viernes, 16 de octubre de 2015

Diócesis de San Cristóbal agradece apoyo del padre Claudio Gonzaga



Desde el 10 de octubre visita al estado Táchira, el presbítero Claudio Gonzaga, sacerdote italiano que mantiene lazos de amistad con monseñor Mario Moronta, sacerdotes y seminaristas de San Cristóbal
Padre José Vicente Carvajal Gómez
Prensa DiócesisSC
El presbítero Claudio Gonzaga pertenece al presbiterio de la Diócesis de Reggio Emilia-Guastala, y actualmente es párroco de la unidad pastoral San Juan Bautista en la población de Cavriago, comunidad eclesial a la que han asistido varios sacerdotes tachirenses cómo huéspedes o en la que usualmente los sacerdotes y seminaristas de San Cristóbal que estudian en Roma, desarrollan su trabajo pastoral durante las épocas de navidad, semana santa o período vacacional.
El padre Claudio estuvo por primera vez en el Táchira en el año 2010, y realiza esta segunda visita al haber sido escogido como padrino de ordenación presbiteral de Pedro José Fortoul Ramírez.
Durante la misa de ordenación de Pedro Fortoul, en la Basílica de Consolación de Táriba, el 12 de octubre, Gonzaga hizo un recuento de la historia que le une con la Iglesia local de San Cristóbal. La misma se inició cuando era párroco en la población de Rubiera, y que fue el destino pastoral al que asistieron los presbíteros Jesús Duque, Edgar Sánchez, Alexis Angarita, Ever Quintero y Erwin Apolinar.
Posteriormente fue trasladado a la localidad de Cavriago y allí ha continuado brindando el apoyo a los sacerdotes tachirenses, señalando que han asistido allí el padre Frank Albarrán, José Vicente Carvajal y actualmente Johan Pacheco.
De igual modo otros tachirenses han pasado por ambas parroquias en condición de huéspedes, así como seminaristas quienes de igual modo efectúan sus trabajos pastorales en comunión con el sacerdote Gonzaga. El padre Claudio siempre expresa que “Cavriago es la parroquia más lejana de la Diócesis de San Cristóbal”.
Durante la primera visita del padre Claudio al Táchira, el actual presbítero Jean Carlos Medina, efectuaba la pastoral del cuarto año de teología en la Curia Diocesana, por lo que tuvo la misión de atenderlo en su estadía. “Tuve la oportunidad de conocer y compartir con el padre Claudio en el mes de agosto del 2010, le llevé a él y al señor Piero a conocer el casco histórico de la ciudad de San Cristóbal, también compartió conmigo el día mi ordenación diaconal en la comunidad del Palmar de la Copé y desde ese entonces por medio del testimonio de muchos sacerdotes que hacen vida de estudio y formación en Roma, se resalta y valora la humildad y cercanía de este noble sacerdote italiano, por lo que me resta agradecer y asumir el compromiso de continuar orando por él y su comunidad parroquial”, dijo Medina.
También al Padre Juan Ayala, realizó en el 2011 un curso de formadores en Italia y fue atendido por el padre Claudio. Sobre su receptividad el presbítero Ayala dijo: “el padre Claudio en su parroquia de Rubiera me recibió con mucha alegría a mí y al padre Luis Homero, dejando entrever su sencillez, su humildad y caridad para con sus hermanos sacerdotes”. También agregó el padre Ayala que: “el presbítero Claudio es un hombre de Dios, que transmite la alegría de ser sacerdote” y añadió por último: “estoy eternamente agradecido por su receptividad, gracias por querer tanto a los sacerdotes tachirenses y por llevar a nuestra Diócesis de San Cristóbal en su oración y en su corazón”.
La Diócesis de San Cristóbal; el Obispo Diocesano, Mario Moronta; el presbiterio diocesano; el Seminario Diocesano “Santo Tomás de Aquino” agradecen al Padre Claudio, su visita y preocupación por esta Iglesia Local, a la vez de hacer extensivo el saludo a la feligresía de Rubiera y Cavriago, comunidades eclesiales que han recibido a varios hijos del Táchira.


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.