martes, 29 de mayo de 2007

Monja Católica Reclama por la Libertad de Expresión en Venezuela

Ramón Antonio Pérez

Una religiosa católica, de aproximadamente setenta años y más, formó parte de la población que se apostó frente a CONATEL en protesta por la Libertad de Expresión en Venezuela, cuyo derecho ha sido vulnerado por el Presidente con el cierre de la planta televisiva RCTV, el pasado 27 de mayo, faltando un minuto para la medianoche.
Entre las actividades efectuadas ese día, fue convocada una concentración frente a la sede de CONATEL, organismo que por decisión del TSJ le corresponde la custodia de los bienes materiales, y demás equipos de transmisión de la planta, en una controversial decisión que se puede catalogar de "robo a mano armada", como lo dijo Marcel Granier, pero que se convirtió en escenario de violentas manifestaciones por la defensa de este canal privado.
De modo que allí estuvo esta monjita católica, de quien desconocemos su nombre, y valientemente pidió calma a todos los presentes, increpando incluso a los Policías Metropolitanos, para que dejaran de dispararle a la gente. La Hermana se mantuvo fuerte en su exigencia por la libertad de expresión. Un claro testimonio de cristiano en solidaridad y en consonancia con el pueblo necesitado.
Su foto recorrió el mundo entero, como lo refleja el diario El País de España, en la siguiente dirección: http://www.elpais.com/fotogaleria/Chavez/cierra/RCTV/3929-14/elpgal/, y con el siguiente escrito: "Una monja pide calma en mitad de las protestas que se han producido en Caracas por el cierre del canal venezolano Radio Caracas Televisión".

NOTA: Si alguien conoce el nombre de esta Hermana, por favor me lo hacen llegar para felicitarla...

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.