jueves, 28 de junio de 2018

Arquidiócesis de Maracaibo, una iglesia solidaria con los más necesitados


En la Parroquia "La Resurrección del Señor" el trabajo es impulsado desde la Fundación Cinco panes y Dos Peces, cuya foto es cortesía de su Facebook.
Los proyectos “Cinco Panes y Dos Peces” y “Mesa de la Misericordia” , entre otras iniciativas, son impulsadas por la iglesia para ayudar a mitigar el hambre entre los más necesitados de Maracaibo

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
NdP - Ana María Pérez Fonseca
Maracaibo, 28 de junio de 2018

En la ciudad de Maracaibo, estado Zulia, en el occidente de Venezuela, las iniciativas de ayuda a las personas más necesitadas de alimentación han crecido enormemente. La Iglesia Católica y varias organizaciones sin fines de lucro, impulsan comedores populares, centros de atención, entrega de alimentos ambulante, entre otras iniciativas, para ayudar a los más vulnerables.

El objetivo es minimizar el hambre que atormenta a buena parte de la población en diferentes puntos de la ciudad. Se ha hecho cotidiano ver en los basureros a personas recogiendo los desperdicios de alimentos que se generan en los restaurantes, comercios y zonas residenciales. Estas personas buscan algo sólido que ingerir, sin importarles que estén descompuestos y con el peligro de desarrollar diferentes enfermedades.

Cada día es difícil pero Dios no abandona

Aspecto de las actividades de misericordia en la Parroquia Padre Claret de Maracaibo. Foto tomada de su Facebook.
Hay varios ejemplos de esta noble labor como el que se cumple en la “Parroquia Padre Claret” que dispone el templo parroquial como comedor los días miércoles para atender más de 900 personas. Pero también se cumple en la parroquia “San Miguel Arcángel”.

Otro proyecto se lleva a cabo en la parroquia “Resurrección del Señor”, ubicada al oeste de Maracaibo, se lleva a cabo la iniciativa “Cinco Panes y Dos Peces”. La zona está considerada por los estudios, como la más pobre de la ciudad, donde se atiende en su salón parroquial a unas 400 personas todos los sábados. 

De estos comensales que acuden a la parroquia, “el 77% son niños de entre 0 y 17 años”, dicen los responsables. 

Esta iniciativa nace del presbítero Jesús Rincón, quien desde hace tiempo ha tenido la inquietud de ayudar a los más necesitados, y con ayuda de personas de buena voluntad han dedicado tiempo y esmero para que esa obra se materialice.

Según explica el propio sacerdote “conseguir los alimentos cada semana es la tarea más difícil que tiene la junta directiva, los altos costos y la escasez han sido nuestros más grandes obstáculos, sin embargo, Dios no se deja ganar en generosidad, y hoy tenemos poco más de un año sirviendo cada semana más de 400 platos”. Pero siguen adelante.

Nuestro objetivo es servir comida digna, así el esfuerzo por conseguirla sea mayor, pues, luego de un estudio en la zona donde nos encontramos ubicados, la comida que se les provee los sábados es la única que cuenta con una ración de proteína, importante para un desarrollo nutricional sano”, dijo el padre Jesús.

Otra obra que sostiene la iglesia de Maracaibo, es el comedor “La mesa de la Misericordia”, ubicado en la parroquia Padre Claret, en la zona norte, que no escapa de la necesidad. Se atienden más de 900 personas cada miércoles en el templo parroquial, el cual se dispone de manera organizada y sin profanación alguna, como comedor.

El comedor de la misericordia, cuenta con 12 estaciones, en la que no sólo se sirven alimentos, sino que se ofrece servicios médicos, higiene personal, peluquería y se enseña sobre la Palabra de Dios, con el objetivo de dar de comer, humanizar, sensibilizar y rescatar los valores de personas vulnerables.

Un joven, llamado Juan que asiste todos los miércoles a la “Mesa de la misericordia”, dice: “desde que estoy asistiendo al comedor y escucho la palabra de Dios, me he sentido con más fuerza para seguir adelante y hoy siento más ganas de dejar los vicios y ser un hombre nuevo”.

Podemos ver que a pesar de la crisis, donde hasta el que tiene más dinero y accesibilidad a las cosas se ha visto afectado, no se deja de ver la caridad ante el ser humano que pasa severas necesidades. 

Los números de Cáritas Venezuela
Cáritas de Venezuela señala que la proporción total de niños menores de cinco años, con déficit nutricional en alguna de sus formas, aumentó de 54% en abril a 68%, en agosto del 2017. 

Su informe indica que el promedio de los registros de todas las zonas donde realizaron los estudios está muy cercano al nivel de emergencia, registrando, 15% de los niños con desnutrición aguda global. 

Estos hechos han llevado a los venezolanos a ser más caritativos, generando diversas formas de ayudar a quien lo necesita. Pero hasta ahora el gobierno no admite que haya una crisis alimentaria y sostiene haber reducido la pobreza a 18,3% y la extrema pobreza a 4,4% en 2016, siendo el último registro emitido por el ejecutivo nacional. La realidad es que ni siquiera ha podido sostener los planes alimenticios en los colegios dependientes del estado, agudizando aún más la deserción estudiantil en el país.

De no tomar cartas en el asunto, y que el ejecutivo nacional no reconozca la gravedad de la crisis humanitaria que atraviesa el país, Caritas de Venezuela advierte que en el transcurso del 2018 podrían fallecer por desnutrición unos 280 mil niños.



VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.