sábado, 28 de marzo de 2015

Monseñor Santana: “Esperamos una apertura al diálogo, somos el único país que atraviesa severa crisis”




El Prelado invitó a los venezolanos en general, “a celebrar” los días de la Semana Santa, “con respeto, con moderación donde estén”

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic
El Arzobispo de Maracaibo, Monseñor Ubaldo Ramón Santana Sequera, expresó este viernes estar convencido que frente a la situación del país,  ningún político, ni  nadie tiene una varita mágica, ni tampoco es lo que se espera.
El Prelado sostuvo que Venezuela está en el ojo del huracán. "No solo somos el único país que atraviesa severa crisis, la nuestra es  grave, muy brava”, indicó. Posteriormente acotó: “lo que decimos los pastores es que en esta magnitud envuelve a todos los venezolanos sin distingo y por consiguiente sin el concurso de todos es difícil salir de ella”.

Está convencido de que “ningún político tiene la varita mágica para salir del atolladero ni es lo que se espera sino más bien una apertura al diálogo, a la escucha mutua, porque los males comunicados remedios suelen tener, y los males de los venezolanos si los discutimos, si nos escuchamos, si los buscamos juntos remedio tendremos”.

Acto de fe por Jesús

Monseñor Santana Sequera, en relación a los actos litúrgicos de la Semana Mayor, explicó que el jueves, viernes, sábado y domingo, se desarrolla el triduo pascual, o los tres días decisivos y culminantes de la Semana Santa.

En consecuencia, en la  Cuaresma, que ha sido el tiempo de preparación para llegar a estos días especiales de la iglesia católica, se concentra todo lo que sostiene la fe cristiana que es la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.

JUEVES SANTO.- El jueves es el día que prepara el escenario de lo que será vivido, el viernes, sábado y domingo, porque el Señor en la última cena con los discípulos, les da el nuevo mandamiento, les instituye la eucaristía, crea los ministros para que la celebren y de alguna forma les anticipa lo que vivirá el día siguiente, explicó Monseñor Santana.

VIERNES SANTO.- El viernes es el día de su muerte y crucifixión, el día solemne de ayuno, de abstinencia, donde nos unimos a la pasión de hombres y mujeres que de algún modo prolongan y actualizan la de Jesucristo, indicó.


RESURRECCIÓN.- Detalló, “el sábado-domingo, porque es el acontecimiento de fe importante, es la superación de la muerte de Jesucristo, que llamamos resurrección, que es el principio del cristianismo porque a través de su muerte él nos comunica la vida a toda la humanidad, somos participantes de la vida de Dios, esa es la joya de la corona de nuestra fe y la celebramos con profunda devoción, por eso invito al pueblo de Dios a celebrar esos días, con respeto, con moderación donde estén”.


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.