viernes, 14 de agosto de 2015

Padre José Antonio Barrera: Mi misión es servir a todos


“Cada ser humano crece en la medida que se entrega y ofrece su don para el bien de los demás” 
(Créditos: William Manosalvas) 
El diario Últimas Noticias, publicó este 13 de agosto de 2015, un excelente escrito que describe la vocación del Padre José Antonio Barrera Ruíz, párroco de “Santa Cruz de Pacairigua”, en Guatire, y cuyo trabajo hace sentir orgullosos tanto a los fieles cristianos como a Monseñor Gustavo García Naranjo, Obispo de la Diócesis de Guarenas. A continuación el trabajo de la periodista Yaritmar Fernández. RAP.

**************************
Su primera escuela de valores fueron sus padres quienes le enseñaron a valorar al prójimo y que su misión de vida es servir a Dios y a los demás

Yarimar Fernández.- El párroco de la iglesia Santa Cruz de Pacairigua de Guatire, José Antonio Barrera, ha dedicado más de 15 años de vida a la vocación cristiana de ayudar a los demás.

Es guarenero de nacimiento, pero tiene un especial cariño por la comunidad de Santo Domingo de Guzmán en Mamporal, Buroz, donde estuvo durante 10 años como presbítero.

Gracias a su labor esta localidad de Barlovento cuenta con una iglesia, que fue construida en 2008. Desde hace dos años está al frente de la parroquia de Guatire, donde se ha ganado el cariño y respeto del pueblo.

Barrera estudió teología y filosofía para hacerse sacerdote; también sacó licenciatura en Educación Integral e hizo una maestría en estrategias educativas; imparte clases a los jóvenes y los ayuda a hallar su misión de vida.
Asimismo, participa en el Seminario Diocesano y trabaja en la formación de catequistas.

El sacerdote afirmó que su familia ha sido su primera escuela de valores.

“Mis padres Elena Ruiz y René Barrera (ambos fallecidos), me enseñaron a valorar al prójimo y que mi misión en la vida es servir a Dios y a los demás”, dijo.

Como representante de un órgano colegiado, que profesa la unidad y el amor incondicional, aseguró que no puede negarse a recibir en la casa de Dios a quien requiera su ayuda, sin importar su tendencia política.

“La política y la religión pueden mezclarse, siempre que no nos inclinemos hacia una determinada militancia. Como pastor de Cristo los atiendo a todos. Las puertas de la casa de Dios siempre estarán abiertas para quien las necesite”, aseveró.

Barrera cree en la buena voluntad de las personas. “A nuestros gobernantes les pido que dejen a un lado el individualismo y que hagan mayor énfasis en lo que nos une para buscar el bien común”.




VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.