lunes, 9 de marzo de 2009

El Padre Marcelino dirigió Retiro de Sanación y Liberación

((((((((((((((((((((((((( 00000000000)))))))))))))))))))))))))))))))))))

EN EL SANTUARIO "DIVINO NIÑO" DE CARACAS
Muchos asumieron responsabilidades para integrar grupos de misión durante la venidera Semana Santa tanto en tierras venezolanas como en el extranjero; otros en los grupos de danza; teatro; música; o en los movimientos juveniles que forman parte de la obra.
Ramón Antonio Pérez

Caracas, 09 de marzo de 2009. Un emotivo retiro de sanación y liberación fue dirigido por el sacerdote colombiano Marcelino Hudgson, en el Santuario Divino Niño, en La Rinconada – Caracas, el sábado 28 de febrero y domingo 01 de marzo, con un llamado a la conversión de los asistentes con motivo del inicio de la Cuaresma de este año. La actividad fue realizada por la Comunidad Carismática Los Samaritanos, organización que dirige el padre Vicente Mancini, quien concelebró la eucaristía con el sacerdote visitante.

Superar las heridas del pecado
Diversos fueron los temas que abordó en sus enseñanzas el Padre Marcelino durante los dos días del retiro. Destacan las reflexiones hechas con base en la lectura del Evangelio de San Lucas 10, 30 (Parábola del Buen Samaritano) de donde extrajo las acciones básicas que, en su criterio, viven los hombres cuando se alejan de Dios.
“Esta cita delata tres aspectos fundamentales que atacan la fe del hombre. En primer lugar, el ladrón despoja a la victima. Esto significa que el pecado quiere desprendernos de todo, sobre todos de la gracia de Dios y de nuestros bienes espirituales. Sin la práctica de nuestra gracia venida de Dios el hombre no es nada ante el pecado” dijo.
En segundo lugar, comentó que el asaltante del camino hacia Jericó, según la parábola, deja herido al hombre que bajaba de Jerusalén. “Esta situación se refleja en nuestra vida, cuando abandonados por la situación de pecado, no somos capaces de levantarnos sobre nosotros mismos y, antes bien, esas heridas del pecado nos enferman y alejan más de Dios”.
Y en tercer lugar, señaló que “el asaltante de Camino nos deja casi muertos”. Con esto explicó que “el acercamiento a Dios se hace cuesta arriba para el hombre pecador si no encuentra una razón que valga para volver a sus caminos”.

…Y fueron sanados
La participación de los asistentes en este encuentro, se vio reforzada por la oración de sanación dirigida por el padre Marcelino a la liberación de personas poseídas por el pecado, reducidas a las distintas enfermedades que atacan al hombre y que luego muchos entendieron como el llamado a comprometerse con la Evangelización.
Luego de cada sesión de enseñanzas se realizaron las celebraciones eucarísticas y los asistentes manifestaron a viva voz su testimonio de sanación corporal. Tales fueron los casos de Olivia Carrillo, quien relato la experiencia de sanación de una enfermedad en sus extremidades que le impedían caminar. Por su parte, Flor Serrano comentó su experiencia en el Santuario Divino Niño, que se tradujo en cambios para su vida. Lo mismo ocurrió con la joven Andreína Martínez quien habló de lo vacía y sola que se sentía antes de acercarse a este Santuario donde todo ha cambiado para bien en su vida. Igual ocurrió con Ildelina Caro, quien se ha convertido en una asidua servidora de la fe católica. En fin, testimonios de curación de sida, cáncer y otros males, solamente alcanzados por la fe, la oración y la piedad.

Maravillosa experiencia
Cientos de personas jóvenes y adultas vieron satisfechas sus expectativas durante este retiro, porque no sólo tuvieron la oportunidad de reencontrarse con Jesucristo en la eucaristía; además, volvieron al sacramento de la Confesión luego de ser motivados por las enseñanzas del sacerdote predicador colombiano.
Muchos asumieron responsabilidades de ayudar a esta obra anotándose para integrar grupos de misión durante la venidera Semana Santa tanto en tierras venezolanas como en el extranjero; otros, en los grupos de danza, teatro, música, o en los grupos juveniles que forman parte de la obra para ayudar a niños y ancianos.
Finalmente, cabe señalar que la Fundación El Buen Samaritano es una organización sin fines de lucro, con personalidad jurídica propia, distinta a la de sus asociados y de carácter religioso, y su duración es por tiempo indefinido. Fue constituida el 7 de enero de 1992, por el presbítero Vicente Mancini Pozzati y un grupo de laicos comprometidos. La página web es la siguiente: http://www.carismatica.org/index.php
VIDEOS DE LA ACTIVIDAD

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.