domingo, 24 de mayo de 2009

Monseñor William Delgado: “El Gobierno tiene mucho que hablar con la Iglesia”


Obispos cumplirán visita "Ad limina" a Roma

*** El Obispo de Cabimas espera que el Gobierno Nacional tenga la disposición de dialogar con las autoridades católicas del país.
*** Informó que una amplia agenda de trabajo espera al Episcopado Venezolano en El Vaticano.
*** Se prevén dos o tres encuentros con el Papa Benedicto XVI en los que intercambiaran sobre aspectos de la realidad de Venezuela.

Ramón Antonio Pérez

Cabimas, 24 de mayo de 2009. Una actividad de mucha importancia para la Iglesia Católica de Venezuela, se cumplirá del primero al dieciocho de junio de este año, cuando las autoridades eclesiásticas del país, “en cumplimiento de sus obligaciones pastorales, realicen la visita Ad limina apostolorum, con el objeto de rendir cuentas de la vida de la Iglesia al Papa Benedicto XVI”, según informó el Obispo de la Diócesis de Cabimas Monseñor William Enrique Delgado Silva.
El Prelado, quien también es responsable del Departamento de Pastoral de Medios de Comunicación de la Conferencia Episcopal Venezolana, acotó que los obispos enviaron “con seis meses de antelación un informe mediante el cual contestamos formularios y preguntas sobre las actividades de la organización eclesial en el país”.

El Papa preocupado por Venezuela
Comentó que en los predios de El Vaticano están muy preocupados por la situación de la Iglesia Católica en Venezuela, como consecuencia de “la lejanía y el roce que viven con el Gobierno Nacional”. Sin embargo, “los Obispos estamos convencidos de que el Papa tendrá en su mensaje palabras de aliento y orientación sobre nuestra realidad. Esperamos que las mismas se tomen en cuenta para guiar y orientar la actividad pastoral en los años por venir; y también para la vida en general del país”, acota el Prelado.
Manifestó estar seguro de que el Santo Padre dará a conocer sus motivaciones a la población venezolana para afrontar la situación y el trabajo pastoral. “El Papa motiva, ilumina, exhorta y orienta para que la Iglesia Venezolana sienta ese empuje y alivio por parte de El Vaticano ante la situación que le toca vivir”.

Visita al Sepulcro de los Apóstoles
Monseñor Delgado explicó que Ad limina apostolorum traduce: visita al sepulcro de los apóstoles, y durante la misma sostendrán dos o tres encuentros con Benedicto XVI, contándose una entrevista y una audiencia general los días 16, 17 y 18 de junio.
“Esta visita se cumple cada cinco años; y se realiza porque hay una tradición muy fuerte desde comienzos del cristianismo la cual considera el respeto por aquellos cristianos que han dado su vida por la fe, como fue el caso de los apóstoles que comenzaron la labor en la Iglesia primitiva”, dijo.
En ese orden destacó que el grupo en esta ocasión de la visita unos cuarenta obispos de todo el país quienes cumplirán una agitada agenda de trabajo. “También visitaremos las Basílicas Mayores: San Pedro; San Pablo Extramuros, San Juan Letrán y Santa María La Mayor. Así mismo, haremos presencia en La Cartuja de Farneta, en Toscana; compartiremos el trabajo que se realiza en la sede de Cáritas Internacional; las actividades que lleva a cabo un grupo de sacerdotes y seminaristas en el Colegio Venezolano en Roma; y asistiremos a intercambios pastorales en los Consejos para Laicos, Familia, Unidad de Cristianos, Justicia y Paz, entre otros, según una programación previamente elaborada”.

Necesidad de dialogo con el Gobierno
Respecto a las distanciadas relaciones que el Gobierno Nacional mantiene con la Iglesia Católica, Monseñor Delgado dijo que hay asuntos por los que ambas partes deben hablar. “Hay muchas cosas de las que tenemos que hablar, porque cada Obispo conoce nuestra realidad religiosa, obviamente; pero, por supuesto, también esta al tanto la realidad social que vive nuestro país”, apuntó.
En tal sentido agregó que “en este tiempo hemos tenido muy poca comunicación, muy poco contacto para intercambiar las preocupaciones de la realidad a la que le tenemos que dar una respuesta común y el deber de ayudar a nuestra pobre gente”.
Recalcó que la Iglesia ha querido dialogar en distintas oportunidades pero el Gobierno sigue sin responder de manera positiva. “Algo importante que esperamos es una sana comunicación, un diálogo. Hemos pedido en distintas oportunidades un diálogo para que haya mayor cercanía y no hemos tenido esa bella oportunidad. Ojalá, más temprano que tarde podamos tener ese momento para trabajar juntos por nuestro país”, expuso.
Expropiaciones en la Costa Oriental del Lago

El Obispo de Cabimas cuestionó las expropiaciones que viven los empresarios y trabajadores en la Costa Oriental del Lago por parte del Estado, y espera que verdaderamente estas traigan beneficios para la población, “para que eso no perjudique a los empresarios ni a la masa obrera”, refirió.
“Otro aspecto importante es que puedan cumplir con las obligaciones de pago a las compañías, es decir que todo se haga respetando el derecho a la propiedad privada y respetando el derecho al trabajo”, reveló.
Lamentó que se hayan generado las expropiaciones considerándolas como “un golpe” que, sin embargo “hay que asimilar” en esta región del estado Zulia. “Porque desde los pequeños trabajadores hasta los grandes empresarios giran con todas sus actividades en torno a las actividades petroleras, y eso va incidir en la actividad económica de la zona. Ojalá pueda responder a las necesidades humanas de la zona y no crear mayor pobreza, mayor miseria u otras necesidades como consecuencia de esta decisión”, dijo.
************************************
“La Iglesia debe ser comunicadora”

Monseñor William Delgado es un especialista en los medios de comunicación social, y recientemente fue designado presidente de este departamento en la CEV. “Para mi es un gran privilegio estar trabajando en una actividad pastoral que es acuciante, sobre todo en estos tiempos en que los medios se han ido desarrollando. Como dice unos de los documento del Papa Benedicto XVI: “son grandes dones que Dios le ha concedido al hombre y este debe desarrollar”, dijo.
Finalmente indicó que la Iglesia en Venezuela debe ser comunicadora. “Recordemos lo que dice el documento de Puebla: evangelizar es comunicar. Por tanto, tenemos que ponernos al día, revisar nuestro deber pastoral de llevar a Dios a los hombres y los hombres a Dios. Los medios de comunicación son de gran ayuda en esta tarea”.
Video de la Entrevista:

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.