martes, 8 de enero de 2013

CEV: Es moralmente inaceptable alterar la Constitución




Monseñor Diego Padrón, presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, dio lectura a un documento señalando que buena parte de la población está confundida y molesta porque no hay información sobre la enfermedad de Hugo Chávez, y el gobierno no ha dicho toda la verdad, a pesar de haber dado más de veinte comunicados.

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic

Caracas, 07 de enero de 2013.- Este lunes quedó instalada la nonagésima novena asamblea ordinaria plenaria (XCIX) de la Conferencia Episcopal Venezolana, que se extenderá hasta el 12 de enero, encuentro en el que los obispos tratarán temas del panorama religioso de la nación, además de otros tópicos de interés nacional.

El presidente de la CEV, Monseñor Diego Padrón, leyó un mensaje de catorce páginas contentivas del marco contextual de lo que será la agenda de trabajo del Episcopado. Expresó durante el discurso inaugural que “el panorama religioso del país, sufre del mismo debilitamiento de la fe que otros países de América Latina”.

Articular planes de pastoral

Insistió en que la obligación de “no quedarnos en actividades aisladas y ocasionales sino a estructurar y,  sobre todo, articular planes pastorales, que tengan como meollo una conjugación de realidad y Evangelio que conduzca al crecimiento de la fe cristiana y a su proyección en nuestra sociedad”.

Monseñor Padrón, dijo que “en nuestra acción pastoral nos falta atender más a las orientaciones y normas del Concilio Plenario, dando prioridad a la catequesis como proceso de iniciación y maduración en la fe de la comunidad cristiana, ante todo de los adultos”.

Explicó que “esta orientación general del Concilio Plenario exige como primer paso establecer, en cada diócesis y parroquia, un tiempo específico para el primer anuncio misionero o kerigma, que tiene como finalidad la llamada a la fe y la conversión y, como segundo paso, implementar, en cada parroquia, la catequesis para los adultos bautizados que necesitan renovar su fe, mediante itinerarios inspirados en el proceso catecumenal”.

No alterar la Constitución Nacional

El también Arzobispo de Cumaná precisó que el panorama político y social permanece oscuro por la misma enfermedad del Presidente y se escuchan diversas opiniones sobre la norma constitucional para la toma de posesión.

Padrón dijo que lo que está claro es que el próximo 10 de enero expira el mandato del actual Presidente y comienza otro para el cual fue reelecto. Y aunque aclaró que no es el propósito de la Asamblea de la CEV intervenir en la interpretación de la Constitución, agregó que está en juego del bien común del país y la ética.

Advirtió que alterar la Constitución para un objetivo político es moralmente inaceptable y manifestó que los venezolanos esperan que los poderes públicos respeten y sigan la Constitución.

Monseñor Padrón señaló que la violencia e inseguridad no disminuyeron el año pasado y pidió porque la iniciativa parlamentaria para obtener la liberación de algunos privados de libertad sea respondida satisfactoriamente, por lo menos a la manera de un gesto humanitario en homenaje al Presidente, quien está gravemente enfermo.

Libertad para presos políticos

Más temprano la directiva de la CEV, se reunió con el diputado Edgar Zambrano, quien lleva delante las gestiones por la libertad de prisioneros y regreso al país de exiliados.

El parlamentario agradeció la gentileza del prelado venezolano al escuchar el planteamiento “que se ha convertido en un sentimiento nacional, y sobre el cual le hemos informado del adelanto de las conversaciones que se han efectuado con el interés de involucrar a todos los sectores del país”.

Calificó de positiva la receptividad de la Conferencia Episcopal, e informó que durante el desayuno compartido se elevaron plegarias por la salud del Jefe de Estado, así como de todos los enfermos, principalmente la de los prisioneros y exiliados que ameritan la atención del estado venezolano para poder atender sus padecimientos.

Por su parte, Monseñor Padrón señaló la coincidencia de la Iglesia Católica Venezolana con la intención de reconciliación en el país, que asegura incluye como elemento fundamental la libertad de prisioneros y el regreso a la patria de exiliados involuntarios, por lo que indicó se le otorga un pleno respaldo a estas gestiones.

“Estamos buscando que el impulsor no sólo sea un grupo de la sociedad, sino que este tema se convierta en una opinión generalizada, una conciencia de todos los venezolanos”, ratificó el presidente de la CEV.

Durante los próximos días, los Obispo seguirán reflexionando sobre estos temas, profundizando en las iniciativas del Año de la Fe, las riquezas del Concilio Vaticano II, los trabajos para la Nueva Evangelización, sin dejar a un lado el panorama político social de Venezuela.





VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.