domingo, 5 de febrero de 2017

Salvador Montes de Oca: El Obispo venezolano asesinado en Italia por los nazis



¿Su delito? Ofrecer refugio a personas perseguidas


Los nazis acribillaron a 28 personas entre el 4 y el 6 de septiembre de 1944 en Italia. En el monumento de mármol para recordar la masacre de Pioppetti, y Sant’Anna di Stazzema en Italia, quedó grabado el nombre de un pastor latinoamericano, Salvador Montes de Oca. Pocos saben que entre esos once monjes cartujos mártires fusilados por los nazis en esos días y en plena segunda guerra mundial estaba el obispo caroreño, Montes de Oca.

¿Qué culpa tuvo? Ofrecer refugio a personas perseguidas por los nazis, quienes ajustician a los monjes y arrojan los cadáveres a una fosa común. El cuerpo del obispo venezolano fue recuperado en 1947 y enterrado bajo el presbiterio de la catedral de Valencia, capital carabobeña de la cual fue obispo entre 1927 y 1934.

mons-salvador-montes-de-oca-3-pd

El obispo mártir, defensor de la vida, de la libertad y de la justicia, así le reconocen los conocedores de su historia que además lo señal como “ejemplo de rectitud moral y espiritual”.

Montes de Oca renunció a su alto cargo ministerial y entró a la orden de los Cartujos como cualquier otro religioso. Cuando fue asesinado era un novicio y aún siendo un sacerdote, estaba bajo la supervisión de un sacerdote que lo guiaba en esta nueva vida dentro del monasterio de Farneta, en Maggiano, en la región italiana de Toscana. Al entrar en la escala más baja como ‘novicio’ buscaba una vida austera y disciplinada.

Allí es donde se está formando, cuando el monasterio es circundado por las trompas nazis en septiembre de 1944 y los monjes son interrogados, golpeados y hechos prisioneros. Los once monjes fueron encarcelados y ajusticiados por los nazis. En un juicio sumario, ellos les acusaron de dar refugio a un grupo de personas tachadas de ser enemigos del régimen.

mons-salvador-montes-de-oca-2-pd

En Valencia, Venezuela, por fervor de pueblo se le considera un mártir de la fe y varias calles llevan su nombre. Allí inició su vida pastoral y fue ordenado segundo obispo de Valencia apenas a los 32 años.

¿Pero, por qué un obispo como Montes de Oca termina en Italia exiliado? Molestaba a la dictadura de Juan Vicente Gómez y sus visitas a los estudiantes presos en el castillo Libertador en Puerto Cabello, al final de las cuales hablaba contra la dictadura.

Además, cuentan las crónicas de su posición ante la muerte de un joven que repartía propaganda contra el régimen de Gómez. La policía política dijo que había sido un suicidio, hecho de forma absurda con los cordones de los zapatos.

web-mons-salvador-montes-de-oca-2-pd

El gobierno advirtió que era la muerte de un suicida y pidió no celebrar el entierro cristiano. Sin embargo, Montes de Oca encabezó la marcha al cementerio y los hombres del cortejo se detenían y hacían el gesto de amarrarse los zapatos en protesta por el homicidio.

Asimismo, se cuenta de una dama que denunció ante el prelado que su esposo para obtener favores políticos del régimen la había ‘concedido’ a un hombre de alto cargo, posiblemente el gobernador de Carabobo. En 1929, Montes de Oca protegió a la señora y la sacralidad del vinculo del matrimonio en sus escritos públicos.

Ese mismo año, fue detenido y embarcado al exilio en Trinidad, según memorias del cardenal José Humberto Quintero. En 1931 Gómez levantó la medida y el obispo regresó a Valencia, pero renunció e ingresó en Italia a la Orden de los Cartujos y el resto de la historia ya la hemos mencionado anteriormente.

El 23 de octubre 2015, la Conferencia Episcopal de Venezuela anunció el inicio del proceso de canonización de monseñor Montes de Oca. Es la primera fase, la llamada diocesana. Monseñor Reinaldo Del Prette, introdujo ante la Congregación para las causas de los Santos el proceso de canonización.

Una comisión encabezada por monseñor Del Prette fue recibida por el secretario de la congregación para las causas de los Santos, monseñor Marcello Bartolucci, quien recibió los primeros documentos.

“La causa ahora está en la fase diocesana. El proceso principal se desarrolla en Venezuela y, sucesivamente, se deberán estudiar los hechos de la muerte del ‘siervo de Dios’ en Italia”, informó a Aleteia, monseñor Bartolucci.

Monseñor Montes de Oca, fue el segundo obispo de Valencia, y por su testimonio de vida cristiana es considerado un “insigne mártir de la libertad y la caridad”.


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.