jueves, 3 de mayo de 2018

Vecinos protestan por robo de comedor en escuela de Fe y Alegría en La Vega


La segunda protesta por este caso se cumplió como una manera de visibilizar la problemática y motivar acciones de solidaridad entre los vecinos que procuran defender sus espacios comunes

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Caracas, 3 de mayo de 2018

La comunidad organizada de La Vega (Caracas), realizó una protesta pacífica este 3 de mayo, en horas de la tarde, en el sector “Las cuatro esquinas”, con el objeto de visibilizar el robo del que fue objeto el colegio “Andy Aparicio” de Las Casitas, el pasado 1 de mayo, cuando personas no identificadas se llevaron equipos, enseres y alimentos de este centro adscrito a Fe y Alegría.

“El comedor y la cantina fueron violentados y se llevaron algunas pacas de harina, la licuadora, y otros enseres destinados a la elaboración de los alimentos. También se llevaron una laptop y un equipo de sonido que son utilizados en las danzas que aprenden los niños como parte de la formación integral de las que también forman parte sus madres”, dijo el sacerdote jesuita Alfredo Infante en audio remitido a El Guardián Católico.

Explicó que la denuncia fue hecha el mismo día del robo ante el CICP iniciando así las investigaciones. Luego se hizo una reunión con padres y representantes para informarles de la situación, “y en horas de la tarde, se realizó una primera manifestación que generó un impacto muy positivo en la comunidad, causando indignación y deseos de organizarse para que estas cosas no vuelvan a pasar”.

Padre Alfredo Infante: “Nuestros hijos tienen dolientes”

Nuevamente, este 3 de mayo se realizó una asamblea de padres y representantes en el colegio y después salieron a realizar la segunda protesta al tomar de manera pacífica la vía pública en Las cuatro esquinas. 

“Es un lugar clave al que confluyen cuatro vías de comunicación”, expresó el padre Infante, “lo cual produce un efecto importante tanto en la parte alta como en la baja de La Vega”. 

Destacó que las consignas eran para “visibilizar la situación y alertar a la comunidad”; también, “para expresar la indignación y mostrar solidaridad”. 

La presencia por parte de los funcionarios de seguridad del Estado fue cordial y solidaria,  quedando el compromiso de una mayor vigilancia en la comunidad.  

El sacerdote resaltó que en los barrios hay mucha gente buena que desea la paz y convivir; y además, se organiza para resolver su problemas. “Lamentablemente, existe una minoría vinculada a la delincuencia que atenta contra la sana convivencia y genera una tiranía contra la mayoría”, indicó.

Refirió que la idea de estas manifestaciones pacíficas es organizarse y resguardar los espacios para que no haya impunidad de parte de los vecinos. 

“Si el Estado es impune que no sea así entre los vecinos, esto significa que como comunidad nos hagamos respetar desde la no violencia, pero que se sepa que los espacios comunes de nuestros hijos tienen dolientes”.

Primer comedor de “Alimenta la solidaridad”




Roberto Patiño, un activista social que se vinculó a esta comunidad educativa con el primer comedor del proyecto “Alimentando la solidaridad”, que se implementó en Las Casitas en 2016, denunció los hechos de vandalismo ocurridos el primero de mayo. 

“Hoy uno de nuestros comedores de #AlimentaLaSolidaridad de la parte alta de La Vega fue víctima de la delincuencia y robaron todos los instrumentos de la cocina y la comida afectando a los niños que allí reciben su almuerzo”, dijo en Twitter.

“Además de llevárselo todo, los antisociales causaron destrozos y dejaron parte de la comida regada. Pero esto no nos amilana ni a nosotros ni a las comunidades. El compromiso ahora es más firme que nunca con nuestros chamos de #AlimentaLaSolidaridad”, expuso en la misma día.

Patiño concurrió a la manifestación de este 3 de mayo y expresó nuevamente su apoyo a la comunidad: 

Ramón Antonio PérezTexto del Tweet