jueves, 2 de abril de 2009

Santa Iglesia Militante: en el 70º aniversario del Día de la Victoria


“A setenta años de aquella jornada gloriosa no podemos -ni debemos- dejar pasar por alto nuestro homenaje… a aquellos bravos Macabeos españoles que viendo su catolicismo ultrajado y su honor nacional vilipendiado no dudaron y se lanzaron a la lucha dispuestos a todo”
_________________
Ramón Antonio Pérez
Guarenas, 02 de abril de 2009

Estimados Hermanos en Cristo: A veces los caprichos de la historia, ése eterno retorno de cosas en nuestro diario vivir, parecen querer golpear de nuevo en la cara de cada cristiano para que su compromiso se cuestione y fortalezca mucho más. Es un “ritornello” que recuerda de qué madera estamos hechos los creyentes en Cristo.
En Venezuela, mucho tenemos que reflexionar sobre esta situación. Nuestro tránsito por esta Tierra, se antoja como un escuela en la que aprendemos la importancia de confesar y creer en la existencia de Nuestro Creador, a pesar de que falsas luces conducen a las supuestas mayorías populares por el camino equivocado, con un petulante discurso de venganza y disfraz de cordero social.
A veces no olvidamos que nuestro batallar mundano, no es sólo contra carencias materiales, físicas o limitaciones del tiempo vital. Es también contra las concreciones del pecado (violación a los Diez Mandamientos; olvido de Amar a los más necesitados, etc.). Se nos olvida que es una batalla contra los Enemigos de Dios.
Es una confrontación cara a cara contra un séquito de seres espirituales rebeldes al Amor de Dios, que toman a hombres y los ponen en contra de su Creador. Líderes de todos los géneros, tendencia y creencias que asumen Poder en la Tierra, y en lugar de elevar y consagrarlo al Trono de Dios como fuente de su Gracia y Salvación para todos; por el contrario, lo usan para ofender y defenestrar la existencia de ese Ser Celestial.
Es así como diversos tipos de gobiernos; sistemas políticos y filosóficos atacan a los cristianos, a los católicos, porque para ellos Dios es un estorbo. Eso ha ocurrido desde la existencia del hombre; desde el surgimiento del Cristianismo. Se repitió a lo largo del Imperio Romano; la Edad Media; en la Era Industrial y con todas clase de pensamiento político. Entre estos uno de los enemigos más feroces de Dios: es el Comunismo. ¿Suena esto en Venezuela?
Por eso he querido en esta fecha recordar un episodio que marcó a España. La conocida Guerra Civil de España, una Guerra entre Dios y el Pecado. Para ello he querido ayudarme en esta reflexión con un trabajo de nuestros hermanos de SANTA IGESIA MILITANTE que abordan de manera amplia este hecho histórico.

“Este 1º de abril de 2009 recordamos el septuagésimo aniversario del triunfo de España sobre los enemigos de la Religión, la Patria y la Civilización Cristiana.
A setenta años de aquella jornada gloriosa no podemos -ni debemos- dejar pasar por alto nuestro homenaje. Homenaje a aquellos bravos Macabeos españoles que viendo su catolicismo ultrajado y su honor nacional vilipendiado no dudaron y se lanzaron a la lucha dispuestos a todo.
Dios como Señor de la Historia que es dirige y gobierna providencialmente el desarrollo de las naciones. Por eso es que suscitó a un hombre para que, guerreando en nombre de Él y contra sus enemigos, vengara su Gloria y reivindicara sus Derechos y los de su Esposa, la Santa Iglesia Católica”.
“… lo que sucedió en España no fue una guerra civil, aunque así apareciera. Tampoco los motivos fueron intereses políticos en pugna, o la supervivencia de algún régimen de gobierno. Mucho hizo y hace la leyenda negra respecto a esto. En España se entabló una lucha de estricto carácter teológico, ya que “Cristo y el Anticristo se dan la batalla en nuestro suelo”.

La dirección de Nuestros Hermanos de SANTA IGLESIA MILITANTE para que consulten este trabajo completo, y establezcan las comparaciones que tengan a bien estimar, es la siguiente:

SANTA IGLESIA MILITANTE: http://santaiglesiamilitante.blogspot.com/

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.