martes, 19 de mayo de 2009

Contratistas de PDVSA GAS de Anzoátegui amenazaron tomar Catedral de Caracas para ser escuchados por el Gobierno Nacional


Más de trescientos afectados se encuentran deambulando en Caracas sin ser atendidos por ningún ministerio. El cinco de mayo entregaron una carta a la Presidencia de la República pero la respuesta no les llega
Ramón Antonio Pérez
Caracas, 18 de mayo de 2009. Un grupo de trabajadores del estado Anzoátegui, ingresaron este martes a la Catedral Metropolitana de Caracas con serias intenciones de tomar el sagrado recinto, como una medida desesperada para llamar la atención del Gobierno Nacional, ante el conflicto que mantienen con una empresa contratista de PDVSA GAS ANACO, situación por la que llevan más de un mes en la capital del país sin ser atendidos por los órganos competentes.
La amenaza de toma al templo se produjo en horas de la mañana, pero bueno es reconocer que los trabajadores respetaron en todo momento las instalaciones; y la celebración eucarística de las once, se cumplió sin entorpecimiento alguno.
Al culminar la misa fueron atendidos por el padre Juan Carlos Silva, responsable de la Catedral de Caracas, quien conversó con ellos y recibió un documento en el que cuentan el drama laboral por el que están pasando desde diciembre de 2007, cuando fueron despedidos 2258 trabajadores.

“Que nos reciba el Presidente”
En el intercambio con el sacerdote los trabajadores dijeron que su principal deseo es ser atendidos por el Presidente Chávez, ya que en los ministerios no los han tomado en cuenta. “Esto lo hacemos porque la Iglesia Católica es la última instancia que nos que nos queda y sabemos que nos pueden ayudar. Estamos desesperados porque el Gobierno Nacional no nos ha recibido. Llevamos más de un mes en Caracas y no nos han atendido. Queremos hablar con Chávez”, dijo José Gonzalo, uno de los afectados.
Recordaron que la situación se generó cuando la Contratista de PDVSA GAS en Anzoátegui, Consorcio SVS, “presentó ante la Insectoría del Trabajo de Anaco, una información falsa de conclusión de la obra, llevando al órgano laboral de la zona, a tomar una decisión de negarnos y recibirnos a nosotros, la solicitud de calificación de despido masivo e injustificado por parte del patrono”.
Son dos obras en construcción para plantas de gas que fueron declaradas terminadas en un sesenta por ciento, pero esto es completamente falso. A nosotros nos habían contratado para trabajar en el cien por ciento de ambas plantas ubicada en los campos de San Joaquín y Santa Rosa”, dijeron.

Se retiran en paz
Una vez escuchada y analizada la imposibilidad de permanecer en el templo católico, los trabajadores se retiraron pasada la una de la tarde, con la esperanza de que el Gobierno Nacional escuche su clamor y de respuesta a sus peticiones, cuya carta reposa en su despacho desde el cinco de mayo del presente año.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.