sábado, 1 de agosto de 2015

Monseñor Aldo Giordano en Barinas: “Me siento profundamente llanero”



¡Más de la Visita Pastoral del Nuncio a Barinas!
Durante la Visita Pastoral, del 23 al 27 de julio, con motivo de celebrarse los 50 años de la erección canónica de la Diócesis de Barinas, experimentó la calidez, alegría, sencillez y fervor religioso de la feligresía llanera, siendo acompañado por el obispo titular, monseñor José Luis Azuaje; y el obispo emérito, monseñor Ramón Antonio Linares Sandoval 
Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic
Solange Muñoz / @solangemh
Prensa Diócesis de Barinas
"Al compás de la música llanera: arpa cuatro y maracas fue recibido Monseñor Aldo Giordano en su encuentro con las comunidades de Sabaneta, Santa Rosa, Libertad, Dolores, Ciudad de Nutrias, El Real, San Silvestre y visita a la Base Naval de Puerto Nutrias; que por primera vez recibieron al emisario del papa", se conoció mediante un reporte de la Oficina de prensa diocesana que relata la experiencia vivida por el Nuncio Apostólico durante la visita a la Diócesis de Barinas.
De las empinadas localidades del piedemonte andino el obispo y demás autoridades diocesanas se trasladaron con el comisionado del papa a las apartadas comunidades quienes con cariño ofrecieron a Monseñor Giordano piezas artesanales propias de la localidad, chinchorros, sombreros, alpargatas e instrumentos musicales como cuatro y maracas.


Las impresionantes muestras de cariño que recibió el nuncio en los poblados le entusiasmaron enormemente y haciendo suyo el gentilicio llanero reiteró en las diferentes comunidades que se sentía parte de ellos: “sus muestras de afecto me hacen sentir profundamente llanero”.
En Sabaneta fue recibido por un numeroso grupo de fieles que se concentraron en el templo para presentar una muestra musical en deferencia a tan honorable visitante, también se compartió un espacio de oración y reflexión.
En Santa Rosa, le dieron la bienvenida con una fiesta llanera, el arpa cuatro y maracas expresaron junto al cantor versos de agradecimiento y regocijo, asimismo jóvenes de la comunidad le presentaron en síntesis la organización parroquial, aspectos pastorales, geográficos y culturales de la jurisdicción.
Carne en vara, dulce de lechosa, cuajada, queso y cachapas fueron algunas de las preparaciones que degustó monseñor Giordano en las llanuras barinesas.
Cientos de personas con pancartas en los poblados de Libertad y El Ramal de Dolores recibieron con gran entusiasmo al delegado del papa quien les saludó con cariño y comunicó a los presentes el mensaje enviado por el Santo Padre. Igualmente, ambos poblados expresaron frases de bienvenida, y a su vez mandaron a decir al Santo Padre que se comprometen a rezar constantemente por él.

Adentrándose más a las llanuras colindantes al estado Apure el enviado del papa Francisco y la autoridad diocesana llegan a la entrada de Ciudad de Nutrias donde centenares de feligreses junto a los sacerdotes le recibieron vociferando con júbilo consignas de bienvenida, seguidamente el nuncio junto al pueblo realizaron una caminata hasta el templo.
En este municipio la jornada inició con la santa eucaristía donde se otorgó la Admisión a las Sagradas Ordenes del seminarista Pablo Gualdrón Frías.
Finalizada la misa en un acto protocolar el Consejo Legislativo Regional de Barinas otorgó al nuncio apostólico la Orden “Visitante Ilustre”, luego cantantes, declamadores, y bailes de joropo dieron paso a la actividad cultural.
En horas de la tarde monseñor Giordano visitó la “Base Naval Pedro Pérez Delgado”, donde tuvo un significativo encuentro con seiscientos jóvenes de esa institución castrense, entre otras cosas, les animó a servir y trabajar por la paz de Venezuela.
El nuncio se encontró con un grupo de jóvenes y niños en el Santuario Nuestra Señora del Real, allí pudo conocer la historia de la aparición y la devoción gestada por siglos en Barinas.

Para concluir el itinerario se dirigió a San Silvestre donde disfrutó de una alegre noche cultural, con danzas, teatro y cantantes locales, allí   emitió con gran emoción el mensaje del papa,  e impartió la bendición apostólica. La velada culminó como en las anteriores visitas: con gran cantidad de selfies y fotos con los presentes. 







VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.