viernes, 7 de mayo de 2010

“Encangrejado” caso del padre Esteban

_____________________________
Escrito por Michael E. Pérez
Fotos: Alberto San Martín / William “Perico” Hernández

Viernes, 07 de mayo de 2010.

Tras cumplirse más de una semana, fuertes rumores aseguran que el único sospechoso logró burlar a los sabuesos del cuerpo detectivesco que estaban tras su pista. ¿Se convertirá este caso en uno de los 184 homicidios sin resolver este año en Guayana?
Nueve días se cumplen hoy desde que fue asesinado el padre Esteban Wood en el interior de la casa parroquial Sagrada Familia de Unare y hasta ahora el Cicpc no ha logrado esclarecer el hecho.
Pese a que las pesquisas dieron inicio tan pronto se conoció la noticia y más de 20 efectivos del cuerpo detectivesco se presentaron al lugar de los hechos para participar en las investigaciones, no se ha logrado ninguna captura y una fuente extraoficial aseguró que el único sospechoso, un joven a quien el párroco le había tendido la mano para ayudarlo a superar un problema de drogas, logró burlar a las autoridades.
Esta fuente agregó que el joven se encuentra huyendo y todo parece indicar que los investigadores del Cicpc Guayana le han perdido la pista.
El paradero del joven es hasta ahora desconocido y pese a que la opinión pública y la iglesia presionan al cuerpo de investigaciones para resolver el caso, no hay ningún avance al respecto.
Una fuente extraoficial, quien prefirió mantenerse en el anonimato, explicó que las 48 horas siguientes a la muerte del padre Esteban eran claves para lograr dar con el paradero del autor material del hecho, pero ante el paso de los días sin que se hagan avances significativos en la investigación el caso podría convertirse en un cangrejo y quedar impune.

Resultados no esclarecedores
El padre Esteban Wood fue asesinado en horas de la noche del pasado miércoles 28 de abril y varias horas después su cuerpo yacía en el suelo de su habitación, rodeado de funcionarios del Cicpc que levantaban todo tipo de evidencias, a fin de darle solución al caso cuanto antes.
Huellas dactilares y muestras de tejidos se tomaron en toda la residencia del religioso, sin que su estudio haya aportado nada significativo a la investigación, mientras que con los resultados de la necropsia logró determinarse que el padre falleció por asfixia.
Se concluyó que primero recibió un golpe en la cabeza, luego su atacante lo apuñaló varias veces con un cuchillo pequeño y finalmente lo asfixió con un trozo de tela de color blanco (supuestamente una franela del mismo párroco).

Hermético caso
Los detalles en torno a las investigaciones hasta ahora no se han hecho públicos, mientras que las autoridades del Cicpc se niegan a ofrecer alguna declaración al respecto.
Según informó la fuente extraoficial, no se ha ofrecido una rueda de prensa para aclarar el caso a la opinión pública, debido a que las autoridades no tienen nada concreto y tampoco han podido dar con el paradero del homicida.
Mientras tanto, cientos de hipótesis, rumores y teorías se crecen en torno al homicidio que conmocionó a la comunidad y que ha generado reacciones en todo el territorio nacional.

Reseña
El padre Esteban Roberto Wood White, de 68 años de edad, fue hallado muerto en horas de la mañana del pasado jueves 29 de abril, por un miembro de su comunidad.
Yacía en el piso de su habitación en la casa parroquial de la iglesia Sagrada Familia, en Unare, con evidentes signos de violencia, que incluían una herida abierta en la cabeza, varias puñaladas y signos de asfixia.
La persona que lo halló ingresó a la residencia violentando la puerta principal, luego de la extraña ausencia del padre en sus rutinas diarias y presumiendo que hubiese sufrido un infarto.
Una vez realizado el hallazgo, efectivos policiales y del Cicpc se presentaron al sitio, se realizaron pesquisas e interrogatorios, e inclusive se manejaron los nombres de dos sospechosos. Uno fue descartado por encontrarse fuera del país y no se ha podido dar con el paradero del otro.
El caso podría convertirse en un nuevo “cangrejo” para el Cicpc, cuerpo que en los últimos meses ha resuelto menos del 11% de los homicidios, y el 5% de los casos. Sólo se han esclarecido 23 de los 207 homicidios registrados desde que inició este año 2010 y hasta el cierre de esta edición.

Tienen “chequeados” a los funcionarios
Se pudo conocer que en torno a la muerte del padre Esteban Wood, pocos funcionarios tienen acceso a los resultados de las pesquisas y al caso en general.
Un fuerte hermetismo se nota en torno al homicidio y las diligencias realizadas por los investigadores, al punto de que se ha prohibido a los funcionarios adscritos al Cicpc Guayana cualquier tipo de contacto con personal ligado a los medios de comunicación social.
El registro telefónico entrante y saliente de los “sabuesos” también es revisado con regularidad, a fin de precisar quién tiene contacto con la prensa, para determinar cualquier fuga de información.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.