sábado, 29 de diciembre de 2007

El Cardenal Urosa entregó juguetes a los niños en el Hospital “J. M. de los Ríos”

“La iglesia está cerca de los más necesitados”


Ramón Antonio Pérez


Caracas, 25 de diciembre de 2007. “El significado de la Navidad es que Nuestro Salvador Jesucristo vino al mundo para que tengamos vida, y vida en abundancia; elevarnos a la condición grandiosa de hijos de Dios y; llamarnos a ser constructores de la paz en todos los aspectos de nuestra vida”.
De esta manera se expresó el Cardenal Jorge Urosa Savino, durante una visita que con motivo de los festejos navideños, realizó al Hospital “J. M. de los Ríos”, en Caracas, para entregar juguetes a los niños allí recluidos.

Iglesia cerca de los más necesitados
Resaltó que “la Iglesia quiere expresar su cercanía con los más necesitados y enfermos como son estos niños venidos de toda Venezuela para ser atendidos en este hospital tan bueno, en el que han recibido una atención adecuada a sus necesidades”.
Expuso que asistió al centro médico, tal como hicieron los pastores cuando visitaron al Niño Jesús en Belén, “porque cada venezolano que sufre necesidades, está enfermo o en condiciones de vida inadecuadas, es el verdadero rostro del Salvador de la humanidad que debe ser atendido”.

Bautizos y confesiones
El Arzobispo de Caracas también realizó tres bautizos de niños que se encontraban en la sala neonatal, llevando la felicidad y el compromiso cristiano a sus respectivos padres, familiares, así como al personal médico que apadrinó a los infantes.
Cabe resaltar que durante el recorrido en las distintas salas del “JM de los Ríos”, sacerdotes que le acompañaron fueron requeridos para el sacramento de la confesión.

Buenas noticias de libertad
Al ser abordado por los periodistas, el Arzobispo de Caracas manifestó que la liberación del general retirado y ex ministro de Finanzas Francisco Usón, “es una buena noticia para Venezuela, aunque tardíamente, porque desde hace tiempo ha debido haber quedado en libertad plena”.
También hizo votos para que en el caso de los Comisarios Forero, Vivas y Simonovis, se considere la necesidad de “aplicar una justicia con juicios justos y rápidos, con magnanimidad y medidas de gracia. Y se reconozca que en Venezuela no hay enemigos y que todos somos hermanos”.
Por último, estimó la necesidad de liberar a todos los ciudadanos secuestrados por las FARC en Colombia, y deseó éxito en las gestiones que realizan tanto la Iglesia como otras organizaciones sociales y políticas del vecino país, para la pronta liberación de tres personas secuestradas, cuyo anunció fue hecho recientemente por la guerrilla.
Video de las entrevistas:

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.