martes, 1 de mayo de 2018

Venezuela: “El sueldo no llega a tres dólares y los trabajadores se desmayan por el hambre”


Hugo Londoño-(CC BY-SA 2.0)
May 01, 2018
Antes de que el gobierno socialista llegara al poder hace 20 años en Venezuela, los trabajadores devengaban un salario que garantizaba las tres comidas diarias; permitía adquirir los alimentos de primera necesidad; discutían contratos colectivos, especialmente del sector público; e igualmente tenían acceso a la adquisición de una vivienda, al vestido y disfrutaban de la recreación tanto para ellos como su familia.
En la actualidad, ninguna de estas condiciones está asegurada para los 14 millones y medio de la población económicamente activa que depende de un salario. Los trabajadores tienen que lidiar con una hiperinflación que “cambia en horas” y “de un día para otro” los precios de los bienes y servicios, minimizando así el poder de compra.
Aun así, este 1 de mayo, los venezolanos como el resto del mundo, recordarán los 132 años de la gesta heroica protagonizada por un grupo de trabajadores de Chicago (Estados Unidos), que salieron a la calle a luchar por mejores salarios, contra el hambre, la explotación y la reducción de la jornada a 8 horas de trabajo.

“El salario no alcanza para nada”

VENEZUELA
Shutterstock-Edgloris Marys
Raúl Vivas Sánchez de 75 años de edad, labora hace más de 40 como relacionista público en la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV). 
En breve conversación con Aleteia descarnó la realidad del país. “Los que ganan el salario mínimo de 396 mil 646 bolívares, más un bono de alimentación de 915 mil bolívares, no les alcanza ni para comprarse un pollo, mucho menos un cartón de huevos”, dijo.
Nuestro salario no llega ni siquiera a los tres dólares”, expuso. “Ni hablar de los medicamentos que están por las nubes”. 
Raúl padece de hipertensión, y, por tanto debe tomar diariamente el medicamento antihipertensivo Valsartán de 160 mg, que tiene un costo entre 3 y 4 millones de bolívares. Además, es asmático y sufre de gastritis, lo que agrava su cuadro personal y familiar. Él mismo lo describió, así: “se requiere tener un ‘saco de dinero’ para hacer frente a las enfermedades”.
Comentó que “si un profesional que gana un salario de 4 millones no le alcanza para cumplir con sus compromisos para vivir, qué le deparará a un obrero que no devenga nada”. Rezongó: “Los viejos no podemos irnos al extranjero ni para limpiar pocetas”.
Miriam Villegas, de 64 años de edad, y con 36 ejerciendo el cargo de secretaria en la CTV, también quiso explicar a Aleteia lo que significa “ser un trabajador en la Venezuela de hoy”, doliéndose ante “la aguda crisis por la cual atraviesa su familia”.

No comen bien y se desmayan

Por su parte, Dick Guanique, secretario ejecutivo de la CTV y coordinador nacional del Frente Autónomo en Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato (FADESS), expresó preocupación por los trabajadores que no cumplen con sus jornadas de trabajo, o que se ven obligados a renunciar, porque no les alcanza el salario para pagar el transporte; mientras que otros se desmayan por no alimentarse lo suficiente.
Criticó que la actual política del régimen nos llevó a “igualarnos en miseria y pobreza a los trabajadores venezolanos perdiendo el acceso a la calidad de vida”. Por esos consideró, que “ante esta crítica situación, tanto los profesionales como la mayoría de los trabajadores han tomado la decisión de irse del país”.
De acuerdo a las cifras suministradas por el dirigente sindical el porcentaje de “fuga de profesionales en las empresas del Estado, como Pdvsa, Corpoelec, Sidor, Metro de Caracas alcanza el 20%”, dijo a Aleteia. “Los trabajadores venezolanos tienen el salario más bajo del continente, y la inflación más alta del mundo”, añadió.
Sostuvo también que 6 mil empresas han quebrado en el país con pérdidas innumerables de puestos de empleo. “El desempleo ronda el 16 por ciento y la economía informal está ubicada en el 46 por ciento; entre tanto, el desempleo juvenil, en edades comprendidas entre los 16 y 35 años, alcanza el 25%”, agregó.
Dick Guanique envió un mensaje de esperanza como parte del Frente Amplio Venezuela Libre: convocó a los venezolanos a participar activamente en las actividades programadas para este Día Internacional del Trabajador, “cuyas consignas este año están dedicadas a rechazar el hambre, la miseria, la corrupción, la represión, y lograr un salario suficiente que haga frente al alto costo de la vida”.
Luchas separadas. Los trabajadores opositores y que rechazan participar en las elecciones presidenciales del 20 de mayo, se concentrarán este 1 de mayo, desde las 9:30 de la mañana, frente al Centro Comercial Lido de la avenida Miranda en Chacao, Caracas. En cambio, el oficialismo tendrá dos puntos de salida rumbo al centro de la capital venezolana: La Bandera y la avenida Libertador en Caracas.
Aunque los trabajadores venezolanos tienen consignas e ideologías distintas, en el fondo los unen las mismas enfermedades, carencias y esperanzas…
**************************
¿REALMENTE AUMENTÓ EL SALARIO? No. Con ese solo puedes comprar UN KILO de QUESO: 2.555.500 Bs. Lo que AUMENTÓ fue la Hiperinflación, es decir, el HAMBRE y el Alto Costo de la Vida. En pocas palabras: Así es La Manipulación de un Sujeto que en Campaña Electoral.

Nota de redacción: El artículo fue elaborado antes de que Maduro anunciara a través de una cadena nacional que desde este 30 de abril, víspera del 1 de mayo, entraba a regir un aumento del 95% del salario mínimo integral (algo que mantendrá el pago mínimo en 37 dólares). No obstante ello, técnicamente la hiperinflación se mantiene debido a que los precios crecen de forma simultánea al anuncio. 

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.