"Las dificultades del diálogo están a los ojos de todos. No hay respuesta clara sobre el futuro del diálogo y de Venezuela", así lo consideró este sábado el nuncio apostólico Aldo Giordano, durante la CVII Asamblea Conferencia Episcopal Venezolana (CEV).
Sin embargo, destacó que en este proceso se han alcanzado acuerdos en áreas "neurálgicas que parecían imposibles", y que permitirían resolver los problemas del país.
En este sentido, manifestó que podría escribir una novela sobre el proceso de diálogo en Venezuela.
"La historia demuestra que los pueblos recurren al diálogo tarde o temprano. Mejor eso antes que miles de muertos".

Exhorto

Asimismo, en nombre del Vaticano, Giordano exhortó al diálogo entre el Gobierno y la oposición para superar la actual situación de Venezuela. Por lo que recordó que el papa Francisco pidió en su mensaje navideño 'urbi et orbi' dar "pasos necesarios con vistas a poner fin a las tensiones".
"El Papa mismo ha dicho que si una puertita es abierta, vamos", dijo Giordano.

Sinceridad en el diálogo

Entretanto, para el presidente de la CEV, monseñor Diego Padrón, "no hubo sincera voluntad de dialogar" por parte del Gobierno y la oposición.
A su juicio, ninguno de los actores asumió el diálogo en función del país sino más bien como una estrategia política, al tiempo que consideró como positiva la intervención que hizo el Papa Francisco a favor del diálogo y la "reconciliación de nuestra patria".