lo importante no es tener escoltas, camionetas, ropa de marca. El tener se acaba con el poder, lo importante es el ser, que no se acaba con el poder. Con el ser se puede ser amado y ver las caras a los otros como el Papa Benedicto, Ghandi o Arturo Uslar Pietri, siempre serán quienes fueron. Es como Leopoldo López, que no es presidente, pero convoca, porque lo importante no es tener una banda, es el ser. Sr Cabello que Dios y la virgen se apiaden de usted, y le den la serenidad para aguantar lo que viene. Todo bajo el sol tiene su hora. Sin justicia no hay, para que el país no se incendie tiene que haber justicia. Usted pagará por sus crímenes. Han hecho llorar a mi familia, pero las lágrimas de ellos son el agua que riega la nueva Venezuela, no sobre la base del odio, solo el amor construye. Los puentes no se hacen con odio, quien hace el puente tiene que amar la obra. Ojalá que nunca más en Venezuela se repita la historia de personajes como usted. Yo no lo conozco y en el fondo le tengo cierta consideración y rezó para que Dios se apiade de su familia que no tiene nada que ver con sus acciones y el odio que ha impartido en Venezuela.

Le están robando el tiempo a millones de venezolanos que están en miles de colas perdiendo el tiempo, en vez de estar con su familia, no tengo miedo, usted me lleva mañana preso yo seguiré en la conciencia de la gente, porque ya soy parte de su consciencia, no soy ningún líder.


La gente siente que este gobierno no sirve, o rectifica o tiene que irse. Si alguien llevó al presidente Maduro a este desastre fue usted. Que le decía mételos presos, destruye, burlarte del pueblo y ahora Maduro solo se da cuenta que el pueblo es el dueño de sus destino, como el poema que leía Mandela durante su presidio.


<iframe width="520" height="415" src="https://www.youtube.com/embed/QXciWeSzTMM" frameborder="0" allowfullscreen></iframe> 

https://m.youtube.com/watch?v=QXciWeSzTMM






VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.