lunes, 6 de abril de 2009

CEV pidió reducir violencia y polarización política



“Este tiempo es una oportunidad única para sacudir la apatía y la indiferencia, para renovar la fe, para colocar a Dios por encima de todo, y ponerse al servicio del prójimo, especialmente de los más pobres”, dice el comunicado.

Ramón Antonio Pérez

Caracas, 06 de abril de 2009. La Junta Directiva de la Conferencia Episcopal de Venezolana (CEV), denunció este Lunes Santo la “aguda polarización política, la exclusión por causas ideológicas, la descalificación moral de los adversarios, la eliminación de una positiva descentralización y la creciente concentración de poder en el ejecutivo” que se vive en el país.
Monseñor Jesús González de Zárate, secretario general de la CEV, fue el encargado de dar a conocer el comunicado denominado: “Semana Santa: con Dios y con el Prójimo”, contentivo de siete numerales que tocan la realidad nacional y llaman al compromiso de retomar los valores democráticos y cristianos.
Como tema central se puede extaer que los obispos exhortan a las autoridades nacionales a reducir la violencia y la polarización política que promueve la impunidad y “pone en riesgo de colapso al sistema democrático”.

Ofensas que claman al cielo
El comunicado denuncia que “A pesar de las medidas adoptadas - entendido que por parte del Gobierno Nacional - , el hampa, el sicariato, los secuestradores y los narcotraficantes siguen actuando impunemente”.
A su vez, destaca que tales “atropellos son graves ofensas que claman al cielo y violan los derechos fundamentales de los ciudadanos", leyó el también Obispo Auxiliar de Caracas.

Colapso de la democracia
En el numeral cuatro del comunicado, la CEV le pone la cascabel al gato y de manera valiente, se suma a la defensa del sistema democrático en contra de las desmedidas actuaciones del gobierno de corte comunista.
“La promoción de un ambiente de aguda polarización política, la exclusión por causas ideológicas, la descalificación moral de los adversarios, la eliminación de una positiva descentralización y la creciente concentración de poder en el ejecutivo, deterioran el Estado de Derecho”.
Acota que tal actuación despoja “a las instancias nacionales, regionales y municipales de su legítima autonomía y ponen en grave riesgo de colapso el sistema democrático”, dicen los obispos.

Poder judicial parcializado
El sistema judicial de Venezuela también llevó lo correspondiente por parte del obispado, ante las controvertidas decisiones de los últimos días.
“Los que ejercen el poder judicial, tienen la obligación de asegurarles a los detenidos, procesados y sentenciados, en cada fase del proceso, todas las garantías contempladas en la Constitución Nacional, particularmente los derechos al debido proceso, a la defensa ante sus jueces naturales y a un juicio imparcial”, acotan.
En ese sentido, la CEV hace un llamado “a todas las autoridades a dejarse interpelar por los reclamos de los diversos sectores (…), a pedirle a Dios que les ayude a ejercer sus graves responsabilidades con justicia, libertad de conciencia, honestidad y transparencia”.

Llamado a los creyentes
Dado que este mensaje se produce en el marco de la Semana Santa, el Episcopado Venezolano consideró necesario hacerles un llamado a los creyentes a retomar los valores cristianos.
“Si queremos transformar nuestra sociedad es imprescindible retomar aquellos valores que forman parte del patrimonio ético y moral de nuestro pueblo, tales como el respeto mutuo, la solidaridad y la tolerancia”, dice el comunicado.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.