viernes, 3 de febrero de 2017

Papa Francisco quiere ayudar al interés común de Venezuela




 bloguedoze

El nuncio apostólico Aldo Giordano es un infatigable caminante que ha recorrido todas las diócesis de Venezuela desde que asumió la nunciatura apostólica el 9 de febrero de 2014. Igual que su predecesor, el secretario de Estado de Vaticano, cardenal Pietro Parolín, conoce al dedillo los rincones del país y la idiosincrasia de los venezolanos.

Parolín en alguna ocasión fue visto recorriendo la región andina a lomo de caballo. Aldo, por su parte, ha montado en motocicletas durante sus recorridos apostólicos; una manera de establecer lazos de cordialidad con la población que describe “confrontada políticamente” pero que al mismo tiempo reconoce “solidaria y creyente”.

Con motivo de la festividad de la Candelaria, este 2 de febrero, monseñor Giordano atendió las invitaciones del padre Benito Ramírez, párroco de la Iglesia Colonial San Diego Alcalá y La Candelaria, así como de la alcaldesa de San Diego (estado Carabobo), Rosa Brandonisio de Scarano. Antes de la misa habló con los periodistas.

El diálogo, un camino para intentarlo

Aldo Giordano no es muy dado a ofrecer ruedas de prensa, y en razón de ello, los organizadores solo permitieron dos preguntas, ambas de contenido político. “Pensé que respondería solo preguntas fáciles”, dijo sonriente “para romper el hielo”; con todo, dejó clara su función diplomática y de mediación entre el Gobierno y la oposición.

Solo lo hacemos con la vida de la gente, porque nos preocupan los problemas del pueblo, así es cómo hacemos política”, expresó. Luego reconoció que “el diálogo siempre ha sido delicado”, y “en este momento su estado de salud es muy difícil”.

“Yo escucho a la gente, a las familias, he visto lágrimas, los padres me hablan de su preocupación. A eso se suma la situación de polarización ideológica en la ciudadanía. Eso hay que resolverlo juntos. Y el diálogo es el camino para intentarlo”, indicó.

En ese sentido desmintió que la Iglesia quiera imponer el diálogo. “Hay también minoría que hace ruido contra el diálogo. Debemos considerar todo, la Santa Sede no cierra ninguna puerta, pero si no somos invitados, no vamos a imponer el diálogo. Es falso que la Iglesia quiere imponer el diálogo, la Iglesia se ofrece para ayudar”.

Afirmó que la Santa Sede participa en el diálogo porque fueron invitados “con insistencia” por el gobierno y la oposición, “pero quienes hacen el diálogo son los venezolanos, las partes, los organismos de la política y la sociedad civil.

El Papa ha dicho que si hay una ventana abierta, vamos es para ayudar, si una ventana está abierta no somos nosotros quienes la vamos a cerrar”, sostuvo el nuncio. Agregó que Francisco solicitó a las partes buscar el interés común del pueblo. “Se sientan a la misma mesa y se ocupan de los problemas del pueblo”, refirió del Papa.

Presente junto a la alcaldesa en la rueda de prensa convocada por la honrosa presencia de monseñor Aldo Giordano


Urosa preocupado por el cronograma electoral

Por su parte, en esta misma fecha, el cardenal Jorge Urosa Savino, desde la Iglesia la Candelaria de Caracas, mostró preocupación ante el silencio del Consejo Nacional Electoral sobre el cronograma electoral de los comicios regionales previstos para el primer semestre de este año 2017.

“Me alarma muchísimo que a estas alturas el CNE no ha propuesto el camino que se debe seguir para las elecciones regionales previstas para el año que pasó. Es un signo de una actitud de no querer contarse por parte de las autoridades en el poder”, dijo.

Afirmó que el diálogo será un fracaso hasta tanto “no exista una actitud distinta por parte del gobierno y se muestre respeto a la Asamblea Nacional”, que forma parte de las cuatro peticiones hechas por el cardenal Pietro Parolín en carta enviada a las partes.




VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.