viernes, 24 de noviembre de 2017

¡Antes de Navidad! 250 niños venezolanos se reencontrarán con sus padres en Perú


El 23 de noviembre llegaron a Perú los primeros 6 niños venezolanos; el resto llegará antes de Navidad, luego de estar separados de sus padres debido a la crisis humanitaria que sacude a Venezuela

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Fotos: Unión Venezolana en Perú
Caracas, 24 de noviembre 2017

“No se imaginan la angustia que siento por no poder tener a mis hijos cerca de mí y cuidarlos. Yo me vine a Perú, no por irresponsable, en Venezuela tenía 2 trabajos y ni así lograba mantenerlos. Me vine y así lo he logrado mantenerlos, pero no está bien para ellos ni para mí. Necesitamos vernos, estar juntos. Yo necesito saber que mis hijos crecen rodeados de afecto”.

Así lo expresó Oscar Cabello, un venezolano que lleva siete meses junto a su esposa viviendo y trabajando en Lima, a donde decidieron irse huyendo de la crisis humanitaria que se castiga a Venezuela. 

Una nota enviada a esta redacción, indica que los hijos de Cabello se quedaron en Venezuela con unos familiares, pero un vecino los ha tenido que recibir en su casa porque los parientes no los podían atender.

Ahora, igual que otras 249 historias de padres, madres y niños separados, son tomados en cuenta por la ONG Unión Venezolana en Perú, que a través de la campaña: “Una luz de esperanza”, busca reencontrar a centenares de familias separadas por la crisis. Sus testimonios no dejan lugar a dudas del dolor que produce separarse de esta manera.

La ONG es dirigida por Oscar Pérez Torrez, quien agradece por las donaciones recibidas, tanto de ciudadanos venezolanos como peruanos para poder cristalizar este proyecto el próximo 15 de diciembre de este año. 

Esperamos que estas familias separadas por las circunstancias puedan pasar las navidades juntos y emprender un nuevo camino con un mejor futuro para”, comentó Pérez Torrez.

La ONG busca que estos 250 niños se libren de la escasez, la desnutrición y la falta de medicinas que se vive en Venezuela, al lograr llegar a Perú y reencontrarse con sus padres, quienes tuvieron que salir del país, buscando un mejor futuro para ellos.

Estos niños tendrán el privilegio de reencontrarse con sus padres y vivir en un país que les brinde oportunidades”, aseguró el activista de los derechos humanos.

Los niños llegarán el 15 de diciembre a Perú donde ya se les está gestionando un status migratorio para que vivan tranquilamente y tengan acceso a salud y educación, derechos que les han sido negados en su país de origen, comentó.

Salvados de la tragedia

Oscar Pérez explicó que para escoger los 250 niños, se tomaron en cuenta criterios como el tiempo de separación de sus padres, el estado de salud que presentan y los requisitos legales como pasaportes y permisos de viajes.

“Realmente se trata de un rescate de niños que necesitan crecer bajo el amparo de sus padres y por ello ya están haciendo los trámites legales, permisos, apostillamientos y todo lo requerido para que el 15 de diciembre puedan volar sin inconvenientes desde Venezuela hasta Perú”. 

Indicó que “todavía se requiere recaudar dinero para cubrir los gastos del viaje, por eso los padres de los menores, piden a la comunidad venezolana, particulares y empresas realicen donativos y hagan realidad este sueño”. 

Aunque Oscar Pérez fue uno de los primeros dirigentes políticos que salieron de Venezuela bajo la condición de exiliado, al ser perseguido y amenazado por el gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez, no obstante, sostiene que esta campaña no es política y tampoco está orientada contra nadie.

“Una luz de esperanza es un mensaje de amor, de fe, reencuentro familiar y con una clara visión humanista que busca garantizar que los niños crezcan y desarrollen al lado de sus padres”, dijo, esperanzado en conseguir apoyo para esta noble causa.

Llegaron los primeros seis niños

Este 23 de noviembre se conoció la llegada de los primeros 6 niños a Perú, según informaron desde Unión Venezolana en Perú y confirmó Osmary Pérez en su cuenta de Facebook, publicando varias fotografías. 

Una parte del grupo lo conforman Sara Colina de 12 años de edad, diabética y que en Venezuela no conseguía la insulina necesaria para vivir; las hermanas Ema Valentina León y Antonella León de 2 y 3 años, respectivamente, la primera tiene una condición de autismo y la segunda mielomeningocele; Sergio Albornoz, de 5 años y con autismo, debido a la separación familiar, ya tiene 15 días que no habla. El grupo lo completan Edinley Negrette, de 7 años; y Mei Li Mendoza, de tan sólo dos meses de nacida.





 Video Testimonial de la ONG  Unión Venezolana en Perú:





VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.