martes, 25 de septiembre de 2018

¡La Iglesia no lo convocó! Suspendido el “Exorcismo Magno” en Venezuela

La Iglesia no convocó “ningún exorcismo" en Venezuela...
El obispo de Maracay le salió al paso a la “ilegítima convocatoria” de un supuesto “exorcismo magno” a celebrarse el 29 de septiembre, que no contaba con el consentimiento del Episcopado Venezolano, publicó en esta fecha el portal Aleteia

Sep 25, 2018
Todo se debió a una confusión generada a raíz de la propuesta del Padre Fortea, un sacerdote español, quien habría planteado en su blog la necesidad de un “exorcismo magno” para Venezuela y Nicaragua, entre otros países, para que, además, “aleje las fuerzas demoníacas de la Iglesia y el orbe”.
El sacerdote venezolano José Palmar, asumió el llamado de su colega y propuso que esa ceremonia se realizara el sábado 29 septiembre, fiesta de los Arcángeles, encontrando apoyo en parte de la feligresía y en religiosos, pidiendo: “Que todos los sacerdotes exorcistas se unan en rito para ese día”.
En Venezuela, el epicentro de la ceremonia sería un templo de Maracay, estado Aragua, desde donde la convocó Fray Miguel Núñez, de la Orden de los Agustinos Recoletos. Pero este 22 de septiembre, ambos llamados fueron rechazados por monseñor Rafael Conde Alfonzo, obispo de Maracay.
Lo hizo mediante un comunicado que fue asumido por el resto del Episcopado Venezolano, como una demostración de que la voz y postura de la iglesia es una sola. Máxime, cuando acaban de cumplir con la visita Ad Limina, donde resaltó la comunión entre el Papa Francisco y la iglesia de Venezuela.

¿Qué dice el Episcopado Venezolano?

Monseñor Conde explicó que Fortea, habló hace algún tiempo de la “conveniencia” de realizar un ‘Exorcismo magno’ en Venezuela, para que sea liberada de las ataduras demoníacas. 
El ‘exorcismo magno’ no aparece en el respectivo ritual sino en un libro escrito por el mismo padre Fortea”.
Argumentó, que en una entrevista posterior, el mismo padre Fortea, declaró que él no había hecho ninguna convocatoria en tal sentido, al reconocer que no está capacitado para ello. “Añadió que simplemente había presentado una sugerencia a los Obispos de Venezuela para que, actuando colegialmente, hicieran la convocatoria”.
En ese sentido, el prelado recordó lo que el canon 1172 del Código de Derecho Canónico, establece: “Sin licencia peculiar y expresa del Ordinario del lugar (léase Obispo), nadie puede realizar legítimamente exorcismos sobre los posesos”.
Dado que ni la Conferencia Episcopal, actuando colegialmente para toda la Iglesia en Venezuela, ni yo, como Obispo de Maracay, hemos convocado ni mucho menos autorizado el referido exorcismo, hago constar a toda la comunidad de creyentes de esta diócesis (y de otras que han conocido la ilegítima convocatoria) que el acto convocado es responsabilidad de quien indebidamente convocó y del engaño causado”.
Pidió orar “por las necesidades de la Iglesia y de nuestro país, de tanta gravedad como todos conocemos y sufrimos, pero acatemos las normas de la Iglesia que, guiada por el Espíritu Santo y contando con una experiencia multisecular, es Madre y Maestra”.

Sacerdotes suspenden la actividad


Por otra parte, Fray Miguel Núñez (OAR), rector del Santuario de la Beata Madre María de San José, también envió un mensaje: “debido a la controversia que se ha formado en torno a la convocatoria que este servidor a realizar para orar el día de los Santos Arcángeles, 29 del presente mes, he decidido suspender dicha actividad”.
“Nunca pretendí hacer ningún exorcismo, menos traer sacerdotes del extranjero como se corrió en varios mensajes”, muchos menos, “estar fuera de la comunión con el ordinario del lugar”, agregó en las redes sociales. Por tanto, dijo: “queda suspendida dicha actividad de oración”.
El religioso se disculpó “si todo esto ha podido causar algún malestar en la comunidad eclesiástica”; y pidió: “Unamos nuestras vidas en la mayor humildad ante el crucificado para guiar nuestros pasos por el camino de la Paz”.
Finalmente, el padre Palmar, desde su exilio en los Estados Unidos, también reconoció el comunicado del obispo de Maracay. Precisó: “la Conferencia Episcopal Venezolana no autoriza la realización del exorcismo magno que un sector de la Iglesia universal habíamos planificado para el sábado 29 de septiembre. Por respeto y obediencia a la iglesia se suspende”, dijo en Twitter.