jueves, 8 de marzo de 2007

Gracias a Dios por las Mujeres

Hola mis estimadas MUJERES:
Ente es un sencillo saludo para todas mis amigas y demás conocidas o no, que pertenecen al listado de mi correo electrónico.
Es mi deseo que el Día de Hoy, por ser el DÍA INTERNACIONAL DE LAS MUJERES, su contenido les siga dando las fuerzas necesarias y suficientes para que este Mundo siga siendo un lugar donde se pueda vivir; un lugar donde se sigan teniendo Esperanzas; se siga alimentado la Fe en un Ser Supremo; y se sigan practicando las virtudes y los valores de la Vida. Es la esencia de la MUJER.
Ustedes las MUJERES son la razón de la Vida en la Tierra.
Todo ser humano existe gracia a Ustedes. Cada Mujer en su posición de Ama de Casa, Obrera, Estudiante, Profesional, Religiosa, Creyente o Atea, permite que los hombres encontremos razones para seguir viviendo.
La Mujeres son la inspiración de nosotros los varones. Sin Ustedes no hay complemento en el Amor. Muchas de las canciones hermosas que escuchamos y tarareamos no existieran si no se hubiesen inspirado en ustedes. ¿Cómo hubiera existido, por ejemplo, el Ave María sino fue por una Mujer: La Madre de Dios?
Más de un intelectual y muchos hombres sencillos se han atrevido a decir, y hasta reconocen, que DIOS es como una MUJER o que DIOS es una MUJER. Y si Dios es AMOR, entonces Ustedes las Mujeres son el AMOR en su sentido más alto y más noble.
¿Que sería de nosotros los varones, sin Ustedes? ¿Dónde encontrar el sentido a la Vida sino es en el Vientre de una Mujer? ¿Dónde encontrarle el gusto a la Vida sino en los senos de una Mujer-Madre que amamanta un Niño? ¿Cómo tener estímulos para Vivir sino es viéndolas a Ustedes luchar cada día en la casa, en la calle, en el puesto de trabajo, en la escuela, en los hospitales, en las comunidades religiosas.... y nuevamente en la Casa, en el Hogar?
Gracias Dios por Ustedes las Mujeres.
Sin Una de Ustedes, Mi Madre, no hubiera podido saborear el gusto del aire que ahora respiro, ni del aliento de Vida que vivo y que a cada rato olvido.
Le pido a Dios que cuando las vea caminar a mi lado, le diga a Nuestro Creador: ¡Que Hermosa y qué necesaria es la Mujer! ¡Señor, Gracias por las Mujeres, Gracias por mi Madre y Gracias por mi Esposa!
Por todo esto y por mucho más,
¡¡¡FELICITACIONES EN SU DÍA!!!

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.