domingo, 29 de abril de 2018

Beatificación de Carmen Rendiles, una puerta a la reconciliación y esperanza en Venezuela


El Episcopado invitó a la beatificación y quiere que los venezolanos sigan el ejemplo de la religiosa haciendo “siempre el bien”, además de “vivir en la solidaridad y en la fraternidad”

 Abr 29, 2018
Se acerca la fecha de beatificación de la Madre Carmen Rendiles Martínez, y la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), está convencida de que “la vida ejemplar de la nueva beata, con su entrega generosa a Dios por la salvación del mundo, nos alienta y nos hace ver que, aun en las circunstancias de penuria y angustia que vive el pueblo venezolano, podemos ser buenos, y tener la seguridad de que Dios nos ama”.
En este 26 de abril, los obispos invitaron a participar en la ceremonia de beatificación, el próximo 16 de junio, en el estadio de béisbol de la UCV, en Caracas, a partir de las 10 de la mañana, donde “la insigne religiosa” nacida en Caracas el 11 de agosto de 1903, será elevada a los altares como “beata” de la Iglesia. “Ella será así presentada a los fieles católicos como ejemplo de santidad, de virtudes y perfección humana y cristiana”, indicaron.
La ceremonia será presidida por el Cardenal Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, quien estará acompañado por todos los obispos de Venezuela y una gran cantidad de sacerdotes, diáconos, miembros de institutos de vida consagrada y fieles laicos.
Recordaron que el 21 de diciembre de 2017 el Papa Francisco, “al reconocer la autenticidad de un milagro realizado” por intercesión de Madre Carmen, “afirmó que ella goza ya de la felicidad eterna, y ordenó la beatificación de nuestra compatriota que desde joven consagró su vida al Señor y a servir a la iglesia y a Venezuela en la vida religiosa, distinguiéndose como fundadora de la Congregación de las Siervas de Jesús”.

Carmen Rendiles Martínez será la tercera beata venezolana, siendo la fundadora de la congregación venezolana Siervas de Jesús recibiendo la aprobación de la Santa Sede en el año 1965. Le anteceden en su condición de beatas las también religiosas María de San José y Candelaria de San José. Actualmente 22 venezolanos entre religiosas, sacerdotes obispos y laicos, están cumpliendo los procesos para también subir a los altares.

El milagro hecho por la intercesión de Madre Carmen Rendiles y aprobado por el Papa Francisco ocurrió en Caracas, el 18 de julio de 2003. Consiste en la curación instantánea de una grave lesión en el brazo de una médica venezolana, Trinette Durán de Branger, que por intercesión de la religiosa había pedido a Dios la curación luego de quedar paralizado al recibir una descarga eléctrica mientras operaba en un hospital.

“Sin necesidad de intervención quirúrgica, esta persona recuperó la salud total de su brazo”, recordó el comunicado de la CEV. “Fue un hecho histórico y comprobado, una curación instantánea sin necesidad de intervención médica”, expresaron los obispos de Venezuela.

Traslado de las Reliquias


El pasado 17 de abril, monseñor Tulio Luis Ramírez Padilla, obispo auxiliar de Caracas, en nombre el cardenal Jorge Urosa Savino, presidió una comisión de expertos que realizó la exhumación e inhumación de los restos mortales (reliquias) de la Madre Carmen Rendiles, cumpliéndose así la clausura del proceso canónico.

Así mismo, durante la ceremonia se reconoció la autenticidad del cuerpo de la religiosa que yace en una capilla del Colegio Belén en Caracas, como último paso hacia la beatificación prevista para el 16 de junio en Caracas.