miércoles, 21 de junio de 2017

¿La sangre venezolana mancha reunión de la OEA?


El canciller de Costa Rica alerta que, ante las víctimas de las protestas en Venezuela, la OEA no ha sido capaz de encontrar una solución

Mientras la Organización de Estados Americanos (OEA) realizaba este lunes 19 de junio un encuentro con los ministros de relaciones exteriores en Cancún (México) para discutir la crisis de Venezuela, como punto aparte de la agenda en la 47 asamblea general, Fabián Urbina, un estudiante universitario de 17 años, caía víctima de una bala disparada por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) que reprimió con fuerza las protestas en Caracas.
Efectivamente, la reunión de la OEA se cumplió para darle cabida a dos propuestas sobre el tema de Venezuela: una, del llamado “Grupo de los 14”, que se ha caracterizado por criticar y plantarle cara al presidente Nicolás Maduro; y otra, del grupo de países que conforman la Comunidad del Caribe (Caricom) a quienes los expertos señalan como muy cercano al régimen venezolano por los favores concedidos en materia petrolera.
–– ADVERTISEMENT ––

Ninguna de las propuestas logró un consenso al final de la reunión. El documento de la presidencia de la OEA que se viene discutiendo desde el 31 de mayo en Washington, obtuvo: 20 países a favor, ocho abstenciones, cinco en contra y un país ausente (Venezuela). Entretanto, el documento presentado por San Vicente y las Granadinas en nombre de Caricom logró ocho países a favor, 11 abstenciones, 14 en contra y un país ausente.
Mientras en la OEA se puja por logran un consenso o alcanzar la mayoría de 23 países, la realidad de las calles de Venezuela cada vez es más cruel. 
A LO ASESINO NarcoTiraniaASESINA q se empeña en NO DESCONOCER. ¿Habrá q sacar a ambos para q acabe el INFIERNO?

Con Fabián Urbina, suman más de ochenta las víctimas como consecuencia de las protestas que exigen a Maduro volver a la democracia y suspender la convocatoria de una asamblea nacional constituyente.
Sin embargo, lejos de lo que pudiera pensarse en relación a que los cancilleres de la OEA no cumplen con el trabajo que demanda la crisis venezolana, el mensaje del embajador de Costa Rica, Manuel González Sanz, se convierte en un rayo de luz en medio de tanta oscuridad. Consideró que la sangre de las víctimas manchó en esta fecha el encuentro de la OEA.

¿Qué dijo el canciller de Costa Rica?

Muy buen jalón de orejas les da el Canciller de Costa Rica Manuel González Sanz a los miembros de la
Hago esta intervención con profunda tristeza y preocupación. La inacción que hoy decidimos nos será reprochada”, dijo González Sanz durante la intervención final, asumiendo que la OEA en esta fecha le ha “quedado mal a la comunidad internacional pero especialmente a millones de venezolanos que tenían una gran esperanza y una gran confianza en que íbamos a actuar con responsabilidad”.
Recordó que el 31 de mayo pasado dijo que habían pasado 60 días de protestas en Venezuela y para ese momento se habían producido 60 muertos. “Hoy, el rato que tuvimos antes del receso, murieron dos personas: un muchacho de 17 años y uno de 19. La sangre de ellos nos mancha hoy en este encuentro”, expresó con marcada reflexión.
La conciencia de los países también existe y debemos serles fiel a los principios con los hechos. No son las palabras las que demuestran nuestros compromisos sino nuestra historia, la manera coherente en la que nos comportemos con esos principios que, voluntariamente hemos aceptado no solamente en la Carta Fundacional de esta organización sino en la Carta Democrática que, casual e irónicamente, salvó la democracia en Venezuela”, dijo en clara referencia al 11 de abril de 2002, cuando Hugo Chávez abandonó temporalmente el poder.
Para el canciller de Costa Rica la crisis no es solo de Venezuela. “Es una crisis del hemisferio. Nos involucra a todos. La inestabilidad de uno de los miembros no puede responderse con indiferencia”. Acentuó que la crisis que padecen los venezolanos “no puede responderse viendo al otro de lado, si somos verdaderamente solidarios”.
Pero, además, dijo que le preocupa porque este tipo reuniones queda la sensación de que la OEA está tan dividida como lo está Venezuela. “Aquí estamos resquebrajados prácticamente en dos grupos que trataron de sentirse vencidos y vencedores”, dijo el embajador.
“Aquí los únicos vencidos, los únicos perdedores son los ciudadanos venezolanos que hoy esperaban que nosotros actuáramos con responsabilidad, y que aprovecháramos esta oportunidad que además se habría venido construyendo después del 31 de mayo”.
Manuel González Sanz se lamentó que nuevamente lo decidido en la OEA se cumplió por la vía más fácil. “Por la vía de la inacción, de la indiferencia, y eso nos será reprochado”.

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.