jueves, 12 de marzo de 2015

Cardenal Urosa deplora “se profundicen las diferencias” entre EE.UU. y Venezuela



El Arzobispo de Caracas considera exagerado el decreto emitido por Barack Obama, donde declara a Venezuela como una “amenaza” a la seguridad de Estados Unidos

Ramón Antonio Pérez
@GuardianCatolic

“Parece una exageración del Gobierno norteamericano afirmar que Venezuela sea una amenaza para la seguridad interna de los Estados Unidos. Esa afirmación es inaceptable por las consecuencias que puede tener para todos los venezolanos, no solamente para el Gobierno nacional”.

De esta manera se expresó el Arzobispo de Caracas, Cardenal Jorge Urosa Savino, a través de un comunicado cuestionando que esto ocurre “mientras Cuba y Estados Unidos normalizan sus relaciones diplomáticas”.

A continuación las  declaraciones textuales del Cardenal Urosa sobre el actual conflicto con los estados unidos, emitidas este 12 de marzo:

“Es deplorable que mientras Cuba y Estados Unidos normalizan sus relaciones diplomáticas, se profundicen las diferencias que se han dado en los últimos años entre el Gobierno de Venezuela y el Gobierno de los Estados Unidos de América.

Parece una exageración del Gobierno norteamericano afirmar que Venezuela sea una amenaza para la seguridad interna de los Estados Unidos. Esa afirmación es inaceptable por las consecuencias que puede tener para todos los venezolanos, no solamente para el Gobierno nacional.

Hacemos votos porque la sensatez, la cordura de ambas partes y la necesidad de relaciones normales entre los Gobiernos prevalezcan sobre la conflictividad, se inicie un diálogo que aclare la situación y se disipe el peligro de una escalada del conflicto.

Invitamos a todos los venezolanos a reafirmar nuestra voluntad de paz, a trabajar por la unión nacional, y a pedir a Dios que nos conceda superar esta hora difícil para Venezuela”.

Caracas, 12 de marzo de 2015

CARDENAL JORGE UROSA SAVINO,

Arzobispo de Caracas





VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.