viernes, 2 de marzo de 2018

¡Estadio UCV! Madre Carmen Rendiles será beatificada el 16 de junio en Caracas



Aleteia Venezuela | Feb 21, 2018
La religiosa venezolana Madre Carmen Rendiles Martínez ya tiene fecha para subir a los altares: 16 de junio de 2018 en Caracas. Así lo anunció el cardenal Jorge Urosa Savino en su mensaje de Cuaresma: “Llevar la Luz y el Consuelo de Cristo a nuestros hermanos”. Pero antes de la ceremonia, la Arquidiócesis de Caracas realizará una intensa Misión Evangelizadora que comienza en esta época de Cuaresma, se prolongará durante la Semana Santa y culminará con la beatificación de la religiosa en junio.
En un mensaje dirigido este fin de semana, el arzobispo de Caracas indicó que la citada Misión Evangelizadora “concluirá con la fiesta de la exaltación de otra religiosa venezolana al honor de los altares: la beatificación de la Madre Carmen Rendiles, religiosa fundadora de la benemérita Congregación de las Siervas de Jesús”.
La celebración “tendrá lugar el 16 de junio de este año”, apuntó Urosa. Aunque no precisó el lugar del evento, la última beatificación de una religiosa venezolana, correspondió a la Madre Candelaria de San José, el 8 de abril de 2008, cumpliéndose en el estadio de béisbol de la UCV, en Caracas, espacio que no fue suficiente para albergar a miles de venezolanos que llegaron desde todos los rincones del país.
Decreto papal. El Santo Padre Francisco dio a conocer el pasado 19 de diciembre el decreto de beatificación de Carmen Rendiles luego de aprobarse una curación milagrosa en forma “instantánea, perfecta, estable y duradera”, ocurrida en la doctora Trinette Durán de Branger el 18 de julio de 2003, según publicó Aleteia en su oportunidad.
Carmen Rendiles Martínez se convierte así, en la tercera beata venezolana, detrás de María de San José y Candelaria de San José. Se le adelanta a 16 causas abiertas a sacerdotes, religiosos y laicos venezolanos que también esperan concluir en los altares, incluido el doctor José Gregorio Hernández, conocido como “El médico de los pobres”.
La nueva beata nació en Caracas el 11 de agosto 1903, y sus biógrafos destacan que llegó al mundo sin uno de sus brazos, el izquierdo. Sin embargo, ello no le impidió actuar con normalidad desde pequeña y luego sentirse atraída por la vida religiosa.
Precisamente, la curación milagrosa de la doctora Trinette Durán de Branger ocurrió en uno de sus brazos que quedó inmovilizado luego de recibir una descarga eléctrica mientras realizaba una operación, en el hospital “Pérez Carreño” de Caracas.
Mujer de gran tesón. La Madre Carmen Rendiles ingresó el 25 de febrero de 1927 a una comunidad de origen francés llamada Congregación Siervas de Jesús en el Santísimo Sacramento. Llegó a fundar diversos colegios en Caracas y otras regiones de Venezuela, donde les brindó educación a niños de escasos recursos económicos.
Además, su tesón, constancia y reconocida fe, la llevaron a fundar la Congregación de Siervas de Jesús, en el año 1966. Carmen Rendiles fue nombrada Superiora General, cargo que desempeñó con dedicación hasta su fallecimiento, el 9 de mayo de 1977.

¿Qué es la Misión Evangelizadora?

El cardenal Jorge Urosa Savino explica que la Misión Evangelizadora se trata de “una intensa acción evangelizadora, de anuncio de la Palabra de Dios”. 
Esta actividad se cumplirá con “encuentros en las calles y plazas, en reuniones vecinales, en encuentros especiales de oración, en nuestras celebraciones ordinarias, llevemos a nuestros hermanos el mensaje de salvación, de redención y de felicidad que nos trajo Jesucristo”.
Considera que “más allá de las preocupaciones por los problemas que a diario confrontamos, nosotros podemos reafirmar nuestra fe en Dios, y acercarnos a Él, sin dejarnos llevar por la indiferencia religiosa, por el desaliento ni la desesperanza”.
Por el contrario, “en estas circunstancias debemos reforzar nuestra práctica religiosa, unirnos más al Señor, fortalecer nuestra confianza en él, y abrirnos a su ayuda para poder responder de manera cristiana, con fe viva, con bondad, sin responder al mal con el mal, sino viviendo de acuerdo a los Diez Mandamientos de la Ley de Dios”. 
A continuación el mensaje completo del Cardenal Urosa: 
Llevar la Luz y el Consuelo de Cristo a nuestros hermanos

Cardenal Jorge Urosa Savino,
Mensaje de Cuaresma 2018

A todos los fieles católicos de Caracas, y especialmente a los venerables sacerdotes, diáconos, y miembros de institutos de vida consagrada de nuestra Iglesia de Caracas.

Mis queridas hermanas y hermanos:

Comenzamos de nuevo la Cuaresma, tiempo de gracia y renovación espiritual ¡Dios  está con nosotros! ¡Sí, mis queridos hermanos! En medio de las dificultades de diverso orden, -social, económico, político, familiar, que todos confrontamos-, la Cuaresma nos recuerda que Jesús, nuestro Divino Salvador, Dios hecho hombre, compartió nuestra condición humana para padecer con nosotros las penas y dolores de la humanidad, incluida la muerte, y llevarnos a la salvación eterna a través de la ofrenda de su vida a nuestro Padre celestial en redención por nuestros pecados.

En estas semanas que preceden la celebración de la Semana Santa y la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, escuchamos con insistencia la invitación del Señor a convertirnos: “conviértanse y crean en el Evangelio”. Es una invitación a acercarnos a Dios, a reafirmar nuestra fe, a vivir de acuerdo a la Palabra de Dios, que es Palabra de vida eterna. Que nos indica el camino hacia la felicidad.

Los invito, pues a que, en medio de nuestros problemas ABRAMOS NUESTRO CORAZÓN A JESUCRISTO, para que El pueda así ayudarnos y alentarnos a vivir de acuerdo a su Palabra. Recordemos que Jesús, nuestro Salvador, compartió el dolor humano: fue un simple obrero, perteneció a un pueblo esclavizado por el imperio romano, fue despreciado, injustamente acusado y luego brutalmente asesinado. Y todo eso lo sufrió Jesucristo para fortalecernos en nuestras circunstancias diarias, para que vivamos con fe y esperanza, aún en medio de las peores circunstancias.

Por eso, más allá de las preocupaciones por los problemas que a diario confrontamos, nosotros podemos reafirmar nuestra fe en Dios, y acercarnos a Él, sin dejarnos llevar por la indiferencia religiosa, por el desaliento ni la desesperanza. Antes por el contrario: en estas circunstancias debemos reforzar nuestra práctica religiosa, unirnos más al Señor, fortalecer nuestra confianza en él, y abrirnos a su ayuda para poder responder de manera cristiana, con fe viva, con bondad, sin responder al mal con el mal, sino viviendo de acuerdo a los Diez Mandamientos de la Ley de Dios, que nos señalan el camino hacia la felicidad y la salvación.

MISION EVANGELIZADORA 2018

Por estas razones, dada la necesidad de reavivar la fe y la vivencia cristiana de nuestros fieles, en medio de las circunstancias dolorosas en que nos encontramos en todo el país por la situación socio económica, quiero invitar a mis queridos hermanos sacerdotes, religiosos y religiosas y laicos comprometidos de Caracas, a realizar en esta Cuaresma una intensa acción evangelizadora, de anuncio de la Palabra de Dios. A través de encuentros en las calles y plazas, en reuniones vecinales, en encuentros especiales de oración, en nuestras celebraciones ordinarias, llevemos a nuestros hermanos el mensaje de salvación, de redención y de felicidad que nos trajo Jesucristo. Para esto vamos a realizar una MISIÓN EVANGLIZADORA que abarcará toda la Cuaresma y el tiempo Pascual, y concluirá con la fiesta de la exaltación de otra religiosa venezolana al honor de los altares: la beatificación de la Madre Carmen Rendiles, religiosa fundadora de la benemérita Congregación de las Siervas de Jesús. Esta celebración tendrá lugar el 16 de junio de este año.

A nosotros, sacerdotes y diáconos miembros de institutos de vida consagrada, y laicos llenos de la alegría el amor de Dios, nos corresponde el altísimo honor de avivar la fe de nuestros fieles, y de ayudarlos a fortalecer su vida cristiana en estos tiempos difíciles. Especialmente insistamos en el anuncio kerygmático de la salvación, en la importancia del bautismo de los niños, y en la necesidad de la Eucaristía y la confirmación para todos los muchachos.

Que esta Misión lleve un especial aliento, consuelo y luz de esperanza a tanta gente que vive en tinieblas y sombras de muerte. Que esta Cuaresma sea tiempo de renovación de nuestra vivencia personal del amor a Dios, y al mismo tiempo una actividad eclesial de anuncio de la salvación para nuestros hermanos. Encomendemos estas intenciones a la maternal intercesión de María Santísima, Nuestra Señora de Coromoto, vida, dulzura y esperanza nuestra! Amen.
Caracas, 14 de febrero de 2018, Miércoles de Ceniza
Con mi afectuosa bendición episcopal

+JORGE L. UROSA SAVINO
CARDENAL ARZOBISPO DE CARACAS
A todos los sacerdotes y diáconos, especialmente los Párrocos, se les ruega leer este Mensaje en todas las Misas del sábado 17 de febrero y domingo 18 de febrero.