lunes, 5 de marzo de 2012

Cardenal Urosa llama a trabajar por la Paz en Venezuela

Durante la misa conclusiva de la Tercera Celebración Juvenil Arquidiocesana, el arzobispo formuló la necesidad de “trabajar por la paz es particularmente apremiante y oportuno en Venezuela y en Caracas, donde en los últimos años se ha ido estableciendo una corriente de violencia, de odio, de egoísmo”.

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic

Caracas, 05 de marzo de 2012.- El Cardenal Jorge Urosa Savino hizo un llamado a “vivir y trabajar en paz”, durante la eucaristía que presidió la tarde de este domingo en el municipio Chacao con motivo de la Tercera Celebración Juvenil Arquidiocesana, a la que concurrieron más de cinco mil jóvenes de las parroquias y movimientos de apostolado de Caracas, y rechazó los hechos de violencia ocurridos en el sector San José de Cotiza, pidiendo “se destierren de la venidera campaña electoral”.
El Cardenal Urosa llegó a la celebración eucarística a las cuatro y treinta de la tarde, y concelebró acompañado de los obispos auxiliares: Monseñor Fernando Castro Aguayo y Monseñor Jesús González de Zárate.
Por su parte, el responsable del secretariado de pastoral juvenil en Caracas, padre Armelín de Sousa Andrade, tuvo palabras de agradecimiento tanto para los jóvenes  como a los demás sacerdotes que asistieron a la jornada. El coro del Seminario “Santa Rosa de Lima”, se encargó de animar la misa en la que estuvo el alcalde de Chacao, Emilio Graterón.
Trabajar por la Paz
Durante la homilía, el Arzobispo de Caracas dio conocer parte de su Mensaje de Cuaresma 2012: Trabajar por la Paz; pero además, hizo un llamado al cese de la violencia ciudadana, y recomendó a los jóvenes “considerar la entrega fiel a la causa del Evangelio de Jesucristo, bien como laicos, sacerdotes o religiosos”.
“En Venezuela existe mucha violencia, y para esta Cuaresma, los Obispos hemos querido insistir en que esta situación cese, y para ello promovemos la reflexión y el trabajo por la paz”, dijo el Cardenal Urosa. De igual manera acotó que “este llamado forma parte de las exigencias fundamentales de Jesucristo, quien en las Bienaventuranzas, al enseñarnos el camino hacia la felicidad y la salvación eterna nos dice: “Felices los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios”.
El Purpurado agradeció la presencia de los jóvenes y les animó a tener entre sus opciones de vida el camino de la vida consagrada. “Estoy seguro que muchos jóvenes han recibido el llamado a la vocación del sacerdocio y la vida religiosa. Hay que seguir la voz del Señor, porque en este camino se está al lado de Jesucristo y sirviendo al Pueblo de Dios. Los invito a que consideren esa posibilidad”, reiteró.
Rechazo a la violencia política
Al concluir la misa el Arzobispo de Caracas también habló con los periodistas y les expresó que los candidatos tienen derecho a hacer su campaña electoral y presentar sus ofrecimientos a la población. “En este caso que se respeten los derechos del candidato de la oposición a presentar su programa de gobierno y hacer sus propuestas en cualquier lugar de la ciudad“.
Consideró primordial el respeto entre las diferentes propuestas políticas. “Yo creo que es muy importante que el gobierno controle a sus seguidores, de manera que no se produzca más ni un solo hecho de violencia”, dijo.
Tercera Celebración Juvenil Arquidiocesana

La tercera versión de la Celebración Juvenil Arquidiocesana comprendió una caminata con cantos, oraciones y finalizó con la misa. La consigna principal fue Los jóvenes queremos vivir: ¡proclamemos la vida, sembremos la paz!, pero también requerían el “cese de la violencia” y caminaron “contra exterminio de jóvenes en toda Venezuela”.
Se inició frente al Centro Comercial Líder, municipio Sucre y recorrió la avenida Francisco de Miranda al ritmo de pegajosas canciones católicas, hasta llegar a la Plaza Bolívar del municipio Chacao.
En el ínterin realizaron cuatro paradas. La primera en el Elevado de Los Ruices, donde guardaron un minuto de silencio por los jóvenes victimas de la violencia, y enarbolaron banderas con formas de paloma. La segunda fue en la Plaza Miranda, allí recibieron la imagen de la Virgen de Coromoto que en hombros de los muchachos hizo el recorrido hasta Chacao. La tercera se realizó frente al Parque del Este, donde reflexionaron en torno a la parábola del sembrador; y la última fue realizada frente a la Plaza Altamira, donde el compromiso de cargar la Cruz fue el tema central. Allí fue incorporada una Cruz  gigante como símbolo de las jornadas mundiales juveniles.
La celebración fue convocada por el Secretariado de Pastoral Juvenil de la Arquidiócesis de Caracas, que encabezan el padre Armelín De Sousa Andrade, junto al coordinador Carlos José Flores Freites.
NOTA: En el siguiente enlace pueden ser observadas las fotografías de la  

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.