sábado, 3 de marzo de 2012

Cuaresma y Redención Social: Familia en extrema pobreza y oraciones por un enfermo

En las entrañas de Venezuela subsisten personas cuyo único pecado es haber nacido pobres o carentes de una formación que los encumbre hasta los grandes titulares de los medios informativos públicos o privados.
Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic
Caracas, 03 de marzo de 2012.- En la Venezuela católica y cristiana que tanto reza por la salud del hombre más importante del país, y cuyos ciudadanos se estremecen de palmo a palmo por saber si tiene o no una "penosa enfermedad", las miradas no parecen girar hacia otros sectores, donde la realidad no es transmitida en cadena televisiva del Estado, o reflejada en los millonarios Centímetros/Columna que llenan los periódicos oficialistas y privados con oraciones, plegarias y otras manifestaciones de apoyo hacia el enfermo “comandante-presidente”.
Es el caso de la señora Carmen Rangel, que con doce hijos a cuesta, sobrevive con su extrema pobreza a una hora del saque de arena del Río Apure, donde sólo se llega en bote. Esto a trece años del gobierno de quien ahora debería estar suplicando a Dios por la Cuaresma que le ha tocado vivir, ya que sin dudas, esta familia es fiel reflejo de lo que ha sido su política de Estado. La señora Rangel, “Hace tres días dio a luz a su hijo numero doce en las peores condiciones de insalubridad”, reseñó el medio digital  Noticias 24.  
Sirva esto de reflexión durante el segundo fin de semana de la Cuaresma de 2012, porque a veces los pecados no son únicamente individuales, sino de orden social, y éstos tienen alguien que los dirige y es responsable. De modo que el arrepentimiento debe ser colectivo porque estas familias o personas nunca le interesarán a la sociedad más allá del momentáneo hecho informativo.
Por más que algunos se revienten el pecho pidiendo perdón a Dios o rogando por la salud de su amado líder; luchar por una democracia que a ratos se hace esquiva; y los peores, sostener con las mentiras una fábula de país donde dicen que la miseria ha desparecido, es interesante otra perspectiva de la Cuaresma no sólo para esta familia en Apure, sino para todos los que nunca se darán cuenta del gran pecado en que están envueltos en este mundo creado por Dios.  
****************************


Foto: Zhoyla Rojas
(San Fernando de Apure, 3 de marzo) - Carmen Rangel es madre de doce hijos. Vive a una hora del saque de arena del Rió Apure, donde sólo se llega en bote. Hace tres días dio a luz a su hijo numero doce en las peores condiciones de insalubridad.
Su parto fue en el suelo, encima de periódicos y plásticos debido a que no tenía como pagarle a una embarcación para llegar a un centro de salud y ser atendida. El bebé de la necesitada madre tiene el ombligo amarrado con una cabuya.
De sus doce hijos, sólo alguno de ellos goza de buena salud, mientras los otros padecen de anemias crónicas y desnutrición debido a la mala alimentación, pues son muchas las noches que se acuestan sin comer.

Foto: Zhoyla Rojas
Viven en un rancho que se esta cayendo a pedazos, es de barro y zinc, no cuentan con ningún electrodoméstico, mucho menos con una cama, duermen en chinchorros.
No tienen agua potable, sacian la sed con agua del rió y esto hace que sufran enfermedades estomacales. Ninguno de los niños van a la escuela, pues los padres no tienen para comer menos para pagar trasporte. Rangel explico que en muchas oportunidades ha pedido ayuda a los consejos comunales cercanos y a ninguno parece importarle la situación.
“Soy madre de doce hijos uno de ellos requiere una operación porque tiene una hernia, yo solo quiero que me ayuden a mi y a mis hijos yo quiero operarme y no cuento con recursos para hacerlo, solo Dios nos ayuda; hemos padecido muchas enfermedades, cuando el río crece nos anegamos por los lados pero no tenemos a donde mas ir, quiero que mis hijos estudien y no contamos con un trasporte” expresó la triste madre.
El llamado es para los entes competentes a que se aboquen con urgencia a esta situación que es muy dolorosa pues estos niños ameritan atención médica inmediata, nutrición adecuada. En rasgos generales atención total de los entes competentes.
Por: Zhoyla Rojas

Foto: Zhoyla Rojas

Foto: Zhoyla Rojas

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.