sábado, 6 de mayo de 2017

¡Joven! ¿Quieres ser sacerdote? Arquidiócesis de Caracas inicia Campaña Vocacional


El cardenal Urosa, en el marco de la 54 Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, emitió un comunicado que será leído este fin de semana, 6 y 7 de mayo, en todas las iglesias de Caracas

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Caracas, 6 de mayo de 2017

La Arquidiócesis de Caracas celebrará este domingo 7 de mayo la 54 Jornada Mundial de Oración por las vocaciones con una misa que presidirá el cardenal Jorge Urosa Savino en la Catedral Metropolitana, a partir de las 10:30 de la mañana, iniciando de esta manera una Campaña Vocacional que se extenderá hasta la venidera festividad de Pentecostés.

En esta campaña destacaremos la grandeza de la vocación al sacerdocio y a la vida consagrada, para la construcción del Reino de Dios”, dijo el arzobispo de Caracas en un comunicado titulado: “Comunicar los Dones de Cristo”, que será leído este fin de semana en todas las Iglesias parroquiales, filiales y comunidades religiosas de la metrópolis.

Explica que el “sacerdocio y la vida consagrada son vocaciones a estar con Jesús y a comunicar al mundo los dones de Cristo: la fe y el amor de Dios, el perdón de los pecados, su vida misma, la gracia, la paz, la eterna salvación”.

La invitación del Purpurado caraqueño es para todos los agentes de pastoral, a las comunidades parroquiales, a las comunidades de vida consagrada, a los movimientos y asociaciones laicales y a todas las familias cristianas, a orar y trabajar por el aumento de las vocaciones sagradas. 

Y esto no solamente hoy sino permanentemente”, agregó en la misiva.

A continuación el mensaje que será leído este fin de semana en las iglesias caraqueñas con motivo de la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones:

COMUNICAR LOS DONES DE CRISTO

Mensaje para la  54  Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones,
7 de mayo de 2017
Cardenal Jorge Urosa Savino, Arzobispo de Caracas,

A los venerables sacerdotes y diáconos, a los miembros de Institutos de vida consagrada, y a todos los fieles de la Iglesia en Caracas.

Mis queridos hermanos y hermanas:

Llenos de alegría celebramos hoy la 54ª Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada. Atendemos así la apremiante invitación de Nuestro Señor Jesucristo: “Pidan al dueño de la mies que envíe obreros a su heredad” (Mt. 9, 38).

A partir de hoy realizaremos en Caracas la Campaña Vocacional, que culminará el Domingo de Pentecostés. En esta campaña destacaremos la grandeza de la vocación al sacerdocio y a la vida consagrada, para la construcción del Reino de Dios. El sacerdocio y la vida consagrada son vocaciones a estar con Jesús y a comunicar al mundo los dones de Cristo: la fe y el amor de Dios, el perdón de los pecados, su vida misma, la gracia, la paz, la eterna salvación. Por eso el Señor y la Iglesia nos piden que oremos intensamente por esta necesidad, y trabajemos y promovamos permanentemente en nuestra Caracas, en nuestras comunidades parroquiales, escuelas, grupos juveniles y de acción apostólica, el don maravilloso de la vocación al servicio de Dios y de su Santa Iglesia.

JESÚS, BUEN PASTOR, PRESENTE ESPECIALMENTE EN LOS SACERDOTES Y EN LAS ALMAS CONSAGRADAS

Mis queridos hermanos: necesitamos en Caracas muchos sacerdotes, cooperadores de los legítimos pastores de la Iglesia que somos los obispos, que comuniquen al Pueblo de Dios la gracia del Señor, a través de la acción evangelizadora, del ministerio de la santificación, y del servicio de la caridad y de la construcción de la Iglesia. Y también necesitamos almas consagradas que quieran vivir a profundidad, radicalmente, las exigencias del amor de Dios expuestas por Jesús en el Evangelio Estas vocaciones están dedicadas a manifestar al mundo el amor de Dios, la esplendorosa luz de la verdad, la necesidad de la justicia y la paz, y también de la misericordia divina, de la cual tenemos tanta necesidad en nuestra agitada época.

ORAR Y TRABAJAR POR LAS VOCACIONES

Invito, pues, a todos los agentes de pastoral, a las comunidades parroquiales, a las comunidades de vida consagrada, a los movimientos y asociaciones laicales y a todas las familias cristianas, a orar y trabajar por el aumento de las vocaciones sagradas. Y esto no solamente hoy sino permanentemente. Para fomentar las vocaciones sagradas es necesario que en cada comunidad parroquial y en cada escuela católica se mantenga viva la oración por las vocaciones, se realicen actividades de promoción y búsqueda de posibles candidatos al sacerdocio o a la vida religiosa, y se animen a los jóvenes que muestren signos de ser llamados al servicio exclusivo de Dios y de la Iglesia a seguir a Jesús, Buen Pastor. En esta línea es necesario también que los párrocos y los educadores presenten abiertamente a los jóvenes más valiosos  - activos, piadosos, generosos y serviciales -,  la vida sacerdotal y religiosa como un precioso camino de realización humana, de felicidad, de servicio provechoso y eficaz a la Iglesia y a la Patria. De manera particular recuerdo a todos los sacerdotes, especialmente a los Párrocos y Rectores de iglesias filiales, incluir siempre, sin falta, una plegaria especial por el aumento y perseverancia de las vocaciones consagradas en la oración de los fieles en la Santa Misa.

CONCLUSIÓN

Quiero finalizar este mensaje con unas alentadoras palabras del Papa Francisco, que nos animan a orar y trabajar más por las vocaciones:

“Por eso, pido a las comunidades parroquiales, a las asociaciones y a los numerosos grupos de oración presentes en la Iglesia que, frente a la tentación del desánimo, sigan pidiendo al Señor que mande obreros a su mies y nos dé sacerdotes enamorados del Evangelio, que sepan hacerse prójimos de los hermanos y ser, así, signo vivo del amor misericordioso de Dios. Queridos hermanos y hermanas, también hoy podemos volver a encontrar el ardor del anuncio y proponer, sobre todo a los jóvenes, el seguimiento de Cristo” Hasta aquí el Papa Francisco. (Mensaje del Papa Francisco para esta Jornada de Oración por las vocaciones)

Mis queridos hermanos:

Pidamos a Dios que los jóvenes católicos y sus familias comprendan la grandeza del llamado a seguir a Jesucristo, crucificado y resucitado, para difundir la alegría del Evangelio. Encomendemos a la Santísima Virgen María de Coromoto, nuestra madre celestial, esta inmensa gracia para Caracas y Venezuela.

Caracas,  4 de mayo de 2014


+JORGE UROSA SAVINO,
CARDENAL ARZOBISPO DE CARACAS

Agradezco que este mensaje sea leído en todas las Misas del próximo fin de semana, 6 y 7 de mayo, en todas las Iglesias parroquiales, filiales y comunidades religiosas. En las Escuelas católicas en todas las aulas, en la primera oportunidad.


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.