jueves, 17 de julio de 2008

El Cardenal Urosa deplora muerte violenta del estudiante universitario en Mérida

(( Aclaratoria ))

Debido a que existe cierta confusión en torno a la Misa celebrada este domingo en el Aula Magna de la UCV, es nuestra intención aclarar que esta Celebración Eucarística fue Organizada hace más de dos meses por la Comunidad Carismática "Los Samaritanos", con el objeto de honrar por octava ocasión a la Virgen María, bajo la advocación de La Rosa Mística. Esa fue la verdadera naturaleza de la Misa celebrada en la UCV; no la intencionalidad política que algunos le han adjudicado.
Que durante la ceremonia religiosa se haya orado a Dios por el joven estudiante Douglas Rojas Jiménez, quien falleció como consecuencia de recibir un disparo durante las manifestaciones del jueves pasado en Mérida, es parte de la obligación que mantenemos los creyentes católicos de orar por los difuntos.
Es parte de nuestra fe, pedir por el eterno descanso de quienes han fallecido. Una misa no es para honrar el fallecimiento de persona alguna sino un momento especial de fe para pedirle a Dios por su eterno descanso.
De modo que les agradecemos la publicación de la Nota de Prensa adjunta, así como esta Aclaratoria, de forma tal que no queden dudas ante la colectividad acerca del objetivo verdadero de la Misa de este domingo en la UCV.
Nuestros sacerdotes seguirán orando por el estudiante fallecido y por muchos hombres y mujeres que han partido a la Casa del Padre Celestial; pero también seguirán exigiendo justicia ante las autoridades nacionales, como se hace con todos los venezolanos.

Saludos cordiales,

Lic. Ramón Antonio Pérez
Oficina de Información
Arquidiócesis de Caracas
_______________________________________________________
VIII Encuentro Homenaje a la Rosa Mística en la UCV
El Cardenal Urosa deplora muerte violenta del estudiante universitario en Mérida

"Cada cristiano desde su propia realidad, camino de vida, condición social; desde el mundo de la política, de la academia, la economía, entre otros, tiene la obligación de trabajar por un mundo mejor", dijo el Arzobispo de Caracas, en la Magna Casa de estudios del país

Ramón Antonio Pérez

Caracas, 13 de julio de 2008. El Cardenal Jorge Urosa Savino, al tiempo que hizo un llamado para la convivencia entre los venezolanos, deploró la muerte del joven Douglas Rojas Jiménez, quien falleció tras 48 horas de convalecencia luego de ser herido por un arma de fuego durante una manifestación estudiantil, en las inmediaciones de la Universidad de Los Andes, en la ciudad de Mérida, y pidió a los organismos de seguridad del Estado, que "actúen con apego a la ley para que no haya excesos y no vuelvan a ocurrir hechos como la muerte de este bachiller". Sus palabras se produjeron durante una celebración eucarística, en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela, con motivo del VIII Encuentro en Homenaje a la Rosa Mística.
"Deploramos este hecho de violencia y elevamos nuestras plegarias al Señor por el eterno descanso de este joven estudiante, lleno de vida, quien quería, con ilusión, ir hacia adelante para construir un mundo mejor. Pedimos que los culpables sean debidamente sancionados de acuerdo con la normativa legal vigente", dijo el Cardenal Urosa en la homilía.

Verdaderos discípulos de Cristo
El Purpurado motivó a la feligresía católica en torno a la importancia de producir frutos abundantes de santidad, fe viva, santidad y caridad, según las exigencias de Jesucristo, porque "los mandamientos se resumen en uno sólo: Amarás al Señor tu Dios con todo el corazón, con toda el alma y a tu prójimo como a ti mismo".
De igual manera, recordó el documento del Episcopado Venezolano: "Renovemos la Mente y el Corazón", en el que los obispos hacen un llamado a "los hermanos sacerdotes y diáconos, religiosos, religiosas y personas consagradas, a los agentes de pastoral y a todo el pueblo católico a una renovación espiritual, que los convierta con la gracia del Espíritu Santo, en auténticos discípulos y misioneros de Jesucristo", precisó.

Universidad para el progreso
El Cardenal Urosa indicó en su homilía que la UCV es continuidad y desarrollo de la Universidad Santa Rosa de Lima, fundada en Caracas en 1721 por iniciativa de la Iglesia Católica. Y acotó que "una Universidad es para desarrollar la inteligencia, el saber y darle una gran difusión a la ciencia. Todo ello para la paz, el desarrollo, la justicia, la solidaridad, la convivencia y el progreso de nuestro pueblo venezolano".

La Rosa Mística
Cabe destacar que esta ceremonia religiosa es la octava ocasión que se realiza en homenaje a la Virgen María, bajo la advocación de La Rosa Mística, organizada y convocada con ese fin desde hace varios meses por la Comunidad Carismática "Los Samaritanos".
Estuvieron presentes las autoridades de la UCV, encabezados por la doctora Cecilia García Arocha, rectora, y el doctor Amalio Belmonte, secretario; además el responsable de la Parroquia Universitaria, padre Raúl Herrera; monseñor Henry Padilla, párroco de La Candelaria y el padre Ignacio Arrieta.
Al culminar la eucaristía el Cardenal Jorge Urosa Savino, agradeció al profesor Luis Eduardo Galián, de la Coral de Juventudes Culturales, por dirigir la Misa Criolla de Humberto Sagredo y los cantos litúrgicos, junto a la Estudiantina Universitaria de la UCV; la Coral del Seguro Social; Coral del SENIAT, región capital; Coral de la Policía Metropolitana; Coral de Ipostel; Coral doctor Pedro Pérez Velásquez de le Federación Médica Venezolana y la Coral del Consejo Nacional Electoral, en honor a la Virgen María.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.