miércoles, 6 de enero de 2016

El Padre Palmar encabezó oraciones en la calle, mientras diputados asumían la Asamblea Nacional




El padre José Palmar junto a un grupo de ciudadanos pide a Dios y a la Virgen, por los nuevos diputados que este 5 de enero asumieron el parlamento venezolano
Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic
 
Caracas, 5 de enero de 2015.- Mientras en la sede de la Asamblea Nacional se daba inicio a la instalación de la nueva directiva que regirá el parlamento de Venezuela durante cinco años, recayendo en el diputado opositor Henry Ramos Allup, la presidencia para el primer año; a dos cuadras, un sacerdote rezaba junto a un grupo de ciudadanos y bendecía a los policías y militares que formaban la barrera de seguridad en la esquina El Chorro de Caracas.

Se trata del padre José Palmar, quien este 5 de enero llegó a la capital de Venezuela desde la parroquia “San Francisco” de Maracaibo, para apoyar a los nuevos diputados que desde esta fecha conforman la nueva mayoría parlamentaria luego de diecisiete años sometidos a los designios de la revolución chavista. 

Un día antes, el padre Palmar, a través de las redes sociales invitaba en los siguientes términos: “Todos este martes 5 de enero a Caracas en la estación del Metro La Hoyada para acompañar a nuestros 112 diputados de la UNIDAD”. Y cumplió.


Vine a acompañar a los diputados que apostaron por el cambio de rumbo en Venezuela”, indicó al redactor

A ratos asumía ante la barrera metálica de seguridad una actitud de oración que contrastaba con el escenario, en otras orientaba y compartía impresiones con las mujeres policías y la población allí concentrada. 

Palmar ha sido un crítico acérrimo del gobierno revolucionario, y no son pocas las ocasiones en las que ha sufrido atentados, siendo además retenido, hostigado y perseguido tanto en la época de Hugo Chávez como en la de Nicolás  Maduro. 

Por primera vez en 16 años la directiva de la AN la eligen venezolanos y en Venezuela. Se cerró la hegemonía de los Castros ¡GLORIA A DIOS!”, agregaba el sacerdote cuya cuenta @PadreJosePalmar, reúne a más de 433 mil seguidores, la mayor para religioso alguno en el país bolivariano.

Cuestionó que el Estado coloque como primer añillo de contención o “carne de cañón” a un grupo de chicas policías. “Así de valientes son estos revolucionario, pero hoy comienza una nueva Venezuela”, dijo convencido. No obstante, su bendición al final de la jornada, fue dirigida a todos: gobierno y oposición; civiles y uniformados.


Asamblea adentro…



Entretanto, en el hemiciclo político por excelencia, las discusiones propias de quienes por más de tres lustros han estado en aceras contrarias, con marcadas diferencias intentaban darle cumplimento al reglamento interior y de debate e instalar a la nueva directiva de la AN. Se dieron intentos frustrados de que esto no se cumpliera.  

Una vez cumplido el juramento, el nuevo titular de la Asamblea, diputado Henry Ramos Allup, confirmó que la oposición buscará adelantar el fin del gobierno de Maduro. Explicó que en seis meses se decidirá la “salida constitucional, democrática, pacífica y electoral para la cesación de este Gobierno”, agregando que esto junto a una Ley de amnistía a favor de “presos políticos”, son “compromisos no transables”.

La oposición ha anunciado que sus dirigentes acordaron en julio pasado darse a partir de hoy un lapso de medio año para definir “la vía constitucional” para una salida anticipada del poder de Maduro, elegido en 2013 para un período que vence en 2019.

Recordó que las opciones para ello, son el referendo revocatorio del mandato presidencial -puede activarse cuando Maduro cumpla en julio la mitad de su gestión-, la enmienda constitucional, la renuncia voluntaria del gobernante o el establecimiento de una Asamblea Constituyente. 

De esta manera, el partido Acción Democrática “resurge en la figura de Ramos Allup, lo que Chávez pensó que había exterminado los errores de Maduro la hacen retoñar como esperanza”, diría el padre José Palmar.




VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.