martes, 13 de octubre de 2015

Pedro José Fortul, ordenado sacerdote para la Iglesia del Táchira



Monseñor Mario Moronta recordó al nuevo sacerdote que debe configurar su vida a la de Cristo, para no caer en la tentación de ser solo un profesional

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic
Nota de Prensa / Diócesis de San Cristóbal

El lunes 12 de octubre, en la celebración de los 93 años de la Diócesis de San Cristóbal, se llevó a cabo en el Santuario Basílica de Nuestra de la Consolación de Táriba la ordenación presbiteral de Pedro José Fortoul, por imposición de manos y oración consecratoria del obispo diocesano, monseñor Mario del Valle Moronta Rodríguez.

La eucaristía comenzó a las diez de la mañana, y se contó con la compañía de 54 sacerdotes, así como de religiosas de diversas congregaciones, seminaristas, familiares y amigos, quienes participaron de la ceremonia de ordenación presbiteral.



Los padrinos del sacerdote ordenado fueron monseñor Ángel Delgado y el Padre Claudio Gonzaga, este último sacerdote italiano de la Diócesis de Reggio Emilia-Guastala, y quien es el párroco de la unidad pastoral San Juan Bautista en Cavriago, comunidad eclesial a la que asistió durante cinco años, Pedro José en épocas de navidad, semana santa y período vacacional.

Monseñor Mario Moronta destacó que muchos rasgos de la Virgen María iluminan la identidad y el ministerio de los sacerdotes, elementos que contribuyen a la configuración de los presbíteros al Hijo de la Virgen María.


De esta manera, el Obispo de San Cristóbal buscó reforzar el conocimiento que posee, del amor que Pedro José tiene por la Virgen María.





VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.