domingo, 8 de febrero de 2009

Desconocidos atacan Iglesia "San José" de Chacao

Un nuevo ataque contra la Iglesia Católica se produjo en la madrugada de este domingo 8 de febrero sin que hasta ahora se conozcan a los responsables.

El mandatario local señaló que se trata de una acción deliberada, por cuanto quemaron las dos puertas de la sede religiosa.

Ramón Antonio Pérez

Chacao, 8 de febrero de 2009. A tan sola horas desde que el Presidente Hugo Chávez deslindara su apoyo a integrantes del Colectivo La Piedrita que ha venido adjudicándose ataques en contra de la Iglesia Católica en Caracas, especialmente contra la Nunciatura Apostólica, un nuevo atentado se ha perpetrado, esta vez, contra la Iglesia San José de Chacao, donde un artefacto explosivo detonó ocasionado algunos daños a las puertas de este templo.
El párroco de la iglesia junto con algunos testigos, conocieron de esta situación desde temprano y están en disponibilidad de formular la denuncia ante los organismos de investigación del Estado, según informaron algunos medios de comunicación.
Por su parte, el Cardenal Jorge Urosa Savino, Arzobispo de Caracas, se hizo presente en esta iglesia, para realizar un recorrido y conocer el alcance de los daños causados para de esta manera estimar la denuncia por ante los organismo competentes.

Alcalde de Chacao repudia el hecho
En nota de prensa emitida por la alcaldía del municipio Chacao, se conoció que el mandatario local, Emilio Graterón, también se hizo presente en el lugar y junto al Arzobispo de Caracas constató los hechos. “Fue una acción definitivamente deliberada, aún no se ha determinado si se trata de un móvil político. Cuando ocurrió el hecho acudieron al sitio funcionarios de la Policía Municipal de Chacao, así como del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, organismos que están adelantando las investigaciones”, explicó Graterón.
Destacó que se trató de una acción sigilosa, “algunos vecinos de los edificios adyacentes se percataron del incendio que afortunadamente pudo ser controlado por el párroco de la iglesia y no tomó mayores dimensiones gracias a que estaba lloviendo copiosamente”, dice la nota de prensa.
De igual forma, el mandatario local señaló que es la primera vez en los cientos de años que tiene esta iglesia que se produce un hecho de esta naturaleza, “adelantaremos las diligencias a que haya lugar para que situaciones como estas que alteran la paz de los vecinos y afectan la infraestructura religiosa del municipio no queden impunes”, concluyó.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.