miércoles, 20 de junio de 2018

Venezuela: “Mi niño está sin vacunarse y expuesto a la muerte”


Foto de Referencia Cortesía de Prensa Wayuu Taya
Vacunas como el neumococo y el rotavirus oscilan entre 70 y 80 dólares, un costo muy elevado en un sistema sanitario deficiente como el que Nicolás Maduro impone a los venezolanos

Jun 20, 2018
Esther Piña se levantó muy temprano el domingo 17 de junio. Quiso acudir a una de las barriadas del oeste de Caracas, en Venezuela, intentando que su niño, Eduardo Andrés, de poco más de un año, recibiera la vacuna trivalente (parotiditis, sarampión y rubeola) en un “operativo de salud ofrecido y divulgado por gente del gobierno”. Ya tenía dos meses buscando las vacunas en los principales hospitales de la ciudad, pero debido a la alta demanda y escasez de las mismas no las pudo conseguir. Esta era su oportunidad.
Sin embargo, al mediodía, y tras pasar varias horas bajo el sol, les dieron la triste información: “¡Señoras, las vacunas no llegaron!”. Esther se retiró muy preocupada. “¿Ahora a dónde voy acudir para que mi niño reciba sus vacunas si en el hospital me dicen que no hay desde hace meses? ¿Cómo voy a prevenir las enfermedades que seguramente atacarán al niño?”, se preguntó en posterior conversación con Aleteia.
Yo no tengo dinero para comprar esas vacunas. Muchas se compran con dólares y por los caminos verdes. Para mí eso es muy costoso”, acotó con un dejo de impotencia y malestar. 
Ahora mi niño está sin vacunarse y expuesto a la muerte”, expresó.
Como la señora Esther, miles de madres venezolanas sienten la preocupación de que sus niños se vean afectados por la difteria, rubéola, sarampión, polio o cualquier otra enfermedad, cuya prevención solo es posible y efectiva si se cumple en los primeros meses o años de vida. Esta situación también mantiene alerta al gremio médico. El gastroenterólogo Guillermo Seijas, es uno de los que asume con frecuencia la vocería de este drama sanitario que se vive en Venezuela, donde los más afectados son los niños.

¿Qué ocurre con las vacunas en Venezuela?

“Las madres de nuestro país sufren ante esta situación de escases. Las venezolanas se quejan que han ido a los lugares donde se encuentran instaladas las supuestas jornadas de saluda para suministrarlas y ni siquiera hay personal laborando, y en las que trabajan no hay vacunas suficientes”, dijo a los medios de comunicación.
No es posible que vacunas como el neumococo y el rotavirus estén desaparecidas, y las que se consiguen oscilan entre 70 a 80 dólares”, agregó el galeno. Manifestó que el ministro para el Poder Popular para la Salud, Luis López, le miente al país al anunciar que la institución dispone aproximadamente de 11 millones de dosis de vacunas.
Precisa que el esquema de vacunación del Gobierno de Maduro es incompleto, y está muy por debajo del crecimiento poblacional y de las necesidades de los venezolanos.
“La vacuna trivalente viral, la cual se encarga de proteger contra el sarampión, rubéola y parotiditis, no se está suministrando en el país. Aquí solo se está inyectando la vacuna Bivalente, que únicamente protege del sarampión y la rubéola, situación que deja desprotegido a los niños contra la parotiditis”.
Explicó que para la aplicación de la vacuna pentavalente se necesitan 2.9 millones de dosis, según el censo del año 2011, mientras que el sistema sanitario del gobierno de Maduro solo posee 317.154 vacunas, situación que deja al 89 % de la población sin vacunas. “Esto se debe a la paralización de la producción nacional de los productos biológicos, que se dio en el año 2014 y que ha producido la escasez de vacunas que actualmente expone a la población venezolana a enfermedades como la difteria y el sarampión, las cuales habían sido erradicadas”.

Operativos de salud espasmódicos

“La desatención al sector salud ha llamado poderosamente la atención en distintas instituciones, tanto así, que en el año 2017 los miembros de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría enviaron comunicados a la Defensoría del Pueblo, al Ministerio de Salud y a la Vicepresidencia de la República para denunciar la escasez de vacunas y el déficit de medicamentos que hay en el país quienes se negaron a recibir los escritos”.
Guillermo Seijas aseguró que las jornadas de vacunación propuestas por el ministerio de salud en Venezuela son insuficientes, ya que no cumplen con los requerimientos necesarios. 
“El sistema de salud no debe estar basado a eventos espasmódicos o a jornadas extraordinarias, sino en constante ejecución y aplicación de vacunas para dar cobertura a toda la población venezolana”, concluyó el especialista de la salud.