jueves, 5 de abril de 2012

Cardenal Urosa: “No podemos ser santeros y católicos”


Durante la misa del mediodía en honor del Nazareno de San Pablo, en la Basílica Santa Teresa, el Arzobispo de Caracas hizo varios llamados tanto a las autoridades nacionales, a los ciudadanos en general y a la feligresía en especial, destacando con énfasis atender a una sola religión, en este caso al catolicismo, rechazar el aborto, propiciar un clima de mayor seguridad social y menos violencia.

Caracas, 04 de abril de 2012.- Este Miércoles Santo, el Cardenal Jorge Urosa Savino pidió a la feligresía que los católicos no pueden ser santeros, precisando que “las personas que están débiles en su fe los engañan, les dicen que pueden ser santeros sin dejar la religión católica. No podemos ser chicha y limonada al mismo tiempo, la santería es distinta a la religión católica”.
Durante la homilía también pidió a las autoridades competentes por la seguridad de todos los venezolanos. “Es importante que pidamos a Dios para que cese la violencia, he estado insistiendo en esto permanentemente. Con mucho respeto y firmeza hago un llamado a las autoridades públicas para que cumplan con el mandato constitucional de asegurar nuestra integridad personal y patrimonial, porque necesitamos vivir seguros y en paz. Todos tenemos derecho a vivir en paz”.
“Es un problema serio el de la agresividad general en el país, va creciendo lamentablemente y los cristianos y los católicos debemos detenerla, no podemos dejarnos llevar por sentimientos de violencia. Ayer un señor mató a su esposa por una desavenencia personal con un tiro de escopeta y luego se mató él mismo, mataron al gobernador del estado Apure y hoy murió un diputado en el estado Bolívar, hace 15 días miembros del cuerpo de seguridad del Estado mataron a la hija del cónsul de Chile y podríamos hablar de la cantidad increíble de jóvenes y muchachos que han sucumbido a una violencia asesina que se ha fortalecido entre nosotros”.
La Basílica estuvo abarrotada de files que fueron hoy a pagar promesas o a venerar al Nazareno, que estaba adornado con caso siete mil orquídeas moradas.
Sobre el aborto dijo que se trata de un crimen abominable que debe ser desterrado de las vidas. “Hay un pecado que es gravísimo contra la vida humana, el aborto provocado lo es porque se trata de asesinar a un ser inocente, totalmente indefenso que no tiene ni siquiera la capacidad de echar un grito para que lo auxilien, es calculado, a sangre fría y por la persona que debería brindarle la mayor seguridad que es la propia madre. Por eso es que es tan grave el pecado del aborto, es un pecado que la iglesia sanciona con la ex comunión. Es importante que tengamos eso en cuenta”.
Cerró el Nuncio Apostólico
La ultima Misa de este Miércoles Santo, fue presidida por el Nuncio Apostólico de Su Santidad en Venezuela, Monseñor Pietro Parolin. Tuvo palabras de aliento y felicitación hacia los caraqueños por parte del Santo Padre; y en reconocimiento a devoción del Nazareno de San Pablo, reconoció la devoción y fidelidad hacia esta venerada imagen.
Durante su mensaje hizo un importante llamado a vivir en clima de paz y tolerancia.
A las 5 de la tarde, el Nazareno fue sacado de la Basílica para la procesión que circundó en ocho cuadras a este templo caraqueño. Centenares de flores le abrieron paso, y muy llamativo eran las banderas de Venezuela y El Vaticano a la salida.
Durante el recorrido la imagen del Nazareno iba acompañada de las tallas de la Virgen Dolorosa, María Magdalena y el Apóstol San Juan.



VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.