miércoles, 2 de mayo de 2018

Dos bebés desnutridos se recuperaron y ahora inspiran un proyecto social


Fabián Andrés y Andrés Fabián se recuperaron gracias a la solidaridad de muchas personas, inspirando el proyecto social de una iglesia que alimenta diariamente a 420 niños e impide la deserción escolar en el estado Lara

May 02, 2018
No solo las malas noticias se generan en Venezuela a raíz de la crisis humanitaria que allí se vive; también la solidaridad y los proyectos sociales dirigidos a los más necesitados buscan espacio en los medios de difusión masiva. La recuperación de “los morochitos” Fabián Andrés y Andrés Fabián que, con un mes y ocho días de nacidos, ingresaron al Hospital Pediátrico de Barquisimeto (estado Lara) el pasado 13 de enero, presentando un temible cuadro de desnutrición crónica, puede considerarse entre esas buenas noticias que merecen ser conocidas. Su caso impulsa el “Proyecto Ágape” en una iglesia larense que diariamente mitiga el hambre a 420 niños en edad escolar.
Fue el padre Ronny López, párroco de “Santa Rosa de Lima”, en Atarigua, una población de la misma entidad, quien durante aquellos días de enero emitió un grito de alerta en las redes sociales. Las impactantes imágenes de los niños desnutridos fueron publicadas por Aleteia, conmoviendo a muchas personas y organizaciones sociales, que atendieron el llamado del sacerdote y rápidamente ayudaron a los chicos.

No quiso ocultar el sufrimiento infantil

RONNY LOPEZ
Foto: Padre Ronny López
Luego de la recuperación, su caso inspiró al sacerdote para que la junto a la comunidad parroquial y algunos benefactores atendieran a otros 20 niños con graves problemas de salud e impulsaran un proyecto social en la misma iglesia, dijo Ronny a Aleteia.
“Gracias al llamado que se hizo a través de las redes sociales, muchas personas y organizaciones sociales se reportaron brindando ayuda, entre estas una fundación de origen español que envió un lote de fórmulas lácteas que le brindaron a los morochitos su inmediata recuperación”, expresó. “Los médicos decían que dado el estado de avanzada desnutrición que presentaban los niños, se iban a tardar al menos dos meses en recuperarse, pero no fue así, en dos semanas lograron ponerse bien”.
Recordó que durante una de sus actividades pastorales había contactado con la familia de los niños en San Pedro caliente, una comunidad campesina ubicada a dos horas de la ciudad de Carora. “Entrar o salir no es cómodo debido a la falta de transporte. Allí lo único que pueden comprar y comer es maíz y algunas verduras. Aunque crían aves para el consumo familiar, no existe la posibilidad de llevar una dieta balanceada”.
RONNY LOPEZ
Foto: Padre Ronny López
 Zoraima Caripá gestó a estos niños estando ella en condiciones de desnutrición. “Los niños nacieron aparentemente bien, pero a los días comenzaron a descompensarse, a deshidratarse, a presentar malas condiciones de salud, todo ello como parte del cuadro de desnutrición que tenían”, apuntó el sacerdote.
Por este motivo reiteró su agradecimiento a quienes lo apoyaron indicando que el 80% del apoyo económico fue de venezolanos que viven en el extranjero (Chile, Perú, España, Estados Unidos, entre otros países), quienes se solidarizaron con la causa de los morochitos. “No tenemos palabras para agradecer a estos compatriotas”, indicó.

Alimentando a más de 400 niños

Fotos: Facebook
Explicó que a raíz de la experiencia vivida, se pusieron como meta: “No más desnutrición”, y aunque no lo pueden hacer en toda Venezuela, lo harán en su parroquia. 
Nació así el “Proyecto Ágape”, que vino a fortalecer la olla de la misericordia que tenía dos años atendiendo únicamente a los abuelos de la zona.
“Ahora, además de darle comida a los más ancianos, estamos alimentando todos los días a 420 niños que han sufrido deficiencias alimentarias en sus hogares y que los llevó a desertar del sistema escolar”, dijo. “Junto a los voluntarios de la Divina Misericordia atendemos a estos niños y poco a poco hemos logrado que vuelvan a la escuela de la que desertaron por falta de comida”.
Los niños toman almuerzo los días lunes, miércoles y viernes; mientras los martes y jueves reciben el desayuno, logrando reducir la deserción escolar que llegaba al 80% y puedan tener unas mejores condiciones de salud. “A los salones de clase solamente iban 3 ó 4 niños, pero con esta alimentación que estamos entregando ya está asistiendo el 90% de los niños a la escuela, porque desde la iglesia les hemos garantizado la comida con la ayuda de los benefactores”, señaló.

Necesitan mantener la ayuda social

Ronny López en tono reflexivo indicó que su “parroquia es rural” y el mensaje que le brinda a la feligresía es que aquellos hermanos con la posibilidad de comer todos los días, deben ayudar a quienes no pueden hacerlo. “De esa manera podemos hacer una comunidad cristiana solidaria y que no sea solamente ritual”, expresó a Aleteia.
“Debemos mostrar el interés por el hermano necesitado. Por eso –como cristianos- no podemos quedarnos únicamente centrados en el rito o escondidos dentro del templo, sino salir a la calle y darle la mano a quien nos está necesitando. El ejemplo a seguir es Jesucristo que tuvo mucha cercanía y amor hacia los más necesitados. Esa es la iglesia ‘en salida’ que nos pide el Papa Francisco”, concluyó este noble cura larense.
¿Quieres apoyar esta iniciativa social? Como una forma de continuar apoyando estos proyectos sociales de la iglesia en Venezuela, nuevamente se dan a conocer las formas de apoyo, canalizadas con el padre Ronny López. Puedes hacerlo a través del Banco Provincial, en la Cuenta Corriente: 0108 22402 8201 0016 8180, a nombre de la Parroquia Santa Rosa de Lima, cuyo RIF es: G-2001133-2. Los contactos por el correo: padreronnylopez@gmail.com y el celular: +58 414 5062822.


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.