lunes, 20 de noviembre de 2017

Así se vivió la Jornada Mundial de los Pobres en Venezuela


La iglesia católica, tanto en Caracas como en el resto del país, se sumó este 19 de noviembre, a la Jornada Mundial de los Pobres convocada por el Papa Francisco, con “Ollas solidarias” organizadas por las Cáritas parroquiales y Caritas Venezuela en 40 parroquias y vicarías de la metrópolis y más de 1.000 a nivel nacional.
Durante una misa celebrada en la Catedral de Caracas, monseñor Tulio Luis Ramírez Padilla, recordó el imperativo del amor hacia los más necesitados, sobre los cuales se centró esta actividad. 

El obispo auxiliar de Caracas estuvo acompañado de Adán Ramírez Ortiz, Johan Contreras y Virgilio Cartagena, responsable de Cáritas arquidiocesana.
El prelado reconoció el trabajo de Cáritas de Venezuela y sus similares parroquiales que se hicieron presentes en la Iglesia Madre de Caracas, en la que actualmente están constituidas 73 organizaciones sociales y otras tantas están en proceso de formación.
“Quiero reconocer y agradecer el gran servicio de Cáritas de Venezuela, a través del proyecto SAMAN que ha dado a conocer nuestra precariedad a nivel internacional  (…) Esta organización ha alertado acerca de los índices de desnutrición alarmantes entre los niños en sus primeras etapas de vida”, dijo el obispo auxiliar de Caracas.
Igualmente reconoció a esta organización el apoyo y la activación de las “Ollas solidarias” tanto en Caracas como en toda Venezuela, resaltado “que es un trabajo de los pobres y para los pobres”, siendo “un trabajo en solidaridad y fraternidad”.
Hoy más que nunca es necesaria la solidaridad humana en todos los ámbitos; en la ayuda a nuestro pueblo y sus necesidades básicas (…) No podemos rezar el Padrenuestro si no somos solidarios con los más necesitados”, expresó Tulio Ramírez.

¿Cerca de la Emergencia Alimentaria?



Durante la celebración eucarística, un grupo de voluntarios ofrecieron el Informe SAMAN, una investigación liderada por Cáritas de Venezuela, en la que han monitoreado la desnutrición en niños entre 0 y 5 años, entre septiembre de 2016 y mayo de 2017, en los estados Vargas, Zulia, Miranda y Distrito Capital.
Janeth Márquez, directora nacional de esta organización social de la iglesia en el país, ratificó el aumento de la desnutrición en los niños. “Nosotros presentamos el informe en enero de este año y teníamos un indicador de 8,4 de desnutrición aguda, hoy tenemos 14,5”, dijo Márquez al ser abordada por los medios de comunicación.
Explicó que según la Organización Mundial de la Salud, en este monitoreo hecho en cuatro estados y que para esta fecha llevan en 10 entidades regionales de Venezuela, “cuando el índice es más de 5 comienza a ser un alerta; cuando hay 10 tienes una crisis; pero cuando pasas de 15 comienza a ser una emergencia alimentaria”. “Ese renglón de edad es muy frágil para la formación de las capacidades en los niños”, indicó.

Ollas de la misericordia


La jornada contempló en el centro de Caracas la realización de una “Olla de la Misericordia”, en la Iglesia Santa Capilla, donde las autoridades de la Catedral Metropolitana brindaron apoyo a las Hermanas Siervas del Santísimo Sacramento, logrando entregar en esta ocasión 250 comida. 
“Las religiosas y el voluntariado, entregamos semanalmente más de 400 comidas a personas necesitadas o que viven en situación de calle”, dijo la abogada Judith Guillen, activista de esta iglesia capitalina.
Según Janeth Márquez, más de 300 Cáritas diocesanas y parroquiales de Venezuela se unieron al llamado del Santo Padre Francisco, para promover una cultura del encuentro, en simultáneo con 160 organizaciones de Cáritas Internacional y demás fieles católicos.
La jornada mundial de los pobres busca establecerse como una tradición para la evangelización del mundo contemporáneo y tomar conciencia de que los pobres no son un problema, sino un recurso al cual acudir para acoger y vivir la esencia del Evangelio.